Mitos: de la seducción al homenaje

Bailarin
Acosta Danza presenta su temporada “Mitos” en la Sala Avellaneda, del Teatro Nacional de Cuba (Foto Johan Persson/Cubaescena).

Maya Quiroga

LA HABANA.— Carlos Acosta Hernández (La Habana, 2 de junio de 1973): Bailarín cubano de proyección internacional. En 1991 ingresa en el Ballet Nacional de Cuba, en la que llegó a la categoría de Primer Bailarín en 1994.

Compañía Acosta Danza: Agrupación fundada por el bailarín cubano Carlos Acosta en 2016. Desarrolla los conceptos más contemporáneos de la danza y el ballet.

Todo es movimiento en la sede de la compañía Acosta Danza, reconocida como un espacio para la renovación, la búsqueda de un lenguaje propio y la experimentación. El Premio Nacional de Danza, Carlos Acosta, persigue desde el año 2015, su sueño de insertarse en el panorama danzario nacional con propuestas donde la línea contemporánea dialogue con las técnicas del ballet clásico.

Una nueva prueba de fuego para la compañía será la temporada Mitos, con la que se está presentando este fin de semana en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba. Para la ocasión la tropa de Carlos Acosta estrenará en la Mayor de las Antillas cuatro obras de importantes coreógrafos extranjeros.

El programa está integrado por las piezas: Mermaid, del belga Sidi Larbi Cherkaoui; el famoso ballet Rooster, del británico Christopher Bruce, Impronta y El salto de Nijinsky, ambas de la catalana María Rovira a las que se suma una coreografía ya estrenada en la Isla. Se trata de Imponderable, del español Goyo Montero.

Con Rooster (Gallo) el público cubano podrá conocer la obra de Bruce, uno de los coreógrafos más importantes del Reino Unido, quien por vez primera visita Cuba. En su trabajo se integran el ballet clásico y la danza moderna. La pieza se desarrollada a partir de ocho conocidas canciones de la banda The Rolling Stones.

El coreógrafo británico advirtió que con la canción Sympathy for the Devil celebra, de manera especial, a los años sesenta y setenta cuando él era un joven apasionado por la música de los Rolling Stones. “A los 20 años tuve mi primer traje con el que salía a ‘ligar’ chicas pero, normalmente, regresaba a casa solo. Era un momento de crecimiento porque se vivía una especie de batalla entre los sexos, marcada por la fastuosidad en el vestir”, confesó Bruce.

Para coreografiar Rooster partió de la premisa de lograr una unidad temática pues es una pieza alegre donde se entretejen otros temas más serios. En la danza el gesto ocupa un papel protagónico. Carlos Acosta, quien  siempre tuvo el deseo de estrenarla con su compañía, será uno de los siete bailarines que regalen al público ese momento de alegría.

Otra obra donde el público cubano podrá disfrutar el desempeño de Acosta –esta vez a dúo con la bailarina Marta Ortega– es en Mermaid. El coreógrafo Sidi Larbi Cherkaoui tomó como punto de partida el mito universal de la sirena y utilizó la música del compositor coreano Woojae Park para hablar del amor y la solidaridad así como de la capacidad humana de entregarse sin pedir nada a cambio.

Por su parte, en Impronta, un solo interpretado por la bailarina Zele Crespo, la coreógrafa catalana María Rovira emplea composiciones del joven cubano José Víctor Gavilondo para traducir a un lenguaje contemporáneo los movimientos danzarios de la orisha Yemayá.  Mientras que en El salto de Nijinsky, reflexiona sobre los sueños y las obsesiones de uno de los grandes mitos de la historia del ballet: el bailarín ruso Vaslav Nijinsky.

De Imponderable, pieza con música de Owen Belton sobre canciones de Silvio Rodríguez, ha manifestado su coreógrafo Goyo Montero que “es una reflexión sobre lo incomprensible, lo indescriptible y lo que, como dice el título, no podemos medir: el peso del alma, el espíritu”.

Otro propósito de Carlos Acosta se materializará en los próximos días. Del 14 al 21 de febrero cuando su compañía realizará la primera gira nacional con presentaciones en los teatros Heredia, de Santiago de Cuba; Bayamo; Eddy Suñol, de Holguín y Principal, de Camagüey.

Para el público de esas provincias Acosta Danza presentará las piezas: Fauno y Mermaid, de Sidi Larbi Cherkaoui; Twelve, de Jorge Crecis; Rooster y El salto de Nijinsky.

Sobre Carlos Acosta reseña la Wikipedia:

Acosta estudió ballet en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba en la que tuvo a profesores que le influyeron como Ramona de Sáa. En junio de 1991 se licenció con máximas calificaciones y recibió una medalla de oro.

Ha bailado con numerosas compañías entre ellas English National Ballet, Ballet Nacional de Cuba, Houston Ballet y American Ballet Theatre. Ha sido un miembro permanente de The Royal Ballet desde 1998 y en 2003 fue promovido a actor principal invitado, una posición que redujo su comprometimiento con The Royal Ballet, permitiéndole concentrarse en una creciente agenda de apariciones internacionales como invitado y tours.

Compañías

De 1989 a 1991 Carlos actuó en diversas compañías incluidas la Compagnia Teatro Nuovo di Torino en Italia, donde bailó al lado de Luciana Savignano, y la compañía del Teatro Teresa Carreño de Caracas, Venezuela.

English National Ballet

Por la invitación de Ivan Nagy, Carlos bailó con el “English National Ballet” en Londres en la temporada 1991/92. Bailando las Danzas polovtsianas de la ópera El príncipe Ígor y Cenicienta, con Eva Evdokímova y Ludmila Semenyaka, Le Spectre de la Rose, Les Sylphides y como Príncipe en Ben Stevenson’s El Cascanueces.

Ballet Nacional de Cuba

En 1992 y 1993 fue miembro del Ballet Nacional de Cuba bajo la directora Alicia Alonso, siendo el Primer bailarín en 1994. En octubre de 1993 y septiembre de 1994 fue de gira con la compañía a Madrid, España, donde bailó en los papeles de Albrecht en Giselle, Basilio en Don Quixote y Siegfried en El lago de los cisnes.

Houston Ballet

En noviembre de 1993 fue invitado por Ben Stevenson, director artístico del Houston Ballet, para ser el primer bailarín, siendo en su debut el Príncipe en El Cascanueces. Papel al que siguieron entre otros:

Prince Siegfried en El lago de los Cisnes, Solor en La Bayadère, Basilio en Don Quixote

The Royal Ballet

En 1982 Carlos bailó en The Royal Ballet, Covent Garden, bajo la dirección de Carlos Christ. Algunos de los papeles que representó fueron:

Jean de Brienne en una producción de Rudolf Nuriev de Raymonda Acto III

Siegfried en El lago de los Cisnes

Premios:

 

Medalla de Oro del Prix de Lausanne (1990),

Grand Prix de la 4ª bienal Concours International de Danse de Paris (1990),

Premio Vignale Danza en Italia (1990),

Premio Frédéric Chopin, otorgado por la Corporación Artística Polaca (1990),

Premio al Mérito en la Competición de Jóvenes Talentos, Positano, Italia (1991),

Premio Osimodanza, Italia (1991),

Gran Premio por la Unión de Escritores y Artistas (UNEAC) (1991),

Premio de Danza de la Fundación Princesa Grace, U.S.A. (1995).

Nomidado a un premio Olivier Award in 2004.

Premio Olivier Award in 2006.

Filmografía: 2009, New York, I Love You. (Cubasí).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s