El Mortero

millenials.jpg

Konaté Hernández

 

Lo importante no es llegar si no mantenerse, eso es lo difícil porque de repente se puede tropezar y lo complicado es recuperarse.

Mantener el ritmo pese a todo. Hay que recordar que más vale paso que dure y no trote que canse, cierto es que a quien madruga dios le ayuda pero más cierto es que no por mucho madrugar amanece más temprano.

¿A qué viene esto?, lamentablemente la juventud en su mayoría (no todos) quieren volar cuando apenas están aprendiendo a gatear. Esto se puede aplicar claramente en temas como la política, desde la local hasya la nacional y en la misma vida cotidiana. Más sabe el diablo por viejo que por diablo, muchos jóvenes podrán presumir sus amplios conocimientos sobre todo en las nuevas tecnologías pero ¿de qué sirve si carecen de experiencia y no quieren ni pretenden aprender?

Antes de volar y remontarse a las alturas, hay que aprender a gatear, caminar, correr.

Es todo un proceso lento. Con paciencia, esmero y amor se llegará avanzar, v. gr., la fruta para quedar perfecta, necesita el tiempo adecuado de maduración, ni antes ni después.

Para hacer del hierro un resistente acero necesita pasar por las altas temperaturas del horno y luego moldearse a golpe de marro y darle la forma deseada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s