En riesgo la vida de más de mil 500 pacientes y personal médico en el Capasits Cancún

 

CANCÚN.— La organización humanitaria AHF México A.C. solicitó la urgente intervención de las autoridades de salud federal y estatal en Cancún, para salvaguardar la vida de los más de mil 500 pacientes y el personal de salud que labora en el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención de Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) de esta ciudad, ya que el nivel de inseguridad en la Supermanzana 65, donde se ubica, ha hecho inviable la operación del mismo, tanto así que tan sólo en las últimas tres semanas el centro ha sido saqueado por delincuentes, recibido amenazas, hostigamento y hasta ataques con machete en mano.

Lo anterior pone en riesgo la vida de los pacientes doblemente, porque además de exponerse a un ataque contra su persona por parte de delincuentes, los primeros no pueden acercarse a la clínica por sus medicamentos, los cuales son vitales para ellos.

La situación se agravó con el cambio de domicilio del Hospital Regional Jesús Kumate, ocurrido en marzo 2017, el cual se ubicaba contiguo al Capasits, con ello la clínica quedó en un estado de abandono e indefensión ante la delincuencia y vandalismo. Las pocas cosas de valor que quedaron en las instalaciones del antiguo Hospital Regional fueron saqueadas el pasado 14 de abril, y hoy sólo es un edificio en ruinas lleno de basura, desechos biológicos a los que no se les ha dado destino final, siendo un foco de infección.

En total, en los últimos ocho meses se han suscitado asaltos con violencia a cuatro pacientes, una enfermera, e intentado asaltar a la directora del Capasits, todo ello a plena luz del día. Además, desde el cambio del antiguo hospital, los servicios básicos en el Capsits han sido intermitentes (agua y luz) debido a robos de cables y tuberías, lo que ha afectado, además, el funcionamiento de los aires acondicionados, dejando vulnerable el almacenaje de medicamentos.

 

Hasta ahora la solución que ha propuesto la Secretaría de Salud de Quintana Roo, es poner una patrulla de policía afuera del Capasits, lo que, de acuerdo a trabajadores y pacientes esta medida no es suficiente, ya que no sólo el ingreso al Capasits es peligroso, sino el área donde éste se asienta, la Supermanzana 65, es reconocida por los habitantes y medios de comunicación locales como una de las colonias más peligrosas de la ciudad.

De esta situación la organización humanitaria AHF México A.C le ha hecho saber, mediante comunicación escrita, recibida en sus oficialías de partes, tanto al secretario de Salud federal, José Narro Robles, así como al Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el Sida (Censida), a través de su directora, Patricia Uribe Zúñiga, sin obtener alguna tipo de respuesta oficial o informal acerca de la situación.

En nombre de las más de mil quinientas personas con VIH o Sida y sus familias, que están viendo afectado su acceso a los servicios médicos en el Capasits de Cancún y que ponen en riesgo su integridad física, la asociación civil pide urgentemente la reubicación del Centro Ambulatorio para la Atención del Sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) de Cancún.

Por todo lo expuesto la organización humanitaria AHF México A.C. responsabiliza puntualmente a la secretaria de Salud de Quintana Roo, Dra. Alejandra Aguirre Crespo, de cualquier hecho violento o consecuencia médica que sufran los pacientes de la clínica o su personal de salud, al tiempo que le hace un llamado a tomar acción inmediata para evitarlo mediante la autorización de la reubicación del Capasits a un lugar seguro y digno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s