“Boom” en todo el Caribe de los resorts para jóvenes de fiesta

 

diversion1

CANCÚN.— El proceso de segmentación que vive la hotelería desde hace unos años tuvo un hito con el lanzamiento del concepto de Ushuaïa que promovió en Ibiza Abel Matutes hijo, el heredero de Palladium que ideó reformar un hotel para dedicarlo específicamente a los jóvenes de fiesta, con actuaciones de los DJs más famosos del mundo en su interior y con una variedad de servicios centrados en los gustos de este tipo de clientes.

En Mallorca también hubo iniciativas de este tipo con el famoso Mallorca Rocks, pero desde hace un tiempo este modelo también aterrizó con fuerza en el Caribe de la mano de los dos mayores grupos turísticos norteamericanos, el estadounidense Apple Leisure Group (ALG) y el canadiense Sunwing.

ALG, que desde su nacimiento impulso varias marcas, dedicó una de ellas al nicho de fiesta llamada Breathless, que tiene su emblema de hotel para jóvenes en la Riviera Maya, en Puerto Morelos, con un resort claramente enfocado a este tipo de cliente.

En esta misma línea también Sunwing lanzó en Punta Cana el CHIC by Royalton, concentrada en el turismo de divesión, convirtiéndose en uno de los productos que mejor le ha funcionado.

El potencial de este segmento se aprecia en que los nuevos proyectos en el mismo sentido no dejan de crecer, y el último de ellos ha sido el de Globalia en Cancún, que tras quedarse con el ME de Meliá en el destino ha lanzado la marca Melody Maker para buscar atraer al cliente jóven y acercarse a replicar el modelo de Ushuaïa en Ibiza.

Precisamente, los pioneros de Palladium también planean exportar este modelo a Cancún e incluso a otros destinos, como ha afirmado su impulsor, Abel Matutes Prats, siguiendo a los hoteles más afamados del segmento de fiesta, que son el Grand Oasis Cancún, el Hard Rock o el Garden Parnassus.

Este tipo de producto requiere equipos propios de comercialización dado lo especializado del cliente, pero demuestra ser una apuesta segura en rentabilidad, de igual modo que vienen funcionando otras marcas denominadas como ‘lifestyle’, también dirigidas a jóvenes pudientes pero más centradas en la sofisticación en lugar que en la diversión.

Todo ello se produce entre el aumento del desembarco español en el Caribe mexicano, que llega ahora también cadenas españolas más medianas, quienes creen que nunca es tarde para entrar o seguir creciendo en el Caribe, con los ejemplos de Majestic, Excellence y Catalonia en República Dominicana, así como Lopesan, mientras otras hoteleras como Senator, Ona y Valentín también lo analizan.

En el caso de en Riviera Maya cabe citar el ejemplo de HM y su nuevo hotel en Playa del Carmen, o los proyectos de Hipotels, Catalonia y Senator, mientras en Cuba el más destacado ha sido el de Valentín Hoteles, con un macrohotel de mil habitaciones.

Tras lo logrado en el Caribe por las principales hoteleras —Meliá, Riu, Barceló, Iberostar, Bahía Príncipe, Palladium, Oasis, BlueBay, Sirenis, Catalonia, Princess, H10…—, donde han sido los referentes indiscutidos del desarrollo hotelero, ahora son cadenas más medianas las que tratan de seguir creciendo en los principales polos de la región.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s