Miembros de Academia Norteamericana de Ciencias Forenses “se marchan asombrados” de Cuba

medicina-legal

LA HABANA.— El director del Instituto de Medicina Legal de Cuba, Sergio Rabell, destacó la visita a la isla de miembros de la sociedad Academia Norteamericana de Ciencias Forenses, durante la cual compartieron experiencias con colegas nacionales.

Desde hace 25 años la entidad ha intentado mantener relaciones con Cuba y los acercamientos finalmente comenzaron en 2015, explicó Rabell.

Su presencia en la mayor de las Antillas no está relacionada con el accidente aéreo del 18 de mayo, sino para compartir criterios con colegas cubanos en el contexto del aniversario 70 de la fundación de la sociedad y el 60 del Instituto de Medicina Legal, agregó.

No obstante, al llegar a la isla se encontraron con el escenario de las investigaciones y se ofrecieron para apoyar a los expertos cubanos; “incluso su presidenta, Susan Ballou, nos dijo que estaba dispuesta a ponerse los guantes para trabajar en el caso si era necesario”, relató.

Durante su visita los estadounidenses cumplieron una amplia agenda que incluyó recorridos por el Instituto de Medicina Legal y el Hospital Psiquiátrico de La Habana, sitio en el cual se les explicó la labor de la psiquiatría forense.

Los expertos cubanos expusieron detalles de las investigaciones sobre el supuesto ataque sónico contra diplomáticos estadounidenses, pretexto utilizado por Washington para incrementar la hostilidad hacia Cuba.

Los especialistas cubanos -añadió Rabell- respondieron preguntas y dejaron claro una vez más que tales ataques no se produjeron.

De acuerdo con el director del Instituto de Medicina Legal, los visitantes se marcharon asombrados, pues antes del viaje no imaginaban que la isla hubiese alcanzado tanto desarrollo en las ciencias forenses.

Asimismo, lamentaron que se hubiese perdido durante décadas la oportunidad de compartir experiencias. (Con información de Prensa Latina).

Identificadas ya todas las víctimas del accidente aéreo

El 26 de mayo, a las 8:00 pm, el Instituto de Medicina Legal comunicó a los familiares de las 9 víctimas que restaban por identificar, entre los fallecidos en el accidente de aviación del pasado 18 de mayo, que sus restos habían sido finalmente identificados.

Concluye así el exhaustivo proceso científico de identificación de las 110 víctimas inmediatas de la tragedia aérea, a las que se sumaron después 2 de las sobrevivientes; que fallecieron esta semana en el Hospital Calixto García, pese al extraordinario empeño de calificados equipos médicos cubanos por salvarles la vida.

Al recibir la información esta noche, los familiares expresaron el reconocimiento a Medicina Legal de nuestro país y a todas las autoridades que han garantizado está labor.

Mañana en horas tempranas partirán los restos de los identificados hacia sus lugares de origen, acompañados por sus familiares, para realizar las honras fúnebres.

Luego de ocho días de intensa labor, concluyó la identificación “absoluta” de cada una de las víctimas del siniestro ocurrido el pasado 18 de mayo durante el despegue en La Habana de un Boeing 737 con destino a Holguín.

Así lo anunció en conferencia de prensa este domingo el doctor Sergio Rabell Piera, director del Instituto de Medicina Legal, junto con el coronel Antonio Mesa Santana, jefe de la Dirección de Criminalística del Ministerio del Interior de Cuba.

El experto enfatizó en la complejidad del trabajo, que requirió la labor conjunta de diversas especialidades, y en la participación determinante de los familiares de las víctimas.

El Dr. Rabell explicó que la investigación del desastre aéreo es un proceso, por lo cual el establecimiento de la identidad de las personas fallecidas “es un alto en el camino”, con lo cual las familias pueden dar sepultura a sus familiares y de alguna manera terminar un poco su duelo.

Seguimos interactuando con todas las fuerzas, seguimos aportando y recibiendo información, elaborando documentos, la mayoría de los cuales están adelantados, pero no ha terminado el proceso en este caso, aseguró.

A una pregunta de Trabajadores sobre la cantidad estimada de personas involucradas en esta fase de la investigación, el director del Instituto de Medicina Legal, afirmó que podía dar “una cifra única, más de once millones, todo el pueblo de Cuba ha participado, con su solidaridad, con su apoyo”.

“Aquí ha llamado prácticamente todo el que tiene que ver con la ciencia forense para brindar su ayuda —prosiguió— Resaltó que los alrededor de 90 trabajadores de esa institución participaron en el proceso de identificación de los cuerpos, también fuerzas de criminalística, de los bomberos, de la Cruz Roja, Comunales y Servicios Necrológicos.

Mencionó además al personal de Salud Pública que laboró en brindar el apoyo a los familiares en el momento en que recibían la dolorosa información.

Más de 500 personas pueden haber estado directamente vinculadas a estas labores, precisó, y hay quien solo vino una vez a este lugar, y ha sido muy importante.

Amplío que el estimado inicial de un mes para completar la identificación fue lo que se dice en casos como este, y valoró que en temas de desastre Cuba tiene una alta experticia y preparación en tiempo real para cualquier incidencia, ya sea tecnológico, aéreo o marítimo.

Lo que hicimos fue poner en práctica lo que tenemos en los protocolos de actuación, detalló. Recordó que en el manual de la Organización Panamericana de la Salud, el capítulo del manejo de víctimas fatales de desastres está escrito por cubanos, y es la norma que se sigue.

Pusimos en práctica lo establecido. Funcionó perfectamente, se activaron las personas, el centro de dirección, fuimos al lugar del desastre los que teníamos que ir, con mesura. Se quedaron aquí los que tenían que estar y se trabajó intensamente en turnos de 24 horas.

Nuestros médicos, técnicos y profesionales, y los compañeros de aseguramiento, han funcionado como un reloj, apuntó.

Señaló además detalles que facilitaron el proceso, como que todos los cuerpos aparecieron y su número se correspondía con la cantidad de personas a identificar, lo cual no siempre ocurre en desastres de este tipo.

En el lugar del hecho se trabajó por cuatro equipos de trabajo, amplió, un perito médico legista, otro de criminalística y dos o tres compañeros de apoyo, que fueron barriendo el terreno por cuadrantes, y se avanzó de la profundidad hacia adelante, lo cual permitió un manejo adecuado de los cuerpos y de sus pertenencias más próximas.

Es un hecho importante porque se ha demostrado que lo que teníamos preparado funciona, y funciona exquisitamente, concluyó. (Con información de Trabajadores).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s