Corte Suprema falla a favor de pastelero que se negó a diseñar pastel para pareja gay

La Corte Suprema de Estados Unidos emitió el lunes una decisión “limitada” a favor de un pastelero de Colorado que alegando principios religiosos se negó a hacer una torta de bodas para una pareja homosexual en 2012.

Por 7 votos a favor y 2 en contra, los jueces determinaron que la Comisión de Derechos Civiles de Colorado violó los derechos del pastelero Jack Philips, bajo la cláusula de libre ejercicio de la Primera Enmienda de la Constitución, cuando el panel declaró que Philips había violado las leyes anti-discriminación del estado.

La explicación del fallo de la Corte Suprema dice: “Las leyes y la Constitución puede, y en algunos casos deben proteger a las personas y parejas homosexuales en el ejercicio de sus derechos civiles, pero las objeciones religiosas y filosóficas al matrimonio homosexual son opiniones protegidas y en algunos casos formas de expresión protegidas”.

El juez Anthony Kennedy, quien en 2015 escribió la histórica decisión de la Corte sobre el matrimonio homosexual, escribió también que el fallo en el caso Masterpiece Cakeshop vs. la Comisión de Derechos Civiles de Colorado, se limita únicamente a este caso.

“El resultado de casos como este en otras circunstancias, debe aguardar una descripción más detalla en las cortes, todo en el contexto de reconocer que estas disputas deben ser resultas con tolerancia, sin irrespecto indebido a sinceras creencias religiosas y sin someter a indignidades a las personas homosexuales que requieren bienes y servicios en un mercado abierto”, escribió.

Las jueces liberales Ruth Bader Ginsburg y Sonia Sotomayor discreparon de la opinión mayoritaria.

El caso se centra alrededor de Phillips, propietario de Masterpiece Cakeshop, quien se negó a diseñar un pastel para la boda de una pareja homosexual en 2012.

El hombre, que se considera un “artista pastelero” cristiano, dijo a la pareja que estaba dispuesto a venderles otros productos de su negocio, pero no a hacerles un pastel de bodas porque para él sería como participar en una ceremonia religiosa con la que no está de acuerdo.

La pareja presentó una queja ante la Comisión de Derechos Civiles de Colorado y posteriormente demandó a Phillips. Tanto la Comisión como las cortes estatales determinaron que Phillips había violado las leyes anti-discriminación del estado. Colorado es uno de 22 estados que prohíben la discrinación en base a la orientación sexual de una persona.

Phillips apeló la decisión ante la Corte Suprema alegando que la ley anti-discriminación del estado viola su derecho religioso y de libertad de expresión, ambos protegidos por la Primera Enmienda de la Constitución.

Kristen Clarke, presidente y director ejecutivo del Comité de Abogados para Derechos Civiles Bajo la Ley, calificó de “devastadora” la decisión de la Corte Suprema. Ella tuiteó que era: “Un fallo gravemente desafortunado para quienes creen en la igualdad en nuestro país”.

Kristen Waggoner de la Alianza para Defender la Libertad, un grupo cristiano conservador que presentó una petición a la Corte Suprema en nombre de Phillips, tuiteó que la decisión “deja claro que el gobierno debe respetar las creencias de Jack sobre el matrimonio”. (Voz de América).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s