AMLO definirá en agosto qué hará con el aeropuerto

 

aeropuerto

CIUDAD DE MÉXICO.— La construcción o no del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) es una de las incertidumbres que más desvela al sector turístico mexicano en su conjunto. Recién en agosto se va a saber que sucederá, luego de que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, acordara una revisión del proyecto con el mandatario actual Enrique Peña Nieto.

Con el avance de la campaña y una mirada en las encuestas, el punto de vista de López Obrador mutó desde un rechazo a la iniciativa hasta la realización de un referéndum. Las tres opciones serían “continuar la obra, que se cancele y que se hagan las dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucía, o que se haga el aeropuerto en Texcoco sin que se utilice presupuesto público y que sea el capital privado el que administre esa obra”, dijo en un acto en Morelos.

“Yo no voy a tomar la decisión. Estamos construyendo una verdadera democracia, no una dictadura, y así va a ser en todos los casos, porque estamos en una democracia”, agregó.

Javier Jiménez Espriú, propuesto por López Obrador para ser titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), señaló a varios medios que la construcción del NAIM podría continuar como se desarrolla actualmente, aunque otra alternativa es que se otorgue a la iniciativa privada, o bien, se mantiene la propuesta de que permanezca en aeropuerto actual y se construyan pistas y alterne con la terminal militar de Santa Lucia.

En caso de dar marcha atrás, se respetarán los contratos ya que “no existe eso de las multas por incumplimiento de contratos”, al considerar que no existe penalización alguna, cuando el gobierno tiene que suspender por cuestiones de interés nacional.

Dijo, también, que la inversión de las empresas ya ha sido pagada y que solo que haya inversiones comprometidas que se justifiquen, el gobierno tendrá que asumir la responsabilidad.

Uno de los motivos para no construir la obra se debe al hundimiento que puede producir semejante obra.

Como reveló reportur.mx, López Obrador dijo que la zona del Lago de Texcoco, donde se construye el aeropuerto, se hunde a razón de un metro por año, pero especialistas precisaron que algunas partes de la capital mexicana se hunden 40 centímetros cada año y la zona donde está el actual aeropuerto, a unos cinco kilómetros del nuevo, registra un hundimiento de entre 20 y 24 centímetros.

En mayo pasado, el presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), Sergio Allard, destacó durante el primer foro de transporte aéreo que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) permitirá al país ser el centro de conexiones de la región, además de un catalizador de desarrollo económico y social.

“Es una decisión técnica y de cancelarse el proyecto sería una catástrofe para la competitividad de la industria, agregó.

Durante el panel “Un NAIM para el futuro del transporte aéreo en México”, Allard afirmó que la obra debe continuar, sin importar quién gane o pierde las elecciones. “Vamos a trabajar con quien sea electo, porque el aeropuerto es un gran beneficio para los mexicanos, es la obra que nos va a poner en un nivel muy competitivo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s