Donald Trump en Finlandia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aterrizó en Helsinki el domingo en la noche, para la cumbre del lunes con el mandatario ruso Vladimir Putin.

El mandatario estadounidense no planea realizar apariciones públicas sino hasta el lunes, cuando se dirija al Palacio Presidencial de Finlandia para desayunar con el presidente Sauli Niinisto. Trump y Putin se encontrarán el lunes en el palacio.

El domingo, Trump mantuvo bajas las expectativas para cuando se reúna Putin diciendo que “nada malo va a salir de eso, y tal vez salga algo bueno”.

También dijo a CBS News en una entrevista que “no había pensado” en pedirle a Putin que extradite a la docena de oficiales de inteligencia militar rusos acusados la semana pasada en Washington por cargos relacionados con hackear a objetivos demócratas en las elecciones de Estados Unidos en 2016.

Pero después de que su entrevistador le diera la idea, Trump dijo: “sin duda preguntaré al respecto”.

Washington no tiene ningún tratado de extradición con Moscú y no puede obligar a Rusia a entregar ciudadanos. Una disposición en la constitución rusa prohíbe la extradición de sus ciudadanos a países extranjeros.

El presidente grabó la entrevista en su campo de golf Turnberry en Escocia el sábado, un día antes de partir para Helsinki para la cumbre. CBS publicó extractos el domingo.

El presidente estadounidense llega a la cumbre sin una agenda clara aparte de mejorar su relación personal con Putin, que en su opinión es crucial para mejorar las relaciones entre sus dos países.

Trump y Putin se han reunido brevemente en dos oportunidades anteriores. Su primer encuentro se realizó en julio pasado, cuando ambos participaron en una cumbre internacional y continuaron por más de dos horas, bastante más de los 30 minutos programados. Los líderes también se reunieron el otoño pasado durante una cumbre separada en Vietnam.

Pero Jon Huntsman, el embajador de Estados Unidos en Rusia, dijo que la reunión del lunes “es realmente la primera vez que ambos presidentes se sentarán a la mesa y entablarán una conversación y espero que sea una conversación detallada sobre dónde podríamos encontrar cierta superposición e intereses compartidos”.

Los demócratas del Congreso y al menos un republicano han pedido a Trump que se retire de la reunión del lunes a menos que esté dispuesto a hacer de la interferencia rusa en las elecciones de EE.UU. sea el tema principal. Huntsman dijo que la cumbre debe continuar porque se necesita el compromiso ruso para resolver algunos asuntos internacionales.

Putin ha negado la intromisión en las elecciones.

El senador Rand Paul, republicano por Kentucky, dijo que es inevitable que Rusia interfiera en las elecciones estadounidenses y que no tiene sentido que Trump confronte a Putin al respecto.

Paul dijo que ambos países se espían el uno al otro, pero agrega que la interferencia rusa en las elecciones de 2016 no es “moralmente equivalente” a la interferencia estadounidense en las elecciones rusas, pero “creo que para ellos sí lo es ”.

Huntsman fue entrevistado en el programa “Meet the Press” de NBC, Paul apareció en ”State of the Union” de CNN, y Bolton y Murphy hablaron en “This Week” de ABC.​

Con protestas Finlandia recibe a Trump y Putin

En medio de una fuerte seguridad, Finlandia se prepara para la cumbre entre los líderes de Estados Unidos y Rusia, mientras las protestas que recibieron a Trump en Bélgica, Gran Bretaña y Escocia, lo han seguido a Helsinki.

Esta es época de vacaciones en la nación europea, pero funcionarios y policías han sido reclutados para trabajar en el histórico encuentro entre Donald Trump y Vladimir Putin.

Miles de policías, guardacostas y rescatistas que estaban de vacaciones tuvieron que regresar para ayudar a controlar las manifestaciones. El viernes, el gobierno reintrodujo los controles para los viajeros de la zona Schegen, los 26 países que forman el área de libre movimiento europea, con el fin de “identificar a la gente que pueda presentar un riesgo”.

Aunque las protestas son menos multitudinarias que las anteriores en las ciudades que Trump ha visitado en esta gira, son igual de enfáticas, como pudieron apreciar los enviados especiales de VOA a la cumbre, Gesell Tobías y Celia Mendoza.

Uno de los manifestantes, Alex Munive, un colombiano que vive desde hace 20 años en Finlandia y asiste a la protesta con su hijo, conversó con la periodista de la VOA, Celia Mendoza.

También hay muchos finlandeses contentos de que la cumbre se realice en su país, una nación de 5.5 millones de personas que por unas horas será el centro de atención del mundo.

La cita entre Trump y Putin, la primera cumbre oficial entre los líderes de las dos mayores potencias nucleares del mundo, se lleva a cabo en medio de fuertes tensiones, después de que el viernes el Departamento de Justicia de EE.UU. anunciara sanciones contra 13 individuos rusos por haber accedido ilegalmente y divulgado información de cuentas del Partido Demócrata durante las elecciones de 2016, con la intención de ayudar a elegir a Trump a la presidencia.

Diplomáticos tanto de Estados Unidos como de Rusia han tratado de disminuir las expectativas para el encuentro del lunes en la capital finlandesa que puede durar entre tres a cuatro horas.

Exfuncionarios estadounidenses han expresado preocupación desde que se anunció la cita, acerca de que ha habido muy poco trabajo preparatorio por parte de la Casa Blanca antes de la importante reunión. Líderes europeos también están temerosos del resultado de la cumbre, temiendo que Trump pueda apostar demasiado a su química personal y al brillo más que a la sustancia.

Trump ha dicho que discutirá con Putin las acusaciones de la interferencia Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016, pero al mismo tiempo señaló en Gran Bretaña que no espera que el líder ruso lo reconozca.

No se ha definido una agenda formal, pero se espera que Siria, y el control de armas, las políticas de la OTAN y la ciberseguridad, sean los mayores temas a discutir.

Aprovechando el encuentro de Trump y Putin, también se reunirán al margen de la cita los jefes diplomáticos de ambos líderes, el secretario de Estado, Mike Pompeo y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov. (VOA)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s