Nadie pone freno al desorden en el transporte público

Konaté Hernández

 

La Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) y las autoridades municipales hasta el momento han sido incapaces de regular y dar una solución acorde a la movilidad, con la finalidad de que el transporte público urbano brinde un servicio de calidad sin poner en riesgo ni la vida del conductor ni la del usuario, menos aún la de terceras personas, situación que se ha dado porque los supuestos operadores de las unidades son unos verdaderos cafres al volante, que actúan sin escrúpulos, carentes de civilidad, leyes de urbanidad e irrespetuosos con las leyes de tránsito.

Y es que entre los principales problemas que aquejan a la ciudadanía que por necesidad tiene que usar este tipo de servicio público para llegar a sus respectivos áreas de trabajo o cuando ya van de regreso a sus hogares, se encuentran, que no obstante de ser ineficiente el servicio que prestan las empresas de transporte público urbano en esta ciudad, primero que utilizan las principales vialidades por donde circulan como verdaderas pistas de carreras, segundo que no respetan los paraderos oficiales o lo hacen solo cuando se le antoje al operador de la unidad hacerlo, y tercero estas unidades llevan sobrecupo arriesgando la vida tanto del pasajero como de terceras personas, como el peatón y por último la gran mayoría de los operadores de las principales líneas, trátese de Turicun, Autocar, Transporte Bonfil, Maya Caribe y el autotransporte irregular, son unas personas carentes de educación, civilidad y leyes de urbanidad, tratando a sus clientes a regañadientes, tal como los operadores de las unidades de autocar con número eco 563 y 566 cuyos operadores lejos de brindar un buen servicio carecen de la mínima educación  además de utilizar las vialidades como pista de carreras, con la finalidad de ganar pasaje y poniendo en riesgo al público usuario, actúan como cafres al volante.

Tal situación resulta impresionante al ver como la ciudadanía a diario se juega la vida ya no tan solo por subsistir sino por llegar a tiempo a sus áreas de trabajo en un mundo inmerso en la criminalidad y mala voluntad, ya no tanto de quienes se dedican a delinquir, sino también quienes están para servir a la comunidad, como algunos servidores públicos y prestadores de servicios, situación que se refleja en el personal que contratan las empresas de transporte público urbano, y que no les dan una capacitación adecuada, para dar un servicio de calidad, al tratar como lo peor a sus usuarios, debido a que quienes los conductores o prestadores de este pésimo servicio carecen las mínimas leyes urbanas y educación, ponen en riesgo la vida de sus clientes a quienes además tratan a regañadientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s