Envía López Obrador a Ramiro de la Rosa a Morelos para destrabar conflicto entre Polevnsky y “Cuau”

cuau-yeid

CIUDAD DE MÉXICO.— La dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, se metió en un entuerto y propició un conflicto en Morelos con el gobernador electo, el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco, impulsado por el mismo partido en su campaña, ante lo cual el presidente electo Andrés Manuel López Obrador asignó personalmente a Ramiro de la Rosa, a quien le dio instrucciones precisas para destrabar el conflicto.

Ramiro de la Rosa, hombre de todas las confianzas del presidente electo, viajó a Morelos, uno de los estados más importantes del centro del país, por su capacidad para mediar en conflictos políticos como éste.

Cabe señalar que Yeidckol Polevnsky no tuvo tacto en su fallida relación política con Cuauhtémoc Blanco, de quien tuvo la torpeza de expresarse como “el futbolista”, como si esta profesión, que atrae a las grandes masas en México y en todo el mundo, demeritara en algo su valía política y lo estratégico que representa Morelos en el escenario nacional para López Obrador; mientras que al ex representante de Blanco durante su etapa futbolística, el español José Manuel Sáenz, lo tildó de “españolete”.

Los calificativos vertidos hace un par de días por Polevnsky no abonan en nada a la ardua labor de consensos que realiza actualmente el presidente electo con miras al gobierno federal que asumirá en diciembre, y sí divide al estigmatizar lo diferente, a la diversidad que caracteriza a quienes habitan en este país, sin tomar en cuenta que ella misma de alguna forma es parte de esa diversidad, pues mutó su nombre de Citlali Ibañez al polaco Yeidckol Polevnsky.

El origen del conflicto, el enojo de Polevnsky se debe a que Cuauhtémoc Blanco no ha integrado en su equipo a Rabindranath Salazar, quien era la opción de Morena para la gubernatura de Morelos pero que fue descartado por encuesta, y porque Sáenz, afirmó, ha intentado llevarse a diputados morenistas a la bancada del PES en el Congreso local.

En entrevistas con medios nacionales, Polevnsky reprochó que Morelos no es un equipo de futbol, que los diputados no se compran como si fueran futbolistas y que era una pena que un estado empañe al resto de su partido. Incluso mencionó que el gobernador electo trata de llevarse al Partido Encuentro Social (PES) a los diputados “ofreciendo moches y comisiones”, en lo cual, aseveró, está involucrado el “españolete” José Manuel Sáenz, actual colaborador de Blanco en Morelos.

Sin embargo este mismo miércoles el líder nacional del Partido Encuentro Social (PES), Hugo Eric Flores, aseguró que el conflicto entre la presidenta de Morena y el gobernador electo de Morelos fue un malentendido, porque si habrá morenistas invitados a participar en el gobierno del ex futbolista.

Al salir del salón de sesiones del Consejo General del INE, luego del decreto de la pérdida de registro de ese partido, Hugo Eric Flores comentó que la presidenta de Morena se quedó con los dichos de diputadas de su bancada, sin escuchar a Encuentro Social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s