El Mortero

 

policias de cancun

Konaté Hernandez

 

Es complicado dar un pronóstico sobre si cumplirán sus promesas de campaña los ayuntamientos que acaban del tomar posesión en los municipios de Quintana Roo, sobre todo en cuestión de servicios públicos como la recoja de basura, bacheo, pavimentación, alumbrado, o solucionar el problema de la movilidad en el transporte público, por citar las principales carencias de las que adolece la ciudadanía.

Pero uno de los problemas que más repercuten a la sociedad, es la delincuencia armada y desarmada, pues hoy en día quienes se dedican a delinquir se valen de cualquier artimaña o pretexto para atracar a sus víctimas, motivo por el cual y a pesar de la llegada de un numeroso contingente tanto de la Armada como del Ejército a los 11 municipios de la entidad, esto no ha sido suficiente para combatir la delincuencia, que se ha tornada más astuta que quienes han llegado supuestamente a poner orden. Ante ello el ciudadano que a diario tiene que emprender sus labores cotidianas se encuentra total y absolutamente indefenso, amordazado ante la incapacidad de no poder defenderse, debido a que si lo hace, inmediatamente es detenido porque al parecer la injusticia prevalece y parece ser que hay complicidad para atracar a quien no puede defenderse en su estado más vulnerable.

Los ayuntamientos, aunque apenas acaban de tomar posesión el pasado 31 de septiembre, están atados de manos para salir a cumplir a la ciudadanía, a la que están para servir, sin embargo el personal que supuestamente está para cuidar y velar por el pueblo, se encuentra postrado a las puertas de los principales consorcios hoteleros, televisivos, bancarios y cadenas comerciales, además de dedicarse a cuidar más a los funcionarios públicos de todos los niveles de gobierno, sus casas y propiedades, en vez de realizar sus rondines velando por los intereses del pueblo.

Así están las cosas, y esto ocurre ya no solo en los principales centros turísticos donde ha permeado la delincuencia, como Playa del Carmen, Cancún, Puerto Morelos, incluso hasta las islas como Cozumel e Isla Mujeres, donde hasta hace poco la población podía vivir tranquila, en la actualidad viven en estado de sitio no tanto por la delincuencia sino por quienes están para cuidarlos, como son las policías municipales, estatal, federal y hasta por quienes están para salvaguardar la soberanía nacional, sus mares, tierras y el espacio aéreo, mientras que al ciudadano común y corriente se lo llevan entre las patas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s