Adoración Nocturna, una tradición que data de los primeros cristianos

Martín Olivares Peña,, miembro del apostolado de San Pablo en Playa del Carmen.
Martín Olivares Peña,, miembro del apostolado de San Pablo en Playa del Carmen.

Konaté Hernández

PLAYA DEL CARMEN.— Desde el 2005 Playa del Carmen cuenta con el apostolado de la Adoración Nocturna en las parroquias, gracias a la preocupación de don Benedicto Luna, quien se acercó a un grupo de jóvenes durante la Pascua del 2000 para invitarlos a rezar el Santo Rosario y hacer la primera vigilia de oración, con la aprobación del párroco en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen.

A este respecto Martín Olivares Peña, tianguista de profesión, explicó cómo es que se acercó a ellos don Benedicto Luna hombre de 75 años, durante la Pascua del 2000, cuando participaban en el apostolado de San Pablo que tiene por misión descubrir las vocaciones sacerdotales en los jóvenes, a quienes les enseñó primero a rezar el Santo Rosario, y exponerles la necesidad de realizar una vigilia en desagravio de los pecados, misma que se llevó a cabo en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, donde se expuso el Santísimo Sacramento de la Eucaristía toda la noche.

Ante tal éxito un grupo de jóvenes entusiastas viajaron a Cancún para aprender para aprender a organizar las vigilias, a la que se integraron posteriormente 40 personas y realizar la primera Adoración al Santísimo el 5 de junio de 2005 cuando se fundó y partir de esa fecha reunirse cada sábado, mientras que las honorarias lo hacen el viernes y los tarsicios e inesitas (niños y niñas).

Viendo el éxito que tuvo aquella primera vigilia, un grupo de jóvenes entusiastas empezó a viajar a Cancún para aprender cómo se realizan, misma a la que posteriormente se integraron 40 personas, siendo que ya con ese aprendizaje un 5 de junio de 2005 se fundó y realizó la primera vigilia a Jesús Sacramentado, y a partir de ahí cada sábado se reúnen los adoradores en torno a Jesús Sacramentado, mientras que las honorarias lo hacen el viernes y los Tarsicios e Inesitas (niños y niñas) tienen adoración al Santísimo Sacramento, esto en desagravio a los pecados de cada uno y del mundo entero.

Y es que las vigilias mensuales de la Adoración Nocturna (=AN) continúan la tradición de aquellas primeros cristianos, movidos por la enseñanza y el ejemplo de Cristo “vigilad y orad”, por lo que no solamente procuraban rezar varias veces al día, costumbre que dio lugar a la Liturgia de las Horas, a imitación de Jesús, que solía orar por la noche (+Lc 6,12; Mt 26,38-41).

Estas vigilias tenían lugar durante los aniversarios de los mártires, en la víspera de grandes fiestas litúrgicas, y sobre todo en las noches precedentes a los domingos. La más importante y solemne de todas ellas era, por supuesto, la Vigilia Pascual, llamada por San Agustín “madre de todas las santas vigilias” (ML 38,1088). A grandes rasgos estos son los orígenes de la Adoración Nocturna (AN), concluyó Olivares Peña.

Don Martin Olivares Peña, es oriundo del Estado de México, radica en Playa del Carmen desde 1984, hombre de convicciones firmes, casado por la Iglesia con la señora Adelaida Pech Can con quien procreó tres hijos, y ahora tiene cinco nietos, desde el 2005 se dedica a trabajar en los tianguis con un puesto de ropa para damas, caballeros y niños, desde el 2000 se integró a las actividades de la Iglesia Católica, a través del apostolado de San Pablo, donde los jóvenes descubrían sus vocaciones al sacerdocio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s