Una hotelera española es la más afectada por el declive del Caribe

hipotels.jpg

CANCÚN.— La hotelera española Hipotels, que con su resort Haven Riviera Cancún ha protagonizado la última gran apertura de Riviera Maya con cientos de nuevos cuartos, queda como la más afectada por el declive turístico que actualmente registra el Caribe mexicano, al carecer del fondo de comercio del resto de establecimientos que existe en el destino.

Hipotels, propiedad del español Juan Llull y con sus hijas María Antonia y María Luisa en la gestión, y que suma 29 hoteles en su país, había estrenado el pasado octubre con 333 Junior Suites y Suites su primer hotel en el Caribe, con lo que carece de la gran experiencia en la región del resto de sus colegas ibéricos inversores, y está teniendo que recurrir a grandes ofertas para ocupar sus cuartos.

Hipotels continuará pese a ello con la segunda fase del proyecto, que es un hotel de familias, con una inversión similar a la del primero, dado que no es un resort, es un complejo de tres hoteles y 1 mil 600 habitaciones, pues el primer hotel está enfocado a la parte de romance y bodas.

Para el tercer hotel, su director general, Ernesto Luna, aún está en definición, pero muy probablemente será un life style, porque también tendrá una parte residencial, en un proyecto está planeado para iniciar su construcción este año, a fin de abrir en 2020 el de familias y en 2021 concluir los tres hoteles.

Hipotels, por ser la última en llegar al destino, hizo una importante apuesta para todo el grupo luego de ver como otras grandes cadenas vacacionales de su país acumularon en los años pasados unas rentabilidades récord tras haber iniciado proyectos hace dos décadas, cuando la oferta hotelera estaba por debajo de la demanda, al contrario que hoy.

Hipotels, cuyos planes de desembarco en el Caribe fueron avanzados en mayo de 2015 por reportur.mx, se sumó a la ola inversora de españoles en el destino, como la familia española Martinavarro, que fue la última en sumarse a otros españoles a punto de abrir en el Caribe mexicano, así como Lopesan o Room Mate.

También la española Senator, de la familia Rosell, sigue con pie firme en el Caribe, tras adquirir tres hoteles a la cadena Riu, en Puerto Plata, con un total de 1.600 habitaciones, y ultimar para el próximo 2019 la apertura también en Puerto Morelos de un macrorresort, mientras la familia Hidalgo, de Globalia, también desembarcó en Cancún con su marca Melody Maker.

Cabe recordar que los principales hoteleros en Cancún y Riviera Maya son también familias españolas, como los Riu, los Barceló, los Pueyo (Oasis), los Escarrer (Meliá), los Fluxá (Iberostar), las Piñero (Bahía Príncipe), los Matutes (Palladium y Sirenis), los Cabrera (Princess), los Vallet (Catalonia), los Espelt (H10), los Codolá (Valentín) o los Fernández Hoyos (Faranda).

Globalia se encuentra en un caso similar al de Hipotels, pues está intentando revivir las ventas del Melody Maker en Cancún, su primer hotel en la zona tras años fuera del destino y el gran proyecto personal del CEO del grupo español, Javier Hidalgo, que está teniendo unas ocupaciones muy por debajo de lo esperado, aunque su cadena sí que cuenta con años de experiencia en el Caribe.

Globalia, como reveló reportur.mx, trató de impulsar la ocupación del resort que es propiedad de Daniel Araf con la elaboración de un programa de fiestas que incluía a los más grandes de la música electrónica mundial, pero ni aún así fue capaz de darle el esperado impulso a su gran proyecto hotelero en México.

Globalia, así, en la pasada Fitur, se centró en acercarse a los principales gigantes emisores para pedirles apoyo para ocupar más cuartos de un hotel que ha estado vetado en varias casas debido a la mala relación de algunos grupos con el propietario del inmueble.

La hotelería de Cancún y Riviera Maya afronta una caída de la ocupación y de precios que obedece al gran problema de que los mercados con más gasto, como es el estadounidense, está en pleno declive, mientras los que suben son los más baratos, como el colombiano y el local, como revelan inversionistas a reportur.mx.

El crecimiento de los mercados más baratos está provocando, como reveló el presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), Conrad Bergwerf, aseguró que el Caribe mexicano enfrenta una caída de 6% en ocupación hotelera y de hasta 10% en tarifas hoteleras, es decir, que el precio cae incluso más que la ocupación, como recogió reportur.mx.

Conrad Bergwerf también dijo que hay preocupación del sector turístico de la entidad ante la parálisis para atender temas como el del sargazo, la percepción de la inseguridad y la manera en recuperar los niveles de llegada de mercados como el de Estados Unidos y Canadá. “Hay preocupación porque toda la atención se concentra en el tema del Tren Maya, pero no a la promoción de los destinos mexicanos”, concluyó.

Hace unos días era el presidente del Consejo de Administración de Best Day Travel Group, Julián Balbuena, quien mostraba preocupación por la caída de turistas que viene sufriendo el Caribe mexicano desde fines del año pasado y por la consecuente bajada de tarifas de hasta 10% que habían tenido que ejecutar varios hoteles, como recogió reportur.mx.

Además de Balbuena, varios referentes del sector, como Alex Zozaya, CEO de Apple Leisure Group (ALG), se han pronunciado en el mismo sentido respecto a la incertidumbre que vive el sector por las dudas que genera el futuro de la promoción turística, como reveló reportur.mx.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s