Avanzan cambios en Cuba, pero no en la dirección que desearía EU

donald-trump

N. Mario Rizzo M.

 

En su artículo titulado “La decadencia de Estados Unidos” el analista Mauricio Escuela califica a la poderosa nación norteamericana como una “potencia a la deriva”, comandada por alguien desconectado de su principal misión la cual sería “reconocer el fin de su hegemonía mundial” y salvar lo que pueda ser rescatado durante su hundimiento. Vaticina que el centro de poder regresará a Eurasia donde China y la India aceleran su desarrollo, Rusia se consolida como gran potencia militar, y tradicionales aliados como Gran Bretaña se disponen a heredar lo que sea posible del gigante moribundo.

En medio de tamaña crisis, flotando hasta ahora gracias a cierta recuperación económica, el empresario presidente deja en manos ineptas buena parte de su política internacional, resaltando entre sus líneas la dirigida a restablecer la Doctrina Monroe para América Latina, aprovechando de paso los errores cometidos por los movimientos populares y soberanistas para destruir todo vestigio de “socialismo” en la región.

Si bien Cuba no aparece primera en la lista de regímenes a aplastar aprueba revertir los avances obtenidos al final del segundo período de Obama, cierra aún más el cerco financiero y comercial, desconoce las aspiraciones de la propia comunidad cubana radicada en los EE.UU., daña los derechos de los agricultores, industriales y comerciantes de su país, e incrementa las acciones injerencistas.

Según datos aportados por Tracey Eaton la National Endowment for Democracy (NED)  gastó $4, 643,525 en subvenciones para Cuba en 2018. Un aumento del 22% en comparación con los $3, 814,328 reportados en el 2017.

Los principales beneficiarios en 2018 fueron el Directorio Democrático Cubano con $650,000; el Grupo Internacional para Responsabilidad Social Corporativa en Cuba, $230,000; y Cubanet News Inc.,$220,000. El resto del dinero fue destinado a decenas de grupos ocupados principalmente a crear estados de opinión contrarios al Gobierno Cubano.

Por su parte el Gobierno cubano logra que en un Referendo sea aprobada una nueva Constitución que da fuerza legal a los cambios que en los últimos años se han ido introduciendo, dando cabida a una mayor afluencia de turistas, apertura a la inversión extranjera, e impulsando la posibilidad a los cubanos de crear sus propias fuentes de trabajo independientes de la propiedad estatal predominante.

La reforma de las leyes migratorias ha permitido a los cubanos moverse por el mundo sin convertirse en apátridas y realizaron más de 552 mil viajes al exterior por motivos personales durante 2018, para un crecimiento de 20 por ciento respecto a 2017, por lo que entre 2013 y 2018, ciudadanos cubanos realizaron más de 3 400 000 viajes al extranjero.

Muchos de ellos viajaron para visitar familiares en EE.UU., España, Italia, Ecuador, y otras naciones, pero una cantidad no despreciable lo hizo para adquirir productos deficitarios en Cuba que luego fueron vendidos en mercados informales.

Para confirmar la línea trazada el Presidente Miguel Díaz-Canel acaba de referirse públicamente a la importancia que para el país tiene reforzar su relación con una emigración que, incluyendo a hijos de emigrados, ya se acerca a los 3,5 millones de personas.

De inmediato la reacción en la Florida fue la de señalar que tal acercamiento debía incluir la rebaja de los pagos a realizar por los cubanos en el extranjero para mantener actualizados sus pasaportes y ofrecer posibilidades para que puedan invertir en Cuba, algo actualmente prohibido.

No existe duda alguna de que la nación caribeña se propone resolver antes del 2030 severos problemas sociales acumulados como la falta de viviendas o el mal estado de las mismas, producir en el país todo aquello que ahora se importa y pueda ser producido localmente, aumentar las exportaciones y el valor agregado de estas, eliminar todo vestigio de corrupción e incompetencia, elevar salarios y pensiones, reducir los subsidios a diferentes productos y servicios, disminuir la dependencia petrolera desarrollando fuentes alternativas de energía, entre otros muchos propósitos más.

Para lograr todo ello se hace indispensable elevar la productividad de las principales industrias y del sector agrícola, mejorar la calificación de todos los involucrados en las nuevas tecnologías, modernizar las industrias, eliminar la doble circulación monetaria confiriendo al Peso Cubano (CUP) un valor real, avanzar en la informatización de la sociedad.

De lo que se trata es cómo lograrlo, qué caminos tomar.

Fuera de toda posibilidad iniciar el regreso a relaciones capitalistas de manera predominante, estudiadas pero no asumidas vías como la Apertura China, careciendo de riquezas naturales importantes, y contando con escasos socios comerciales, la tarea de encontrar una vía cubana parece estar destinada a ofrecer resultados a través de un sistema de prueba y ensayo.

Sobre lo que ahora se cambia o modifica muchos economistas y politólogos locales han venido expresando sus opiniones no en la prensa oficial pero sí mediante blogs de diferentes perfiles.

Así Julio Carranza en su artículo “El debate actual sobre la economía cubana y la seguridad nacional” expresa:

“Para algunos, desde principios de los 90 quedaba clara la necesidad de una reforma fundamental de la economía cubana y así lo propusimos en diversos artículos y libros. Esas propuestas fueron a veces rechazadas, otras ignoradas y en un principio poco apoyadas o reconocidas.”

“Acontecimientos internacionales y nuevas dinámicas en la economía nacional como el impacto del turismo y la articulación de ciertas reformas (aunque limitadas y sin integralidad) permitieron avanzar en el tiempo con cierta recuperación y sin crisis extremas, pero sin resolver los problemas y limitaciones fundamentales que impiden la recuperación de la eficiencia económica y tasas de crecimiento adecuadas.”

Deja claro el autor, que en su opinión, los cambios hasta ahora introducidos son insuficientes y según expresa más adelante ello se debe a que no se ha cuidado la integralidad de este proceso “a través de los principios de secuencialidad y simultaneidad” lo que también en su opinión puede provocar el fracaso de las reformas emprendidas. Dicho de otra manera considera no están definidas las etapas del proceso ni se han replanteado las relaciones de producción.

Como colofón de sus apreciaciones establece que:

“Con la elección del Presidente Donald Trump en los Estados Unidos y el establecimiento progresivo de un muy negativo y agresivo “dream team” en los puestos ejecutivos que influyen y determinan en la política hacia America Latina, –presionados además por influyentes congresistas conservadores, en un contexto de retroceso de los gobiernos y fuerzas progresistas en la región y la Venezuela Bolivariana, sometida a una agresión sin precedentes, sumado a las amenazas y acciones contra el Gobierno cubano, incluida la nueva activación de la ley Helms-Burton–, lo del avance de la reforma económica no es ya solamente una necesidad para una economía más eficiente y viable, compatible con una estrategia de desarrollo a mediano y largo plazo, sino que es ahora, además, un asunto de seguridad nacional.”

Por su parte Jorge Gómez Barata, quien también publica sus opiniones al respecto, dice en su artículo “El mismo bloqueo, respuestas nuevas” lo siguiente:

“En cualquier caso, aquí y ahora, Cuba está obligada a ampliar sus tácticas de enfrentamiento al bloqueo, sumando a la condena y la crítica internacional acciones internas que incorporan a la lucha a nuevos actores y tácticas, entre ellos a los emprendedores nacionales, cuyo talento, creatividad, y recursos de todo tipo, deben ser puestos en función de la batalla por el crecimiento económico y el bienestar.”

Raul Castro

Quizás por todo lo antes expresado es que Charles Romeo en su artículo “Del Comandante en Jefe, ordene a lo Aprobado por la mayoría” expone:

“La Cuba Revolucionaria, ya llegando a su etapa sin Dirigentes Históricos, debe resolver la problemática de su destino entre y por todos los cubanos, ya sin Comandante en Jefe posible. Es inevitable y necesario un cambio real del sistema político vigente y eso es precisamente lo que se ha logrado establecer con la nueva Constitución de la República. Ya sin la referencia común que solía existir cuando regía y actuaba el Comandante en Jefe, es absolutamente normal que aparezca la variedad de opiniones que lleva también a diferentes conclusiones y proposiciones del quehacer. Y en esas condiciones devenidas ya normales y esperadas, se trata de salvar el criterio indispensable de la unidad nacional ante las agresiones externas y la necesaria unidad de acción al interior, para desarrollar el país mediante un sistema socialista más eficiente que el logrado hasta ahora. Partido Único, pero no sectario sino que abierto, con la inevitable diversidad de criterios y opiniones en su interior, y el acuerdo de que finalmente las minorías deben aceptar lo decidido por la mayoría.”

Ciertamente se puede afirmar que en Cuba se están produciendo cambios, que la economía se encuentra en el centro de la atención del nuevo Gobierno, y que afluyen opiniones importantes sobre cómo y hacia donde avanzar que no sólo proceden de los tecnócratas anquilosados sino también de fuentes que, de ser ignoradas, supondrían ignorar la esencia del cambio.

Sin embargo resulta indispensable tener presente algo que el más grande de los cubanos dijo en 1894, al publicar en el periódico Patria su serie de trabajos sobre los EE.UU.

“…las dos verdades útiles a nuestra América: –el carácter crudo, desigual y decadente de los Estados Unidos– y la existencia, en ellos continua, de todas las violencias, discordias, inmoralidades y desórdenes de que se culpa a los pueblos hispanoamericanos.”

Los EE.UU. pretenden en estos tiempos asegurar su control sobre América Latina; puede que sean los estertores del imperio que fenece, pero ello lo hace aún más peligroso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s