ICONOCLASTA

moral-y-etica.jpg

Moisés Valadez Luna

 

Hoy que se habla de ética, y una parte fundamental de ella la moral.

Hay al menos dos tipos de mentes, los que tienen moral y los amorales (carentes de moralidad).

Todo esto ya escrito por Nietzche.

No se puede tildar de inmoral al que carece de ella.

Por eso gobernantes, banqueros, empresarios y hasta criminales no pueden medirse con la vara de la moral.

Pero si alguien se dice moralista y habla de ética, puede o debe saber de las líneas delgadas que las dividen.

A un servidor le parecería inmoral que el Estado invierta en la instalación de fibra óptica, para que consorcios hagan un negociazo con esa inversión.

Lo mismo que sucede con los distribuidores de gasolina y tantos etcéteras como usted quiera agregarle.

Como el caso del turismo ¿cuándo se ha visto que otras empresas pidan que el gobierno les pague su publicidad?

En fin, cada quien su moral.

Algunos defienden a los animales, otros gozan matándolos.

La moral o amoral se aprende en casa y primero se revisa la casa para no andar alumbrando la calle.

Los cambios propuestos por el nuevo régimen intentan corregir la unión entre poder económico y político.

Hace años al menos más de 35 (bonita mi conjugación del menos y del más)

los empresarios supusieron que estaban aptos para gobernar y se presentó un fenómeno, en el que tenían un pie en el gobierno y otro en la empresa y este lastre no se ha podido corregir y tardará tiempo de hacer válida la sabiduría popular que reza: “zapatero a tus zapatos”.

Inmoral es ocultar tu incapacidad para realizar una tarea y más creer que puedes hacerla.

Ahí dentro hay muchos y se reflejan en el estúpido pleito del poder por el poder.

En la escala inferior del gobierno a nivel municipal en el que priva esa “inmoral” lucha, esa guerra entre presidentes municipales contra regidores y miembros del partido hoy en el poder y no se dan cuenta que ese pleito casero beneficia a los adversarios, a los conservadores y ¡más! todavía a los retrogradas.

Hasta mañana.

P.D. Ayer leí algo muy fuerte, la esclavitud dejó de ser de tiempo completo para ser de ocho horas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s