El PAN se ha llenado de advenedizos que son premiados con candidaturas: Luis Madrigal

 

Konaté Hernández

 

PLAYA DEL CARMEN.— Panista de cepa, con firmes convicciones e ideario, don Luis Madrigal García, hombre probo, quintanarroense de nacimiento, después de estudiar y analizar los principios doctrinarios de la institución blanquiazul, determinó formar parte de sus filas, a pesar de las severas críticas de la clase política quintanarroense de ese entonces.

Con una trayectoria de poco más de 25 años en el Partido Acción Nacional, el también ex regidor y ex líder municipal del comité en Solidaridad, hoy en día lamenta con profundo dolor la llegada de advenedizos por su labor destructiva hacia una institución, para luego ser premiados con cargos de elección popular o gubernamentales.

Radicado en Playa del Carmen desde hace varias décadas, comentó que llegó a esta ciudad cuando apenas contaba con poco menos de 3 mil habitantes, donde puso su primer negocio que era una tienda de palitos denominada Compañía Nacional de Subsistencias Populares ( Conasupo), esto mientras construía la quebradora, que fue donde conoció a Víctor Palomo y quien le llevaba la contabilidad de su pequeño changarro.

Comenta cómo fue que inició el PAN allá por 1993 en lo que hoy es el municipio de Solidaridad con cabecera en Playa del Carmen, lo que sucedió de pura casualidad, debido a que encontrándose Víctor Palomo conviviendo con unos amigos en un restaurante bar de la 5ª avenida denominado “La Hueva del Coronado”, llegó por aquel entonces el ex líder estatal Luis Romero y preguntó a los presentes:¿Quién podría hacerse cargo del liderazgo ahí en Playa del Carmen?, esto debido a la inexistencia del partido en el poblado, a lo que el susodicho personaje, confundido por la alegría del convivio, levantó la mano para solicitar al mesero la siguiente tanda de cervezas, cuando para su sorpresa recibe el llamado para pasar al frente y dar unas palabras de agradecimiento por tan inusual forma de recibir su nombramiento.

En ese entonces Víctor Palomo, entusiasmado, lanzó su candidatura a la presidencia municipal, esto debido a que fue un hombre muy movido que recorrió gran parte de la geografía estatal para ponerse en contacto con los liderazgos de la época de quienes recibió gran apoyo gracias a la influencia panista yucateca radicada en Quintana Roo.

Candidatura a la presidencia municipal

Para 1995 don Luis Madrigal García es invitado a ser candidato a la presidencia municipal, misma que rechazó, pero debido a que se acercaba el tiempo de registro de los aspirantes, le ofrecieron la candidatura a José Antonio Gómez Hernández, al preguntársele “¿oye compadre no quieres ser candidato?”, respuesta que fue afirmativa a pesar del desconocimiento de la encomienda adquirida. Dijo además que la planilla se conformó con éste a la cabeza, Víctor Palomo a la sindicatura, él como primer regidor, el catedrático Wilberth Parrao, este último aceptó también formar parte de la planilla blanquiazul a pesar de sus temores a perder ciertos privilegios.

Empezaron por hacer su labor proselitista en la zona maya del municipio, mientras el entonces líder estatal, José Ynes Peraza Azueta, los apoyaba con escasos 800 pesos mensuales para sostenimiento del partido en el municipio y con las palabras “hagan lo que tengan que hacer, pero siempre bajo los lineamientos de la institución”, a pesar de eso reconoció que el PAN de esos tiempos era el PAN, y de que todos tenían que poner recursos económicos de sus bolsillos, logrando obtener la regiduría por escaso margen al arrebátesela al aspirante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quedando como presidente municipal el aspirante por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rafael Ernesto Medina Rivera, para el periodo 1996 a 1999, mientras que para la VIII Legislatura se lograron siete curules de representación proporcional y una por mayoría.

El periodo en cuestión fue muy difícil debido a que tuvo que hacerle frente al munícipe, una lucha que realizó por ser un hombre derecho, respetuoso de las instituciones, lo que se puede constatar en los escritos de la prensa durante esos años al enfrentarse solo contra la aplanadora de la época.

Madrigal García comenta que su militancia en el PAN, causa molestia entre la clase política quintanarroense, primero debido a que su familia es ampliamente conocida allá en Chetumal, donde todo chetumaleño es priista por excelencia, sea porque nacieron bajo este régimen, por agradecimientos, ayudas, compensaciones de campaña, por lo que él decidió irse a las filas de la oposición después de haber leído su doctrina, misma de la que quedó fascinado por su carácter humanista, trayectoria que siguió a pesar de tener indicios de lo que era el PRI y darse cuenta de lo mal que actuaba este partido, lo que le hacía cuestionarse el porqué siendo tan rico este país no era poderoso, lo que es debido a que cuenta con un sistema político pésimo, por tal motivo desde su juventud asumió con responsabilidad ciudadana lo que consideró la mejor opción. Nunca fue priista ni le debió nada este partido, a pesar de la molestia de personajes como Mario Ernesto Villanueva Madrid, Jesús Martínez Ross, pero ni modo, uno de los hijos de Quintana Roo decidió seguir su lucha en el bando contrario, a pesar de haber sido un prospecto político que pudiera haber abanderado alguna elección por el tricolor.

Durante la campaña del 2000, trabajó mucho creyendo que el PAN era la única opción para el país, sobre todo en la campaña de Vicente Fox Quezada, a la que le echó muchas ganas, así como el apoyo al cozumeleño, Troy Becerra Palma, con quienes recorrió la zona maya, donde es ampliamente conocido por su camionetita que a pesar de su color amarilla, la gente le llamaba “la panista”. Infinidad de veces caminaron la geografía municipal así como las pocas colonias que tenía Playa del Carmen, labor realizada con el corazón, sin recibir recursos económicos, gastando los propios, pagar la comida de todos, gasolina y el tiempo que le proporcionó a la institución, labor hasta entonces desconocida debido a que no le gusta ser protagonista de lo que hizo por el PAN, siendo su mejor satisfacción el reconocimiento de la sociedad solidarense. Como político nato, no falso ni grillero, cuya única satisfacción fue haber servido a la institución, hoy en día tampoco espera pegársele a quienes detentan el poder, lo que rechaza tajantemente.

Continuando con la historia del partido, durante el tiempo que Víctor Palomo estuvo al frente del partido, la institución municipal era itinerante, es decir que carecía de oficinas, al dejar éste el liderazgo, quedó vacante, misma que fue ocupada por Martha Zamudio, como una sugerencia al entonces líder estatal José Ynes Peraza Azueta, quien se aparecía muy de vez en cuando por el naciente municipio; la nueva líder municipal asumió su cargo con responsabilidad, pues siempre estaba al pie del cañón desde las 8 de la mañana hasta muy entrada la noche en las oficinas que don Luis Madrigal García habilitó como sede del PAN en su propia casa, asimismo rescató todo el mobiliario para su utilización, colocó las banderas de México y de Acción Nacional en el techo de su casa, pintó el logotipo del partido, mientras el líder estatal los impulsaba a continuar adelante.

Al término de la gestión de la líder, él continúo al frente, ocupando después los cargos de secretario general y secretario de Actas y Acuerdos, siendo lo más doloroso que cuando el PAN ya había agarrado impulso, arribó al municipio, Francisco López Mena como encargado del comité para correr a la mayoría de la militancia, con el pretexto que no fueron acreditados por el Registro Nacional de Miembros, para colocar a sus incondicionales.

Comenta que para el 2002 el coraje de Francisco López Mena fue cuando le manifestó su deseo de ser candidato a la presidencia municipal, lo que le cayó como bomba al entonces líder municipal, motivo por el cual Madrigal García decide declinar su candidatura a favor del empresario Gabriel Millet, considerado como un hombre probo, honesto y derecho por la comunidad, sin embargo el también aspirante Alfredo Soto les jugó sucio, debido a la movilización que realizó de gente advenediza de Tulum, azuzado por el líder municipal, subrayó Madrigal García.

Breve semblanza

Luis Madrigal García, nació en Bacalar, Quintana Roo, el 23 de diciembre de 1948. Hijo de Don Luis Madrigal García y Doña Socorro García, es el penúltimo de cinco hermanos. Entre sus actividades fue delegado municipal entre 1977 a 1979 invitado por Hernán Pastrana Pastrana; maestro de agropecuaria y talleres del Centro Regional de Educación Normal “Javier Rojo Gómez”, y fundador de la misma que este año llega al cincuentenario, al nacer el 1 de septiembre de 1969.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s