EDITORIAL

portada

Luis Castillo

 

El Congreso estatal, el futuro ring de boxeo

Dos de junio, apenas a unos días de distancia, va a ser una fecha clave en el futuro político de Quintana Roo. La actual legislatura, la XV, ha estado dominada por diputados de extracción panista y perredista, coalición por la que el propio gobernador, Carlos Joaquín, llegó al cargo.

Tras el trancazo electoral que representó la irrupción de MORENA en el panorama nacional y la victoria contundente de su líder, López Obrador, que arrastró a candidatos de ese partido a auparse en las presidencias municipales de los tres centros de población más importantes de la entidad, Ahora, la pugna es diferente, el que controle el Congreso se hará con el poder en el estado. Si el grupo de MORENA logra 13 o más diputados en un congreso de 25 curules, dictará la forma de gobierno, pero el gobernador actual, Carlos Joaquín no está dispuesto a dejar caer la estructura de gobierno y está reaccionando con una interesante estrategia para conservar el control del poder legislativo.

Partidos 1

Por primera vez los partidos solo son franquicias necesarias para concurrir a los comicios. Las ideologías también quedaron a un lado y se “vale todo” para llegar. El peso demográfico de la zona norte del estado ha vencido también el número de distritos hacia allá. Diez, concretamente se aglutinan ahí.

Los candidatos de MORENA son, en su mayor parte, auténticos desconocidos, puestos exprofeso para aprovechar el nombre del presidente AMLO. A esta mano de póker le ha respondido el gobernador haciendo una maniobra trasversal, para apoyar en cada distrito a un candidato con posibilidades de ganar, indistintamente si se presenta por el PAN_PRD, por el PRI, por Movimiento Ciudadano y hasta por su nu8uevo partido local. Otra característica de este proceso es una renovación de las caras a competir, como Eduardo Pacho o Atenea Gómez Ricalde, mientras otros viejos dinosaurios se aferran a seguir activos en la política local, como el incombustible Gregorio Sánchez o el petista Hernán Villatoro.

Partidos 2

Lo que está en liza son 15 distritos por mayoría y 10 plurinominales. La jugada del gobierno estatal es asegurarse al menos seis distritos, confiando en que el presentar cuatro partidos pueden alcanzar al menos siete curules en el reparto de plurinominales.

Si lo logra, Carlos Joaquín habrá demostrado una enorme capacidad para sobrevivir en circunstancias difíciles, como ya lo demostró al alcanzar la gubernatura con todo el aparato estatal priista en su contra.

Lo curioso del caso es que este segundo enfrentamiento tiene mucho que ver con el primero. Allí los enemigos a vencer fueron el gobernador saliente Roberto Borge y su tutor Félix González, y este último es el que sirviéndose de una senadora afín, está tras las candidaturas de MORENA en su intento por cobrarse la derrota que el actual gobernador le impuso hace tres años.

Comentarios: koldocastillo@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s