No es lo mismo criticar que gobernar

avenida-tulum

Konaté Hernández

 

Una cosa es ver los toros desde la tribuna y otra muy diferente tener al animal frente a la persona, quien ve un animal enorme, embravecido y dispuesto a utilizar sus afilados cuernos para atacar.

Esta situación se da en la presente administración municipal en Benito Juárez, donde todo parece indicar que no es lo mismo criticar a un sistema político desde una radiodifusora o una televisora, que sentarse en la silla presidencial, sin hacer nada, obedeciendo a intereses personales más que al pueblo a que está para servir (según el artículo 39 constitucional).

Cada administración pública municipal que pasa por este municipio siempre quiere tratar de superar a su antecesor sin importarles si lesionan a la  ciudadanía, tal como si actuaran a capricho o porque reciben lineamientos de sus superiores, pero ningún gobierno lo hace para beneficio del pueblo al que están para servir, sino por puro protagonismo personal para levantar su ego.

Para empezar están las infraestructuras peatonales elevadas, que mandó construir el ex munícipe Paul Michelle Carrillo de Cáceres, obras costosísimas e inútiles construidas con recursos del erario público, que lejos de ser un beneficio son un elefante en blanco, que más que, para salvaguardar la integridad física de los peatones que prefieren arriesgar la vida cruzando el arroyo vehicular, por temor a ser víctimas del hampa que se ha adueñado de estas edificaciones.

En cuanto al sucesor de éste en la silla municipal, Remberto Estrada Barba, periodo caracterizado por los caprichos de su administración por cambiar a diestra y siniestra el sentido de las principales calles y avenidas, mismas que lejos de ser un beneficio para la ciudadanía solo  empeoró la viabilidad, como ordenar que el carril central del tramo de la avenida Tulum que va desde conocida terminal camionera hasta el palacio del gobierno del estado fuera utilizado como paradero de los vehículos que prestan el servicio de transporte público urbano, haciendo de esta esta arteria un verdadero tianguis vehicular.

Finalmente la munícipe María Elena Hermelinda Lezama Espinosa en obediencia a sus patrocinadores políticos más que al pueblo al que está para servir, desde el pasado fin de semana y sin previo aviso a la ciudadanía regresó el carril lateral que va hacia el crucero para que el público usuario pueda abordar el servicio de transporte urbano en las laterales y no en el carril central, lo que generó molestia entre operadores cuyo argumento es que los carriles laterales son un verdadero sistema lagunar cuando llueve, mientras que el usuario, así como los comerciantes que se ganan la vida en esta parte  manifiestan hartazgo, repudio hacia la conductora de radio y televisión, que lejos de mejorar las condiciones de los benitojuarenses las ha empeorado, por servir más y mejor a los intereses de sus patrocinadores que a los del pueblo al que está para servir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s