Las elecciones de medio término en Quintana Roo

 

Elecciones en Quintana Roo

N. Mario Rizzo M.

(Corresponsal para el Caribe de UNQR)

 

Desde siempre las llamadas elecciones de medio término han servido para medir el desempeño de los funcionarios a cargo de los poderes ejecutivo o legislativo, o las preferencias populares por uno u otro partido político. Por eso, aun cuando no suelen ser de amplia participación, los analistas las toman en cuenta, analizan y hasta realizan proyecciones con sus resultados.

Sin haber estado en México durante la realización de las de medio término en Quintana Roo, el pasado domingo 2 de junio, y teniendo la distancia como elemento que permite sólo hacer valoraciones generales, algunas conclusiones se pueden tener.

Los resultados de las elecciones para el Congreso del Estado dan claras señales de la situación política en Quintana Roo. La población electoral se desentiende de la política, sabe que su voto no cambiará nada, y no votan. Una participación que apenas supera un 20% es prueba y efecto.

Muchos se han arrimado al coche de Morena aprovechando el momento de gloria de esa organización, aun cuando los resultados de su proyecto a nivel federal son más que escasos. Cabría esperar que se identifiquen con el programa político de esa asociación de gentes provenientes de todos los espectros y apoyen una opción que parece ser a todas luces la menos mala.

El intento de crear partidos locales fracasó y por otra parte se confirma que el PRI es ya un cadáver político, y apesta. Los aleteos del PAN ponen de manifiesto que la derecha nunca depone sus armas.

Para el gobernador saber que lo que resta de su mandato no será color de rosa, debe llevarlo a procurar mejores relaciones con los adversarios y una política de “amor y paz”, porque su objetivo ahora será sobrevivir.

Hubo distritos en que el respaldo esperado no llegó. Tal vez sea el momento de buscar también normas de convivencia pacífica en bien del pueblo.

Algunos candidatos que esperaban usar el curul como trampolín para otros empeños tendrán que revisar sus planes, cambiar de camiseta, o retirarse.

Quien optó por cuarta o quinta vez a un cargo público sumando fracaso tras fracaso, a pesar de haber rotado por diferentes posiciones ideológicas, merece el premio a la perseverancia.

Mientras todo esto ocurre el panorama lo que parece anunciar es crecimiento de la violencia, políticas públicas timoratas, y más hastío por parte de la población.

Quintana Roo debía ser el paraíso mexicano. Los ingresos que genera superan por mucho la media de la mayoría de los estados. Es hora ya de encontrar conciliaciones políticas adecuadas para despejar infortunios y avanzar.

Creo que los nativos, y los llegados de todas partes, merecen instituciones públicas de Primer Mundo y no de República Bananera.

Comentarios: n.m.rizzo46@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s