Legalidad vs legitimidad

Elecciones Quintana Roo

Eduardo Lara Peniche

 

Para quienes viven de la política el resultado de la elección del pasado 2 de junio representa un triunfo contundente para el partido oficial, Morena, al lograr ganar por el principio de mayoría “RELATIVA” once de los quince distritos en los que se conforma el mapa electoral del estado de Quintana Roo, sin embargo, para quienes usamos el sentido común y el razonamiento, existen variables que ponen en tela de juicio las declaraciones triunfalistas de los políticos.

Por principio de cuentas, definamos dos conceptos que los políticos nacionales y estatales no consideran como parte de las victorias pírricas que logran en las batallas electorales; Legalidad, la cual es producto de la organización y desarrollo de los procesos electorales estipulados por las leyes que nos rigen, condición que los mismos políticos, cuando no logran satisfacer su ambición de poder, descalifican al árbitro electoral, ya sea el Instituto Nacional Electoral o en el caso de nuestro estado, el Instituto Electoral de Quintana Roo, situación que los mismos políticos queden en evidencia al presentar querellas por las malas prácticas que tanto acostumbran utilizar para obtener votos, con lo cual su credibilidad de honestos queda en tela de juicio divulgada por ellos mismos.

Otro concepto que para los políticos no tiene mayor relevancia, pero que para quienes padecemos los abusos y excesos de quienes administran y deben vigilar los recursos económicos de los gobiernos, sí, ese dinero que sale de mi bolsa y de la suya, estimado lector, es la Legitimidad, la cual se define como la capacidad que permite ejercer el poder sin necesidad de recurrir a la imposición, la cual se obtiene mediante el reconocimiento social cuando la autoridad moral y la honestidad en el comportamiento de las personas es confiable y creíble; es decir, cuando las acciones de las personas son coherentes con sus dichos, situación que en la práctica de los políticos de nuestro país y nuestro Quintana Roo no es cotidiano.

Hoy, el triunfo de quince candidatos a diputados para integrar la XVI Legislatura estatal fue avalado por el 22.15% del total de electores en el estado, lo que representa 263,015 ciudadanos que participamos en la elección en los quince distritos electorales, con lo cual la legitimidad de cada uno de los quince diputados electos, así como los cinco mejores segundos lugares no existe, ninguno de los candidatos demostraron tener autoridad moral y honestidad para que los ciudadanos les dieran su confianza y su credibilidad, motivo por el cual esos que hoy festejan con bombos y platillos el haber ganado una curul, en lugar de sentirse exitosos debería estar preocupados por ganar lo que nunca han tenido, LEGITIMIDAD.

Si revisamos la lista de los afortunados integrantes de la XVI Legislatura, podremos entender el porqué de la muy escasa participación ciudadana en este proceso electoral, la mayor parte de los candidatos son más que conocidos por quienes hemos padecido su ineficiencia, su ambición y su ineptitud para atender los temas torales para mejorar las condiciones de vida de los quintanarroenses, personajes banales que se preocupan por los privilegios que da el poder político, adquiriendo bienes que en su vida habían imaginado poder adquirir, olvidando que en sus discursos se llenan la boca de reproches contra el sistema que les ha permitido darse una vida de lujos que no merecen por no cumplir con sus compromisos ofrecidos en campaña, así como venderse a los intereses de unos cuantos para ellos obtener privilegios que ofenden a quienes pagamos impuestos y trabajamos honestamente.

Como se podrá observar, hoy los quintanarroenses tenemos una gran oportunidad de hacer valer nuestros derechos constitucionales y con ello poner a prueba a todos estos personajes que ocuparan una curul en el Congreso del Estado y recibirán un salario y compensaciones, los cuales se cubrirán de los impuestos que a diario pagamos los trabajadores, así que organicemos nuestra participación política y presentemos a los próximos diputados las iniciativas que requerimos para mejorar nuestra calidad de vida, que por medio de un desempeño profesional se ganen la Legitimidad que hoy no tienen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s