Siete puntos importantes sobre la crisis migratoria entre México y Estados Unidos

hondurenos
Migrantes hondureños marchan hacia Estados Unidos.

Juventud Rebelde/

digital@juventudrebelde.cu

 

Estados Unidos y México intercambiaron este miércoles sobre la crisis migratoria existente en la región y las maneras de afrontarla; sin embargo, al parecer no pudieron ponerse de acuerdo.

La reunión realizada en la Casa Blanca contó con la presencia de representantes mexicanos, encabezados por el ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard, así como el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Las negociaciones entre los representantes de ambos países continúan este jueves, según indicó el presidente de EE.UU., Donald Trump. Un encuentro que tiene el objetivo de hallar alternativas para reducir el flujo de inmigrantes hacia la frontera común.

Y es que Estados Unidos ha tenido una dura política contra los inmigrantes que cruzan la frontera mexicana sin documentos. Durante el Gobierno de Barack Obama (2009-2017) finalizó su mandato como el presidente que más deportó inmigrantes en los últimos 30 años con casi tres millones de personas expulsadas de EE. UU.

Ahora, con el Gobierno de Donald Trump la política antinmigrante ha recrudecido aún más y se le añade los planes de extender el muro fronterizo con México, separar familias de migrantes y someter a los menores de edad a juicios sin derecho a un abogado.

Según el secretario de Relaciones Exteriores de México, cada parte defendió sus argumentos de manera firme, y como era de esperar en una cita de solo dos horas de duración no se pusieron completamente de acuerdo.

Por eso, agregó Ebrard en una conferencia de prensa en la Embajada mexicana en Washington D.C., ambas partes coincidimos en que la situación no puede seguir como ahora, se compartieron números y, efectivamente, los flujos están creciendo demasiado, expresó el Canciller en referencia a la alta cifra de inmigrantes indocumentados que intentan acceder a Estados Unidos a través de México.

Ebrard precisó que no discutieron los gravámenes en sí y las conversaciones se centraron en el tema de la inmigración, sobre el cual cada país dio su punto de vista.

Subrayó que mientras la administración de Trump quiere acciones a corto plazo y con efectos inmediatos, México estima que el problema precisa además de medidas a largo plazo y no punitivas.

A criterio de las autoridades mexicanas, se trata también de abordar las condiciones de violencia y las carencias existentes en Centroamérica.

Para conocer más detalles JR te propone algunos aspectos:

-El Gobierno que preside Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha estado bajo una intensa presión de la administración de Trump para que bloquee el paso de las decenas de miles de migrantes indocumentados que buscan llegar al norte cada mes.

– Como las autoridades estadounidenses no pueden detener la inmigración ilegal hacia EE. UU., Trump responsabiliza a los países de la región (Guatemala, Honduras y El Salvador, los puntos de origen de la mayor parte del éxodo) y los ha amenazado con sanciones a menos que tomen medidas más severas para detener el flujo migratorio.

– La intención de Trump es que México fortalezca la seguridad en sus fronteras e impida el acceso libre de los migrantes hacia EE. UU. Sin embargo, obstaculizar ilegalmente la capacidad de los migrantes de ingresar al territorio estadounidense o tratar de disuadirlos de entrar, viola sus derechos y los acuerdos internacionales.

– La Patrulla Fronteriza y Aduanas de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) informó este miércoles que solo durante el mes de mayo fueron detenidos 132.887 inmigrantes que cruzaron la frontera con México sin documentos.

– Otros 11.391 inmigrantes fueron declarados inadmisibles por la Patrulla Fronteriza. De esta forma, un total de 144.278 personas fueron detenidas y rechazadas por las autoridades estadounidenses en mayo pasado, un cifra récord para la nación norteamericana. La cantidad representa un aumento de 32 por ciento respecto al mes de abril, cuando hubo 99.304 inmigrantes detenidos y 10.170 rechazados. Además, la cifra de mayo casi triplica la cantidad de ese mismo mes en 2018, que fue de 51.800 migrantes.

– Durante lo que va de año 492.302 personas han sido detenidas o rechazadas por las autoridades estadounidenses.

– Otro tema analizado en el que tampoco se pusieron de acuerdo fue el relacionado a la imposición de aranceles, prevista por la parte estadounidense como medida de presión sobre el país vecino.

«Hay progreso, ¡pero no lo suficiente!», escribió el Presidente norteamericano en su cuenta personal de Twitter.

El pasado 30 de mayo, Trump anunció que a partir del próximo 10 de junio EE. UU. impondrá aranceles del cinco por ciento a todos los productos que ingresen desde México, mientras ese país no detenga el flujo de migrantes, al tiempo que ratificó que si no son cumplidas sus demandas, los aranceles crecerán cinco por ciento por mes hasta llegar a 25 por ciento en octubre. (Con información de Telesur y Prensa Latina)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s