Una frivolidad del Presidente considerar la marea de sargazo como un “problema menor”

Sargazo en Cancún

Luis Castillo

Mientras para el Presidente de México la crisis provocada por la marea de sargazo en las costas del Caribe Mexicano es “un problema menor”, para las autoridades locales, los hoteleros y los biólogos es un desastre ambiental, la ruina turística, y causará un fuerte impacto en la llegada de vacacionistas a Quintana Roo, con la consiguiente crisis económica a partir del próximo otoño.

El único ente el público que ha entendido la magnitud de lo que se avecina es el Gobierno de Quintana Roo, porque el Federal y hasta la Secretaría de Marina lo consideran un incidente pasajero, fácil de enfrentar y cuyo control no requiere ninguna premura, y como muestra la primera embarcación sargacera está previsto que entre en operación a fines del presente verano, cuando la mayor parte del problema haya pasado en la temporada estival actual.

Si lo que viene flotando en el Océano Atlántico no fueran algas, sino un vertido de petróleo, provocado por un accidente ¿cuál sería la reacción federal, también habría que esperar a que se construyan los barcos para contener el derrame?, la pregunta deja en el aire la frivolidad con la que el Presidente y sus asesores contemplan el problema.

El sargazo llegó para quedarse. Cada año se repetirá, todavía en mayor volumen, la llegada de esta macroalga arrastrada por las mareas desde el centro del Atlántico a las costas caribeñas. Los agroquímicos y fertilizantes usados en África y en Brasil, aunado al evidente cambio climático, hacen proliferar a estos vegetales. Por su parte las corrientes dominantes, que siguen la misma ruta de los huracanes Atlánticos, las llevan contra el Caribe y al final los arrecifes y las playas terminan siendo contaminadas por ellas, con la agravante de que al descomponerse desprenden varios productos químicos contaminantes, especialmente ácido sulfúrico.

Para enfrentar el problema, el Gobierno Federal va a emplear 50 millones de pesos, ya que según López Obrador, no quiere que con este problema nadie especule y haga negocios corruptos. Hasta ahí nada que reprochar, pero la falta de atención al problema en tiempo y forma y la laxitud con que se trata el problema hacen pensar más en una actitud despreocupada frente a la actividad turística que a una preocupación auténtica por cuidar las arcas públicas.

El turismo ya no es prioridad para el Presidente, eso está quedando claro. Sembrar árboles frutales y maderables, o atender otras áreas sí lo son. Quizás habría que cuestionar al jefe de Gobierno qué hará cuando la industria turística se contraiga, los hoteleros comiencen a despedir empleados al caerles la ocupación, la industria de la construcción vinculada a la actividad se detenga y toda la península de Yucatán entre en crisis.

Los primeros síntomas ya se han dejado sentir. En privado, los grupos hoteleros confirman cancelaciones de hasta el 30% en las reservaciones y esto lleva a la crisis. Bastantes hoteles ya han desviado sus reservaciones a otros inmuebles de sus cadenas en el Pacífico o en zonas libres de sargazo en el Caribe. De los pequeños y medianos negocios náuticos mejor ni contar del impacto. Pero parece que todo esto no preocupa demasiado al máximo jefe nacional. El turismo es la industria más sensible del mundo y lo ganado en muchos años puede verse afectado por un malísimo manejo del problema.

Por otra parte, las autoridades del estado de Quintana Roo sí están preocupadas y ocupadas en el combate a este arribazón. El Gobernador Carlos Joaquín y los alcaldes de los municipios costeros, dejando atrás sus diferencias políticas o partidistas, están empleándose a fondo en combatir el problema, mientras desde el Distrito Federal minimizan la recogida y tratamiento del sargazo, comparándolo con el de la basura en la capital de la nación. Horrible forma de pensar de nuestro mandatario nacional.

Comentarios: koldocastillo@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s