La Habana cumplirá 500 años el próximo noviembre: El barrio Jesús María

Jesus Maria
Parroquia Jesús María.

Profesora Georgina Arias Leyva

(Especial para UNQR)

 

Los barrios…”Elementos identitarios de lo habanero”…

La Habana abarca quince municipios, y uno de ellos es la Habana Vieja.

Si de historia se trata, quizás pudiera ser considerado uno de los más importantes, pues fue cuna de quien luego sería  paladín de la contienda por la libertad de cuba y su héroe nacional.

La Habana Vieja no por gusto lleva ese calificativo: son muchos los tesoros que aún acumula después de siglos de existencia.

Cuenta con siete Consejos Populares o Barrios, y uno de ellos es el de Jesús María, cuyo asentamiento poblacional, en el área aledaña a Arsenal, data de casi tres centurias atrás.

Consta de veintitrés circunscripciones, por lo cual resulta el Consejo mayor del Municipio y uno de los más densamente poblados. Sus límites son: Efdo, Monte, Matadero, Cristina, Arroyo y Avenida de la Pesquera hasta Egido.

Conocido y famoso por sus “curros del manglar” (por los espacios cenagosos que ocuparon) , negros y mulatos libertos dedicados a la actividad portuaria –principal fuente de trabajo en esta zona de la bahía-,  a los cuales se fueron sumando inmigrantes andaluces, integrando un pintoresco grupo fácilmente reconocible por su singular apariencia: largas trenzas de pelo grueso y rizado, zapatos adornados con hebillas plateadas, llamativas argollas doradas a modo de aretes y forma típica de andar, con contoneos, movimientos y balanceo de brazos….llegando a ser considerados, parte del hampa afrocubana, presente ya en el siglo XIX y en la que se destacaba , según Fernando Ortiz, la vanidad, ostentación y el exhibicionismo.

Los “curros” ganaron, además de esos adjetivos, otros como: especuladores, bambolleros,  guaposos y ambientosos, términos del lenguaje coloquial de los habaneros.

El barrio se oficializa en 1841, con el nombre aludido, a partir de su punto de referencia: la Ermita de la Sagrada Familia, que devino parroquia de Jesús María al igual que el parque aledaño.

Algunos lugares y personajes que se asocian a la barriada:

-La Unión Fraternal (1886), institución cultural y recreativa para gente de color, o sea, negros y mestizos, con presencia de inmigrantes de Tampa. Juan Gualberto Gómez fue su presidente de honor. Hoy el edificio lo ocupa la casa de la cultura del municipio, que lleva el honroso nombre del poeta cubano Julián del Casal.

-Amalia, bella mulata libre, vecina que alcanzó fama por sus relaciones personales con altos representantes de la colonia, lo que le permitía acceder a favor de los esclavos fugitivos. Su popularidad fue tal que la barriada llegó a identificarse como “barrio de Amalia”.  Fue inspiración para obras  musicales, como zarzuelas y piezas bailables; a los comparseros de “La Jardinera” se les conocía también como “amalianos” y en las farolas de esta comparsa aparecía una muñeca que mucho recordaba a Amalia.

-El violinista Brindis de Salas, conocido como el “Paganini Negro” también fue un hijo ilustre de este barrio, al igual que Carlos Embale, sonero y rumbero, y otros muy renombrados como Pello el Afrokán, muy ligado a la comparsa de La Jardinera. Otras agrupaciones musicales también se dieron a conocer en esta barriada, (la Sonora Matancera, el Septeto Ignacio Piñero, la Ideal, de Joseíto Fernández)  y por ello llegó a acumular una gran riqueza musical, en medio de bares y garitos, por lo que fue inevitable la presencia a veces de núcleos marginales…hasta el triunfo de la revolución.

– En la segunda mitad del pasado siglo, en él habitaron Barbarito Diez y Rafael Cueto, integrante del famoso Trío Taicuba.

-El cuartel de bomberos (1896),  el Club Atenas, la Estación del Ferrocarril, son obras emblemáticas que identifican este espacio habanero.

Ya en 1960 aparecen obras como el conjunto habitacional Tallapiedra (los bloques),   proyecto que benefició a un gran núcleo poblacional, aunque,  penosamente, no se han eliminado al 100% las viviendas con un estado constructivo deficiente en la localidad.

La Artística Gallega y  el centro Concepción Arenal son instituciones  regionales españolas que tienen su sede en este territorio; al igual que el proyecto sociocultural “Los Chicos del Barrio”, taller de transformación integral de la capital, auspiciado por la UNICEF, el cual lleva a cabo una meritoria labor encaminada a la formación y desarrollo de una cultura citadina, objetivo al cual “Jesús María” también, en general, aporta “lo suyo”.

Fuentes:

Pérez Rivero, Pedro (2017) Doce barrios habaneros, Editorial José Martí, La Habana, Cuba

Bravo Martínez, Orlando.  Historia del barrio de Jesús María, s/p

Enciclopedia ECURED, cuba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s