Contra la inseguridad deben promoverse valores, no generar más violencia

Inseguridad en Cancún

Konaté Hernández

CANCÚN.— Para erradicar los altos índices de criminalidad y violencia que imperan en Cancún no es necesario que se destinen tantos recursos económicos e innecesarios en el combate al crimen con violencia, sino en una mejor distribución de los bienes y de la riqueza, y desde luego en una mejor enseñanza de principios y valores que son fundamentales para tener una mejor calidad de vida en la sociedad.

En este sentido el padre José Antonio Barco Villanueva, L. C., vicario de la parroquia de Cristo Rey de Cancún, indicó que las armas deberían de estar descartadas debido a que la violencia solo engendra más violencia y con esto no se logra combatir los altos índices de inseguridad y criminalidad, porque mientras más se combate, más aumenta, así que no es por ahí.

Es importante y necesario promover buenos principios y valores desde el seno de la familia, en virtud de que estos siempre irán acompañados de la fe y de la catequesis en la práctica de las inspiraciones y enseñanzas morales, que solo se aprenden en la iglesia domestica que es la familia, y que a su vez forma parte de una institución mayor como lo es la Iglesia, y que sin esto es cuando la persona se porta de manera inapropiada.

Esto se debe a que muchas veces se cree que la justicia humana es la correcta, misma que se basa en la búsqueda de intereses particulares, egoístas, mientras que la justicia verdadera es la que dice “todo para todos”, esto al recordar el dicho del benemérito de las Américas, Benito Juárez, “el respeto al derecho ajeno es la paz”, así como el respeto a la naturaleza, a la vida, la familia, la salud, de expresión y religiosa y todo lo que rodea al género humano, que lo debe de llevar a colaborar con el bien del país, ser mejores y hacer mejor a los demás, debido a que la violencia se debe a los pecados capitales tales como la envidia, la avaricia, la soberbia, la lujuria que no es solo pensar en el sexo opuesto, sino que también significa despilfarrar los centavos en lujos como la carne y la ira que también es violencia.

Ante tal situación, y por el aumento que ha tenido la población de Cancún, donde vive gente que se considera buena, han llegado tantos inmigrantes de una forma descontrolada con la intención de buscar trabajo para dar un mejor sustento y un mejor nivel de vida a su familia, pero por desgracia al no encontrar trabajo, muchos se van por el dinero fácil, al unirse a las mafias delictivas, situación que indica que la violencia ha permeado a las instituciones, lo que incluye a la Iglesia, donde por desgracia algunas personas han sustraído enseres sagrados, sin embargo reconoció que la iglesia no es un ente aislado, sino que es de todos así como las propiedades que ahí se encuentran y sustraer objetos sagrados es robarle a la comunidad, por lo que es necesario inculcar el respeto a las instituciones, sobre todo a las iglesias y templos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s