Golpea a Cancún y la Riviera Maya el cierre de Thomas Cook

CANCÚN.— Thomas Cook, la agencia de viajes más antigua del mundo, se declaró en quiebra este lunes, afectando a unos 600 mil turistas que quedaron varados todo el mundo, incluidos la zona del Caribe, Cancún y la Riviera Maya.

El gigante británico es uno de los mayores emisores de Europa hacia las playas de los distintos destinos de la zona, como Punta Cana, en República Dominicana; Cancún, en México y Cuba, donde opera también con su flota aérea desde los principales mercados del Viejo Continente.

En el Aeropuerto Internacional de Cancún al menos 900 turistas fueron afectados en sus vuelos. Se confirmó que 11 vuelos de esta operadora se han cancelado en el Caribe, entre salidas y llegadas con rutas hacia Manchester y Reino Unido, principalmente.

En declaraciones a Radio Fórmula, Darío Flota, director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, afirmó que “la afectación será muy fuerte y tardará algún tiempo en recuperarse. Reino Unido es nuestro (…) primer productor de visitantes de Europa, y de ellos la mayor parte eran producidos a través de Thomas Cook”, y agregó que se anticipa que la firma tenga “cuentas pendientes muy importantes que pagar” en destinos como Cancún y Riviera Maya.

En la Riviera Maya hoteleros apoyan a turistas afectados por la quiebra del operador.

Cabe señalar que Cancún y la Riviera Maya son los principales receptores de turismo británico en el país. El año pasado recibieron a más de 352 mil visitantes de esa nación, un 77 por ciento del total de visitantes ingleses a México.

Golpe en temporada baja

José Chapur Zahoul, director general del Grupo Palace Resorts, en declaraciones a EFE, consideró que la caída de Thomas Cook “golpea” fuertemente a la industria turística de Cancún y la Riviera Maya, ya que se encontraba entre las primeras 12 posiciones de las agencias con más llegadas a este destino.

El turismo británico llegaba regularmente entre agosto y diciembre a la zona del Caribe mexicano, lo que permitía equilibrar la ocupación en meses difíciles, señaló el empresario.

Se trataba principalmente de jubilados y pensionados.

La zona del Caribe mexicano recibe al año un promedio de 100,000 turistas ingleses, de los cuales el 20 % llegan a Cancún y el 80 % a la Riviera Maya.

“La ventaja del mercado inglés es que venía en temporada baja. De agosto a diciembre, que es cuando los hoteles más lo necesitan, el hueco que deja esperamos que pronto se llene a través de otras agencias”, expresó el empresario.

La quiebra

La quiebra se originó debido a la insolvencia de la compañía para cubrir 200 millones de libras (227 millones de euros) que necesitaba para completar un plan de rescate de unos 1.200 millones diseñado por la empresa y su máximo accionista, el grupo inversor chino Fosun, junto con los acreedores.

De esta forma llega a su fin una empresa que comenzó a operar en 1841 y que emplea a 22 mil personas en todo el mundo, provocando alarma en algunos hoteles que han pedido a sus clientes que paguen nuevamente la cuenta, lo que desató una oleada de incertidumbre. Del total de 600 mil turistas varados, 150 mil son británicos.

La quiebra del operador británico, inventor del paquete todo incluido, que no fue capaz de adaptarse a los nuevos hábitos de los viajeros, supone un golpe muy importante al sector turístico español. Con medio centenar de hoteles de sus enseñas (11.500 habitaciones) en Baleares, Canarias y la Península, España era el principal destino de los clientes de Thomas Cook.

La autoridad aeronáutica de España comenzó las maniobras para repatriar a sus connacionales tras este anuncio de destinos en España y Grecia, además de Marruecos, Chipre, República Dominicana y México (Cancún), reportó la agencia de noticias EFE.

Adeudo millonario

Thomas Cook se ha visto afectado por una deuda de 2,100 millones de dólares por una serie de negocios desafortunados, que le impidieron responder a la agilidad de rivales en línea.

La empresa necesitaba vender tres millones de vacaciones al año solo para cubrir los pagos de intereses.

Mientras trataba de llegar a una nueva generación de turistas, la compañía se vio afectada por el intento de golpe de estado de 2016 en Turquía, uno de sus principales destinos, y la ola de calor en toda Europa de 2018 que desalentó los viajes al extranjero.

La empresa había acordado un paquete de rescate de 900 millones de libras con sus bancos y el mayor accionista, Fosun de China, pero los prestamistas solicitaron 200 millones de libras adicionales para mantener a la empresa funcionando durante el invierno. (Con información de Milenio, Expansión y agencias).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s