Adolescentes, el grupo más vulnerable a las drogas e inseguridad en Cancún

Konaté Hernández

CANCÚN.— El índice de incidencia de consumo de drogas en Cancún es de los 13 a los 19 años, etapa que coincide con la educación media superior, por tal motivo el Centro de Integración Juvenil (CIJ) busca vincularse con las instituciones educativas para fortalecer y apoyar el trabajo realizado con los chicos en su etapa preventiva y a partir de ahí iniciar el tratamiento de intervención temprana, antes de desarrollarse como una enfermedad de adicción, informó Lilliam Negrete Estrella, directora de la institución en Benito Juárez.

El uso y abuso de drogas es un complejo fenómeno cuyas consecuencias son adversas en la salud de la persona, en la familia, en el desarrollo personal y su estabilidad social, y los principales grupos a sufrir las consecuencias negativas son los niños y jóvenes vulnerables, de los que muchos truncan sus posibilidades de estudiar, y es que de acuerdo con un reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, tan solo durante el 2018 se registró un total de 546 asesinatos por el abuso del alcohol y enervantes, principalmente en las regiones y colonias populares de Cancún, donde se presenta la mayor incidencia en una población susceptible a ser víctima de la delincuencia.

Es por ello que el CIJ busca sumar esfuerzos con padres de familia, maestros y autoridades para detectar y prevenir los principales factores de riesgo en adolescentes y jóvenes en educación media superior, donde se registra un alto índice de consumo de drogas, por lo que espera fortalecer el trabajo realizado con chicos en su etapa preventiva y a partir de ahí, iniciar el tratamiento de intervención temprana, antes de que se desarrolle como una enfermedad de adicción.

De acuerdo a estudios del CIJ el 60 por ciento de los jóvenes en un rango de 19 años presentan síntomas de alguna adicción, mientras que el 40 por ciento recibe una adecuada concientización y sensibilización, como platicas, realización de competencias para que desarrollen sus habilidades y estrategias y puedan enfrentar el consumo de drogas con una alta probabilidad de focalizarlos en programas de preselectiva y buscar se conviertan en promotores en la lucha contra las adicciones.

Negrete Estrella indicó que al ser Cancún una ciudad turística, a donde llegan personas o jóvenes provenientes de otras partes del país o del mundo con estos hábitos, la juventud benitojuarense queda expuesta a las drogas, sin embargo la principal problemática sigue siendo el consumo de alcohol y marihuana, por lo que el CIJ realiza las estrategias adecuadas de prevención, para evitar el uso de las drogas.

Con respecto al cigarrillo electrónico, su consumo, que se ha popularizado entre la juventud por la falsa creencia de eliminar otras adicciones con el “vapeo”, para socializar al tomar como una aparente moda y considerar se disminuye el consumo de otras drogas o del cigarrillo tradicional, sin medir el daño ocasionado a los pulmones al absorber una cantidad mayor de agua.

Sin embargo la principal problemática del cigarro electrónico es que aún no existe una situación de riesgo y no es considerado como alerta entre la juventud, mientras los padres de familia tienen la falsa idea de que combate el consumo del cigarro tradicional se erradica con el cigarrillo electrónico el cual podría ocasionar un alto índice de consumo de otras drogas, indicó Negrete Estrella.

Peligro para los jóvenes

Los cigarrillos electrónicos, vaporizadores personales, cigarrillos de vapor, cigarros electrónicos, narguiles electrónicos o dispositivos de vapor son productos que generan una mezcla en aerosol que contiene líquidos y nicotina que inhala el usuario. Los cigarrillos electrónicos se pueden asemejar a otros productos de tabaco tradicionales como cigarrillos, cigarros, pipas o parecerse a artefactos comunes como linternas, unidades USB o lapiceros.

Los cigarrillos electrónicos son el producto de tabaco que más se utiliza entre los adolescentes. En el 2018, más del 20 % de los estudiantes de secundaria (preparatoria) reportaron haber usado los cigarrillos electrónicos durante los 30 días previos.

Contienen una solución líquida generalmente con sabores atractivos para los niños, suelen ser licor de durazno, café fuerte, cargado, piña colada, menta, chicle o goma de mascar y chocolate, y finalmente los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos son más propensos a fumar cigarrillos tradicionales en el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s