Quintana Roo a 45 años: por primera vez marginado en el presupuesto federal

turistas

Víctor Galván

 

El gobierno federal parece tener una visión muy distinta de las necesidades de inversión que se requieren para desarrollar la zona sur-sureste del país.

Quintana Roo, un estado eminentemente turístico prácticamente desde que fue erigido como tal, con destinos reconocidos a nivel internacional como Cancún, Playa del Carmen, Tulum, con una profusa riqueza en bellezas naturales, arqueología e historia, enfrenta por primera vez en sus 45 años el reto de continuar manteniendo la promoción con sus propios recursos, económicos, materiales y humanos, por parte de las autoridades locales y empresarios turísticos.

Particularmente esta zona del país y su actividad preponderante no se encuentra en la lista de prioridades económicas a nivel federal.

Los recortes presupuestales, un emblema de la nueva administración federal en su lucha contra la corrupción, ya han mostrado su impacto en el sector turístico local, principalmente con la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México y en la lucha contra el sargazo, la cual el gobierno del estado ha tenido que enfrentar prácticamente solo, con el apoyo de gobiernos municipales, hoteles, asociaciones civiles y estudiantes que se han sumado para que los destinos de Quintana Roo continúen ofreciendo la imagen con la que se le ha reconocido a nivel internacional. Todo ello luego de que tras el arribo del primer barco antisargazo, el pasado mes de mayo, la entidad continúa a la espera de los otros cuatro que aún construye la Secretaría de Marina.

Y pese a que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado que su prioridad es impulsar económicamente la zona sur-sureste, la realidad parece mostrar algo muy distinto, pues la única gran prioridad hasta ahora es el proyecto del Tren Maya, que precisamente es todavía eso, un proyecto, pues habrán de pasar varios años para que, tras su construcción, comience a operar.

El gobernador Carlos Joaquín ha destacado en diversas ocasiones el gran esfuerzo realizado, de la mano del sector turístico, para mantener la promoción y participación de la entidad en ferias internacionales, tras la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México, logrando sostener la promoción de Cancún, Cozumel, la Riviera Maya, Holbox, Bacalar y Mahahual como principales marcas y patrimonio de los quintanarroenses, todo ello con recursos propios.

En el presupuesto de 2020 hay aproximadamente 2 mil 500 millones de pesos contemplados para el Tren Maya, sin que al parecer se haya tomado en cuenta que Quintana Roo, por su vocación turística, se cuece muy aparte que las demás entidades del país y de que, por esta misma vocación, su tasa de crecimiento poblacional es mayor, lo cual tampoco se toma en cuenta al asignar presupuestos, pues se toman como referencias censos realizados cada 10 o 5 años, lapso durante el cual el estado ya ha sido impactado por un elevado crecimiento.

Y en el recorte presupuestal tampoco se han tomado en cuenta otros rubros que sufrirán un impacto, principalmente en el campo quintanarroense, tal como lo advirtió el gobernador Carlos Joaquín durante su participación en el Foro de Negocios Forbes, llevado a cabo el lunes pasado en la capital del país. Ahí señaló que Quintana Roo destaca por ser, a nivel nacional, el segundo lugar en producción de pitahaya y en chile habanero, el quinto en piña y el décimo en caña de azúcar, rubros que se verán afectados con la disminución presupuestal que se contempla para el próximo año, pues a pesar de que en 2020 se reflejará un ligero incremento con respecto a 2019, estará muy por debajo de lo que recibió en 2018, año en el que inició la presente administración federal y, con ello, la política de recortes.

Ante este panorama a Quintana Roo no le queda más que seguir enfrentando con recursos propios los retos para sostener su desarrollo económico. Por lo pronto debe capotear la temporada baja, que ya afecta a establecimientos de hospedaje y a trabajadores, lo que incide en la economía de miles de familias que dependen de todas las actividades relacionadas con el ramo turístico.

Quintana Roo fue forjado por el empuje de gente local y por miles venidos de todas partes. Se hizo prácticamente de la nada y ese mismo esfuerzo seguramente hará que salga adelante de nuevo como la entidad próspera que es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s