Sorprende a cancunenses la onda tropical No. 46

 

 

Texto: Víctor Galván

Fotos: Konaté Hernández

 

CANCÚN.— La madrugada de este miércoles sorprendió a los cancunenses la fuerza con que entró la onda tropical número 46, con gran actividad eléctrica y mucha lluvia durante prácticamente toda la noche, lo que provocó inundaciones en los puntos más conflictivos de la ciudad.

Era aproximadamente la 1:00 de la mañana cuando el cielo comenzó a estremecerse y a iluminarse con los rayos y el estruendo que producían, lo que despertó a muchos que a esas horas de la noche ya se encontraban en la fase del sueño.

La lluvia torrencial apenas fue interrumpida por momentos que daban paso a nuevas sacudidas eléctricas y precipitaciones abundantes. Producto de ello hubo inundaciones en amplias zona de la ciudad, así como caos vehicular en la mañana que afectó a quienes se dirigían a sus centros de trabajo; se registraron al menos 10 accidentes automovilísticos en varios puntos a consecuencia del pavimento mojado y la falta de precaución de conductores.

Se registró ausentismo en escuelas y en muchos planteles de nivel básico se suspendieron las clases en el turno matutino, debido a que la lluvia seguía con intensidad a la hora de entrada y continuó así hasta aproximadamente las 9 de la mañana.

 

 

La mañana transcurrió mayormente nublada y hasta el mediodía el cielo comenzó a abrirse poco a poco, para dar paso a los rayos del sol de forma tenue hasta que el sol iluminó con su esplendor la tarde cancunense, aunque fueron pocas horas ya que en esta época del año ya comienza a oscurecer temprano.

Árdua labor de Servicios Públicos

Desde muy temprano las Brigadas de Servicios Públicos trabajaron arduamente en las zonas más vulnerables, como parte del “Operativo Tormenta” previsto para estas situaciones.

Llamó la atención que en muchos casos las inundaciones se debieron a la gran acumulación de desechos en las calles, los cuales obstruyen las alcantarillas. Todo producto de los malos hábitos de ciudadanos inconscientes que arrojan basura en la vía pública.

Uno de estos casos fue la zona del antiguo Hospital General, en la Supermanzana 65, que sufrió la inundación de calles aledañas; en este lugar las alcantarillas no tuvieron que ser desazolvadas, pero sí estaban obstruidas por basura, lo que impedía que el agua de lluvia fluyera hacia el desagüe. Cuadrillas recogieron montones de basura, con lo que el agua circuló ya sin problema.

 

 

Otras zonas tradicionalmente conflictivas de la ciudad donde se presentaron encharcamientos fueron la Ruta 4, Ruta 5, en varios tramos; la Bonampak, Mercado 28, tramos de la Palenque, Yaxchilán, Uxmal, en la zona centro.

El Crucero pasa la prueba

Llamó la atención que la zona del Crucero, donde históricamente comerciantes y vecinos han sufrido graves inundaciones, en esta ocasión no tuvo este problema, el panorama aquí era de normalidad y fluidez vehicular. Con ello las obras de remodelación del Crucero, realizadas con inversión del gobierno del estado, pasaron la prueba del clima y ahora toca a los ciudadanos cuidar de no arrojar basura para que el sistema de alcantarillado, que era una de las más grandes exigencias en la zona, brinde un buen servicio a los cancunenses.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s