Gobierno federal desaparecerá la Conabio, institución dedicada al estudio de ecosistemas y biodiversidad

conabio1.jpg

Ernesto Méndez/Excelsior

 

CIUDAD DE MÉXICO.— El doctor Jorge Soberón, uno de los ecólogos mexicanos más reconocidos a nivel internacional y quien fue el primer secretario ejecutivo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), de 1992 a 2005, denunció a través de su cuenta de Facebook la intención del gobierno de destruir una de las instituciones ejemplo a nivel mundial para el estudio del capital natural: genes, ecosistemas y especies.

“Amigos y colegas. Sólo para informarles que la nueva administración en México acaba de decidir destruir a Conabio, la agencia de biodiversidad mexicana. Víctor Toledo, el secretario de Medio Ambiente, contra todos los consejos, decidió desmontar las dos características que han permitido a Conabio trabajar durante casi treinta años. Es simplemente asombroso ver a un llamado científico (Toledo solía ser uno) disponer de una gran herramienta que podría haber usado para avanzar en su agenda de ecología aplicada. En su lugar pasará a la historia mexicana como el destructor de una de las mejores instituciones de biodiversidad del mundo”, escribió.

La Conabio depende de un fideicomiso público-privado, que con el artículo 17 de la Ley Federal de Austeridad quedó prohibido, el Fondo para la Biodiversidad, donde aportaban recursos la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, el Banco Mundial, la Fundación Carlos Slim, el Global Enviromental Facility y la UNAM, entre otros, con donaciones deducibles de impuestos.

Además de que en lo que va de 2019, perdió casi la tercera parte de su personal, y la cifra podría ir en aumento debido a que más de 100 de sus plazas dependen de la Semarnat, donde siguen los recortes, y se tiene la intención de que lo que quede de su estructura pase al Conacyt.

El doctor Soberon subió a la plataforma change.org una petición al presidente Andrés Manuel López Obrador para que “No vayan a matar a la Conabio”.

La Conabio funciona eficiente y transparentemente entre otras razones porque fue creada con una estructura independiente política y administrativa.

Pero el día de hoy se hizo saber a la Conabio que esta estructura va a ser transformada en un organismo “desconcentrado” de Semarnat sin personalidad jurídica, ni presupuesto propio.

“Sr. Presidente, esta decisión es un grave error. Hay alternativas que mantendrían un cierto grado de independencia al mismo tiempo que acatan las nuevas disposiciones del gobierno federal. La Conabio es una institución ejemplar, reconocida como tal en multitud de foros. Tiene miles de usuarios y podría proveer a su gobierno de estupendos servicios, si no se le retiran sus características fundamentales. Transformarla en un Organismo Administrativo Desconcentrado de una secretaría de Estado, mataría la institución.  Aún se está a tiempo de reconsiderar esta decisión”, se puede leer en la petición.

Modelo reconocido en el mundo

La Conabio tiene una columna vertebral, formada por más de 12 millones de registros identificados y geo-referenciados de plantas y animales, que forman la base de datos más grande sobre biodiversidad que hay en el mundo, en un solo sitio.

También cuenta con un sistema de alerta temprana de incendios forestales, único en su tipo, por medio de la detección satelital de puntos de calor, así como programas para el desarrollo de conocimiento de especies prioritarias, especies exóticas invasoras y el monitoreo de los manglares de México con imágenes satelitales y fotos aéreas.

A la fecha, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad tiene una red social Naturalista, con más de 48 mil participantes registrados, que toman fotografías de plantas y animales, que suben a Internet, para que la comunidad internacional ayude a identificar de qué especie se trata, con el fin de colocar un punto con coordenadas en el mapa.

En la actualidad, la Conabio es coordinada por el doctor José Sarukhán Kermes, el primer doctor en Ecología que tuvo México, maestro de Jorge Soberon, y quien en 2017 recibió el prestigioso Premio Tyler, el equivalente al Nóbel del Medio Ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s