Tren Maya tiene el potencial de ser un desastre: Ernesto Enkerlin

tren-maya1

CIUDAD DE MÉXICO.— El extitular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Ernesto Enkerlin Hoeflich, afirmó que el megaproyecto del Tren Maya planteado por el gobierno federal mediante el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) “tiene el potencial de ser un desastre”.

Al ser entrevistado por “El Universal”, el titular de la Conanp durante el sexenio de Vicente Fox Quesada (2000-2006) y de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) subrayó que el Tren Maya es un proyecto que “no le conviene a México”, que es financieramente “inviable” y que duda se concrete.

“El modelo del Tren Maya ya no tiene lugar en una visión de sostenibilidad; sí se puede hacer un proyecto interesante, pero no el proyecto que hasta ahorita ha sido de conocimiento público”.

A su decir, “el proyecto todavía no se ha concretado, pero tiene el potencial de ser un desastre”.

“Sí hay maneras de hacerlo de forma que haya un impacto neto positivo, evitando fragmentar la selva, evitando nuevos desarrollos”.

El consultado también dice que “se podrían relanzar desarrollos que tuvieron en su momento y que podrían ayudar a reducir la dispersión de la población en el territorio. Creo que hay maneras de hacerlo positivo, pero como está planteado originalmente, definitivamente es negativo”, expresó.

Ocurre que el proyecto pensado para Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán no solo versa sobre la operación de un tren y la colocación de infraestructura ferroviaria, sino que considera la instalación de estaciones.

Asimismo, abarca la creación de nuevos centros de población que atraerán, además de turistas, más gente que demandará más servicios: mayores cantidades de agua —en zonas donde hay escasez, como Calakmul— vivienda, alumbrado, calles, drenaje sanitario, hospitales, escuelas, entre otros, en una región que padece de esas carencias.

“Definitivamente el generar nuevos polos de desarrollo iría en contra del interés de largo plazo del país; en lugares donde hay desarrollo existente sí se podría mejorar la infraestructura para que se reduzca la dispersión de la población”, señaló. “Pero como está planteado ahorita tiene un efecto neto de negativo a muy negativo, y si atendemos a lo que se planteó en principio creo que el Tren Maya es un proyecto que no le conviene a México”, agregó.

La consulta

Enkerlin Hoeflich afirmó que es muy corto el tiempo en que se pretende realizar la consulta que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador para conocer la opinión de los pueblos originarios sobre el tren.

Se trata de un plazo reducido, tomando en cuenta que debe apegarse a lo que mandata el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dijo.

Dicho acuerdo, sobre pueblos indígenas y tribales, es un tratado internacional que data de 1989 el cual, como México lo firmó, obliga al gobierno a consultar a los pueblos originarios de forma previa, libre e informada respecto al desarrollo de megaproyectos.

Lo anterior significa que se deben presentar a los indígenas todos los componentes y alcances del proyecto Tren Maya; es decir, los beneficios que persigue, pero también los impactos ambientales, sociales, económicos y culturales de la obra planteada.

“En términos de consentimiento con plena información, se podría lograr hipotéticamente (la consulta), pero conociendo cómo son los procesos en particular con las cosmovisiones y los procesos comunitarios, no veo que sea viable hacerlo en tan corto tiempo. O sea, es posible, pero no viable”, indicó el exfuncionario.

Hablando del aspecto financiero, señaló que si bien inversionistas como Carlos Slim, el Grupo Aeropuertos del Sureste (Asur) o países como China han expresado su interés en invertir, “ninguna empresa que tenga prestigio internacional se meterá en un proyecto que no tenga salvaguardas ambientales adecuadas a los tiempos que estamos viviendo”.

El biólogo y conservacionista reiteró que el proyecto definitivo no es de conocimiento público, ya que no será presentado sino hasta diciembre.

El presidente López Obrador anunció el viernes pasado que la consulta popular para el desarrollo del Tren Maya se efectuará el 15 de diciembre.

Ese proceso tomará en cuenta el parecer de 3 mil 425 autoridades tradicionales locales, de las cuales el 40% corresponde a población indígena. El proyecto impactará en 160 ejidos de 40 municipios de la zona.

Trayectoria

Ernesto Enkerlin fue director del Legado para la Sostenibilidad, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; presidente de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (WCPA-IUCN)​ y presidente científico de Pronatura, la organización de la sociedad civil más grande de México en temas de conservación de la naturaleza.​ También es integrante de los consejos del Instituto Global para la Sostenibilidad (ITESM)​ y la Fundación Coca-Cola. Desde 2016 es profesor emérito en Ecología y Sostenibilidad del Tecnológico de Monterrey. (Diario de Yucatan).

Un comentario en “Tren Maya tiene el potencial de ser un desastre: Ernesto Enkerlin”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s