Si no se combate la desigualdad en Cancún, se agravará el rezago social

Konaté Hernández

CANCÚN.— Es necesario que el gobierno federal se preocupe en invertir en Cancún para eliminar la desigualdad de lo contrario tendrá consecuencias sociales que al desbordarse provoquen mayores problemas en el rezago de la sociedad.

Cancún ha tenido el mayor crecimiento demográfico, superior al 23 por ciento, al pasar en los últimos 30 años de una población de 80 mil habitantes a casi un millón hasta el 2019, mientras el resto del país crecía un 2 por ciento, lo que representa un crecimiento poblacional que supera por mucho el año de 1984, a lo que hay que añadir una fuerte población flotante que llega por temporadas en busca de trabajo, señaló el ex presidente municipal de Benito Juárez, Joaquín González Castro, durante el periodo 1984-1987.

Indicó que la preocupación durante su administración fue una lucha constante contra el precarismo urbano, por lo que el programa Nuevos Horizontes jugó un papel preponderante en los nuevos asentamientos humanos que carecían de todos los servicios.

Desde los inicios de Cancún, sorprendió a sus promotores la mancha urbana que crecía poco a poco sin que nadie se diera cuenta de la magnitud de la problemática de lo que implica el precarismo urbano, debido a que los visionarios estaban más enfocados a entender que la ciudad era la llave para generar empleos, debido al contar con una planeación que iba a la vanguardia, al lograr convertir al Caribe Mexicano en pocos años en un atractivo para millones de turistas connacionales e internacionales, por lo que se logró consolidar un aeropuerto de altura.

*Precarismo, error de cálculo*

González Castro explicó que el Centro Integralmente Planeado incrementó el número de visitantes con un modelo práctico para competir con el turismo de alta calidad, debido a los estudios realizados incluso en materia de huracanes, esto además de que durante 100 años no entró ningún huracán en la zona, debido a que eran desviados por la gran barrera coralígena; por lo que se estudiaron todos los ángulos para la creación de la ciudad con la planeación de la zona hotelera y de las primeras supermanzanas, con el error de no contemplar a los trabajadores de bajo ingreso para que pudieran comprar una casa, lo que hizo que este crecimiento vertiginoso transcurriera a la par del precarismo que se multiplicaba a pasos agigantados en los asentamientos irregulares.

Precarismo que se pudo evitar si el Plan Maestro de Fonatur, se hubiera acompaño de la figura jurídicas conocida como fundo legal, que es una porción del ejido destinada a asentamientos humanos, para ofrecer mejores ofertas a la clase trabajadora, con la visión de los banqueros de crear la ciudad y hacer subproyecto de transporte para unir la Isla con la parte continental, subproyectos de urbanizan, etc., pero nunca se pensó en la clase trabajadora ni en los empleados de hostelería, restaurante, agencias de viajes.

Con Jesús Martínez Ross se creó el Fideicomiso Puerto Juárez para remediar la problemática del crecimiento irregular y desordenado de la Colonia Puerto Juárez, mientras que en la administración de Pedro Joaquín Coldwell se invirtió poco mas de 700 millones de pesos con el programa Nuevos Horizontes para beneficiar a los poco mas de 80 habitantes con que contaba ya Cancún, mientras el gobierno federal invertía 500 millones de pesos para urbanización y servicios públicos, indicó el ex presidente del municipio de Benito Juárez, Joaquín González Castro, en su conferencia en la Biblioteca Nacional de la Crónica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s