Archivo de la categoría: Opinión

Semáforo naranja e irresponsabilidad ciudadana

 

Víctor Galván

Un enérgico llamado hizo anoche el gobernador del estado a todos los quintanarroenses ante el incremento de casos de Covid-19, particularmente en Chetumal, donde en tan solo dos semanas las cifras de casos positivos se han disparado a tal grado, que el municipio capitalino ocupa ya el segundo puesto a nivel estatal en este rubro, por encima de Solidaridad.

Lo que más llama la atención es que el salto cuantitativo diario en Chetumal es mayor que en Benito Juárez. Por ello el gobernador Carlos Joaquín no dudó en afirmar que Quintana Roo se encuentra en un momento crítico de la pandemia y, aunque el semáforo continuará en naranja hasta el 12 de julio, es momento de hacer algo para disminuir la velocidad de contagio.

La apertura económica debía darse. Era necesario para recuperar las fuentes de empleo de miles de personas que viven prácticamente al día y tienen la necesidad de llevar el sustento diario a sus familias.

Por eso, a pesar de que no bajan las cifras, el semáforo pasó a naranja. Pero algo salió mal. Pese a los llamados constantes a seguir acatando las medidas de higiene y seguridad, no ha sucedido así. La gente pedía libre tránsito y apertura de locales comerciales, pero un amplio sector de la sociedad ha demostrado no tener disciplina para acatar las reglas y no ha entendido el significado real de la denominada Nueva Normalidad. El virus SARS-Cov-2 llegó para quedarse, este mensaje se ha reiterado una y otra vez. La apertura económica no significa salir a sus anchas como antaño, significa seguir con estricta disciplina las normas, usar cubrebocas y respetar la sana distancia. Es lo menos que se pide.

En Cancún la gente pide, casi exige, la apertura de las playas públicas, pero si la mayoría no es capaz de acatar reglas básicas es difícil creer que familias enteras puedan respetar un limitado aforo en lugares públicos. Basta recorrer las principales vialidades de la ciudad para corroborar la falta de disciplina. Mucha gente camina despreocupada sin usar cubrebocas y en sitios donde se debe hacer fila, no se respeta la sana distancia.

En locales cerrados, como supermercados, plazas, la situación es distinta, pues al haber acceso regulado es posible tener mayor control y supervisar que se acaten las medidas de seguridad e higiene.

Esta es la triste realidad de una sociedad indolente, irresponsable.

Malos hábitos y problemas de salud crónicos

Pero la falta de disciplina no es el único problema. Anoche también, en su conferencia diaria, el subsecretario de Salud Hugo López-Gattel definió que el mayor problema que enfrenta México ante el coronavirus es “una epidemia enorme de enfermedades crónicas”.

Y a continuación dio cifras escalofriantes: tres cuartas parte de la población padece obesidad y sobrepeso; diabetes, el 14 por ciento de las personas mayores de 20 años; hipertensión, 35 por ciento de las personas mayores de 20 años. “Primeras causas de muerte desde hace más de 15 años: enfermedad cardiovascular, es decir, infartos del corazón, infartos cerebrales, generalmente causados por la hipertensión; diabetes con sus múltiples complicaciones, pérdida de la vista, pérdida de la función de los riñones, pérdida de la circulación que frecuentemente llega a amputaciones, cánceres, múltiples cánceres, enfermedad crónica del hígado relacionada principalmente con el consumo excesivo de alcohol y también con la enfermedad crónica metabólica por un fenómeno que se llama hígado graso”.

Con este contexto, lamentó que México enfrenta al Covid-19 “con su realidad”, bajo condiciones de salud muy deterioradas.

México se ha convertido en un país de obesos y alcohólicos; de consumidores de productos industrializados, procesados y ultra procesados; de grandes cantidades de azúcares, principalmente fructuosa; de sal en exceso y grasas saturadas. Por ello, dijo, es el momento de cambiar hábitos alimenticios, convertirnos en una sociedad más sana. Mismo llamado hecho anoche por el gobernador Carlos Joaquín.

Quienes padecen los problemas de salud crónicos descritos enfrentarían un panorama muy complicado en caso de contagiarse de Covid-19, pero es necesario cambiar los hábitos por el bien de la niñez, el futuro del país, que merece mejores condiciones de vida.

¿El infierno existe?

infiernoFrei Betto

La creencia en que después de esta vida habría para algunos un lugar de tormento aparece también en las tradiciones religiosas hindúes, babilónicas, egipcias, germánicas, finlandesas y japonesas.

En tiempos de intolerancia religiosa, tocar determinados temas resulta polémico. Eso es lo que provoca el teólogo estadounidense David Bentley Hart, de la Iglesia Ortodoxa, autor de That All Shall Be Saved (Que todos sean salvos), en el que defiende la tesis de que del otro lado de la vida no existe el castigo eterno. Dios, en su amor misericordioso, les dará a todos los pecadores una amnistía amplia, general e irrestricta. En cuanto a los pasajes bíblicos que hablan sobre el castigo que sufrirán los malos, Hart afirma que son un abordaje metafórico.

Esta tesis tiene incómodos a los cristianos fundamentalistas que, en nombre de Jesús, condenan a las profundidades del infierno a todos los que no concuerdan con sus ideas. Ni siquiera se percatan de que, al hacerlo, se revisten de tal arrogancia que pretenden colocarse en el lugar de Dios.

Tiene incómodos también a quienes necesitan evocar continuamente al demonio para inculcarles a los fieles el arma de sujeción más sutil y eficiente: el miedo. Si  no hay infierno, no hay demonios, excepto los que aquí, en este mundo, condenan al infierno a quienes no rezan según su cartilla al bombardear la libertad de expresión, incendiar centros de candomblé, desdeñar imágenes católicas y pronunciar en vano el Santo Nombre de Dios para hacer politiquería.

La creencia en que después de esta vida habría para algunos un lugar de tormento aparece también en las tradiciones religiosas hindúes, babilónicas, egipcias, germánicas, finlandesas y japonesas. En el Primer Testamento se denomina a ese lugar sheol, “la región de los muertos”. En la mitología griega, esa región esa gobernada por Hades, quien fascinado por la lira de Orfeo, le permitió recatar a Eurídice del mundo inferior.

Hasta la Edad Media primitiva, el “mundo inferior” significaba el reino de los muertos. Fue solo a partir de la escolástica, en el siglo XIII, que el territorio  de los muertos se repartió entre el cielo, el purgatorio y el infierno. Y un cuarto lugar, el limbo, para quienes murieron sin ser bautizados. Pero el limbo fue abolido por el papa Benedicto XVI.

En mi infancia, el credo católico profesaba que al tercer día Jesús “descendió a los infiernos”. El Concilio Vaticano II cambió la fórmula a “descendió a la mansión de los muertos”.

¿Mera modificación lingüística? En realidad, hubo un cambio de significado. Ahora el Credo no expresa que Jesús fue al infierno, un lugar donde los pecadores padecían eternamente, sino que murió, salió de esta vida hacia el territorio de los muertos, y desde allí resucitó.

Otra explicación teológica es que Jesús, ante de resucitar, fue “a la mansión de los muertos” para clausurarla, de modo que todos los que se encontraban allí pasaran a disfrutar, por toda la eternidad, del amor infinito de Dios.

En el Nuevo Testamento, solo en la Primera Carta de Pedro (3,18-20) se dice que, tras la resurrección, Cristo “proclamo su victoria incluso a los espíritus encarcelados que antiguamente fueran rebeldes”.

Hart critica a los teólogos que defienden el infierno eterno, como Agustín (354-430), Tomás de Aquino (1225-1274) y el reformador protestante Juan Calvino (1509-1564), y rescata teologías como las de Basilio de Cesárea (330-379), Gregorio de Niza (335-395) e Isaac de Nínive (613-700), que defienden la idea de la reconciliación universal con Dios.

En Los hermanos Karamazov, Dostoievski define el infierno como “el sufrimiento de ya no poder amar”. Lo que queda muy bien retratado en la siguiente parábola china: había millares de personas hambrientas alrededor de una montaña de arroz humeante. Todos llevaban en las manos palitos de bambú de un metro de largo. Tenían hambre, tenían cubiertos, pero no lograban llevarse el alimento a la boca. Eso es el infierno.

Había millares de chinos hambrientas alrededor de una montaña de arroz humeante. Todos llevaban en las manos palitos de bambú de un metro de largo. Tenían hambre, tenían cubiertos, y uno le alcanzaba el alimento a la boca del otro. Eso es el cielo.

Abrir las actividades económicas no es sinónimo de relajamiento

 

Víctor Glaván

Aunque el semáforo epidemiológico estatal señala que nos encontramos en “Naranja” en la Zona Norte, los municipios que lo conforman, especialmente Benito Juárez, siguen siendo vulnerables y de alto riesgo al Covid-19, por lo que las medidas de prevención deben seguirse aplicando con rigor.

Las estadísticas en el reporte diario emitido por la Secretaría de Salud de Quintana Roo muestran aún mucha variación de un día para otro, lo que indica que la pandemia aún no llega a una estabilización, es decir, la curva no se ha “aplanado”.

Este día se registraron 50 nuevos casos positivos de Covid-19 en todo el estado, para un total de 2,562, la mayoría en el municipio Benito Juárez, donde la cifra aumentó en 34, con 12 fallecidos.

Un día antes las estadísticas fueron totalmente diferentes en Benito Juárez, pues de domingo a lunes el reporte indicó que se había registrado sólo un caso positivo, mientras que los recuperados habían sido 20 y ningún deceso. Sin embargo de sábado a domingo los casos positivos aumentaron en 33, hubo 16 recuperados y sólo 2 defunciones.

Con este panorama Cancún, la ciudad más habitada de Quintana Roo, ha retomado actividades económicas, entre ellas la principal, el turismo, por lo que es notorio el incremento de movimiento. El transporte público sigue siendo un espacio de riesgo, aún tomando las debidas precauciones, pues el transporte que prevalece en las colonias son las famosas Van de TTE. Ante esto es la ciudadanía la que debe procurar cuidarse a sí misma, observando las medidas básicas de higiene, así como usar el cubrebocas y mantener en todo lo posible la sana distancia.

Playas públicas

En los días recientes en redes sociales muchos cancunenses manifestaron su inconformidad por no poder acceder aún a las playas públicas, argumentando que estos sitios ya eran disfrutados por los turistas que comenzaron a arribar al destino.

Hay que recordad que, si bien estamos en “Semáforo Naranja”, éste aplica para la reactivación económica y el turismo es una de las consideradas esenciales, ya que miles de trabajadores y sus familias dependen de dicha actividad. Es por ello que se mantiene con rigor el retén para ingresar a la zona hotelera de Cancún, pues la reactivación no significa relajar las medidas.

En los centros de hospedaje se aplican estrictamente las medidas de seguridad e higiene, tanto en las instalaciones como en la zona de playa, así como el acceso a éstas, y difícilmente este tipo de controles podrían llevarse a cabo en playas públicas. Se busca evitar aglomeraciones que pudieran propiciar contagios, pues no debemos olivar que aún estamos en contingencia. Abrir las actividades económicas no es sinónimo de relajamiento.

Las caravanas de autos con familias queriendo acudir a las playas públicas evidenciaron algo muy importante que lamentablemente no tiene mucha gente: disciplina para respetar las normas establecidas por las autoridades y esto se observa todos los días con gente caminando en la vía pública u organizando reuniones sin tapabocas y sin observar la sana distancia.

Las playas públicas, otros espacios y servicios públicos se irán abriendo paulatinamente, pero para ello debemos colaborar todos. Hay que ser responsables y no ponernos en riesgo, cuidarnos y cuidar el turismo que nos visita, pues es el principal motor de la economía de Quintana Roo.

La “Nueva Normalidad” es un escenario inédito para la sociedad, el cual no se ha comprendido del todo, pues no volveremos a las condiciones de convivencia anteriores a la pandemia, al menos durante un buen tiempo, mientras no disminuya la incidencia de casos, o hasta que se encuentre una vacuna para tener control sobre el Covid-19.

El discreto silencio de los policías en marchas y protestas

 

Konaté Hernández

CANCÚN.— Los elementos policiacos también tienen opinión. Aunque ante la sociedad muchas veces ocupan una posición poco favorable, también temen sufrir represalias si vierten declaraciones, si dan su punto de vista sobre temas sociales. Participar en manifestaciones es impensable, aunque ya lo han hecho en algunas ocasiones para dar a conocer inconformidades al interior de su corporación.

En la caravana nacional realizada el pasado sábado, similar a la del 30 de mayo, en la que ciudadanos a bordo de vehículos manifestaron su rechazo a la política pública y económica que lleva a cabo el presidente Andrés Manuel López Obrador, algunos uniformados presentes en el cumplimiento de su deber, externaron comentarios al respecto desde el anonimato, por temor a represalias.

Señalaron de injustas algunas medidas tomadas por la administración federal, como la pretensión de arrebatar a la clase trabajadora su patrimonio. Ejemplificaron que, cuando un trabajador fallece sin terminar de pagar su casa o departamento y sin poder heredar a sus hijos un patrimonio, éste les es arrebatado. El temor se extiende al tema actual de las pensiones de las Afores y el futuro del bienestar de la familia.

Uno de los elementos asignados a vigilar la caravana vehicular expresó que como policía municipal no puede ni debe participar en manifestaciones de rechazo a la administración pública, sea municipal, estatal o federal, porque el Reglamento de la Función Policial, en su Capítulo Tercero, establece en su artículo 92: “Los correctivos son las sanciones a que se hace acreedor el elemento policial que comete alguna falta a las normas que rigen la actuación de la institución policial”.

Por ese motivo aun cuando se encuentren “francos” (en descanso), incluso sin portar el uniforme, deben abstenerse a unirse, debido a que se les podría aplicar las correctivas y disciplinarios si participan o externan opiniones, salvo cuando son solicitados para salvaguardar el orden, tranquilidad y paz social.

 

La protesta

La caravana de vehículos salió el sábado pasado de la avenida Bonampak, a las 10:00 de la mañana, a un costado de la Secretaría de Educación y Cultura (Seyc). Se dirigió hacia la Uxmal, la Tulum, hasta la glorieta con avenida Chichen Itzá, donde dio vuelta en “U”, con un largo recorrido hasta el entronque con las avenidas Labna y Sayil, para regresar.

Durante dos horas se escucharon los claxon de los automóviles, se divisaron pancartas con leyendas de “AMLO vete”, “Dimite”; banderas de México de diferentes tamaños; ciclistas, motociclistas, operadores del servicio público urbano local y foráneo y vehículos de carga, unidos al unísono manifestaron su hartazgo a las medidas tomadas por el gobierno federal, y a su forma de conducir al país, por lo que exigieron la dimisión del presidente de acuerdo a lo que mandata el artículo 39 constitucional.

Recordaron también lo que garantiza el artículo 9 constitucional: “No se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito; pero solamente los ciudadanos de la República podrán hacerlo para tomar parte en los asuntos políticos del país. Ninguna reunión armada, tiene derecho de deliberar. No se considerará ilegal, y no podrá ser disuelta una asamblea o reunión que tenga por objeto hacer una petición o presentar una protesta por algún acto, a una autoridad, si no se profieren injurias contra ésta, ni se hiciere uso de violencias o amenazas para intimidarla u obligarla a resolver en el sentido que se desee”.

 

Por su parte el artículo 8 constitucional dice: “Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa; pero en materia política sólo podrán hacer uso de ese derecho los ciudadanos de la República. A toda petición deberá recaer un acuerdo escrito de la autoridad a quien se haya dirigido, la cual tiene obligación de hacerlo conocer en breve término al peticionario”.

También hubo algunas personas contrarias a la manifestación, a quienes se les escuchó decir: “Obrador el mejor presidente que ha tenido México”, “una marcha de fifis”, “Los trabajadores movemos a México”, pero fueron opacadas por el claxon de automovilistas, motociclistas y operadores, muchos de los cuales avanzaron con cristales arriba, para evitar caer en provocaciones.

La Nueva Normalidad aún no se entiende bien

Texto y fotos Víctor Galván

Apenas inició la apertura económica gradual con el esquema de Semáforo Naranja en la Zona Norte de Quintana Roo y pareciera que con ello se hubiera activado un chip en muchos cancunenses, que salieron presurosos el lunes a las calles, incluyendo vías comerciales tan importantes como las avenidas Chichén Itzá, José López Portillo y la zona del Crucero, que permanecieron cerradas durante la cuarentena.

Posiblemente los días en este periodo se volvieron largos y para muchas familias fue difícil sobrellevar esta situación inédita en México, sin embargo es preciso recordar, y reiterar, la advertencia que hizo el gobernador Carlos Joaquín, previo al lunes 8 de junio, de que el virus no se ha ido, sino que se va a convivir con el virus, por lo que instó a la población a seguir respetando estrictamente los protocolos de salud y sana distancia establecidos.

Pero en la práctica no ha sido así. El tráfico vehicular se incrementó notoriamente en Cancún desde el pasado fin de semana. La zona del Crucero registró mucho movimiento peatonal; en el transporte público, en especial las combis, la gente viaja hombro con hombro, con el riesgo que significa no respetar la sana distancia.

En el Mercado 23 padres de familia caminaban por los pasillos acompañados por sus hijos menores de edad, y aunque portaban cubrebocas, se supone que no deberían exponerse al Covid-19. Vendedores ambulantes ofrecían sus productos, cancioneros tocaban y cantaban pidiendo apoyo económico. También fue notoria la presencia de personas de la tercera edad en las áreas de carnicería y de frutas y verduras, con bolsas en mano realizando compras, no obstante que es un grupo de alto riesgo.

En redes sociales se reportó también que algunas familias, creyendo o queriendo creer que había terminado la cuarentena, hicieron acto de presencia en playas públicas y tuvieron que ser desalojadas por elementos de Seguridad Pública, quienes a través de altavoces advertían que continúa el riesgo sanitario y que aún no se ha autorizado la apertura de estos sitios al público.

Cerveza

Y también se reactivó la cerveza.

Esta bebida comenzó a popularizarse en México luego de que durante el periodo del Porfiriato se estableció la primera planta productora mexicana a gran escala. Con el correr de los años fue desplazando al pulque como bebida de las clases sociales bajas y permeó hacia todos los estratos, hasta llegar a convertirse en un producto de alto consumo en el país.

Tan es así que durante la Jornada Nacional de Sana Distancia evidenció ser de primera necesidad para muchas personas, que ávidamente se surtieron en grandes cantidades cuando se dio a conocer que se suspendería su producción en todo el país. Durante la tregua muchos buscaron surtirse en “clandestinos” a un precio mayor o compraban lo que hubiera, ron, whisky, ginebra, vino o cervezas importadas.

Esta situación evidenció que México es un país de bebedores a gran escala. De personas que sienten la necesidad de consumir alcohol a como dé lugar y que estaban dispuestos a pagar altos precios por el producto.

El 1 de junio, fecha de inicio de la llamada Nueva Normalidad en el país, se reanudó la producción nacional de cerveza y este lunes en Quintana Roo se normalizaron en todo el estado los horarios para la venta de bebidas alcohólicas, para beneplácito de los miles de compradores.

La emergencia sanitaria nos debe dejar la lección de que, de ahora en adelante, debemos aprender a convivir con un riesgo invisible llamado Covid-19 y lo que implica adquirirlo, por lo que es necesario seguir tomando todas las precauciones debidas. La Nueva Normalidad no es volver a las condiciones del pasado, sino que será quizá un periodo largo con condiciones especiales.

Semana atípica en Quintana Roo

Nueva Normalidad

Víctor Galván

Una semana atípica se ha vivido en Quintana Roo. Entre pandemia y tormenta tropical que se degrada y vuelve a intensificarse, el panorama ha sido complicado.

El término de la llamada “Jornada Nacional de Sana Distancia”, para dar paso a la “Nueva Normalidad”, decretado por el gobierno federal, parece no haber dado los resultados esperados, más bien ha sido todo lo contrario en cuanto a expectativas.

Y es que nada más decretar la terminación de la “sana distancia” fue como activar un chip colectivo. En las calles el movimiento de personas y vehículos fue mayor. Un video grabado por un ciudadano en la zona del Crucero, donde se aprecia aglomeración de gente en los paraderos de transporte público o caminando, fue ampliamente difundido en redes sociales, y muy criticada la actitud de la población. Otros más buscaban cervezas con ansias, dispuestos a adquirir la bebida a cualquier precio.

Y luego de cinco días bajo la “Nueva Normalidad” el promedio de contagios no ha disminuido, pese a que se insiste en tres conceptos básicos: no salir de casa a menos que sea para actividades esenciales, mantener sana distancia y usar el cubrebocas, lo cual en los hechos no ha sido respetado.

Las cifras dan cuenta de esto. De 1,926 casos positivos reportados por la Secretaría de Salud de Quintana Roo (Sesa) el lunes 1 de junio, pasó a 2,116 este viernes, es decir, un incremento de 190 casos en 5 días; mientras que las defunciones pasaron de 354 a 407, es decir, 53 en este lapso.

Una semana antes, el 25 de mayo, los casos positivos en Quintana Roo eran 1,643, lo que significa que de esa fecha al 1 de junio el salto fue de 283 personas que dieron positivo al Covid-19, y en cuanto a las defunciones, pasaron en ese mismo lapso de 294 a 354 en todo el estado, lo que significa que 60 personas perdieron la vida por el virus Sars-Cov-2.

Benito Juárez

En Benito Juárez, el municipio con más habitantes y más cifras en todos los rubros, del lunes 1 de junio a hoy viernes 5 de junio los casos positivos pasaron de 1,377 a 1,448, un total de 71 más, es decir que la cifra se elevó a un promedio de 14 cada día; en cuanto a las defunciones, la variación fue de 269 el lunes a 313 reportados hoy, 44 en cinco días para un promedio diario de casi 9.

Y del 25 de mayo al 1 de junio, periodo de una semana, la variación fue de la siguiente manera: el aumento de casos positivos pasó de 1,205 a 1,377, 172 más; defunciones: de 225 a 269, es decir, 44 en 7 días.

En cuanto a recuperados, en la presente semana pasaron de 789 el 1 de junio a 851 reportados hoy viernes, 62 en 5 días. Los casos activos en Benito Juárez pasaron de 319 el 1 de junio a 284 este viernes. Este último punto muestra un avance, lo malo es que persiste el aumento de positivos y se ha mantenido el número de defunciones, lo cual no es alentador para la apertura de la actividad turística, que se espera a partir del 15 de junio, y aunque será a baja escala, lo deseable es bajar la curva de aumento de casos y de defunciones, y que aumenten los recuperados. Sólo de esa forma se podrá decir que vamos rumbo a la recuperación, o al menos a la estabilización de la pandemia en Quintana Roo.

 

 

“Cristóbal”

En unos cuantos días esta tormenta tropical mostró lo caprichosa e impredecible que puede ser la naturaleza, pues tras estacionarse en el Golfo de Campeche, ingresar nuevamente a tierra y degradarse a depresión tropical, hoy volvió a tomar fuerza y pasó nuevamente a tormenta tropical, todo en un lapso de tres días, enfilando por Yucatán hacia el Golfo de México, dejando una alarmante estela de inundaciones, daños en carreteras y en el campo tanto en Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

En nuestro estado hubo desgajamientos e inundaciones en tramos de la vía que comunica a Chetumal con Escárcega, quedando incomunicada la capital con el vecino estado de Campeche; así como severas inundaciones en comunidades de los municipios del sur. En Chetumal además se desbordaron las aguas de la bahía hacia las arterias de la zona baja de la ciudad. Aquí cabe destacar la pronta respuesta por parte de elementos del Ejército, de Protección Civil estatal y del gobierno del estado para brindar atención y auxilio a la población damnificada.

Todo esto en una sola semana y en medio de la pandemia por Covid-19, y a poco más de una semana de la fecha fijada para el reinicio de actividades turísticas en la zona norte del estado.

López Obrador viene a Quintana Roo con semáforo de riesgo en rojo

amlo

Víctor Galván

Las autoridades federales, estatales y municipales continúan reiterando a diario que la Nueva Normalidad no significa haber superado el pico de la pandemia y no significa tampoco salir de casa a actividades que no sean esenciales.

Pese a ello el presidente ha decidido reanudar sus giras por todo el territorio nacional, arrancando en Cancún el próximo lunes. En este contexto el gobierno federal decretó la finalización de la llamada “jornada de sana distancia” para dar paso a la denominada “Nueva Normalidad”, que permite salir observando estrictas medidas de control de higiene y sana distancia (la cual, contradictoriamente, se dio por terminada, al menos en el nombre). Pero también contradictoriamente el semáforo de riesgo de contagios señala que 31 entidades del país (excepto Zacatecas) se encuentran en rojo, incluido Quintana Roo, que será el primero que visite el presidente Andrés Manuel López Obrador. Lo anterior significa que no puede haber aún actividades en espacios públicos (al menos, también, en el papel).

La agenda del presidente indica que el lunes 1 de junio (día de inicio de la “Nueva Normalidad”) estará en Cancún, donde presidirá una reunión nacional de seguridad, conferencia de prensa (“mañanera”) y actos públicos, (En Isla Mujeres entrega de reconocimientos a personal de la Marina, especialmente a personal médico y de salud por su labor frente al Covid-19, y el banderazo de las obras del Tren Maya).

Y pese a que el semáforo rojo no permite actividades públicas, el mandatario dijo que en los eventos se permitirá un aforo máximo de 50 personas para mantener las medidas de seguridad sanitaria. ¿Pero si la gente sale?, ¿quién será el responsable? En su “mañanera” él mismo dio la respuesta: de antemano les aventó la “bolita” a los gobernadores al decir que “serán responsables del periodo de apertura” en sus entidades, en caso de que la población salga a actividades no esenciales, y da la casualidad que los eventos públicos, como el banderazo al Tren Maya, no lo es.

¿Y el sector turístico?

Una vez más López Obrador desdeña a la principal actividad económica de Quintana Roo. En su agenda el ramo turístico no está contemplado. Ninguna reunión con empresarios, con hoteleros, con prestadores de servicios turísticos para evaluar la situación o para anunciar planes de reactivación de la actividad, que representa la segunda fuente de entrada de divisas al país (después de las remesas y por encima de las exportaciones petroleras y sus derivados), de las cuales Quintana Roo aporta la tercera parte, de acuerdo al INEGI. De este tamaño es la importancia del sector y de la entidad en la materia.

El único “aporte” federal hasta ahora ha sido anunciar la continuidad de los fines de semana largos para posibilitar que el turismo nacional viaje durante esos días. Y Miguel Torruco, titular de la Sectur, parece más bien una figura expectante, meramente de adorno.

Sabedores de todo ello los empresarios turísticos de Quintana Roo diseñaron con mucha antelación atractivas campañas para promocionar al estado con miras a reactivar los principales destinos en el mes de junio, cuando se reabrirán hoteles con una capacidad controlada de trabajadores y de turistas.

Para llegar a este punto los centros de hospedaje y prestadores de servicios tuvieron que cumplir con medidas de higiene para garantizar la seguridad al visitante, mediante la tramitación de la Certificación en Protección y Prevención Sanitaria en Instalaciones Turísticas (CPPSIT), implementado éste por el Gobierno del Estado.

Aunado a todo lo anterior, en días pasados Cancún y el Caribe mexicano ha sido el primer destino del continente americano en recibir el Sello de Seguridad Global (Global Safety Stamp) para Viajes, otorgado por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés). Esta distinción cuenta con el respaldo de la Organización Mundial del Turismo (OMT) y su objetivo es impulsar la reactivación segura de la actividad turística y recuperar la confianza de los viajeros, con medidas de higiene y sanitización, en establecimientos y empresas como hoteles, restaurantes, aerolíneas, aeropuertos y cruceros, entre otras actividades vinculadas al turismo.

La industria turística está nuevamente en marcha en Quintana Roo.

Etiqueta familiar

luz-y-felix

Carlos Alejandro

Para quienes vivimos en Quintana Roo desde la década de los noventa del siglo pasado, el apellido Beristain ha sido familiar en el ambiente de la política estatal, época en que Luz María Beristain Navarrete, la mayor de la dinastía, incursionó en el ambiente de la política quintanarroense de la mano de Salvador Ramos Bustamante, en aquel entonces líder de la CROC en el estado.

El ingreso de Luz María Beristain a los círculos de la política le permitió conocer técnicas y mañas para engatusar a la gente, a simular preocupación por el bienestar social, así como descubrir el acceso a dinero fácil al ocupar cargos de elección popular, condiciones que le provocaron el interés por participar en forma activa y no solo como testigo acompañante de los poderosos, quienes se repartían el botín dejando miserias a sus allegados, situación que por el carácter de la hoy famosa “Güera” Beristain, no iba a ser eterna, así que se aplicó para aprender las artes de la política mexicana y quintanarroense.

Como miembro del PRD y alumna destacada del Clan Ramos, Luz María Beristain logró llegar al Senado de la República gracias al apoyo económico de Félix González, quien pagó los gastos del juicio por el que la “Güera” Beristain le quitó la candidatura a Joaquín González Castro, quien había sido elegido por Andrés Manuel López Obrador para ese cargo; en tanto, sus hermanos menores, Laura y Juan Carlos, vivían su vida de hippies en Playa del Carmen, en uno de los terrenos invadidos de la colonia Colosio, sí ese mismo donde hoy se ubica el Centro Cultural Caracol Marino, fachada de una asociación civil que les ha servido de lavadero para sus actividades políticas, por medio de la cual recibieron importantes donativos del gobierno estatal encabezado por Roberto Borge Angulo, quien los mantuvo como socios durante los cinco años y medio de su saqueo a las arcas del estado.

Familia Beristain NavarreteY ya que estamos hablando del municipio de Solidaridad y los hermanos menores de Luz María, debemos de reconocer que son una familia unida, puesto que estos tres personajes de apellido Beristain Navarrete han transitado muy juntos en el ámbito de la política en Quintana Roo, ya que en la primera oportunidad que tuvo Luz María, integró a Laura y Juan Carlos al comité municipal del PRD, desde donde han logrado colarse a cargos de elección popular, con los resultados económicos que hoy saltan a la vista en forma muy clara, ya que pasaron de ser unos hippies que vivían en un terreno invadido de la Colosio, a empresarios hoteleros exitosos, así como mecenas culturales con su asociación civil, ambas actividades con el nombre de Caracol Marino.

Cuando Luz María Beristain fue designada por el Clan Ramos como presidente estatal del PRD, proyectó a sus hermanos en Solidaridad, Playa del Carmen, quienes ocuparon los siguientes cargos de elección, Juan Carlos, regidor en la administración 2010-2013 y síndico en 2016-2018 y Laura, regidora en la administración 2013-2016, diputada estatal 2016-2018 y presidente municipal 2018-2021, administración municipal que tiene como etiqueta de identificación la gran corrupción, ejercida indistintamente por Laura, Luz María o Juan Carlos, siendo este último el que más ha sido denunciado por parte de comerciantes, ciudadanos y funcionarios del propio ayuntamiento.

Desde el inicio de la administración 2018-2021, que en realidad encabeza el trío Beristain, Juan Carlos ha destacado por ser quien más extorsiona a empleados de la administración municipal, tanto en el DIF cuando tuvo la designación de presidente honorario, así como en la Dirección de Protección Civil donde empleados, ciudadanos y empresarios denunciaron las extorsiones que obligaba a los inspectores cometer exigiéndoles una cuota económica nada baja para continuar en su trabajo, y ahora el décimo primer regidor, Orlando Muñoz, en entrevista con un medio local dio a conocer que un empresario de Chetumal, dedicado a la recolección de sargazo y limpieza de playas, le informó que Juan Carlos Beristain Navarrete le pidió el treinta por ciento del monto del contrato que presentan en la licitación de este servicio para el presente año 2020, con lo que se consolida la evidencia que la etiqueta de presentación de la familia Beristain y en particular Juan Carlos, es la extorsión y la corrupción, tal como se vio en un video de 2011 donde exige a uno de los aviadores que tuvo en la nómina municipal la devolución de la tarjeta bancaria donde le depositaban los recursos que dividían entre ellos.

La historia ya contada de la Covid-19

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

La Covid-19 es una enfermedad nueva puesto que apareció muy a finales del 2019 en China. Su propagador es el coronavirus SARS-CoV-2  de reciente origen, el cual parece ser una mutación de uno propio de los murciélagos que llegó a los humanos a través de un hospedero intermedio.

El nuevo coronavirus ya presenta tres cepas diferentes A, B, y C, pero no se ha detectado aún ninguna mutación que aparentemente incremente su potencialidad o la disminuya.

Rizzo 4Su propagación es a través de las micro gotas que emite un contagiado cuando habla, estornuda o tose, las cuales pueden alejarse del emisor hasta 1,5 m.  Una vez liberado a la atmósfera puede sobrevivir entre 3 horas y 4 días en dependencia de la superficie que lo aloje, temperatura y humedad existente, exposición a la luz solar, etc.

Los virus liberados pueden ser destruidos si se emplea agua jabonosa, soluciones de hipoclorito de sodio, soluciones alcohólicas a más del 60%, o bactericidas industriales.

Usar máscaras o nasobucos impide que el contagiado lance gotas de saliva conteniendo el virus, o evita que los no contagiados las reciban. El frecuente lavado de las manos, no tocarse ninguna parte del rostro, o desinfectar superficies, también previenen el contagio.

Rizzo 5La enfermedad que produce puede provocar síntomas similares a los de la influenza o gripe, el dengue o el zica, a saber, tos seca, decaimiento, dolor de cabeza, diarreas u otros, pero se calcula que un 60% de los infectados resultan asintomáticos, lo cual está determinado por el balance favorable entre su capacidad inmunológica y la carga viral adquirida, lo que impide que el virus viaje hacia los pulmones.

Una parte de los infectados puede evolucionar en pocos días sin mayores complicaciones, mientras que otros experimentan un agravamiento que por lo general lleva a padecer una neumonía bilateral y aguda que de no tratarse adecuadamente concluye con la muerte del paciente, principalmente si son ancianos muy inmunodeprimidos o, ancianos o no, que posean comorbilidades tales como diabetes, hipertensión, enfermedades renales, asma o trastornos respiratorios severos, y otras.

No sólo ataca los pulmones, puede afectar otros órganos como el corazón o los riñones. Existen índices, no totalmente fiables, de que un 3% de los infectados perece.

Si los asintomáticos contagian a personas sanas o no es asunto no confirmado del todo, así como si el contagio al tocar superficies contaminadas se produce realmente.

Luego de que la enfermedad llegara a otros países fuera de China se discutieron y aplicaron dos posibles maneras de enfrentar la pandemia; la primera permitiendo el contagio masivo para crear la llamada “inmunidad de rebaño” que implica concentrar los esfuerzos médicos en los ancianos y personas vulnerables permitiendo al resto cursar benignamente la enfermedad de manera que al alcanzar un 70% de la población contaminada el brote se redujera por sí solo; una segunda opción es la de decretar estrictas medidas de confinamiento, mantenimiento del distanciamiento social, uso de mascarillas, aseo frecuente de las manos, aislamiento de contaminados o sospechosos de estarlo, y realización masiva de pruebas de diagnóstico.

En el primer caso supuestamente se evitan pérdidas económicas sustantivas y se reducen gastos en atención sanitaria, en el segundo se producen grandes pérdidas económicas pero se debe lograr una reducción sustancial de fallecimientos pero sin alcanzar altos niveles de inmunidad.

En uno u otro caso la esperanza de resolver definitivamente el problema se basa en encontrar una vacuna efectiva, y mientras ello ocurre encontrar medicamentos eficientes que reduzcan las posibles complicaciones a los contagiados.

Utilizando el arsenal existente de medicamentos se han empleado retro y antivirales, antibióticos específicos, antinflamatorios, compuestos moleculares que elevan la inmunidad, medicamentos específicos para el tratamiento de otras enfermedades virales o no, y cuanto producto parezca ser eficiente como el suministro de plasma de los recuperados a los enfermos graves o críticos.

Rizzo 6Inicialmente existía la opinión de que una vez pasado el invierno y parte de la primavera, con la subida de las temperaturas, la propagación iría en descenso, pero no ocurrió como sí suele ocurrir con otros virus.

Ya a finales de mayo del 2020 se conoce que la Covid-19 quedará como endémica y la única solución real y definitiva es encontrar una vacuna específica y preventiva. Pero se sabe también que de no vulnerarse los protocolos habituales para la certificación de vacunas esto no ocurrirá hasta mediados del 2021.

Existiendo ya pacientes curados que cursaron por las etapas más críticas de la enfermedad se conoce que sus secuelas son severas, y hasta se calcula pueda reducir la esperanza de vida de los sobrevivientes. Deberán mantener reposo por largo tiempo, realizar fisioterapia, y se ensayan varios tratamientos, entre ellos el uso de células madre.

El mundo ya venía mal antes de la pandemia. Se anunciaba una crisis económica para el IV Trimestre de 2020.

La Covid-19 vino a acelerar tal proceso de manera  que hoy en día se habla de una crisis global igual o peor a la de 1930, con el agravamiento de que además de frenar las caídas en bolsas será necesario crear sistemas sanitarios realmente eficientes luego de que los existentes, con su colapso, demostraran ser inadecuados.

Rizzo 7La pandemia, manejada como asunto político y no sanitario, ha demostrado además la inoperancia de las cúpulas de poder. Cabe esperar entonces cambios también en esa esfera.

La solución es lejana aún. Numerosas dudas quedan por ser aclaradas sobre el virus y su tratamiento, pero también sobre cómo actuar en un futuro inmediato, y hasta mediato.

La naturaleza una vez más pone a prueba la capacidad de los humanos que, si bien logran visitar la cara oculta de la Luna, producir misiles supersónicos, reconfigurar los mapas políticos y exhibir increíbles y sostenidos avances en los campos de la informática y las telecomunicaciones, parecen no muy capaces de evitar su propia desaparición.

Cancún se prepara para su reapertura turística

reapertura turística de Cancún

Víctor Galván

Cancún se prepara para su reapertura turística y ya hay fecha para ello: el 8 de junio, cuando se espera comiencen a llegar los primeros huéspedes a hoteles. Así fue acordado en reunión virtual efectuada el fin de semana, en la que participaron empresarios hoteleros de los destinos turísticos de Quintana Roo con el gobernador Carlos Joaquín.

Pero la apertura no será de golpe, sino gradual y cumpliendo estrictas medidas de control sanitario establecidas por el gobierno del estado para que las empresas del ramo obtengan la Certificación en Protección y Prevención Sanitaria en Instalaciones Turísticas (CPPSIT), la cual avalará el cumplimiento de acciones que garanticen a los visitantes la seguridad y confianza de encontrarse en establecimientos sin riesgo de contraer Covid-19.

Hasta el viernes pasado, de acuerdo a la Sedetur, habían solicitado su registro para obtener la certificación un total de 2,936 empresas.

Las solicitudes para obtener el CPPSIT, trámite que inició el 18 de mayo, están siendo evaluadas por un Comité Técnico integrado por autoridades en turismo y salud, el cual realizará verificaciones a través de inspecciones aleatorias en los establecimientos para observar el cumplimiento de los criterios de la Certificación, la cual no tiene costo y tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de este año.

Bajo este criterio los empresarios deberán ajustarse a una nueva realidad, en la que sus establecimientos observarán medidas estrictas de limpieza y desinfección sin afectar la comodidad y confort del huésped.

Con ello se busca generar confianza en los visitantes, quienes de antemano sabrán que viajan a un destino y a establecimientos seguros, lo que sin duda posicionará de nuevo a Cancún en la élite turística mundial.

Algunas cadenas hoteleras que dependen completamente del mercado estadounidense han programado aperturas a partir del 1 de julio; otras están enfocadas al mercado nacional y ya han preparado promociones con este nicho de mercado para la reapertura de sus centros de hospedaje.

Dos semanas

La cuenta regresiva está en marcha. El calendario marca que la reapertura será en dos semanas y este periodo de tiempo no es casualidad. Se busca llegar en las mejores condiciones sanitarias al 8 de junio, el objetivo es lograr “aplanar” la curva para esa fecha, pero para ello la población debe apoyar al máximo las medidas establecidas de sana distancia y de higiene.

Los reportes diarios de la Secretaría de Salud estatal indican que aún nos encontramos en el pico de la pandemia, ya que no se ha logrado disminuir los casos positivos y, por ende, siguen sumando los casos activos; sin embargo lo positivo es que la cifra de decesos ha ido a la baja gracias a que cada vez hay más personas recuperadas de Covid-19.

Por ello las autoridades estatales continúan pidiéndole a la población no bajar la guardia, hacer caso de las recomendaciones, mantener las medidas de higiene, de distanciamiento social, quedarse en casa, porque de ello depende poder disminuir el número de contagios por Covid-19, tener menor número de defunciones para que Quintana Roo pueda salir más rápido hacia la productividad.

El error que ha cometido sistemáticamente una parte de la población es salir de sus casas sin un motivo esencial, continúan organizándose reuniones familiares o de vecinos, todo ellos sin guardar la sana distancia y sin usar cubrebocas. Esa es la razón principal por la que siguen en aumento los casos positivos. Muchos se han preocupado más por adquirir cerveza u otras bebidas alcohólicas que por protegerse.

La población debe acostumbrarse a que de ahora en adelante, aunque disminuyan los casos positivos y gradualmente se permitan actividades sociales y comerciales, deberá seguir observando con rigor las actuales medidas de prevención, de higiene y de distanciamiento social, pues esto formará parte de la convivencia cotidiana dentro de la nueva normalidad.

A Rivera revuelta

las-beristain

Carlos Alejandro

Las malas mañas políticas que se vienen dando en el municipio de Solidaridad desde hace ya varios años, en la administración 2018-2021 aumentaron sin límite, gracias a las malas prácticas que la familia Beristain, sus aliados y los miembros de Morena realizan desde antes de la elección 2018, cuando, falsificando documentos, incluyeron en la planilla a parientes y cómplices del actual saqueo a las arcas municipales.

Hoy, a la mitad de la administración municipal y a unos pocos meses de iniciar el proceso electoral para las presidencias municipales en Quintana Roo, el municipio de Solidaridad es tierra de nadie, principalmente en el partido del presidente de la República, donde, como acostumbran, se están dando hasta con la cubeta, oportunidad que aprovechan ambiciosos de dinero y poder para tratar de lograr la candidatura a la presidencia municipal de uno de los municipios que más riqueza ha producido en México.

En el proceso electoral 2018, teniendo en las boletas a Andrés Manuel López Obrador, los candidatos de Morena en Quintana Roo arrasaron, y no por ellos, sino por el acompañamiento del único candidato que no ha requerido realizar acciones para legitimar su triunfo en las urnas, a excepción del municipio de Solidaridad, donde la familia Beristain hizo uso de todos sus recursos para lograr apoderarse del gobierno municipal, desde la compra de la candidatura, el pago para reordenar los espacios de las candidaturas a regidores, la falsificación de documentos para incluir en la planilla a la pareja sentimental de Luz María, el segundo regidor Elio Lara Morales, así como sus acostumbradas alianzas con personajes oscuros y las posteriores traiciones que acostumbran, y de esa forma lograr superar a su principal contrincante por tan solo tres mil votos.

Gracias a la pésima administración, la gran corrupción y el saqueo indiscriminado de recursos públicos, Laura Beristain es prácticamente un cadáver político, pero con muchas ambiciones, al igual que su par de hermanos, y conscientes de que los habitantes de Solidaridad no caerán de nuevo en su trampa usando el nombre de morena, el trío Beristaín compró la franquicia del nuevo partido nacional de Elba Esther Gordillo Morales, el denominado Redes Sociales Progresistas, para que desde ahí, escondidos en el partido de la maestra, intenten seguir en la administración pública y seguir enriqueciéndose a manos llenas y sin pudor alguno.

Y debido a que los Beristain abandonarán el barco que desfondaron de Morena, la candidatura a la presidencia municipal por el partido de AMLO será disputada por todo quien sueñe ser presidente municipal de Solidaridad, aunque no tenga derecho legal, conocimientos y capacidad para realizar un trabajo de reconstrucción política y social que le urge a este municipio; total, las constancias de residencia y vecindad no son obstáculo por lo que ya arribaron a Playa del Carmen una horda de tabasqueños ávidos de dinero y poder, quienes están repartiendo despensas para tratar de hacerse presentes en las preferencias electorales, mientras que los morenos “locales” arman su proyecto para expulsar del partido a todo aquel que no se someta a sus caprichos, pero también hay personajes que representan una esperanza para los habitantes de Solidaridad, solo que esos, por no ser de morena y no comportarse como depredadores del poder, hasta el momento no son considerados como posibles candidatos de Morena para la renovación del ayuntamiento más corrupto de Quintana Roo en la administración 2018-2021.

El panorama en Solidaridad es muy complicado, Morena se transformó, de ser la esperanza a ser sinónimo de alta corrupción e impunidad, gracias a la familia Beristain, en tanto la alianza PAN, PRD, MC no da señales de tener un plan para recuperar y enderezar el rumbo Solidaridad y por su cuenta el desfondado PRI aún sigue curando las heridas que le propinó morena en 2018, cuando lo dejó sin personal con capacidad para contender y ganar una elección, por lo que los ciudadanos de este municipio, muy posiblemente tendrán que padecer otros tres años de abusos, saqueos y corrupción sin límite, gracias a la familia Beristain.

Indigestión política en Morena-Quintana Roo

José Luis Pech Várguez
José Luis Pech Várguez.

Carlos Alejandro

El resultado de la cuarta transformación en Quintana Roo ha sido un verdadero fracaso, la mayoría de quienes en 2018 dieron sus cuatro votos a Morena, sin pensar, hoy están arrepentidos, ya que quienes quedaron en los cargos de elección representando al partido del presidente de la República resultaron más rapaces y depredadores que los priistas, panistas y perredistas juntos.

Los municipios más afectados por la ambición desmedida de los morenistas son Othón P. Blanco y Solidaridad, ambos con gran influencia de José Luis Pech, quien fuera dirigente estatal y vendedor de candidaturas en el proceso electoral 2018, teniendo como operadores a los síndicos en cada uno de esos municipios, quienes en la misma toma de posesión dejaron muy en claro la instrucción que les dio el hoy senador, saquear todo lo que se pueda y al precio que sea, vendiendo favores políticos a quien mejor pague, para tener el control de ambas demarcaciones.

Yensuni Martínez
Yensuni Martínez.

En Othón P. Blanco, la muerte salvó a Hernán Pastrana de padecer un calvario mayor, ya que los pocos días en que estuvo en el cargo, fueron un verdadero infierno gracias a la alumna de José Luis Pech, Yensuni Martínez; por su parte, en Solidaridad, el principal cómplice del senador, el síndico delincuente electoral cumplió al pie de la letra su tarea, la cual extendió para sacar mayor beneficio personal vendiendo los favores de los regidores de Morena, quienes obedecieron ciegamente al ambicioso y descarado Omar Sánchez Cutis. El trabajo sucio que acostumbran realizar los aliados de José Luis Pech tiene a estos dos municipios al borde del colapso político, gracias a la rapacidad de los integrantes de Morena en los cabildos respectivos.

Pero el problema no es lo que ya sucedió sino lo que puede suceder, ya que, al menos en Solidaridad, Sánchez Cutis diseñó un nuevo fraude que al parecer tendrá que modificarse ya que su socio José Luis Pech ya reculó y en un video que publicó en su cuenta de Facebook acepta que es residente de la capital del estado, condición que por ley le impide contender para la presidencia municipal de Solidaridad, como lo había planeado el experto en falsificar documentos para comprobar constancias de residencia y vecindad, así como hacer uso de dos credenciales de elector en un mismo proceso electoral.

Omar Sánchez Cutis
Omar Sánchez Cutis.

Ante la declaración de José Luis Pech reconociendo su residencia y vecindad en Chetumal, asegurando que se quedará ahí, el plan de saqueo elaborado por Sánchez Cutis cambió de personajes, mas no de intenciones, ya que al interior de lo poco que queda de estructura en Morena Solidaridad se comenta que el nuevo plan de saqueo a las arcas municipales lleva a la cabeza al propio Omar Sánchez como candidato a presidente municipal, acompañado de su fiel seguidora María Meza, quien ha demostrado con creces su total incapacidad para desempeñarse como representante popular, pero también ha dejado bien claro que lo que le ordene su patrón Sánchez, ella lo cumple aunque viole leyes y reglamentos.

En los corrillos al interior de lo que dice llamarse partido político en Solidaridad, también se comenta que el despedido de la representación de la Secretaría del Bienestar en Solidaridad por actos de corrupción, Henry Martínez Aguilar, iría como candidato a la primera regiduría y el primo del síndico, Jorge Manuel Gutiérrez Sánchez, está siendo considerado como tesorero, ese mismo personaje que en la fallida primera sesión de Cabildo en la actual administración municipal fuera impuesto por su primo en ese cargo, para después quedar como director de Ingresos por las negociaciones que hiciera Sánchez Cutis con Laura Beristaín, quien al fin de cuentas se libró del corrupto primo del síndico gracias a la información que le llegó sobre las extorsiones que realizaba a los empresarios de Playa del Carmen.

El panorama político en Solidaridad para el próximo año en que cambiará la administración municipal es muy oscuro ya que, de continuar en el poder Morena, el pronóstico es que el saqueo de los Beristain sería juego de niños, así como es el saqueo que realizó Mauricio Góngora al compararlo con el realizado por los Beristain.

La necesidad en tiempos de pandemia

 

Víctor Galván

Los daños colaterales de la pandemia pueden medirse de distintas formas, pero una de las más significativas y que evidencia la situación en que se encuentran miles de familias, es la economía informal y los pequeños (muy pequeños) comercios.

A diario, desde temprano, comienza por las calles de las regiones de Cancún el desfile de vendedores de todo tipo de productos.

Chatarreros, reparadores de calzado, venta de jugos, pozol, agua, flanes, pan. A todos ellos se les han sumado últimamente camionetas que con altavoces anuncian la venta de todo tipo de productos alimenticios, fruta “hasta las puertas de su hogar”; a bordo de tricimotos se ofrece pollo fresco y hasta alitas marinadas, ya listas para freír; otro vehículo pasa vendiendo pescados y mariscos, también frescos; niños a pie ofrecen ciruelas y mangos en bolsa; más tarde, también a pie, un joven carga sobre uno de sus hombros una enorme charola de donas; un algodonero curtido por el sol va casa por casa con su producto en bolsas, multicolor y azucarado. Algunas personas salen de sus casas a comprar, pocas, pues la crisis económica ha golpeado a todos en estas colonias alejadas del centro de Cancún. Tampoco faltan las personas que tocan a la puerta pidiendo apoyo económico.

Pérdida de empleos

La Coparmex calcula que se han perdido aproximadamente 70 mil empleos formales en Quintana Roo en la industria turística. Mientras que en el sector de la construcción la pérdida ha sido de 120 mil puestos de trabajo, por la suspensión de aproximadamente 6 mil obras en todo el estado, de acuerdo a Juan José Chilón Colorado, asesor jurídico y ex dirigente del Sindicato de Trabajadores, Obreros y Empleados de la Industria de la Construcción (Sitec).

Ambos son los principales generadores económicos del estado, pues con sus familias engloban a más de 700 mil personas.

A ello se suma el cierre de infinidad de comercios que no son considerados actividades económicas esenciales.

 

 

Ni curva plana ni sana distancia

La curva aún no se aplana y la distancia, lamentablemente, muchas veces no es sana. En las colonias se ve gente recorriendo las calles, algunos sin cubrebocas; salen a realizar sus compras, hacen filas para entrar al supermercado, en los cajeros automáticos, en locales como tiendas de conveniencia o de alimentos; en estas filas portan tapabocas, pero en muchos de los casos no se respeta la sana distancia, una de las principales premisas para evitar contagios. Las aglomeraciones son cotidianas y aunque algunas personas sí toman distancia, la mayoría no lo hace.

En los supermercados no hay venta de cervezas, un producto que en su escasez ha evidenciado su importancia como regulador del comportamiento social. En vísperas de que se agotara muchos se surtieron en grandes cantidades y en ciudades del país donde se ha reanudado su venta se reportan enormes filas sin sana distancia. En Cancún la gente ha optado por licores como reemplazo y es común ver a hombres y mujeres por igual frente a los estantes, seleccionando y comparando precios de vinos, rones, whiskies; cualquier producto sustituto es bueno.

Y por si esto fuera poco, prevalecen las reuniones familiares y de amigos. Basta hacer un breve recorrido en las regiones para detectar convivios de más de 10 personas. Se siguen celebrando cumpleaños y, como es común en el mexicano, cualquier pretexto es bueno para convivir, y para variar sin cubrebocas, porque se platica, se ríe, se come y se toma.

Benito Juárez sigue concentrando el mayor número de casos positivos de Covid-19 en Quintana Roo, con 1,011 al día de hoy y 204 del total de 260 defunciones que se han registrado en todo el estado. Estas cifras muestran la importancia de seguirnos cuidando, pues si bien se prevé que la curva baje, al no usar con rigor las medidas de protección ni acatar la sana distancia, en 15 días en lugar de aplanar la curva podría registrarse un rebrote, periodo considerado para la incubación del virus.

La cuarentena hace sus efectos en la gente

cuarentena

Konaté Hernández

Con 60 días en el confinamiento, la sociedad permanece aislada por una cuarentena atípica, ocasionada por el virus Sars CoV-2 de la Covid-19, al enclaustrar a la humanidad en sus hogares humanidad.

Con tal aislamiento, todo parece indicar que el ímpetu sexual despertó en muchos el no saber distinguir entre lo bueno y lo malo, la noche y el día, el calor y el frío, la sed, el hambre, el cansancio con ejercitar cuerpo mente y espíritu, incluso el deseo de una mujer de estar con el hombre o del hombre estar con la mujer, la pandemia global casi logró atrofiar la mente, al no distinguir lo que cada quien quiere, desea o aspira.

Monótonos son los días que sin cesar pasan, el momento de retornar a las actividades se acerca, unos dan importancia a lo que determinan las autoridades, otros prefieren seguir su vida, y no tomar las medidas e indicaciones proporcionadas para tener un desarrollo con tranquilidad y seguridad.

Mientras algunas autoridades religiosas eclesiásticas y pastorales, piden a la comunidad no descuidar ni bajar la guardia, perseverar la confianza de mantener el orden y los cuidados para seguir las indicaciones de una “nueva normalidad”, cuya estrategia sin equívocos pretende la reapertura con los llamados “municipios de la esperanza”, por haber permanecido libre de contagios o alejados de regiones contaminadas.

Reapertura gradual que se generalizará a las diversas actividades en función a los niveles de contagio que se reportaron en cada zona del país, será una realidad a partir del 1º de junio, con la nueva normalidad, acuñada para describir nuevas condicionantes en la economía, las finanzas, el trabajo, con la finalidad de dar a conocer algo que antes era anómalo, hoy en día será una forma común de vida y de pensamiento.

Frase acuñada por vez primera en mayo de 2008, hoy a 12 años, el término será un intento de clasificar la discusión, más allá de la noción de que la crisis económica fuera meramente superficial, misma que caló muy hondo, con un resultado inevitable, al declarar que los periodos anteriores no fueron normales.

Esto traerá como consecuencias la disminución de clientes al 50 por ciento de la capacidad en centros comerciales; una disminución hasta del 33 por ciento en cafés, bares, restaurantes, con la finalidad de garantizar la sana distancia hasta de metro y medio, así las playas que no estarán exentas del distanciamiento social.

La capacidad en los estadios deportivos deberá de ser hasta de 1/3 de igual forma para garantizar la seguridad entre espectadores, lo mismo que al aire libre, gimnasios. Mientras que en el servicio de transporte, se eliminarán las limitaciones en el embarque de pasajeros, esto en función de los parámetros de sanidad en actividades terrestres y acuáticas.

Términos con los que la sociedad debe de aprender a vivir y convivir como “sanitización”, uso de cubrebocas N95, caretas, guantes, gel antibacterial, lavado frecuente de manos, definitivamente una nueva normalidad de la que el culto religioso tampoco escapa.

El futuro incierto de Solidaridad gracias a la 4T

jose-luis-pech

Carlos Alejandro

En 2018 los electores de Morena demostraron su lealtad a Andrés Manuel López Obrador y sin pensar otorgaron el llamado 4 de 4; es decir, sin saber quiénes eran los candidatos, los solidarenses le entregaron a Morena su confianza si medir consecuencias por lo que hoy Solidaridad padece los estragos de una administración más fraudulenta que la de Mauricio Góngora o de Filiberto Martínez.

Infinidad de seguidores de López Obrador claman para que el presidente de la República voltee a ver hacia este pequeño rincón de México, donde la 4T se ha vuelto sinónimo de saqueo, corrupción y descaro teniendo a la familia Beristain al frente del fallido gobierno municipal, plagado de delincuentes y corruptos, la mayoría de ellos importados de otros municipios y estados.

A poco más de un año para la elección que libere a Solidaridad del yugo saqueador de la familia Beristain y sus cómplices, y gracias a la pandemia del COVID-19, los corruptos y delincuentes de morena se perfilan para un nuevo abordaje a las arcas del municipio, en esta ocasión llevando como candidato a uno de los íconos de la corrupción en la historia reciente de Quintana Roo, José Luis Pech Várguez, actual Senador de la República.

Entre las filas de los perdidos militantes y simpatizantes de Morena corre la versión de que el mismo delincuente que falsificó documentos para obtener constancias de vecindad y residencia para ser síndico en la presente administración municipal en Solidaridad, está haciendo las gestiones desde su privilegiado cargo municipal para que uno de los mejores vendedores de candidaturas y terrenos universitarios obtenga dichas constancias mediante documentos falsos y tráfico de influencias, para “cumplir” el requisito legal para ser candidato a la presidencia municipal en 2021.

Por su parte José Luis Pech anda feliz de la vida promoviendo su candidatura entre los políticos municipales, buscando apoyo para reforzar su campaña que dio inicio con la designación que le diera López Obrador como enlace del gobierno federal para atender los asuntos relacionados con la contingencia sanitaria del COVID-19, la cual están aprovechando para tratar de engañar a la gente de que Pech Várguez es residente de Playa del Carmen, solo por ser propietario de un edificio comercial ubicado en la 10 con 80, frente al hotel de sus clientes de 2018 a quienes logró venderles la candidatura a la presidencia municipal, si a esos mismos que saquean el municipio sin pudor, los Berisitain.

Ante este nuevo abuso de poder y descarado tráfico de influencias los solidarenses debemos de hacer algunas preguntas ¿Es casualidad que José Luis Pech tenga una propiedad en Playa del Carmen a raíz de que la UQROO pasó su sede de Tulum a Playa del Carmen porque el entonces rector vendió el valioso terreno de la universidad a inversionistas inmobiliarios? ¿Porque le interesa a José Luis Pech dejar ser senador de la República, representante del estado de Quintana Roo en el Congreso de la Unión, cercano al Presidente de la República y ocupar ilegalmente la presidencia municipal de Solidaridad? ¿El secretario general de la actual administración municipal se atreverá a expedir constancias de residencia y vecindad a José Luis Pech mediante la presentación de documentos falsos que simulen estás condiciones del senador que vive en Chetumal desde siempre?

Por lo aquí expresado, los habitantes de Solidaridad tienen una tarea muy importante que realizar, la cual, de no cumplirla, serán cómplices de otra administración fraudulenta y saqueadora con José Luis Pech al frente de una manada de ladrones sin escrúpulo alguno.

Los voluntarios, héroes anónimos en medio de la pandemia

 

Víctor Galván

La entrega de apoyos alimentarios avanza, quizá no al ritmo que quisieran muchas familias que hoy viven momentos difíciles por la pérdida de su empleo o por la reducción de su salario. De acuerdo a cifras dadas por el gobernador Carlos Joaquín, hasta el momento en Quintana Roo se han perdido unos 80 mil empleos, la mayoría asociados al cierre de centros de hospedaje.

Esta es una labor titánica que no se ha detenido ni un instante. Son más de mil voluntarios, gente que sale de sus casas desde antes que despunte el alba y que cumplen con protocolos estrictos de sanitizacion para el cuidado de ellos mismos y el de la población. De esta forma aportan su esfuerzo para que miles de familias quintanarroenses puedan contar con una despensa.

Estos contingentes están conformados, en su mayoría, por jóvenes entusiastas, que portando chalecos y gorros amarillos recorren una a una las calles de la colonia que marque el itinerario del recorrido del día, desde la mañana hasta la tarde, bajo el sol abrasador de mayo.

 

No reciben remuneración alguna, su mayor motivación es ver a miles de familias recibir en las puertas de sus casas el apoyo alimentario.

Hasta ahora se han entregado 560 mil despensas entre las fases 1 y 2 que contempla este apoyo, informó el gobernador Carlos Joaquín en su reporte del jueves pasado.

Es más que justo reconocer el esfuerzo que realiza el gobierno del estado y el valioso aporte de los héroes anónimos, que en tiempos de pandemia no han dudado un instante en salir a las calles, con el riesgo que implica la contingencia sanitaria por el Covid-19, para apoyar a miles de familias quintanarroenses.

El rostro de la lucha contra el Covid-19 en Cuba

BorregoN. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

Para cada cubano, desde hace dos meses, el rostro más reconocido entre los muchos luchadores contra la Covid-19 en Cuba es el del Dr. Durán García.

Cada día, primero a las 11 AM y después a las 9 AM, desde el Centro Internacional de Prensa en La Habana, se transmite una conferencia que sin duda alguna ha roto todos los records de teleaudiencia nacional.

Este médico es el Director de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, quien  parece haber sido dotado de una muy especial capacidad para comunicarse con sus escuchas, porque su hablar pausado, despojado de toda superflua superioridad intelectual, informa, educa, previene, consuela y alerta.

Nadie podrá decir que quiso pasar al “estrellato” a través de la comunicación televisiva; la modestia nada fingida es su principal característica.

Cuando responde preguntas ofrece la opinión de expertos sobre el tema, brinda la suya personal, y cuando no tiene total certeza nos avisa sobre la necesidad de profundizar, buscar más elementos, porque para él nada parece ser más importante que la honestidad y la precisión.

Por eso con frecuencia desmonta noticias falsas difundidas por las redes sociales o medios de prensa poco escrupulosos.

Es cierto que a veces luce cansado, y no es para menos, pues no es ni más ni menos que uno de los cientos de miles de cubanos cuya edad y posibles padecimientos puede hacerle blanco de la mortal enfermedad.

Reconoce siempre la ayuda de quienes le rodean cercanamente, y de aquellos que desde otras posiciones luchan contra la pandemia. Su rostro denota que con cada fallecimiento que informa se está marcando una derrota en lo personal, pero sus ojos brillan cuando en la víspera nadie falleció, o se redujo el número de pacientes críticos o graves, y sobre todo al hablar de los niños ya dados de alta.

El destacado intelectual Ignacio Ramonet al referirse a la lucha en Cuba contra la pandemia escribió:

Al respecto, un pequeño país, también digno de admiración,  se ha distinguido por su altruismo y generosidad. Se trata de Cuba. Sitiada y bloqueada desde hace sesenta años por Estados Unidos y sometida además por Washington a brutales medidas coercitivas unilaterales, la isla fue la primera en acudir en ayuda de China cuando estalló esta pandemia. Desde entonces las autoridades cubanas no han cesado de enviar brigadas de médicos y personal sanitario a combatir la covid-19 a una veintena de países, respondiendo a las solicitaciones angustiadas de sus Gobiernos. Entre ellos tres de la rica Europa: Italia, Francia y Andorra. Estas Brigadas Internacionales de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias existen desde los años 1960. En 2005, tomaron el nombre de “Henry Reeve”, un brigadier estadounidense que luchó y murió por la independencia cubana.

El mundo está descubriendo lo que los principales medios dominantes internacionales han tratado de ocultar hasta ahora, que Cuba es una superpotencia médica con más de 30 000 médicos y enfermeros desplegados en 66 naciones. Todo ello obedeciendo a una consigna humanista y visionaria de Fidel Castro formulada con estas palabras : « Un día dije que nosotros no podíamos ni realizaríamos nunca ataques preventivos y sorpresivos contra ningún oscuro rincón del mundo; pero que, en cambio, nuestro país era capaz de enviar los médicos que se necesiten a los más oscuros rincones del mundo. Médicos y no bombas, médicos y no armas inteligentes.»

Sin dudas el Dr. Durán García es un ejemplo de la calidad y profundo contenido humano de la medicina cubana.

Cuba no dudó en tomar estrictas medidas a fin de controlar la epidemia. Las estadísticas, a dos meses de ser detectados los primeros tres casos, parece que confirman su correcta aplicación.

Por eso quién en Cuba no espera con optimismo que en poco tiempo el Dr. Durán García anuncie “Hace 14 días no se confirma ningún nuevo caso y todos los hospitalizados han sido dados de alta. Dentro de otros 14 días podremos decir, si todos continúan contribuyendo, que la epidemia ha sido vencida”

Sin dudas posiblemente sea el día más feliz en la vida del carismático médico.

Las redes se han convertido en un medio de linchamiento social

 

Víctor Galván

Las redes sociales han demostrado el poder que tienen sobre las masas, no sólo de penetración, sino de influencia en la opinión respecto a cualquier tipo de tema. Sin embargo cobra más relevancia cuando estos temas son de interés nacional, como la pandemia de Covid-19 y lo fácilmente influenciable que es la mayoría, que no tiene por costumbre informarse de fuentes confiables y mucho menos investigar y verificar el origen de la información.

En medio de esta vorágine de tendencias y fakenews se dio el penoso linchamiento masivo de una reportera de El Sol de México, Sarahí Uribe, quien en la conferencia vespertina que ofreció el miércoles pasado el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, tomó el micrófono para cuestionarlo: “Esta tarde el ex secretario de Salud, José Narro, consideró que ha mentido respecto a las cifras (sobre el panorama del Covid-19 en nuestro país). ¿Le ha mentido a México, secretario?”, preguntó.

López-Gatell, ya curtido en estas lides de enfrentar todos los días a la prensa, no se inmutó y por respuesta lanzó a su vez una pregunta: “Cuénteme más. ¿Qué más dice el ex secretario, el doctor Narro?”. La joven reportera, quien seguramente no se esperaba una pregunta por respuesta, mostró un visible nerviosismo, pidió tiempo para responder y mientras revisaba su teléfono en busca de información, sólo atinó a balbucear: “Dice que hay… que no es congruente con sus cifras… a ver, permítame”.

Y tras una pausa y espera en un momento de incómodo silencio que pareció eterno, agregó: “Menciona que las cifras no cuadran y esto genera en la población incertidumbre. A ver… ¿Qué nos puede decir al respecto? ¿Sí le ha mentido a México?”

López-Gatell reconoció la trayectoria de José Narro: “Respeto la opinión del doctor Narro. El doctor José Narro Robles es un personaje de la vida pública. Fue rector de la Universidad Nacional, fue secretario de Salud, fue dirigente político en el PRI. Ya no le sigo la pista. No sé si siga en el PRI, no sé si siga en la UNAM. Por ahí debe estar. Me parece un individuo respetable. Habría que ver sus argumentos sobre lo que se refiere. Usted iba a mencionar algunos números, me parece. Quizás ahí nos podamos dar cuenta a qué se refiere”.

En este punto Sarahí Uribe se vio desbordada y, lamentablemente para ella, demostró inexperiencia al no haber hecho la tarea de contextualizar la información que sustentara sus cuestionamientos, o tal vez la misma inexperiencia la llevó al nerviosismo que fue expuesto a nivel nacional. Pero lo más triste es que este hecho ha sido utilizado por miles de seguidores de López Obrador y de López-Gatell para iniciar un incesante linchamiento mediático en contra de una periodista que, hay que reconocerlo, cometió un error profesional.

Lo negativo es que este error desnuda en las redes sociales la miseria a la que es capaz de llegar el ser humano, basado en rencores sociales alimentados desde las cúpulas del poder, donde un enfrentamiento y revanchismo es replicado por las masas de la forma más denigrante posible.

Sólo Sarahí Uribe sabe de qué dimensión es el dolor moral que seguramente siente por el error cometido, y peor se ha de sentir al ser víctima de un encarnizado ataque de gente anónima que, escudada tras de una pantalla, lanza ataques sin importar el daño que puede ocasionar.

Lo que dijo José Narro

La información que no pudo o no supo decir Sarahí Uribe es que el doctor José Narro publicó en su cuenta de Twitter lo siguiente el pasado 28 de abril:

“El día de ayer, el subsecretario #LópezGatell informó que en nuestro país la pandemia ha registrado 15,529 casos confirmados y un total de 1,434 defunciones.

Sin embargo, también ha dicho que el número de personas infectadas puede ser superior en 8 o en más de 30 veces.

La diferencia es tal, que se podría estimar una cifra de entre más de 120,000 y 500,000 personas contagiadas.

¡Por eso no se le puede creer!

Él sabe que la cifra de casos confirmados está incompleta. Por ello nunca quiso aplicar masivamente las pruebas diagnósticas.

Según la #OCDE, México es el país con menos pruebas aplicadas por cada mil habitantes: 0.4 frente a 22.9 del promedio de los países miembros.

Por si esto fuera poco, solo basta analizar los datos de casos confirmados y probables de #Influenza en 2019 y 2020 -y que incluyo en el primero de los tuits de este hilo- para darse cuenta de lo que sucede.

En realidad, muchos casos de #COVID19mx se encuentran en la estadística de influenza, como muchas muertes por #Coronavirus están en el capítulo de neumonías atípicas y similares.

Por esto, justificadamente, hay desconfianza sobre las cifras de la #Pandemia”.

La publicación en Twitter estuvo acompañada con una serie de gráficos que comparan los casos posibles y los casos confirmados de AH1N1 en 2019 con los del 2020; y de una explicación que señala la probabilidad de que casos de SARS-CoV-2 están en la lista de influenza.

A ello se quiso referir la reportera al cuestionar si López-Gatell le había mentido a México, que los casos reales pudieran ser muy superiores que las cifras que maneja de casos confirmados y del bajo número de pruebas realizadas en México, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La industria turística se cuece aparte

turismo-en-cancun

Víctor Galván

Desdeñar a la industria turística ha sido un grave error del gobierno federal. Su única apuesta para el sector sigue siendo la misma: el Tren Maya. El discurso oficial denota insensibilidad y total falta de empatía, ya que no hay más estrategia que las obras emblemáticas del actual gobierno, ninguna enfocada a la recuperación inmediata del turismo.

Se han ofrecido créditos a microempresas, los llamados “Créditos a la Palabra”, por un monto de 25 mil pesos, recursos que, por supuesto, deberán ser devueltos. El crédito será a un plazo de tres años a partir del cuarto mes en que se entregue el dinero. Es decir que, tras la pandemia, los beneficiarios deberán enfrentar, además de la reactivación de sus pequeños negocios familiares, el pago de esta deuda.

Pareciera que en esta estrategia federal hay una especie de encono clasista. Los empresarios no son bien vistos por el presidente, al contrario, la “mañanera” se ha convertido en el púlpito desde el cual se condena y lincha a todo el que critica y disiente, incluida la prensa.

Las excepciones han sido los beneficiarios del actual régimen: Carlos Slim, cuyo consorcio obtuvo la licitación para construir el segundo tramo del Tren Maya, que va de Escárcega a Calkiní, en Campeche, con una extensión de 222 kilómetros; y Ricardo Salinas Pliego, que con Banco Azteca se encarga de administrar los recursos destinados a las becas que reciben los estudiantes de escuelas públicas de todos los niveles, y que ahora se encargará de repartir créditos a las pequeñas empresas sin cobrar comisiones. Ambos, por cierto, también son deudores del fisco.

Estrategias en marcha en Quintana Roo

Sin ningún tipo de incentivos, como lo sería diferir (no condonar) impuestos federales, cuotas de Infonavit, Seguro Social y Afores, y agilizar la devolución del IVA, empresarios turísticos de Quintana Roo y prestadores de servicios se valen de sí mismos para planear desde ahora, en conjunto con el gobierno del estado y el Consejo de Promoción Turística (CPTQ), las estrategias que buscan traer de nuevo a visitantes a los destinos locales en el corto plazo, en cuanto lo permitan las actuales condiciones de restricción sanitaria a nivel mundial.

A través del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo el sector ya trabaja en la realización de campañas enfocadas al turismo nacional y norteamericano como primer paso, y una vez que se reactiven los vuelos al 100 por ciento también se enfocarán al turismo europeo.

En Quintana Roo el principal motor económico es el turismo y todos, en mayor o menor medida, dependen de esta industria, es por ello que las campañas de promoción involucran la recuperación económica en conjunto con la industria turística local e internacional, entre los cuales se encuentran destinos, aerolíneas, hoteles, operadores turísticos, agencias de viajes, entre otros.

El primer objetivo de promoción está enfocado al turismo nacional, ya que será el primero en reactivarse.

Los hoteleros han comenzado a desarrollar una estrategia que consiste en una campaña digital denominada “Come 2 Cancún”, la cual consiste en una promoción de 2×1 en paquetes turísticos. La idea, de acuerdo a la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), es no bajar tarifas para evitar abaratar el destino, sino premiar al turista que los visite. Esta promoción de 2×1 consiste en que el turista pague dos noches de hotel y reciba cuatro para incentivar el arribo de visitantes. (Con información de reportur).

Hay que tomar muy en serio el Covid-19

coronavirus-1

Víctor Galván

El coronavirus Covid-19 definitivamente es cosa muy seria. Así lo ha demostrado en la última semana, periodo en el que se han incrementado aceleradamente los casos a nivel nacional y en Quintana Roo.

Datos de la Secretaría de Salud federal indican que el pasado 20 de abril había en el país 8,772 casos confirmados de Covid-19, con 712 defunciones. Una semana después la cifra de infectados asciende a 15, 529 y 1,434 fallecidos. Casi el doble de casos y más del doble de fallecidos. En Quintana Roo pasó de 361 casos positivos y 32 defunciones el 20 de abril, a 650 positivos y 85 defunciones el día de hoy. Poco menos del doble de casos, pero más del doble de defunciones.

Y cada vez también nos vamos enterando de casos de gente cercana o conocida, ya no nada más de “x” persona, indicativo que también refleja la expansión del virus en la sociedad. Ayer domingo la comunidad periodística de Quintana Roo se enteró del lamentable fallecimiento de Martha Caballero Collí, quien se desempeñaba en la Dirección de Comunicación Social de Solidaridad. Hoy el periodista Francisco Verdayes dio a conocer en redes sociales del deceso del contador Guillermo Almeida Aranda, director administrativo y contralor de Sipse TVCun.

Modelo matemático

El investigador del Instituto de Matemáticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), unidad Juriquilla, Jorge Velasco Hernández, explicó para el portal UNAM Global, que existen modelos matemáticos que ayudan a entender el proceso de pandemia.

Explicó que, de acuerdo lo observado en China, el número reproductivo del virus calculado en dicho país es de 2.5 por persona, esto significa que una persona contagia a poco más de dos durante un tiempo llamado periodo infeccioso.

Pero existe además el periodo intergeneracional, que es el tiempo que pasa entre que alguien se enferma y contagia a otro, que para el coronavirus se calculó entre cuatro y seis días, poco menos de una semana. Como ejemplo, para un número reproductivo igual a 2, si a principios de un mes se tiene una persona infectada, ésta contagiará aproximadamente a dos [2(x1)] en la primera semana, en la segunda se infectarán cuatro [2(2)], de tal forma que a finales del mes habrán aproximadamente 16 [2(x4)] personas contagiadas.

Estas 16 personas contagiarán a 32 [2(x5)] y después a 64 [2(x6)] y posteriormente a 128 [2(x7)] en la séptima semana. “Las epidemias empiezan despacio, primero no infecta a muchos, pero después el incremento se vuelve muy rápido”, aclaró el experto.

No obstante, las medidas de contención se ejecutan para disminuir el número reproductivo para que en la séptima semana no haya 128= 2(x7) casos y reducirlo a 1.7, (1.7)x7 = 41 casos, una cifra menos elevada.

Por su parte el doctor Gustavo Cruz Pacheco, investigador del Instituto en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS), también de la UNAM, calcula que el crecimiento exponencial de casos totales continuará hasta el 30 de abril, aproximadamente. A partir de esta fecha, se estima que la cantidad de personas contagiadas cada día sea menor, pero no se detendrá y la epidemia alcanzará su pico más alto entre el 6 y el 13 de mayo.

Cruz Pacheco agregó que desde esta última fecha el ritmo de infectados será menor y entonces podrían regresar las actividades económicas esenciales, pero las escuelas, por ejemplo, se mantendrían cerradas con el fin de evitar la propagación entre importantes sectores de la población.

Es por ello que, ante este panorama, las autoridades sanitarias no dejan de insistir que el distanciamiento social, no saludar de cerca, lavarse las manos y la cara, portar cubrebocas, son claves para detener la propagación y disminuir la incidencia de casos. Por ello es que se han tomado en Quintana Roo otras medidas, sobre todo para disminuir la movilidad social, como cerrar avenidas y locales comerciales de giros no esenciales, exhortar a que solo un miembro de la familia realice el abasto de alimentos y productos de primera necesidad, entre otras.

Las autoridades de salud y de los gobiernos federal y estatal deberán ser muy cautas para decidir cuál será el momento adecuado, en cada estado y en cada municipio en particular, para comenzar a reactivar actividades económicas y sociales, pues de acuerdo a los investigadores, cuando terminan las medidas de distanciamiento social puede sobrevenir una segunda ola de infección, debido a que las personas que no se enfermaron salen y tienen contacto con algunos infecciosos y se contagian. De esta forma se puede generar un nuevo brote. (Con información de Infobae).

Trump vs el coronavirus

94688626_222557385693305386566850183168_n

El periodismo en tiempos del coronavirus

Víctor Galván

El buen periodismo y los vicios en esta profesión tienen una larga historia en México. En la época porfirista hubo periodistas que ejercieron una aguda crítica y pagaron por ello, siendo cooptados unos y reprimidos otros. Estas tácticas marcaron desde entonces y durante todo el siglo XX la relación entre el gobierno y los medios de comunicación, donde el jugoso otorgamiento de concesiones de radio y televisión y convenios de publicidad hicieron prevalecer una prensa sumisa, callada, servil; que sesgaba, manipulaba y era usada como medio de control social al presentar la información de acuerdo a la agenda dictada desde Los Pinos.

Salvo excepciones durante todos esos años, el ejercicio periodístico dio un giro sin regreso a partir del año 2000, justo cuando se dio la llamada “alternancia en el poder”, al ascender el panista Vicente Fox Quesada a la Presidencia. Las ataduras utilizadas por el antiguo régimen durante 70 años, se rompieron. Hubo sectores de la prensa que ejercieron crítica aguda; comenzaron a revelarse hechos, datos, corrupción, y de esta forma se empezó a marcar una nueva relación entre el poder y la prensa, aunque siguieron prevaleciendo las viejas prácticas de jugosos convenios, sobre todo entre grandes medios y grupos periodísticos nacionales y regionales, “favoritos” que conservaron a cambio privilegios y acceso a diversos negocios e inversiones al amparo del poder.

Pero el “boom” y la masificación de las redes sociales cambiaron la forma de ejercer la profesión para siempre. La rapidez de la difusión de información dio origen a la inmediatez.

Muchos periodistas en Quintana Roo se formaron a través del empirismo, lo cual en sí no es malo, pues la experiencia adquirida a través de la enseñanza de otros buenos periodistas y de su propia iniciativa dio como resultado suficientes conocimientos y una sólida formación que los convirtió en profesionales de la comunicación. Algunos adquirieron conocimientos teóricos, lo cual reforzó las bases que ya tenían.

Las redes sociales, que debieran ser aliadas en el nuevo periodismo como medios de difusión, han mostrado sus claroscuros. Muchos “panfleteros”, “chayoteros”, admiradores del discurso fácil, de la adulación y de la lisonja, aprendieron las nuevas tecnologías y mutaron a estas. Adquirir o ampliar conocimientos nunca fue importante, mientras prevaleciera el modus vivendi. Es por ello que ahora vemos que pseudo periodistas se replican en redes sociales con los mismos vicios, sin contenido y poca o nula información, lo que les debería restar veracidad y credibilidad.

Las redes sociales están inundadas de “fake news” e información sin sustento, divulgadas por muchos de estos personajes o por quienes sin ninguna formación profesional se dicen periodistas por el solo hecho de conocer el fino engranaje que mueve los hilos de las redes sociales para masificar exponencialmente sus publicaciones y sumar miles de seguidores.

En estos tiempos en los que es necesario estar bien informados sobre el desarrollo de la pandemia en el mundo y a nivel local, las redes sociales han sido saturadas por todo tipo de “notas” e información basura que es consumida literalmente como “comida chatarra” por un elevado número de usuarios, una gran masa social a la que su deficiente o poca formación educativa le limita los procesos intelectuales necesarios para realizar análisis críticos y discernir sobre la veracidad de lo que se le ofrece ante sus ojos.

Es necesario cotejar, verificar, consultar a fuentes confiables antes de dar como cierta una información. Una “fake news” puede hacer más daño que el mismo coronavirus en la delicada situación de confinamiento social en la que nos encontramos; puede provocar crisis emocionales e incidir negativamente en nuestras relaciones sociales, en momentos en los que debemos tener la mayor cordura posible, pues se prevé que la curva crítica del contagio irá de la mano de la crisis económica y esto último nos afectará a todos en mayor o menor medida.

Una buena actitud y salud mental, acompañada de información veraz y confiable, nos puede ayudar a superar más pronto estas vicisitudes.

En el círculo vicioso de la epidemia

america-latina-2

Ariel Terrero

(Publicado en CUBADEBATE)

¿Se imaginan a todos los mandatarios latinoamericanos y caribeños sentados en torno a una mesa presidencial? En junio o julio próximo, digamos. Con sonrisas amistosas o diplomáticas. Sí, los 33. Hablo de López Obrador, Iván Duque, Nicolás Maduro, Lenín Moreno, Daniel Ortega, Sebastián Piñera, Miguel Díaz-Canel, Jair Bolsonaro, Alberto Fernández y todos los demás. Sin ausencia alguna. Sentados en ese orden, si quieren, y guardando respetuosa distancia entre sí solo por el coronavirus latente. ¿Tema de conversación? Negociarían esa integración regional que menciona la directora de la CEPAL, Alicia Bárcena, como salida necesaria para la crisis económica que seguirá a la crisis sanitaria de la Covid-19. Haría falta.

La depresión económica en marcha anticipa proporciones que dejan pequeña la recesión de 2008-2009. El shock económico que llegó a cuestas del nuevo coronavirus tiene raíces más profundas y alcances globales a los que no escapa ningún país. Los expertos se inclinan por referencias históricas más dramáticas. Paul Krugman, Vicenç Navarro y Nouriel Roubini –de escuelas económicas bien diferentes- no son los únicos que ven en la actual crisis escalas comparables con la Gran Depresión de 1929, que había quedado registrada como la más larga en el tiempo, la más profunda y con mayor cantidad de países desfondados.

El Fondo Monetario Internacional, por lo general cauto en sus estimaciones, se suma a ese enfoque. Prevé un retroceso de -3 por ciento en la economía mundial en 2020 y afirma que será la mayor contracción económica desde la Gran Depresión.

El horizonte se torna más sombrío de semana en semana. Si a mediados de marzo, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) preveía una caída de -1,8 por ciento en el PIB regional este año, sin descartar hasta -4 por ciento por posibilidades de mayor dramatismo, el 21 de abril hizo público un ajuste mucho más amargo en sus cuentas. Ahora vaticina una baja de -5,3 por ciento en el PIB de América Latina y el Caribe en 2020.

“La pandemia llevará a la mayor contracción de la actividad económica en la historia de la región”, afirma el nuevo informe de la CEPAL. “Para encontrar una contracción de magnitud comparable hace falta retroceder hasta la Gran Depresión de 1930 (-5 por ciento) o más aún hasta 1914 (-4,9 por ciento)”.

En el área, todos los sectores y actividades económicas registran daños sensibles ya. La renuencia histórica del capital latinoamericano a desplegar más innovadora y nacionalistamente su abanico de alternativas de desarrollo hace más punzante el daño.

Los países dependientes de exportaciones de productos básicos observan con el ceño fruncido la caída en picada de precios en el mercado mundial hasta límites inéditos. El 20 de abril quedará en las antologías bursátiles, con el barril de petróleo buceando por debajo de cero, con un mínimo récord de -37,63 dólares. Se desplomó por contracciones de la demanda a cuenta de la pandemia, en un contexto de conflictos profundos del mercado y con un acuerdo entre la OPEP y Rusia que llegó tarde. El impacto estremece a economías petroleras como las de Venezuela, México, Colombia y Brasil.

También se han hundido los precios de metales y minerales. La soya, el maíz y otros alimentos han bajado en menor medida. Los mayores daños en este frente se los anotan Chile, Bolivia, Perú, Argentina y otras naciones suramericanas. Las economías de Centroamérica y el Caribe, más importadoras que exportadoras, sufren por la anulación casi total del turismo y la contracción de las remesas, sostenes principales de los ingresos de esta área.

La CEPAL teme fuertes caídas del PIB en 2020 en la totalidad de los países, con casos sensibles para la región como Venezuela (-18 por ciento), Argentina (-6,5 por ciento), México (-6,5 por ciento) y Brasil (-5,2 por ciento). A Cuba le anticipa una pérdida del PIB de -3,7 por ciento este año.

Como en los recesivos años 30 del siglo XX, las economías latinoamericanas quedaron colgadas de la brocha, sin protección, al crisparse de golpe el comercio global. Con los colapsos productivos de China, Estados Unidos y Europa, las cadenas de valor que signaron a los años de globalización se esfumaron por artes de pandemia. La Organización Mundial de Comercio (OMC) anticipa una reducción del intercambio en el planeta este año entre -13 y -32 por ciento.

Alicia Bárcena juzga la ruptura de estas cadenas globales de valor con China como uno de los canales de transmisión de la crisis económica hacia América Latina y el Caribe. “Casi todo el mundo estaba importando partes y bienes intermedios de China”, observa en entrevista a la BBC. “Volver a rearmar estas cadenas va a ser muy difícil”. Propone retomar, entonces, una vieja bandera cepalina, la integración regional.

Ante la perspectiva de cambios en las relaciones y estructuras comerciales internacionales, la directora de la CEPAL apuesta “a reconstituir una economía distinta, más integrada hacia lo local, buscando también pautas de autosuficiencia, por ejemplo, alimentaria”.

La meta se torna más difícil para esta región, una de las que ha corrido con peor paso en la carrera de obstáculos hacia la integración. Europeos y asiáticos trotan mejor por esa pista, sin contar dones proteccionistas que se han acelerado en años recientes. Indicadores globales acreditan que los flujos comerciales son menores entre los propios países latinoamericanos que cuando negocian con Asia o Europa –por no mencionar la tradicional sujeción a EEUU-. En contraste, esos otros continentes prefieren comerciar puertas adentro y manejan sus finanzas con mejor rédito.

El coronavirus sorprendió a la región latinoamericana atada mayoritariamente a un endeudamiento externo insostenible. Este estado de cosas –bastante parecido, por cierto, al de la región cuando comenzó la Gran Depresión- ahoga las capacidades financieras para seguir trillos fiscales y monetarios como los que han tomado otros países. La deuda externa promete convertirse de nuevo en campo de batalla, pero probablemente sea necesaria la reacción de las organizaciones políticas, sociales y sindicales de nuestros países, ante la tradicional pereza de los políticos y del empresariado latinoamericano para retar al capital global.

En el artículo Cómo aplanar la curva de la pandemia y de la recesión, Pierre-Olivier Gourinchas, recomendó políticas de protección laboral, y maniobras monetarias y fiscales muy debatidas en estos días. Pero el economista francés también dibujó otra idea de aliento renacentista: “Ante un sobresalto común, la teoría económica más elemental sugiere que debe haber una respuesta común”. ¿Lo entenderán los políticos latinoamericanos alguna vez? ¿Se inmutarán ante el agravamiento de las condiciones de vida en sus países, por una epidemia que no ha enseñado aún todas sus pezuñas?

Como en el resto del mundo, en la región amenaza con dispararse el desempleo y el número de pobres. La CEPAL prevé que las personas que viven en pobreza aumenten de 186 millones a 215 millones. Sería más de un tercio de la población latinoamericana y caribeña.

Con el deterioro económico y social, aumentarán las personas sin acceso a los servicios de salud, por más que los gobiernos locales hablan de medidas económicas para auxiliar a los sectores vulnerables o desfavorecidos. La deuda social es grande. Mientras la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advierte que el 30 por ciento de la población latinoamericana carece de acceso a los servicios de salud, otros indicadores muestran que estos seres se concentran en las franjas de menos recursos económicos. Según la CEPAL, el 57,3 por ciento de las personas empleadas tiene cobertura de salud en América Latina y el Caribe, pero en los niveles de pobreza extrema cuenta con esa garantía solo el 34 por ciento.

Uno de los caldos de cultivo de la epidemia de Covid-19 ha sido la reducción de capacidades en los sistemas de salud por las teorías neoliberales. El maleficio hizo mella en el mundo desarrollado –los datos de contagiados en EEUU y en países europeos lo confirman-. También en América Latina. Si con la recesión económica crece la población sin acceso a hospitales y servicios de salud, es previsible una ampliación de los riesgos de expansión de un coronavirus cuyo fin definitivo, de estar sujeto a una vacuna, parece que no llegará antes del próximo año.

En una suerte de círculo vicioso, la crisis económica y social amenaza con agravar la crisis sanitaria que le dio origen.

50 años de Cancún: un aniversario atípico e inimaginado

 

Aniversario de CancúnTexto y fotos Víctor Galván

La memoria histórica de los pioneros señala que un día como hoy, hace 50 años, comenzaron a trabajar las máquinas que abrieron paso entre la densa selva verde a lo que con el tiempo se convertiría en Cancún, el destino turístico más exitoso de México.

Cinco décadas después, el despertar de la ciudad fue muy distinto a lo que imaginaron autoridades y ciudadanos. No hubo festejos rimbombantes, ni ceremonias oficiales, ni se tiró “la casa por la ventana”. Esos festejos con grandes eventos tendrán que esperar. La bulliciosa zona hotelera y el activo movimiento citadino fueron reemplazados por una ciudad casi inmóvil, semiparalizada por la alerta sanitaria generada por el Covid-19.

Locales con cortinas abajo, escuelas cerradas, poco tráfico, poca gente en la calle y la mayoría con cubrebocas; avenidas principales cerradas para evitar el paso a la zona del Crucero, centro neurálgico del comercio local. Es el panorama de una pandemia que ha trastocado todas las actividades de una ciudad infatigable que no se detenía en las 24 horas del día.

 

Lo que hubo fueron “Mañanitas” virtuales cantadas por la Orquesta de Cancún, con cada ejecutante desde su hogar, algunos ciudadanos interpretando y felicitaciones de distintas personalidades políticas y de la sociedad a través de Facebook. Muchos cancunenses nacidos y por adopción se manifestaron también a través de las redes sociales, compartiendo sus experiencias y agradecimiento a una ciudad que le ha dado hogar, trabajo, familia, a miles de personas que han coadyuvado al crecimiento de este destino.

Fue un festejo totalmente austero, sencillo.

Cancún, el líder turístico que cuenta con más de 36 mil habitaciones y que en 2019 mantuvo una ocupación hotelera mensual de 77.05 por ciento, que recibió a más de cuatro millones de visitantes el año pasado, hoy está vacío. Sin turistas en hoteles, las playas desiertas, con banderas rojas alertando a no ingresar.

 

Nadie hubiera imaginado que este iba a ser el escenario en su 50 aniversario, en los meses cuando el sol es más radiante para disfrutar la playa, de todas las actividades que ofrecen los prestadores de servicios turísticos y de las noches sin fin en sus centros nocturnos. En lugar de eso el comercio está semiparalizado, con patrullas policiacas recorriendo calles, bloqueando vialidades, alertando de evitar aglomeraciones; la fuerza pública y autoridades municipales cerrando locales “no esenciales” e imponiendo multas, lo que ha generado una aguda crisis económica en dueños y empleados de pequeños comercios que dependen de sus ingresos para subsistir, situación que puede tornarse más grave conforme avancen los días de restricciones y confinamiento. También es cierto que gente que no tiene nada que hacer en las calles sigue saliendo, sin respetar la sana distancia, y jóvenes y familias continúan organizando reuniones, actividades que no ayudan en nada a salir más pronto del problema.

Promoción inmediata

Y los empresarios turísticos como siempre van un paso adelante, en vista de la inacción y pasividad federal, que con su actitud solo ha demostrado menosprecio al sector en general y a Cancún en particular. Preparan ya fuertes campañas de promoción que estarán enfocadas al mercado nacional y a tres regiones del mundo: Norteamérica (Estados Unidos y Canadá), Europa y América Latina. Comenzaron con videos promocionales a través de redes sociales. Darío Flota, director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), se mantiene al pendiente y en contacto con touroperadores de Europa, con el fin de que en cuanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) decrete el levantamiento de la pandemia, inicien acciones fuertes para hacer que regresen los visitantes a Cancún.

Por ahora se encuentran en la etapa creativa para definir eslogans, imágenes y mensajes, para estructurar la campaña y tener todo listo. Prevé que los primeros mercados serán el nacional y el norteamericano, con lo que esperan alcanzar a iniciar la recuperación en el verano.

La Cerveza

Cerveza

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

El más universal de los cubanos, José Julián Martí y Pérez, a quien los cubanos llamamos el Apóstol en virtud de su obra revolucionaria y consagración a la lucha por la independencia y la justicia social, escribió en 42 años de existencia física tan vasta obra que la vida de una persona de nuestros tiempos no es suficiente para estudiarla.

Creador de un Partido destinado a conseguir mediante una guerra justa la independencia de Cuba, forjador de la unidad entre los viejos revolucionarios y las nuevas generaciones, incansable orador de palabra convincente y culta, magnífico poeta, traductor, periodista, diplomático, dramaturgo, vivió con humildad y siempre con mala salud, consecuencia de su estancia en presidio a los dieciséis años, no deja de sorprendernos por la variedad de temas que trató, que sin ser a los que dedicó más esfuerzo van desde el arte a la ciencia, la geografía y los deportes, y cuanto el saber humano había acumulado hasta 1895.

Así encontramos que el 23 de febrero de 1882 publicara en la Opinión Nacional de Caracas lo siguiente: “La cerveza, que tomada con exceso mata, como mata el exceso de comida, reúne todas las condiciones estimulantes que hacen deseables y gustosas las bebidas alcohólicas, y no tiene ninguna de sus condiciones destructoras”.

Durante sus años de batalla, en un exilio casi permanente, la Inteligencia Española, reconociendo en él a su más peligroso enemigo, había desarrollado una campaña de desprestigio contra Martí y, no pudiendo acusarle de corrupto u otra acusación sostenible, le acusaron de alcohólico.

Era una gran mentira. Martí solía brindar a quienes le visitaban una taza de chocolate, batido por él mismo, y las pocas veces que podía permitirse pequeños gastos tomaba una copa de jerez luego de la comida. También gustaba mucho del café, preferiblemente endulzado con miel, de cuya bebida dijo: “El café es un jugo rico, fuego suave, sin llama, sin ardor, que aviva y acelera toda la ágil sangre de mis venas.”

El párrafo tomado del periódico caraqueño pone de manifiesto cómo Martí catalogaba de destructoras la mayor parte de las bebidas alcohólicas.

Encontrar esta cita nos hizo tratar de conocer un poco más sobre la cerveza, para comprobar que su origen va más allá de la época de las pirámides egipcias.

La Wikipedia define así la cerveza: es una bebida alcohólica, no destilada, de sabor amargo, que se fabrica con granos de cebada germinados u otros cereales cuyo almidón se fermenta en agua con levadura  y se aromatiza a menudo con lúpulo, entre otras plantas.

Continúa diciendo la Wikipedia: de ella se conocen múltiples variantes con una amplia gama de matices debidos a las diferentes formas de elaboración y a los ingredientes utilizados. Generalmente presenta un color ambarino con tonos que van del amarillo oro al negro pasando por los marrones rojizos. Se la considera «gaseosa» (contiene dióxido de carbono disuelto en saturación que se manifiesta en forma de burbujas a la presión ambiente) y suele estar coronada de una espuma más o menos persistente. Su aspecto puede ser cristalino o turbio. Su graduación alcohólica puede alcanzar hasta cerca del 30 % del volumen total, aunque principalmente se encuentra entre el 3 y el  9 %

Como puede apreciarse la existencia de las actuales cervezas la diferencian mucho de las originales ya que la citada publicación nos dice que “históricamente la cerveza fue desarrollada por los antiguos pueblos elamitas, egipcios y sumerios. Las evidencias más antiguas de la producción de cerveza datan de alrededor de IV milenio A.C. Estas fueron halladas en Godin Tepe, en el antiguo Elam (actual Irán). Algunos la ubican conjuntamente con la aparición del pan entre 10000 A.C. y 6000 A.C. ya que tiene una parecida preparación agregando más o menos agua. Parece ser que las cervezas primitivas eran más densas que las actuales, similares al actual pombe africano, de culturas igualmente primitivas. Según la receta más antigua conocida, el Papiro de Zósimo de Panópolis (siglo III), los egipcios elaboraban la cerveza a partir de panes de cebada poco cocidos que dejaban fermentar en agua”

Sin embargo científicos sostienen que “dadas las circunstancias climáticas que se estaban dando tras la recesión de la última glaciación conocida en la parte de la cuenca mediterránea así como en la desembocadura del Éufrates, el delta del Nilo y otros lugares, tendemos a creer que la cerveza se descubrió o inventó en muchos lugares del Mediterráneo y de Europa de forma bastante simultánea”.

Origen aparte es reconocido que gracias a la ingesta de cerveza en lugar de las sucias aguas del Nilo los millares de hombres destinados a levantar las pirámides pudieron sobrevivir algún tiempo más.

Tan importante bebida ha motivado a incluir referencias a ella por parte de muchos escritores, y así por ejemplo en la novela Las Campanas de Juana la Loca de Marta Rojas los personajes del siglo XVI en la Isla de Cuba rescatan de un naufragio barriles de lúpulo, cebada y trigo. El hallazgo fue considerado cual tesoro y un flamenco de entre los afortunados se dispuso de inmediato a producir la bebida, puesto que la elaboraba según la ley de Alemania llamada Novas Modus Fermentand Cervisian emitida por el Emperador más de cien años antes. Para los protagonistas aquel “pan líquido” era cual oro.

Recientemente mi gran amigo Eulogio Eduardo se encontró con una página Web mexicana llamada “Viva la Chela” de la cual copiamos algunos instructivos fragmentos:

Por años nos han vendido la idea de que entre más fría la cerveza, mejor, pero esto es un error. Cuando la cerveza está demasiado fría no se perciben plenamente sus aromas y sabores, y la espuma no se desarrolla correctamente. ¿Por qué?

La cerveza es una bebida “viva”, contiene microorganismos que se encargan de los sabores y aromas, y como la mayoría de los organismos, estos no se activan a temperaturas muy bajas. Si durante el proceso de producción las maltas, lúpulos y levaduras se sometieron a temperaturas específicas para cumplir su función, ¿por qué iba a ser distinto a la hora de consumirse?

Aunque la mayor parte de la experiencia del sabor de cualquier alimento o bebida depende del olfato, las papilas gustativas también juegan un rol importante, y cuando una bebida está muy fría, éstas se adormecen y los sabores no se perciben correctamente.

Entonces, para disfrutar al máximo una cerveza, esta se tiene que consumir a la temperatura correcta, ¿cuál? Las cervezas artesanales se consumen entre los 3.5°C y los 13°C, las ‘Lagers’ se sirven a menor temperatura que las ‘Ale’

Otra costumbre entre la mayoría de los consumidores de cerveza es tomarla directamente de la botella o de la lata, pero al hacerlo así se obstruye la capacidad de percibir plenamente su aroma, y por tanto, no se percibe plenamente su sabor.

Al servir la cerveza en un vaso o copa se estimula la carbonatación y se liberan sus aromas. Además, la mayor amplitud de la boca del vaso, a diferencia de las de las latas o botellas, permite que los aromas se perciban mejor.

En general, cuando una buena cerveza es servida de manera correcta, se deben generar alrededor de 1.5 a 2 cm de espuma, mejor conocida como cabeza, corona o giste. Para conseguirla se deben seguir unos pasos muy sencillos:

– Colocar el vaso entre unos 20 y 45 grados de inclinación

– Comenzar a servir la cerveza a una velocidad moderada

– Cuando el nivel de la cerveza empiece a acercarse al borde del vaso, enderezarlo hasta una posición completamente vertical (90 grados) mientras se termina de servir el contenido

La formación de espuma es importante para la cerveza por varias razones:

Se forma de burbujas de dióxido de carbono que al subir a la superficie explotan y liberan los aromas de la cerveza, lo que ayuda a percibirla y disfrutarla mejor.

Protege a la cerveza de entrar en contacto con el aire, lo que provoca que se acelere el proceso de oxidación que altera ligeramente su sabor.

– La espuma es resultado de un buen proceso de fermentación y de ingredientes de calidad que favorecen su formación y retención natural.

– Es señal de que el vaso está limpio.

– El tipo de espuma que se forma varía según el tipo de cerveza, hay algunas que presentan una apariencia porosa, mientras que en otras vemos una espuma más consistente (casi cremosa), algunas cervezas generan espuma de forma más abundante que otras, y en algunas la espuma es tan definida que va dejando anillos de espuma en el vaso, mientras que otras sólo dejan restos irregulares.

Ya tienes tu cerveza a la temperatura indicada, en el vaso apropiado y servida adecuadamente, ahora sólo sigue estos sencillos pasos para asegurarte de apreciar sus aromas y sabores al máximo:

  1. Huele: inclina un poco el vaso y acércalo lo más posible a tu nariz para percibir su aroma. Ahora agita un poco el vaso de forma circular para estimular un poco más la carbonatación y que se liberen más aromas, y vuelve a inhalar.
  2. Prueba: toma un poco y pásala por tu boca a manera de enjuague. Vuelve a tomar un poco más, y ahora mantenla en tu boca para que tu lengua y paladar perciban la mayor cantidad de sabores.
  3. Prueba y huele: vuelve a tomar un poco y huele para percibir sabor y aroma simultáneamente, puedes retener de nueva cuenta la cerveza mientras exhalas por la nariz.
  4. Sigue disfrutando

Si bien este sitio Web representa intereses de cerveceros mexicanos no deja de ser interesante lo que aporta.

Para la variedad están los distintos gustos, si lo duda no se pierda a los irlandeses tomando cerveza verde el Día de San Patricio. Así que Ale o Lagger, industrial o artesanal, rubia u oscura, hay para todos.

Y terminaré justo como comencé, con otra cita de Martí:

“Se consume en el mundo una cantidad extraordinaria de cerveza, que es por cierto, a no tomarla en exceso, una bebida que debiera suplir a esos licores espirituales, que devoran a los que los usan”.

(José Martí en la Opinión Nacional de Caracas el 28 de abril de 1882)