Archivo de la etiqueta: Debate presidencial

Trump endurece ofensiva contra Biden previo al debate final

WASHINGTON.— El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, endureció este martes su ofensiva contra la integridad de su rival demócrata, Joe Biden, a dos días del decisivo debate final televisado entre ambos antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Trump, rezagado en las encuestas y temeroso de ser un presidente de un solo mandato, tiene un tono más agresivo que nunca.

¿Su ángulo de ataque? Los negocios del hijo de Biden, Hunter Biden, en Ucrania y China, cuando su padre era vicepresidente de Barack Obama (2009-2017).

Trump vs Biden: primero de tres rounds sin un claro ganador

OLD FORGE.— Con una gorra en la que se puede leer “policías para Trump”, Tom Keeney abandona la sala donde una decena de seguidores del presidente de Estados Unidos siguen el debate presidencial.

“Me cansé de oír a Biden”, dice Keeney, residente en Pensilvania, uno de los estados pendulares, donde no hay tradición histórica de votar por un partido y que suelen definir las elecciones presidenciales.

Dentro de la sala, en Old Forge, un distrito de clase trabajadora de Scranton, donde creció Joe Biden, la cobertura de Fox News del primer debate entre Trump y su rival demócrata suena a todo volumen. 

Las banderas de Trump y los mensajes antiaborto inundan las paredes; en el suelo, una figura de cartón del presidente con los dos pulgares hacia arriba da la bienvenida a los que entran al salón.

El grupo escucha en silencio mientras los dos candidatos se increpan uno al otro. Luego estalla en carcajadas cuando el presidente se refiere a su oponente de manera personal, pero con algo de desprecio, con un simple “Joe”.

“Creo que Trump lo está haciendo bien y que Joe Biden está teniendo dificultades para argumentar”, dice Doug Miller, de 30 años, con un gorra roja con el eslogan “Mantén la Grandeza de Estados Unidos”.

Jackie Smith, quien dice ser un ferviente seguidor del presidente, se fuma un cigarro fuera de la sala bajo la lluvia.

“Trump ha hecho mucho por nosotros en los cuatro años que lleva en el cargo”, dice.

Pensilvania, como Ohio, donde se llevó a cabo el debate, es un estado del “Rust Belt” (cinturón de óxido), donde se han destruido muchos puestos de trabajo en las últimas décadas a medida que la industria pesada ha perdido terreno. Trump ganó en ambos estados en 2016.

El presidente se esforzó por denigrar la agudeza mental de Biden antes del debate. Pero el candidato demócrata tuvo una mejor actuación de lo esperado, lo que frustró a los seguidores del republicano.

Los candidatos discuten sobre la Corte Suprema, la pandemia de coronavirus, el cambio climático, temas elegidos por el moderador del debate, Chris Wallace, quien asigna tiempo a cada candidato y no duda en criticar a Trump por interrumpir a su oponente.

Pero sus esfuerzos no gustan a esta audiencia.

“Siento que durante la mayor parte de la noche (Trump) no solo estuvo debatiendo con Joe Biden el dormión, sino que tuvo que debatir con Chris Wallace, que creo que es un completo tonto”, dice Miller.

Wallace trabaja en Fox News, un canal conservador, pero tiene reputación de enfrentarse con cualquiera, independientemente de sus ideas políticas.

Trump vs Biden: El primer debate presidencial

Rafael González Morales

Profesor e Investigador del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU) de la Universidad de La Habana

El martes 29 de septiembre se realizará el primer debate presidencial entre Donald Trump y Joseph Biden en la Universidad Western Reserve en Cleveland. Aunque la evidencia histórica es abrumadora al demostrar que este tipo de eventos no son determinantes en los resultados de las elecciones, millones de personas en Estados Unidos y en el mundo seguirán de cerca este espectáculo político. La mayoría de los espectadores se harán una pregunta clave: ¿quién ganó el debate?

Se trata esencialmente de un show que está diseñado para enfocarse más en la forma y las apariencias que en el contenido. La opinión pública estadounidense se concentra más en el comportamiento de los contendientes que en sus posiciones políticas. De hecho, si alguno se percibe como débil o poco enérgico, si muestra nerviosismo, si manifiesta inseguridad o si comete errores mentales evidentes, puede ser suficiente para que la gran prensa lo declaren el perdedor de la noche. En la práctica, son los medios de comunicación los que actúan como los jueces de esta disputa, lo que incide en la percepción del público.

El ambiente político en que se inserta este debate, y en especial, la agresiva campaña de descrédito protagonizada por Trump contra Biden encontrará en este evento su punto culminante de realización. El mandatario estadounidense ha esperado con ansiedad este momento al considerar que es su mayor oportunidad para demostrar que el aspirante demócrata no está mentalmente capacitado para ser presidente, carece de energía para ese cargo y no cuenta con el temperamento apropiado.

Por lo tanto, será un debate sin precedentes debido a que uno de los participantes se centrará en adoptar un comportamiento abiertamente confrontacional, agresivo, temerario y grosero. En esencia, Trump se mostrará tal y como es. Hace unos meses, Hillary Clinton sintetizó cómo sería ese estilo: “Él irá preparado para insultar, burlarse y amenazar con su presencia”. A partir de la conducta previsible del aspirante republicano, las miradas estarán enfocadas en cómo Biden manejará esta situación.

En esencia, la estrategia republicana será provocar a Biden y convertir el debate en un ejercicio de demostración de quién se ve más fuerte y seguro. No obstante, la ofensiva para proyectar a un rival demócrata incapaz, frágil e inferior también es un arma de doble filo y podría ser un error de alcance estratégico que solo se sabrá la noche del próximo martes. Si Biden se presenta sin cometer errores graves y se maneja adecuadamente, entonces se derrumbará el estereotipo que ha tratado de imponer Trump para desviar la atención y evitar una discusión sobre los graves problemas que están golpeando al pueblo estadounidense.

En este sentido, el debate se organizará en 6 segmentos de 15 minutos cada uno. Los temas que se abordarán serán los siguientes: historia de vida de Trump y Biden; la Corte Suprema; la COVID – 19; la economía; raza y violencia en las ciudades y la integridad de las elecciones. El moderador será Chris Wallace, quien es uno de los presentadores de Fox News. La primera pregunta será dirigida a Donald Trump, quien tendrá aproximadamente dos minutos para responder.

A partir de los temas previstos y atendiendo a las circunstancias que vive Estados Unidos, es obvio que en principio Trump se encuentra en una posición a la defensiva si el debate se enfoca en el desastroso manejo de las múltiples crisis por las que transita su país. Por esta razón, sus esfuerzos estarán encaminados en tomar la iniciativa y personalizar el intercambio convirtiéndolo en un verdadero caos. En este sentido, el rol del moderador puede marcar la diferencia debido a que tiene el gran desafío que el debate no se le vaya de las manos y se imponga el ritmo del aspirante republicano.

Biden no solo tendrá que lidiar con el reto de conducirse sin cometer desatinos que puedan ser explotados por Trump sino que deberá convencer y persuadir a un electorado demócrata muy diverso y heterogéneo que va desde posiciones moderadas hasta los denominados progresistas. En este último grupo, precisamente se encuentran votantes que todavía no están convencidos con el candidato demócrata y, en última instancia, si se sienten decepcionados podrían abstenerse de votar.

El primer debate transcurrirá en un momento en que cerca del 90% de los electores ya tomaron una decisión sobre por quién votarán. Según una encuesta reciente de NBC/Wall Street Journal, el 11% está todavía indeciso. Aunque los debates presidenciales no son suficientes para determinar por sí solos el resultado de las elecciones, en una contienda como está muy reñida que la diferencia en determinados estados decisivos podría ser de 20 mil o 30 mil votos reviste especial interés aquellos votantes que esperan a este tipo de eventos para tomar una decisión definitiva.

Según ese propio sondeo, el 18% de los indecisos plantearon que los debates eran muy importantes para decidir su voto. En unas elecciones que se espera ocurra un incremento sustancial de la participación en los comicios estaríamos hablando de un potencial de cientos de miles de votantes en esta situación, lo que constituye una cifra no despreciable. A partir de estos elementos y teniendo en cuenta las particularidades de esta campaña presidencial y las circunstancias sin precedentes que vive Estados Unidos, tal vez los debates tengan un impacto mayor en determinar quién asumirá la Casa Blanca en enero del 2021. (Tomado de Contexto Latinoamericano).

Sorteo para el segundo debate: abrirá Zavala y cerrará “El Bronco”

 

debateCIUDAD DE MÉXICO.— Los candidatos independientes a la presidencia abrirán y cerrarán el segundo debate que se llevará a cabo el próximo 20 de mayo, esto, luego del sorteo que realizó el Instituto Nacional Electoral (INE) para determinar los lugares que ocuparán en el encuentro. Seguir leyendo Sorteo para el segundo debate: abrirá Zavala y cerrará “El Bronco”

Listos los moderadores y nuevo formato del segundo debate

 

periodistasCIUDAD DE MÉXICO.— Por unanimidad de votos, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó que los dos moderadores del segundo debate sean Yuriria Sierra y León Krauze, además de que, en el nuevo formato, se harán preguntas a los candidatos formuladas por el público. Seguir leyendo Listos los moderadores y nuevo formato del segundo debate

México avanza hacia un duelo entre Anaya y López Obrador

 

debate

Javier Lafuente

 

CIUDAD DE MÉXICO.— La carta de navegación del primer debate electoral en México se cumplió sin mayores turbulencias. Andrés Manuel López Obrador, evasivo, sin apenas propuestas concretas, eludió los ataques que le lanzaron en tromba el resto de candidatos. El más incisivo fue Ricardo Anaya, el aspirante que mostró mayor solidez y se preparó mejor un encuentro en el que José Antonio Meade no logró sorprender. La distorsión que causaron la presencia de los dos independientes, Margarita Zavala y un estridente Jaime Rodríguez, El Bronco, evitó una batalla más descarnada entre los tres principales candidatos a la victoria final, que cada vez tiene más visos de duelo. Seguir leyendo México avanza hacia un duelo entre Anaya y López Obrador

“El Bronco” abrirá el primer debate presidencial

 

sorteoCIUDAD DE MÉXICO.— Será el independiente, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, el candidato que abrirá el debate presidencial del próximo domingo en el Palacio de Minería y cerrará el encuentro el abanderado de la alianza Todos por México, José Antonio Meade, de acuerdo con el orden de participación sorteado por la Comisión Temporal de Debates del Instituto Nacional Electoral. Seguir leyendo “El Bronco” abrirá el primer debate presidencial

Habrá tres debates presidenciales

ine

CIUDAD DE MÉXICO.— Serán tres debates en los que participarán las y los candidatos que buscan llegar a la Presidencia de la República. Seguir leyendo Habrá tres debates presidenciales