Archivo de la etiqueta: Historia

Fallece Eusebio Leal Spengler, historiador de la ciudad de La Habana

eusebio-leal

(Cubadebate)

LA HABANA.— En horas de la mañana de este viernes falleció el compañero Eusebio Leal Spengler, víctima de una penosa enfermedad. En las próximas horas nuestro pueblo será informado sobre la organización de los funerales.

De conformidad con su familia, sus cenizas serán conservadas para que, una vez controlada la epidemia de la COVID-19 y como justo reconocimiento a su imperecedera obra, nuestro pueblo pueda tributarle un merecido homenaje en el Capitolio de La Habana, emblemática instalación a cuya restauración él contribuyó en favor de la nación.

Hace unos meses, en una entrevista ofrecida a la Mesa Redonda el 18 de octubre de 2019, el Historiador de la Ciudad de La Habana dijo:

“Yo no aspiro a nada, no aspiro ni siquiera a eso que llaman la posteridad; yo no aspiro a nada, yo solo aspiro a haber sido útil. Y le pido perdón a todos aquellos que, a lo largo de la vida, en la búsqueda necesaria de lo que creí mi verdad, pude haber ofendido; y a mis propios errores que cometí con la pasión juvenil en que todo hombre y todo pueblo busca sus propios caminos. Yo creo que al final lo encontré, y que esa luz que veo ahora, ahí, en medio de las tinieblas del ocaso, es finalmente el camino”.

Eusebio, el sentir de una vida

Eusebio Leal Spengler nació en la ciudad de La Habana el 11 de septiembre de 1942. Fue doctor en Ciencias Históricas por la Universidad de La Habana, máster en Estudios sobre América Latina, el Caribe y Cuba, y especialista en Ciencias Arqueológicas.

Leal cursó estudios de Licenciatura en Historia en la Universidad de La Habana (1975). Además, estudios de postgrado en Italia sobre restauración de centros históricos por beca conferida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país.

Fue miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba desde el IV Congreso, diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular en la IV-1993, V-1998, VI-2003, VII-2008, VIII-2013 y IX –2018 legislaturas, y Embajador de Buena Voluntad de la Organización de Naciones Unidas.

Leal Spengler comenzó a trabajar en 1959 en la Administración Metropolitana de La Habana y en 1967 fue designado director del Museo de la Ciudad de La Habana, sucediendo en el cargo al doctor Emilio Roig de Leuchsenring, del que fuera discípulo.

Asumió las obras de restauración de la Casa de Gobierno, antiguo Palacio de los Capitanes Generales y Casa Capitular, que concluyen en 1979. En 1981 se le confirió la responsabilidad de conducir las inversiones de las obras de restauración, aprobada por el Gobierno de la ciudad el 5 de mayo de aquel año.

Más adelante, el 16 de abril de 1986, le fue asignada la responsabilidad de las obras en la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña y, más tarde, en el Castillo de los Tres Reyes del Morro. Conforme con la declaración de la Unesco, el perímetro de las antiguas murallas y el sistema de fortificaciones para la defensa de la ciudad fue inscripto en el Indice del Patrimonio Mundial en 1982 con el número 27.

Historiador de la Ciudad de La Habana. Presidente de Honor del Comité Cubano del ICOM y presidente de honor del Comité Cubano del ICOMOS y de la Sociedad Civil Patrimonio, Comunidad y Medio Ambiente; decano de la Facultad del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, profesor de mérito de la Universidad de La Habana, presidente de la Red de Oficinas del Historiador y Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba, presidente de Honor de la Sociedad Económica de Amigos del País, presidente del Grupo de Parlamentarios de Amistad Cuba- México. Además, vicepresidente del Grupo de Parlamentarios de Amistad Cuba- Japón.

Leal escribió ensayos, prólogos y artículos sobre historia de Cuba, arte, restauración y otros temas de carácter general. Es autor de los libros: Regresar en el tiempo, Detén el paso caminante, Verba Volant, Fiñes, Carlos Manuel de Céspedes. El diario perdido, La luz sobre el espejo, Poesía y palabra (I y II), Para no olvidar (I, II, III y IV), Fundada esperanza, Patria amada, Bio-bibliografía (I, II,III y IV), Legado y memoria, Hijo de mi tiempo y Aeterna sapientia.

Pedro Antonio Santacilia y Palacios: Un patriota de Cuba y de México

SantaciliaPedro Núñez Mosquera

Pedro Antonio Santacilia y Palacios nació en Santiago de Cuba, el 24 de junio de 1826. Su padre, militar del ejército español con ideas liberales, participó en los sucesos de esa ciudad en ocasión de la sublevación de La Granja de San Ildefonso, en España, en agosto de 1836, donde un grupo de sargentos se sublevó y obligó a la Regente María Cristina de Borbón a poner en vigor la Constitución de 1812 y nombrar un gobierno liberal progresista.

Ese hecho tuvo repercusión también en Cuba; y la Constitución fue proclamada en Santiago de Cuba por el General Manuel Lorenzo, Gobernador de esa ciudad, en lo que se conoce como la Lorenzada, movimiento que fue sofocado prontamente por el Gobernador General Miguel Tacón Rosique.

Por esos hechos, ese mismo año el General Tacón deportó a la familia Santacilia, cuando el niño tenía solo 10 años de edad. Nueve años después, en 1845, cuando Pedro Santacilia era ya un joven de 19 años, regresó a Cuba donde completó su formación, desarrolló una interesante obra poética; y se dedicó a la educación y al periodismo. De marcada vocación e ideas libertarias, se enroló en varias conspiraciones contra el régimen colonial español, por lo que guardó prisión en el Castillo del Príncipe, en La Habana.

Una muestra de su poesía patriótica la encontramos en su Canto de Guerra, que escribió y circuló manuscrito en 1848. Allí pueden leerse versos tan inspiradores como los siguientes, que aparecen en el poema “Las Armas”:

A las armas, llegó ya el instante,

de romper la ominosa cadena;

es preciso lanzarse a la arena,

es preciso morir o triunfar.”

Por sus ideas patrióticas fue deportado a España junto a otros compañeros en enero de 1852, cuando aún no había cumplido los 26 años de edad. No regresó más a Cuba. En un documento emitido por el entonces Gobernador de la Isla, General José Gutiérrez de la Concha ese mismo mes y año, dirigido al Gobernador de la Provincia de Sevilla, se señala que “siendo perjudicial a la tranquilidad de esta isla la presencia en ella de don Pedro Santacilia… he dispuesto que sean relegados a la Península fijando su residencia a las órdenes de S. M. en esa ciudad; y al efecto saldrán de este puerto para el de la Coruña el día veinte y cinco del actual…”

Luego de bregar por varias ciudades españolas, llegó a Estados Unidos en 1853 y se incorporó de inmediato al quehacer revolucionario en favor de la independencia de Cuba. Lo hizo primero en la Junta Revolucionaria Cubana de Nueva York, para posteriormente pasar a residir a Nueva Orleans en 1855. En esa ciudad conoció a Benito Juárez, quien había llegado como exiliado, luego de un tránsito de varios meses por La Habana.

Pedro Santacilia se identificó plenamente con quien llegaría a ser calificado como “Benemérito de las Américas”. Favoreció y apoyó decididamente los planes de Juárez, incluso con el envío de armas y municiones; y cuando triunfó la causa juarista en México, se trasladó a ese país para desempeñarse como su Secretario Particular.

En México hizo familia. En mayo de 1863 contrajo matrimonio con Manuela, la hija mayor de Juárez, con la que tuvo tres hijas. Era tanto el cariño que Juárez sentía por él, que lo llamaba “mi hijo Santa”; y en momentos difíciles le confió el cuidado de toda su familia, labor que desempeñó con gran celo y responsabilidad.

En siete ocasiones se desempeñó como Diputado en el Congreso Federal; pero se mantuvo siempre pendiente a los esfuerzos en favor de la independencia de Cuba, a la que se dedicó con gran determinación.

En 1869, una vez iniciada la guerra de independencia en la isla, fue designado agente de la República de Cuba en Armas ante el gobierno mexicano; y se empeñó decididamente para que México reconociera la beligerancia de los cubanos. Fue a propuesta suya que se firmó ese mismo año un Decreto Presidencial para que se permitiera el arribo a puertos mexicanos de barcos con la bandera cubana.

En una reunión de la Cámara de Diputados, en clara alusión a la situación colonial en que se mantenían Cuba y Puerto Rico, propuso un brindis “por la independencia de los pueblos americanos que están sujetos todavía a la dominación europea”.

Conoció a nuestro Héroe Nacional, José Martí, cuando éste llegó por primera vez a México en 1875, presentado por Manuel Mercado. De ese encuentro floreció su amistad con el Apóstol y se fortaleció su sentimiento anticolonial y patriótico. Martí lo llamó “fiel cubano”.

Durante los esfuerzos que llevaron al reinicio de la guerra por la independencia de Cuba en 1895, Pedro Santacilia, con casi 70 años, se mantuvo activo en las juntas patriotas que se formaron en tierra azteca, en apoyo al Ejército Libertador. Convocó reuniones en la búsqueda de voluntarios para pelear en Cuba; y publicó varios trabajos periodísticos en favor dela independencia de la isla.

Y cuando se estableció en 1902 la “República mediatizada” fue el primero en registrarse en la legación consular cubana que se abrió en México, para dejar constancia de su condición de cubano. Murió en la Ciudad de México el 2 de marzo de 1910, a los 83 años de edad.

Pedro Antonio Santacilia y Palacios forma parte de ese grupo grande de cubanos que viajó a México y trabajó por el bienestar de ese país y por la independencia de Cuba. Está en las raíces de las históricas relaciones de hermandad y cooperación que unen a ambos pueblos.

Fallece Velio Vivas Valdés, cronista vitalicio de Cozumel

velio-vivas-valdezRedacción

El cronista vitalicio e historiador de Cozumel, Profesor Velio Vivas Valdés, falleció este día a los 77 años. Familiares del ilustre personaje compartieron esta lamentable noticia a través de su Facebook oficial.

Don Velio Vivas Valdés atesoró durante toda su vida crónicas e historias propia y de generaciones de las familias más antiguas de Cozumel, las cuales compartió a través de diversas obras publicadas y en textos vía Facebook.

En esta red social se hizo habitual leerlo con un estilo sencillo pero rico en anécdotas, a través de las cuales se palpaban los momentos más importantes hasta los más cotidianos, pero no por eso menos valiosos, de la isla de las golondrinas.

Nacido en Cozumel en 1943, fue testigo presencial del crecimiento y desarrollo del pequeño pueblo insular hasta su desarrollo como centro turístico, de la construcción de hoteles de las grandes cadenas internacionales, hasta convertirse en el principal receptor de cruceros a nivel nacional.

Su familia hizo el anuncio en la página personal de Facebook del cronista, con el siguiente mensaje: “Estimados lectores, amigos, familia, colegas cronistas y maestros, me comunico el día de hoy por este medio para informarles una triste y desgarradora noticia; nos ha dejado de este plano terrenal el queridísimo maestro Velio Vivas Valdés, cronista, maestro, esposo, padre y abuelo muy querido por su familia y la comunidad cozumeleña. Se realizará un pequeño servicio en la funeraria San José. De antemano, la familia les agradecemos el cariño que siempre le han demostrado a mi abuelo. Atentamente, su esposa, hijos y nietos”.

Vivas Valdés era miembro permanente del Consejo Consultivo de la Asociación Nacional de Cronistas de las Ciudades Mexicanas A.C. En noviembre de 2019 se convirtió en el primer cozumeleño en recibir la “Medalla Diosa Ixchel”, galardón creado para reconocer la contribución de las personas a la historia, arte y cultura de la isla. Esta distinción le fue entregada por el gobernador Carlos Joaquín en el marco de la ceremonia para celebrar los 170 años de la creación del Pueblo de Cozumel en el año 1849 y de los 40 años de Vivas Valdés como cronista.

Referente de la cultura y tradiciones de Quintana Roo, Velio Vivas Valdés deja un legado invaluable a la generación actual y a las futuras

El espejo

Espejo egipcio
Espejo de mano egipcio.

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

El espejo fue inventado por antiguas civilizaciones. Se trataba de un trozo de metal pulido donde después de incidir la luz la misma se refleja siguiendo las leyes de la reflexión.

Los que lo crearon, quizás varias personas en diferentes momentos y lugares, desconocían tales leyes pero empíricamente, como sucede muchas veces, dotaron a la humanidad de un utensilio que se convirtió en indispensable y eterno.

En la Edad Media europea apenas se utilizó, el refinamiento de los antiguos había quedado obsoleto, hasta que en el siglo XIII se inventó la fabricación de los de vidrio y de cristal de roca sobre lámina metálica o los azogados que quedaron reservados para las personas importantes según su posición social y económica.

Luego vendría su difusión popular. Algunos se convirtieron en adornos, se hicieron pequeños para ser portados, sirvieron como moneda de cambio para timar a los salvajes de las nuevas tierras, y todo un largo recorrido evolutivo hasta llegar a sofisticados telescopios, y otras modernidades científicas.

Pero su principal destino nunca ha mermado, reflejarse a sí mismo en busca de belleza o defectos, calando esto tanto en lo cotidiano que muchas veces bastaba decir “mírate al espejo” para expresar muchas cosas.

Y sí, nos vemos reflejados cada día en lo externo, pero nadie ha inventado aún el que nos permita reflejar nuestro interior, los pensamientos y emociones que algunos llaman alma, puesto que aquello dicho de que el rostro es su reflejo no ha sido muy cierto nunca.

La bruja del cuento infantil logró hacerse de uno que respondía sus preguntas, pero tal artefacto no sabía mentir y tanto molestó a la dueña como para llevarla a cometer un acto monstruoso.

Cuanto bien haría a la humanidad conseguir diseñar, producir, y distribuir, espejos que reflejaran el alma, y que tampoco supiesen mentir.

Tal vez entonces muchas malas personas buscasen ser mejores para no tener que escuchar al espejo decirle lo que nunca querrían escuchar.

Francisco López Mena: los inicios de la promoción de Cancún a gran escala

francisco-lopez-mena

Konaté Hernández

CANCÚN.- Durante el desarrollo de las conferencias en el marco del 50 aniversario, el martes se presentó a la Biblioteca Nacional de la Crónica, el empresario Francisco López Mena, quien comentó que el Proyecto Cancún fue planeado desde sus inicios para 250 mil habitantes.

Por allá de la década de los 80´s, fue presidente del Centro Empresarial de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en los inicios de la ciudad, poco tiempo después recibió la invitación a dirigir el Consejo de Promoción Turística Municipal, dependencia que tuvo un corto periodo de vida, con cuya desaparición fue imposible preservar muchos archivos históricos de los albores de Cancún.

Durante la primera década de 1970 a 1980, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), se encargaba de la publicidad del destino, para dejar posteriormente esta labor en manos del sector hotelero, quienes se vieron incapacitados a realizarla porque se requería de una fuerte inversión y no se contaba con los recursos suficientes, por lo que surgió la idea de que por cada dólar invertido por el empresariado la Federación pondría otro dólar, creándose de esta manera los fondos mixtos, otorgando de esta manera las categorías del sector hotelero con estrellas.

Para 1989 la Federación y hoteleros, siendo gobernador Miguel Borge Martín, solicitaron la participación de las agencias de viajes, restaurantes, que para febrero de 1990 se firma la integración del Consejo de Promoción Turística, para que la sociedad unida pusiera de su parte, para lograr vincular a 38 organismos, para conformar el consejo con José Luis Pech Várguez, Manuel Tacú, Jorge Polanco, Cora Amalia Castilla, que representaban a la junta gobierno federal, estatal,  municipal, así como a empresarios, para dar promoción a la ciudad.

Francisco López Mena indicó que recibieron la asesoría de un despacho de expertos para crear campañas de publicidad y reconocimientos a comercios, con la recomendación de “que un turista que llega a un destino y se decepciona tendrá un efecto mayor en otros que pudieran haber llegado al destino”, por lo que se creó conciencia para dar buen trato a los visitantes, así como de que disfrutaran de las bellezas, lo que motivó a colocar estrellas a quienes ofrecieran y mejoraran el servicio prestado al turismo, con el concepto de que no se trata de un gusto sino de una reinversión del 1 por ciento para hacer crecer el negocio con la difusión de posters, espectaculares, etc.

La campaña de concientización le agregaron la entrega de reconocimientos “al empleado del año” con la estrella y las esculturas talladas en arena por el escultor Víctor Fosado, mientras que para el mejor empleado del se le otorgaba la Gran Estrella de Cancún, premio que se daba cada cinco años y a quien se le hizo la distinción de recibir este último premio fue al Banco de México en manos de Antonio Henríquez Savignac, tras haber sido el gran promotor y creador de Cancún.

El consejo de promoción turística municipal dejo de existir al cambiar las condiciones  económicas, cuando los hoteleros intentaron quedarse con el 5 por ciento del impuesto al hospedaje que sirvió para generar promoción, así como del impuesto generado por derecho de vía de extranjeros al llegar al aeropuerto, subrayó Francisco López Mena.

David Gustavo Gutiérrez Ruiz, el gobernador de la transición de Quintana Roo

Konaté Hernández

CANCUN.— Al iniciar el periodo presidencial Luis Echeverría Álvarez, surgieron grupos opositores al proyecto Cancún, por lo que éste, indeciso, mandó a llamar a David Gustavo Gutiérrez Ruiz, para que lo convenciera de la viabilidad del mismo, siendo recibido por el mandatario federal.

David Gustavo Gutiérrez Ruiz, explicó cómo surge la creación del territorio para hacer frente a los mayas rebeldes durante la Guerra de Castas, por lo que Porfirio Díaz creó el territorio el 16 de enero de 1902, suprimido el 10 de junio de 1913 por Venustiano Carranza con presiones de políticos yucatecos; asimismo Pascual Ortiz Rubio un 14 de diciembre de 1931 lo suprimió nuevamente para ser anexado a los estados de Yucatán y Campeche por lo que un 11 de enero de 1935 se creó el Comité Pro Territorio para devolver esta categoría a Quintana Roo.

En el marco del círculo de conferencias en la Biblioteca Nacional de la Crónica, que por razones históricas y reales Chetumal por su situación geográfica y por ser frontera, siempre deberá permanecer en esta ciudad la capital del estado; mientras que Cancún por los litorales con que cuenta, conurbados con Isla Mujeres, consideró que no habría razón para hacer de esta la sede de los poderes estatales.

Gutiérrez Ruiz fue nombrado para gobernar el territorio el 1 de enero de 1971, tomando posesión el 7 de enero del mismo año y el 8 de octubre de 1974 al ser elevado el Territorio a categoría de estado el Senado lo nombró primer gobernador provisional, por lo que compitió con la terna integrada por Juan Villanueva, de Isla Mujeres, y Carlos Namur Aguilar, de Chetumal.

Con la finalidad de quitarle la pretensión al Banco de México por la creación del Proyecto Cancún, decidió ponerle por nombre Benito Juárez al recién creado municipio por ser una figura a la que muchos mexicanos respetan, en tanto que Puerto Juárez se bautizó así por la carretera conocida como Circuito del Golfo Caribe, que terminaba en la delegación.

Recordó que la conversión fue trascendental junto con Baja California Sur, debido a que durante el periodo de Gustavo Díaz Ordaz, se restableció la municipal al transformar las delegaciones en municipios, con la ventaja sobre Quintana Roo donde solo existían las delegaciones de Chetumal, Felipe Carrillo Puerto, Cozumel e Isla Mujeres, y al ser elevado a estado se dio cumplimiento a la creación de siete, aunque se pudieron crear 13 municipios en zonas como Valle Hermoso y Nicolás Bravo, lo que fue imposible por la escasa población que tenía Quintana Roo.

Uno de los destacados gobernadores del territorio fue Javier Rojo Gómez, ex embajador en Japón, líder nacional de la Confederación Obrera Campesina (CNC), regente de la ciudad de México, quien falleció un 30 de enero de 1970.

Ante la poca población con que contaba Quintana Roo, se tomó la determinación de apoyar la migración de otros estados del país para que llegaran a repoblar lo que sería el nuevo estado, como sucedió con la creación del Ejido Alfredo V. Bonfil cuando empezaron a llegar campesinos de la Comarca Lagunera entre los estados de Coahuila y Durango, sobre todo de Tlahualilo, de donde proviene la mayor porte de la población del Ejido que lleva el nombre del ex líder de la CNC Alfredo Vladimir Bonfil.

Recordó que allá por 1972 construyó la primera carretera que va a Kantunilkín, Solferino, Chiquilá, para poder cruzar a la Isla Holbox, donde se construyó una escuela, un hospital con apenas tres camas, población a donde llegó el presidente Luis Echeverría de visita con su gabinete de gobierno y algunos gobernadores a pasar la noche ahí, para luego iniciar un recorrido por los estados del sureste y baja California Sur, subrayó David Gustavo Gutiérrez Ruiz.

Un suceso histórico más que artístico

Fotografia 1

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

Se cumplen 6 decenios de la fotografía más reproducida en la historia. CUBADEBATE lo reseña así:

Hace 60 años, la imagen del Che que ha recorrido el mundo

Hace 60 años, en el entierro de las víctimas del sabotaje al vapor francés La Coubre en el puerto de La Habana, Alberto Díaz “Korda” captó una de las imágenes icónicas de la fotografía mundial. El rostro serio, tremendo, magnetizador de Ernesto Guevara se cruzó con el lente del extraordinario fotógrafo cubano aquel 5 de marzo de 1960.

Sin dudas una referencia necesaria la de CUBADEBATE puesto que esa foto hasta hoy en día ha sido reproducida en cientos de millones de camisetas y pañuelos, en gorras, en artículos periodísticos, documentales, filmes, y hasta en tatuajes que lucen famosos.

Convertida en símbolo nació el mismo día que surgió una consigna en Cuba, y así lo recoge también Randy Alonso en CUBADEBATE:

Fotografia 2

¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!

Para los revolucionarios cubanos ha sido siempre expresión de convicciones, firmeza, de irredenta disposición a entregarlo todo por la Patria amada. Si nuestros mambises se lanzaron por primera vez a la manigua al grito redentor de “¡Independencia o Muerte!”; Fidel actualizó y multiplicó en significado aquella creencia profunda: “¡Patria o Muerte!” proclamó para la Historia.

Si la Revolución cubana se ha caracterizado por establecer hitos imperecederos a lo largo de más de 60 años, no caben dudas que estos dos, coincidentes en el tiempo, son los que más han definido su trayectoria.

Disfrutan cientos de familias cancunenses la nueva imagen del Crucero

Konaté Hernández

CANCÚN.— Sin importar los nombres que decidan dar al parque del Crucero y las remodelaciones que cada gobierno haga, éste siempre será el punto neurálgico donde se concentre la población.

Después de su inauguración el pasado 24 de febrero, el icónico parque ubicado entre las avenidas José López Portillo y Tulum, volvió a tener vida al ser punto de reunión de quienes acuden en busca de trabajo, convivir con amistades o familia, ir de compras, bolearse los zapatos, disfrutar de los mazapanes, dulces, fumar un cigarrillo, escuchar la prédica del pastor dirigida a quienes deambulan sin rumbo fijo, actividades económicas, artísticas, culturales, entre otras.

Mucha gente recuerda que antes de iniciar el Proyecto Cancún, solo existía la Colonia Puerto Juárez con 15 familias perdidas entre la selva, quienes asistían a una iglesia construida de bahareque (bajareque), material utilizado para viviendas, compuesto de cañas o palos entretejidos, unidos a una mezcla de tierra húmeda, paja y lámina, que recibía el nombre de Fátima, atendida por los misioneros de Maryknoll, procedentes de Isla Mujeres; iglesia que para 1982 cambio el nombre por el Guadalupe y que al contar con las condiciones, el obispo emérito Jorge Bernal Vargas, L. C., a las 10:30 de la noche del 31 de diciembre de 1999 leyó la bula para elevar la parroquia a Santuario.

 

A finales de la década de los 70 había una gasolinera en el Crucero, estaba el Cine Juárez y cientos de locales comerciales, muchos de los cuales cambiaron de nombre, construyeron otras edificaciones, o cerraron; para la década de los 80 el Crucero cambió de nombre por el de Nuevos Horizontes, en tanto que en diciembre de 1986 abrió sus puertas la primera cadena comercial que llegó del centro del país, conocida como “Blanco, Sucesores” misma que fue adquirida por otra y modificó su nombre, al igual que el parque Nuevos Horizontes por el de La Corregidora y contar con un pintoresco quiosco.

Este fin de semana desde muy temprano hasta bien entrada la tarde noche, mucha gente se dio cita en el parque del Crucero para disfrutar de los nuevos atractivos como la fuente con sus aspersores de agua, tomarse la foto en familia o con amigos, otros aprovecharon a bolearse los zapatos, saborear los antojitos, mientras entraban o salían de la tienda ubicada a un costado del parque de Nuevos Horizontes o Corregidora, o el Crucero de la López Portillo con Tulum, mientras la policía nacional realizaba sus habituales y constantes rondines por el lugar para inhibir más que combatir la delincuencia.

Sin faltar el nostálgico que añora la década de los 50, cuando los trabajadores chicleros se sumaron a las obras para construir el tramo de la carretera que conecta a Valladolid, Yucatán, con la Colonia Puerto Juárez, y de ahí hasta la década de los 70 cuando se abrieron las primeras brechas para construir la ciudad planeada integralmente, cuando llegó la maquinaria un 20 de abril de 1970 para desmontar a gran escala, mientras que para el 10 de agosto de 1971 el gobierno federal estipuló el decreto de la fundación de Cancún en el Diario Oficial de la Federación. Finalmente para 1974 iniciaron los primeros hoteles y trazos urbanísticos de lo que en principio se conoció como una Ciudad de Apoyo.

Invita gobierno municipal a participar en “Los 50 Originales”

50-originales

CANCÚN.— La Secretaría General del Ayuntamiento de Benito Juárez, la Dirección de Registro Civil y Cancuneate Iniciativa Social, invita a todos los ciudadanos nacidos en Benito Juárez, en el año 1975, a participar en la convocatoria “Los 50 Originales”.

Todos los interesados que deseen ser parte de la celebración de los 50 años de Cancún, deberán revisar su acta de nacimiento, verificar que se haya emitido en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, con fecha de registro correspondiente al año 1975.

Si cumples con los requisitos mencionados, formas parte de los 265 registrados en el primer libro del registro civil del municipio de Benito Juárez y podrías ser de los primeros 50 cancunenses, por ello, el Ayuntamiento Municipal quiere festejar contigo.

Los nombres de los ganadores de esta convocatoria serán plasmados en una glorieta del primer cuadro de la ciudad, en conmemoración de los 50 años de Cancún y serán invitados al evento.

La fecha de inscripción es del 7 de febrero al 31 de marzo del 2020, en las instalaciones de la Dirección de Registro Civil, que se encuentra ubicada en la Supermanzana 22, sobre calle Margaritas, detrás del Parque de las Palapas, en horario de lunes a viernes, de 09:00 a 13:00 horas.

Mercedes Hernández: de la primera agencia aduanal a la política

mercedes-rojas

Konaté Hernández

CANCÚN.— En el círculo de conferencias en la Biblioteca Nacional de la Crónica, Mercedes Hernández Rojas explicó que llegó a Isla Mujeres en septiembre de 1970, de luna de miel. Ahí conoció a Enrique Lima Zuno.

Por su apasionamiento al esquí tuvo la oportunidad de poner su primera marina en Isla Mujeres, donde lamentablemente perdió a una de sus hijas.

Entre 1971 y 1972 se trasladó a radicar a la avenida Tulum, número 29, en Cancún, donde supuestamente se construiría el palacio municipal, porque era su sueño vivir frente a éste, además de que se dijo que tendría un quiosco, sin embargo luego se cambió la sede de gobierno municipal y se quedó sin ambos.

Para 1972, cuando el bulevar Kukulcán era apenas una ladera de arena, 15 mil obreros construían los primeros hoteles.

A esta ciudad le debe todo, porque comentó que quien quiere trabajar y hacer algo innovador por esta tierra, debe de contar con una visión integral e inmediata para lograr sus objetivos. En su juventud todo se dio de manera natural para avanzar, con la suerte que tuvo de llegar aquellos años, y ya para 1978 abrió su primera agencia aduanal en la zona norte del estado y otra en Miami, donde se dedicó al comercio exterior por 25 años ininterrumpidos.

Incursión en la política

En 1998 fue invitada a participar como candidata de las elecciones que se llevaron a cabo un año después, y a pesar de no tener ni idea ni experiencia en la política contendió por la presidencia municipal del municipio de Benito Juárez, por el PAN, cuando la abanderada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue Magaly Achach Solís y Elba Capuccino del Partido de la Revolución Democrática (PRD), para el periodo 1999-2002, donde ocupó el cargo de concejal del Cabildo, el cual dejó para contender por una diputación federal plurinominal por la primera circunscripción.

Al término de la legislatura fue invitada a ocupar el cargo de delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal en el estado, durante los sexenios de Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa; y otros cargos en administraciones subsecuentes.

Ernestina McDonald: el Cancún de los moscos y tábanos

Konaté Hernández

CANCÚN.— Ernestina McDonald nació en el Puerto de Veracruz, aunque su infancia transcurrió en una comunidad cercana llamada Los Conejos, donde estudió la escuela rural hasta el cuarto de primaria en Tamarindo, para luego trasladarse a la Ciudad de México a realizar sus estudios universitarios.

Después de vivir en Bacalar llegó a Cancún, cuando solo existían los campamentos sobre la avenida Tulum, aun sin pavimentar, paralela a la avenida Nader donde había unas cuantas casas y el edificio de lo que era Infratur, hoy Fonatur, lo demás era selva hasta el Crucero.

Lo difícil por aquellos años era hacer que la gente se quedara a vivir en Cancún debido a que no aguantaron por la gran cantidad de moscos, cuando la gente se levantaba con los primeros rayos solares y se acostaba al meterse el sol, lo que consideró una circunstancia muy especial en Cancún, y sobre todo tábanos, a los que se adaptó por provenir de zonas rurales de su natal estado.

Su esposo Víctor empezó trabajando en un taxi cuando recibió una invitación del director de Desarrollo de la Comunidad, Alfonso Alarcón Morali, quien al enterarse de su carrera militar le ofreció hacerse cargo de la policía. Así, junto con otra persona integraron el primer “cuerpo de policía”, aunque a los dos días el otro integrante se fue y no regresó, hasta que llegó Luis Manuel Villarreal, a quien antes de ingresar lo tuvieron que calar para ver si era apto.

Mientras se acomodaba se dedicó a las labores del hogar hasta que quedó embarazada. Por espacio de un año vivieron en su camioneta que fungía como Relaciones Públicas, cuando les dieron una casa en el kilómetro 5 mientras se aliviaba, debido a que las condiciones para trasladarse a Mérida eran complicadas, hasta que recibió la suya en la calle Alcatraces, en la Supermanzana 22, cuando apenas había dos casas muestra.

Inicio periodístico

En sus inicios en el periodismo sus primeras notas informativas las enviaba cada semana en autobús a Mérida, Yucatán, para ser enviadas después al periódico El Dictamen, del Puerto de Veracruz, hasta que junto con algunos arquitectos y una persona de nombre Rosa María crearon el primer periódico de Cancún al que le dieron el nombre de “Cero menos Cero”, que no tenía una periodicidad determinada, ya que salía cuando contaban con los insumos para su producción.

Cancún es una joya que vale demasiado para desperdiciarla por un céntimo

cancun2

Víctor Galván

Muy interesante y sin una pizca de desperdicio resultó la conferencia que ofreció la noche del martes en la Biblioteca Nacional de la Crónica Óscar Espinosa Villarreal, ex secretario federal de Turismo (1997-2000) durante la administración de Ernesto Zedillo Ponce de León.

Al finalizar la primera conferencia, en la que participaron Mercedes Hernández Rojas, Ernestina McDonald y Luisa Loría, cocinera del primer campamento de Cancún, llamó la atención que muchos asistentes abandonaron el recinto. Tal vez no estaban enterados de la segunda charla, pero se perdieron de conceptos de vanguardia sobre el ramo y el destino, puestos en prospectiva por el ex secretario, así como el rumbo que deberá seguir Cancún en un mercado global tan competitivo, tanto por el uso de nuevas tecnologías como por los innovadores conceptos turísticos que se han diseñado en los últimos años.

Espinosa Villarreal demostró ser un experto en el tema. Autor material, a petición de Ernesto Zedillo, del desarrollo del todo incluido en Cancún, al lograr que cadenas españolas como Riu, Meliá y Barceló invirtieran en México, dijo que es el momento de pensar en el Cancún del futuro para su comercialización mediante un concepto nuevo de gobernanza en el que participen todos los sectores: organismos empresariales, sociedad organizada, gobierno. Ver hacia el futuro y tomar muy en serio opciones como Airbnb, explotar esta plataforma para el beneficio del destino y de todos; realizar estudios de competencia de nuevos conceptos, basados en experiencias que ofrecen productos turísticos; explotar el concepto de multidestino con toda la gama de posibilidades a los que puede acceder el visitante en Cancún y la Riviera Maya.

 

Alertó sobre la saturación en la Riviera Maya y dijo que Tulum llegó a un límite en el que se debe intervenir para que no le suceda lo mismo que a Cancún.

En la ronda de preguntas y respuestas se tocó el tema del polémico proyecto del Tren Maya. Afirmó categórico que no tiene en realidad la importancia ni el peso que le ha querido dar el actual gobierno federal como programa de desarrollo del ramo; que el Consejo de Promoción Turística de México, creado por él durante su gestión en la Sectur, no debió quitarse, pues no puede sustituirse por un tren, y éste no debe ser la obra central de un gobierno en materia turística.

Con estas declaraciones pareció mandar el mensaje de que la actual administración no tiene idea de lo que representa la industria turística y su importancia como motor de desarrollo a nivel nacional y particularmente en la Península de Yucatán y en Cancún.

Sobre la crisis generada por el sargazo dijo que lo que no se debe hacer es pretender que no llegue; el concepto no debe quedar solo en recogerlo en el mar, sino que el problema debe ser visto desde la óptica de buscar la mejor forma de enfrentarlo mediante un uso productivo, explorar usos del sargazo para procesarlo. La solución, afirmó, debe ser masiva.

Y remató su intervención con una frase contundente y lapidaria: Cancún es una joya que vale demasiado para desperdiciarla por un céntimo.

Doña Luisa Loría, la cocinera de todos los pioneros de Cancún

Luisa Loría
Doña Luisa Loría

Konaté Hernández

CANCÚN.— En los inicios de Cancún en 1970 el trazo de lo que sería la ciudad apenas llegaba a la avenida Chichén Itzá, a la altura de las oficinas de la Federal de Caminos, y pasando de ahí todo era monte y parte del Ejido Isla Mujeres, hasta llegar a lo que es el Crucero, donde apenas vivían 15 familias en lo que llamaban Colonia Puerto Juárez,  recordó Luisa Loría, quien trabajó como cocinera del primer campamento de trabajadores del proyecto Cancún.

Originaria de Valladolid, Yucatán, nació el 21 de junio de 1937, llegó a Cancún en 1966 al primer campamento ubicado en el kilómetro 15 con su esposo quien se dedicaba a trabajar la milpa de abejas, mientras ella cocinaba frijol en todas las posibilidades, ya que era casi el único alimento: colado, cabash, chirimole, pipián, para los chicleros.

Luisa Loría explicó que por aquellos años fueron contratados por Daniel Rivero, quien les presentó los planos donde se construirían hoteles, tiendas, centros comerciales, cuando todo era monte, aun cuando no entendían nada del proyecto se sentían felices porque contaban con una nueva fuente de ingresos, por lo que empezaron a recibir a todo el personal en aquel campamento del kilómetro 15, que en su mayoría eran chicleros.

 

Luisa Loría

Por aquellos años se construyó el segundo campamento en lo que hoy es la Rehoyada, donde había un cenote que les abastecía de agua, y aunque tampoco tenían energía eléctrica, trabajaban a marchas forzadas en el transporte de agua cocinar, campamento donde trabajó una señora de Escárcega, Campeche, a quien recuerda como la “Pequeña Lulú”, y Alicia Canché, a quien le decían “tía”.

La despensa y todo lo que necesitaban para la cocina se traía de Valladolid, con sal y maquetas de hielo, que se enterraba en la arena para conservar por más tiempo; en vista de esa situación los trabajadores se acostumbraron a comer huevos en todas sus variedades, con cebolla, a la mexicana, yerbabuena, incluso llegaron a inventar la “pizza de Cancún”, que consistía en un par de tortillas grandes a las que se les echaban los huevos estrellados y se ponía a cocer en el comal, bien doraditas para el desayuno, almuerzo y cena, de ahí nacieron los huevos al carbón, y desde luego comían carnes rojas y pollo.

Recordó que dos de sus hijos nacieron en Cancún, uno en 1970 y otro en 1971, pero como no había oficina del Registro Civil fueron llevados a Valladolid para ser registrados; por aquellos años tuvieron el primer matrimonio en el campamento cuando trajeron al pastor y un oficial de Registro Civil, para que llevara a efecto la boda; esta fue una época donde supo aprovechar para hacer negocios, llevando hamacas y pabellones para protegerse de los abundantes moscos, chaquiste y tábanos, cuando dejaron el campamento del kilómetro 15 para pasarse al de la Rehoyada.

Erasmo Abelar: del Cancún apacible al reto tecnológico

 

 

Texto: Víctor Galván/

Fotos: Konaté Hernández

CANCÚN.— Erasmo Abelar Cámara llegó a Cancún en 1977, hace 43 años. Inquieto como todo adolescente, disfrutó de un Cancún muy distinto al actual, un Cancún con playas de extensas dunas y aguas turquesa cristalinas. Cuando no había restricciones para entrar a ninguna playa y se podía recorrer a pie toda la zona hotelera, en ese entonces con escasos hoteles.

Erasmo recibió al equipo de Últimas Noticias en su amplio despacho del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”. De cara al amplio ventanal donde se aprecia por una parte el estacionamiento y el auditorio y por otra la Calle 71, entre las avenidas Francisco I. Madero (Ruta 4) y Miguel Hidalgo (Ruta 5), afirma que Cancún no fue diseñado para ser así. El crecimiento desbordó la mancha urbana del proyecto original desde hace mucho tiempo y trajo consigo problemas como la saturación vehicular y, lo más lamentable, la inseguridad, que afecta a todos los niveles.

De trato directo, amable, franco, Erasmo rememora aquellos primeros años en el paraíso. Una ciudad pequeña en la que todos se conocían, de la que recuerda la tranquilidad y seguridad como lo más valioso. Se podía salir de casa, dejar las puertas de par en par a todas horas, con la tranquilidad de poder caminar en la ciudad sin ningún riesgo.

Su madre fue pionera, llegó en 1970 y contribuyó con su trabajo a crear Cancún. Laboró en una constructora que se encargó de hacer las primeras calles de lo que es ahora el destino turístico más exitoso de México.

En su adolescencia Erasmo canalizó su energía juvenil en el deporte. Futbol y basquetbol fueron las disciplinas que más practicó en sus años de secundaria, como parte de la generación 1977-1980 de la ETI, la primera secundaria de la ciudad y que ha formado a un sinnúmero de generaciones que con el tiempo se convirtieron en padres de familia, personas de bien que han aportado su esfuerzo para el crecimiento de Cancún.

De esa clase trabajadora es Erasmo, quien desde muy temprana edad, en 1983, se sentó al volante de un taxi, modelo Caribe, de aquellos color verde que tuvo en sus inicios el sindicato. Así comenzó a trabajar bajo la clave de “El Estudiante”, como era conocido porque estudiaba la preparatoria en el Cbtis y combinaba sus estudios con la “ruleteada”.

Entre una de tantas anécdotas, recuerda que en aquellos años Playa del Carmen era muy pequeño y los taxistas de Cancún iban a buscar pasaje de los ferrys que cruzaban de Cozumel porque los de Playa no se daban abasto ante la demanda de pasaje.

Contrario a aquellos años maravillosos, lamenta la situación actual de Cancún por los altos índices de inseguridad, que hacen poco atractivo manejar un taxi y a los conductores los hace vulnerables ante la delincuencia, porque no se sabe quién va a subir a la unidad.

Erasmo Abelar Cámara

Sindicato de Taxistas

Los inicios del Sindicato “Andrés Quintana Roo” fueron en Puerto Juárez, cuando pertenecía al sindicato de Isla Mujeres y su primer secretario general era isleño, época difícil cuando la población era escasa y el pasaje también.

De ahí pasó a la avenida Uxmal, en la Supermanzana 24, casi frente a la famosa “copa de agua”, un local pequeño que sigue funcionando como clínica del propio sindicato, donde se dan consultas a los agremiados.

Ya para ese entonces operaban entre 400 y 500 unidades.

Por su amor al deporte Erasmo Abelar comenzó a involucrarse en asuntos deportivos en el sindicato, sin ser directivo aún ni secretario de deportes, se encargaba de la coordinación de los equipos de futbol y basquetbol en la época de Luis Cervera.

Después con Nicolás Castillo, William Ceballos y Omar Castillo como secretarios de deportes, colaboró en los equipos de ambas disciplinas, que participaban en diferentes torneos.

Más adelante se incorporó de lleno en asuntos directivos y después de más de 20 años en distintas carteras, tuvo la oportunidad de convertirse en secretario general del sindicato, periodo que culminará este año.

Erasmo Abelar es además secretario general del Frente Único de Trabajadores del Volante de Quintana Roo (FUTVQROO), electo el pasado 30 de noviembre de 2019.

 

Modernización, el gran reto

Actualmente el Sindicato “Andrés Quintana Roo” está conformado por un total de 8 mil 668 socios y uno de sus grandes retos es la modernización y asimilación de las nuevas tecnologías para entrar por completo en la prestación de servicio a través de aplicaciones.

Erasmo Abelar está consciente que la tecnología vía celulares es ya el presente y el futuro en el sindicato, conversión que no ha sido fácil en un sindicato donde el 50 por ciento de los socios rebasa los 50 años de edad, pero afirma que esto es una necesidad para estar a la par de las grandes ciudades y centros turísticos a nivel mundial.

A Erasmo le ha tocado implementar la transición tecnológica y está decidido a dejar avanzado este aspecto en lo que resta de su periodo. Por lo pronto el sindicato actualmente brinda servicio a través de las plataformas Taxi Go, Taxi Naranja y Cabify y se han introducido mil 800 unidades nuevas para renovar un total aproximado de 4 mil 500 que se encuentran en mal estado.

Al finalizar este año su periodo al frente del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo” llegará a su fin. Erasmo se siente satisfecho con estos logros y, aunque ya no estará al frente del gremio, seguirá perteneciendo al sindicato y no dudará en brindar su apoyo y aportar su experiencia si se lo solicitan.

La Cumbre Norte-Sur fue un éxito y escaparate mundial para Cancún

 

Konaté Hernández

CANCÚN.— A José Irabién Medina, tercer alcalde de Benito Juárez, (1981-1984), le tocó ser anfitrión de la Cumbre Norte-Sur que se desarrolló en este polo turístico en octubre de 1981, donde tuvo la oportunidad de recibir a los mandatarios más importantes a nivel mundial, como Ronald Reagan, Margaret Tatcher y François Mitterrand, entre un total de 22.

Durante su participación en el ciclo de conferencias “Cancún 50 Años”, que se llevan a cabo cada martes en la Biblioteca Nacional de la Crónica, a un costado de la Casa de la Cultura, Irabién Medina hizo un reconocimiento a quienes le antecedieron en el cargo, Alfonso Alarcón Morali y Felipe Amaro Santana, primer y segundo presidente municipal, respectivamente, así como a la labor realizada por los gobernadores del territorio, Aarón Merino Fernández, Javier Rojo Gómez y David Gustavo Gutiérrez Ruiz, quien motivó al presidente de la República a elevar al entonces territorio a estado.

Irabién Medina explicó que la Cumbre Norte-Sur lo motivó a ser presidente municipal de Benito Juárez. Recordó que Pedro Joaquín lo citó en Cozumel en 1980 y le preguntó, ¿qué quieres ser?, y Pedro le dijo “vamos a hacer lo posible para que seas presidente de Cancún cuando se reúnan 22 jefes de Estado”.

El presidente José López Portillo realizó una gran labor para convencer a Ronald Reagan (Estados Unidos) que aceptara participar con la inclusión de Fidel Castro (Cuba), lo cual lamentablemente no ocurrió.

Con este evento internacional Cancún salió ganando, fue un gran acierto porque fue conocido a nivel internacional, pues luego de que se difundiera la primera foto con todos los mandatarios asistentes, con el mar azul de fondo, todo mundo quería venir.

Yugoslavia, Gran Bretaña, India, Nigeria, Suecia, la ONU, Argelia, Alemania, México, Arabia Saudita, Austria, China, Filipinas, entre otros mandatarios, se dieron cita en el hotel Sheraton, ya que era el único que tenía 22 suites iguales con un lobby enorme, donde se tomó la foto oficial. Fue además la primera vez que se pudo llegar desde el aeropuerto pasando por el Mediterranee.

Recordó los momentos de tensión que se vivieron en el monumento Norte-Sur, estructura de metal que adornó la ahora conocida como Glorieta del Ceviche, cuando la delegación China reclamó que se había instalado la bandera equivocada, de la China Comunista, cuando la que asistió fue la China Nacionalista.

La llegada y salida de los mandatarios fueron momentos memorables por el cariño y el calor de la gente. A cada presidente que arribaba se le entregaba un sombrero y un jorongo.

La organización de la Cumbre no fue un gasto, sino una gran inversión por las obras de infraestructura, al incrementarse las pistas del aeropuerto con una plataforma para traer 10 jumbo jet. Se amplió el bulevar Kukulcán a cuatro carriles con un camellón central, pues hasta ese momento era solo de dos carriles.

Una compañía japonesa fue contratada para mejorar las comunicaciones, que hizo negociaciones con Miguel Alemán Velazco para contratar las antenas de Televisa, pues hasta entonces sólo se contaba con las de Eduardo Toledo Parra, del Canal 10 local.

En ese entonces las sascaberas de Bonfil, de las que salió la materia prima para construir Cancún, se utilizaban como basureros, en tiempos en los que no sabían lo que era un relleno sanitario, sólo sabían que tenían que tapar la basura para eliminar los zopilotes, para lo cual se sembraron plantas adelfas, también conocida como laurel de flor, a la orilla de la carretera, para tapar los basureros.

Entre muchas de las anécdotas dijo que al concluir la Cumbre el primer avión que partió a las 7 de la mañana fue el del presidente de China, pero Irabién despertó tarde y no llegó a tiempo para despedir al chino, aunque para despedir al segundo ya estaba ahí.

Recordó que el presidente de Bangladesh, por ser el más pobre, llegó prácticamente de aventón.

Las monedas y el timbre conmemorativo fueron acuñadas en la Casa de Moneda y Correos de México, respectivamente, para dárselos de obsequio a los visitantes.

El Ayuntamiento a su cargo obsequió un presente que tenía la leyenda “Ayuntamiento de Cancún”, para que identificarán a la ciudad, un trabajo pirograbado en caoba y caracoles, lo cual fue un gran acierto.

Para finalizar José Irabién Medina dijo que se vive en todo el país y en Cancún un momento crítico, por lo que pidió inculcar entre la juventud que cuide y quiera a Cancún. “La mezcla de avaricia y la shit no deben prevalecer, ojalá que las nuevas generaciones amen a Cancún”.

El logotipo que se volvió escudo

logo-cancun

Fernando Martí/Cronista de la Ciudad

Para cumplir con el protocolo, las ciudades del estado más joven del país diseñaron escudos de acuerdo a los principios de la heráldica… y de la mercadotecnia!

El logotipo de la marca Cancún, hoy elevado a la categoría de escudo de armas, con presencia en la papelería oficial y en el frontis del Palacio Municipal, surgió de un concurso entre agencias de publicidad.

Recuerda Guillermo Grimm, que allá por 1973 despachaba como responsable de mercadotecnia de Infratur: “Convocamos a un concurso y le dijimos a los participantes: queremos una imagen que refleje la esencia de Cancún, el sol, la playa, lo maya, el trópico, lo Caribe. No estaba fácil. Había que meter todos esos elementos en una sola imagen, y que además fuera atractiva.”

Añade Joe Vera, diseñador de origen mexico-norteamericano: “Grimm me dio unas fotografías. Empecé dibujando trazos, algo que evocara los rayos del sol y las olas del mar. La verdad, fui un poco influido por las curvas del logotipo de Coca-Cola, que también tenían un trazo ondulante. Luego le dimos color y decidimos meter las franjas de arena, de mar y de sol. Pero todo fue producto de la imaginación: hice el boceto sin visitar Cancún.”

El proceso creativo sufrió varios ajustes: “Yo dibujé una C, por la primera letra de Cancún. Las franjas estaban unidas del lado izquierdo, y separadas del lado derecho. Pero Grimm me pidió que lo modificara, y que la línea que separa las franjas de arriba de las de abajo, fuera continua. En cuanto a la silueta, desde luego que sí se parece al aro del juego de pelota, aunque en origen yo quise representar al sol.”

El logo tenía la finalidad de figurar en los folletos de publicidad, pero sucedió algo insólito. Recuerda Grimm: “A la gente le gustó, lo adoptaron de inmediato. Lo empezaron a usar en los restaurantes, en las agencias de viajes, en los anuncios de los primeros hoteles. A mí me hacía mucha gracia, pero estaba hasta en las portezuelas de los taxis.”

De ahí pasó a la dignidad de escudo municipal, durante la gestión de Francisco Alor. Apunta el ex alcalde: “Lo sugirió un regidor en una sesión de Cabildo, no recuerdo quién, y a todos nos pareció una buena idea. Así que, sin más trámite, le pedí a Obras Públicas que hiciera el trabajo. Me pareció importante que el principal edificio de Cancún tuviera un símbolo que fuera parte de nuestra identidad.”

¿Cumple el logo de Vera con las exigencias de la heráldica?

La respuesta es más o menos, pues no está dividido en cuarteles, ni ostenta soportes, ni luce una corona o yelmo, ni incluye un punto de honor o un ombligo, ni incluye un lema o divisa, pero sí tiene una mesa de espera convencional (redonda, como el escudo nacional de México), sus colores se corresponden con la escala cromática aceptada (azures, azul; gules, rojo; y oros, amarillo), y sin duda muestra, aunque sea de manera simbólica, las armas de combate de una ciudad tan pacífica como Cancún: el sol, la arena y el mar.

Un contenido similar incluyen los emblemas de otras ciudades del Estado: animales simbólicos como el caracol (Chetumal), la tortuga (Tulum) y la golondrina (Cozumel); iconografía maya (Solidaridad y Tulum); edificios emblemáticos como un  faro (Isla Mujeres) o una pirámide (Solidaridad, Tulum), y desde luego, el sol y el mar como elementos clave (como en el caso de Cancún).

Escudos optimistas, y sobre todo, escudos pacifistas. Tal vez por eso nos sea tan difícil aceptar la violencia que hoy ensombrece nuestro presente y amenaza nuestro futuro.

La crónica completa de la confección del logo de Cancún se encuentra en el capítulo Las armas del paraíso, del libro Fantasía de Banqueros II. En versión electrónica, el capítulo se puede solicitar sin costo al correo fantasiadebanqueros@gmail.com

Cancún fue planeado para ser potencia turística

 

Konaté Hernández

CANCÚN.— Quien fuera el segundo gobernador constitucional del Estado de Quintana Roo, Pedro Joaquín Coldwell, recordó el nacimiento de Benito Juárez como municipio, donde se asienta Cancún, hecho ocurrido al cambiar de estatus lo que era territorio federal, en 1974, cuando el Congreso Constituyente se conformó con 7 diputados, todos de extracción priista.

Al intervenir en el ciclo de conferencias con motivo de la celebración de los 50 años de Cancún, en la Biblioteca Nacional del Cronista, comentó sobre en desarrollo y consolidación de la ciudad, que cumple 50 años este 2020.

Agradeció a las autoridades el rescate de los hechos históricos sobre los orígenes de Cancún, que enfrenta enormes retos y dinámicas como ciudad actualmente.

Dijo que cuando se trata de recordar dijo que las cosas no son como sucedieron sino como se recuerdan, tal como lo expresó alguna vez el escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Las ciudades de la antigüedad buscaban los ríos, lagos, para hidratarse, además de utilizarlos para la agricultura, ganadería, como ocurrió en la antigüedad con civilizaciones como Mesopotamia, a orillas del río Tigris y Eufrates; Egipto a la orilla del río Nilo, y Tenochtitlán a la orilla del lago de Texcoco.

Pedro Joaquín dijo que Cancún pertenece a la moda del siglo XX, fue concebida para ser sede del turismo. Recordó como contexto histórico que en su fundación hace 50 años estaba en apogeo la guerra fría, confrontación en todos los campos ideológicos, políticos; Cuba se declara marxista leninista. Por aquellas épocas se genera una crisis de desempleo en Yucatan al desaparecer el henequén, y por último el Banco de México lleva a cabo una serie de estudios para encontrar en qué actividades es competitivo al país, y se concluyó que el turismo sería la forma de generar más recursos.

Se dieron los primeros pasos con los ex presidentes del país, desde Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría, para conformar al Plan Maestro de Cancún.

Constitución de Quintana Roo

El proyecto de Constitución tiene la parte dogmática, la cual no tuvo problemas al ser parte de los derechos humanos de la ciudadanía; mientras la parte orgánica es el diseño estructural de los ayuntamientos y lo que llevó más tiempo fue la división municipal, cuántos municipios y los nombres. El gobierno del estado propuso entre 5 a 10 municipios.

Había cuatro delegaciones en aquel entonces: Payo Obispo, Cozumel, Isla Mujeres, Carrillo Puerto.

El interés de Fonatur y de su incipiente población era que Cancún fuera municipio, cuando esto fue planteado Isla Mujeres era la cabecera municipal y pedían que Cancún fuera parte del mismo; Isla Mujeres reclamó por aquellos años una porción en la parte continental, con la oposición del entonces gobernador provisional David Gutiérrez Ruiz, quien dijo que Isla Mujeres se conurbaría con Cancún.

Cuando Jesús Martínez Ross tomó posesión como gobernador, Pedro Joaquín fue invitado a ser su secretario de Gobierno, cuando empezaron a surgir los primeros asentamientos irregulares en Puerto Juárez, por lo que fue comisionado por el gobernador a trabajar con Sigfrido Paz Paredes, quien redactó el acta constitutiva de Puerto Juárez, al hacer posible la consolidación de Cancún como destino turístico.

Otro momento cuando cuando recibieron la visita de Jesús Reyes Heroles, por lo que Enríquez Savignac le mostró lo que sería Cancún en la famosa Casa Maya; Reyes Heroles le comento a Pedro Joaquín que debía prepararse porque Cancún sería una ciudad de aluvión, pensamiento que lo marcó e interpretó el mensaje en darle vida a ese proyecto, por lo que se hizo el estudio del fenómenos migratorios, el cual señalaba que por cada cuarto de hotel llegan a vivir 10 personas y que por cada 100 mil personas deben vivir en la ciudad un millón de personas.

El aluvión podía dar lugar al avance mayor, de tal suerte que se diseñó un plan de desarrollo, lo que dio vida al Programa Nuevos Horizontes, en 1983.

Otro hecho histórico fue la prueba de fuego del ciclón Gilberto, en 1988, al poner a prueba a los hoteleros, cuando había el riesgo de que Cancún se quedara sin apoyos, ya que era el año de salida del ex presidente Miguel de la Madrid y estaba por entrar Carlos Salinas de Gortari; pero Enríquez Savigñac gestionó créditos, con el reto de regresar las inversiones como consecuencia de la renegociación de la deuda.

Por último Pedro Joaquín Coldwell afirmó que Cancún superará los grandes problemas en la actualidad, por ser el mejor destino turístico de América Latina.

Cancún, del “plato roto” vanguardista al caos citadino

CANCÚN.— El destino turístico más exitoso del país contó con un trazo urbano novedoso y vanguardista en la construcción de lo que sería la ciudad de apoyo, asentamiento de la clase trabajadora, el llamado “plato roto”, con lo que Cancún sería una ciudad modelo en cuanto a espacios viales y de construcción.

Lo anterior lo destacó el ingeniero Amado Rojas Ubaldo, quien formó parte del equipo original de Infratur que inició los trabajos en la ciudad en la década de los 70, como parte del ciclo de conferencias con motivo de la celebración de los 50 años de Cancún, esta noche en la Biblioteca Nacional del Cronista, ubicada a un costado del Planetario de esta ciudad.

El ingeniero Rojas Ubaldo destacó también durante su disertación al lado del cronista de Cancún, Fernando Martí, sobre el origen del trazo de la zona turística, que como en todas las ciudades cercanas a las playas donde se construyen hoteles, se respetan los límites del mar para edificar los inmuebles, los cuales están un poco lejos de la zona costera, como sucede en Río de Janeiro.

Recordó que en la zona urbana, cuando todos eran jóvenes inexpertos, no había de dónde copiar. Por aquellos años llegaron antropólogos que propusieron el diseño maya con casas tipos redondas, cuando había apenas 160 habitantes en la zona. Esta idea surgió luego de hacer estudios sociológicos y ver que en las grandes ciudades no se conoce la gente, como ocurre en la Ciudad de México.

Se descubrió el sistema de barrios, el concepto de Supermanzana, donde procuraron evitar los grandes cruces para que se conocieran los vecinos, lo que obligó a la gente a tener intercambios, con un centro urbano donde se asentarían los centros comerciales formales.

Pero al construir la ciudad todo el perímetro de las supermanzanas convirtieron en comercios, por lo que al corregir los errores se hizo para recibir al turismo.

Al cabo de 50 años con una población grande hay que preguntar a la ciudadanía lo que hay cambiar, cuestionó el ingeniero.

Al trazar el “plato roto” se perfeccionaron ciertos puntos respecto a la topografía, como el círculo de poder que tampoco tenía Cancún, explicó Amado Rojas Ubaldo.

Recordó que en 1975 Fonatur cambió sus estrategias de construcción, luego de que comenzó a llegar turismo y detonar la ciudad, teniendo como resultado, por ejemplo, que en tan solo cuatro meses se levantó el Centro de Convenciones.

La incipiente ciudad carecía de muchas cosas, como medios de comunicación, ya que por aquellos años no había teléfono y para acceder a este servicio tenían que desplazarse a Leona Vicario o a Isla Mujeres.

Para poder competir con los destinos del Caribe se realizaron estudios de mercado en el desarrollo de Cancún, para posicionarlo como primer polo turístico. Los estudios del Plan Maestro incluyeron actividades lúdicas en la primera etapa de la ciudad, al definirse el uso de suelo tomando en cuenta las dunas, lo que no respetaron muchos hoteleros, se definió además las densidades en la zona hotelera.

En la zona urbana se detonó la estructura urbana, industrial, pasos peatonales, procurando zonas comerciales, la seguridad vial, y se definieron recursos económicos.

Fonatur condiciono algunas zonas habitacionales, por lo que mucha gente se fue a Puerto Juárez.

El actual aeropuerto internacional tuvo un costo de un mil millones de pesos en sus inicios, para lo cual también se tomó en cuenta la carretera para acceder a la terminal.

Recordó que Infratur se convirtió en Fonatur para crear la infraestructura necesaria en la zona de hoteles, para lo cual se apropió de 12,500 hectáreas de zona federal. El 50 por ciento de las obras fue aportado por el gobierno mexicano.

Sin embargo, a 50 años, todos los proyectos de aquel entonces fueron insuficientes para una ciudad que rebasó todos los límites, sentenció el ingeniero Amado Rojas Ubaldo.

Inician conferencias sobre la historia de Cancún

 

historia-cancu

CANCÚN.— La tarde de este martes inició el “Ciclo de Conferencias Sociedad Andrés Quintana Roo”, que forma parte de las actividades del 50 Aniversario de Cancún, el cual reúne a más de 25 personalidades que fueron protagonistas en la planeación y construcción de lo que hoy conocemos como Cancún.

Seguir leyendo Inician conferencias sobre la historia de Cancún

Gran espectáculo cultural en los 500 años de La Habana

Festejo 1

Ismael Francisco

Cubadebate

 

LA HABANA.— Con mágicos colores volvió a prenderse el domingo el cielo de La Habana, esta vez al compás de la música en la gala por el medio milenio de la fundación de la Villa de San Cristóbal. Seguir leyendo Gran espectáculo cultural en los 500 años de La Habana

La Habana llega a 500 años con magno festejo

La Habana 1

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

 

LA HABANA.— Según reportan varios periodistas de Cubadebate, los cubanos celebraron la tradicional ceremonia en el sitio fundacional de La Habana, esperando el aniversario 500 de la ciudad, y así lo narran: “Al sonido de las campanas, poco después de las nueve de la noche de este viernes, 15 de noviembre de 2019, los niños partieron desde el Palacio de los Capitanes Generales. Hicieron el tradicional paseo anual con las Mazas del Cabildo hasta el Templete, sitio donde se celebraron la primera misa y el primer cabildo que en 1519 dieron fe de la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana, que este sábado 16 cumplió 500 años.” Seguir leyendo La Habana llega a 500 años con magno festejo

A propósito de los medio milenios en este 2019

la-habana1.jpg

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

 

LA HABANA.— Mucho se ha hablado en Cuba del medio milenio de la ciudad de La Habana, claro que otras ciudades del país fundadas con anticipación ya han celebrado el suyo. Seguir leyendo A propósito de los medio milenios en este 2019

La Habana cumple 500 años y no siempre el pasado fue mejor: zonas de tolerancia

 

cuba

Ciro Bianchi Ross

(Publicado en: Apuntes del cartulario)

 

Las “pupilas” aguardaban y se exhibían en el salón como la mercancía en las vidrieras del mercado, y no se hacía necesario hablar mucho. El cliente, con tiempo para calibrar y escoger, abordaba a la que era de su agrado con una pregunta simple: “¿Te quieres ocupar?” y la muchacha, que podía decir que no, respondía generalmente que sí -no estaba allí para otra cosa- e invitaba al hombre a que la acompañara a su habitación. Ya en ella, cobraba por adelantado y salía, por un momento, para entregar el dinero a la matrona. Seguir leyendo La Habana cumple 500 años y no siempre el pasado fue mejor: zonas de tolerancia

La Habana cumple 500 años y se transforma para seguir siendo ciudad maravilla

caricatura.jpg

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

 

LA HABANA.— El 16 de noviembre de 2019 La Habana cumplirá 500 años en su actual emplazamiento. Visitada por millones de personas que buscan conocer una bella urbe que con pasión conserva sus añejas construcciones, donde circulan millares de viejos autos norteamericanos que lucen como nuevos, un lugar donde caminar libremente por las calles sin correr riesgos, y habitada por gente amable  que trata al visitante cálidamente, ha sido proclamada como Ciudad Maravilla y recomendada por cualquier agencia de viajes que proponga buenos destinos al turista. Seguir leyendo La Habana cumple 500 años y se transforma para seguir siendo ciudad maravilla

La Habana cumple 500 años: Biografía de la Rampa

La Rampa 1

Ciro Bianchi Ross

(Publicado en Apuntes del cartulario)

 

LA HABANA.— Toda ciudad –todo país-  tiene su historia y su pequeña historia. Con la primera se confeccionan los anales y se conforman las efemérides;  se redactan libros de texto y se llenan discursos académicos y oficiales; se incorpora al turbión colectivo y sirve de acicate y ejemplo. Con la otra,  condenada al olvido,  obligada a transmitirse a lo sumo de boca en boca, se escriben novelas y se enhebran páginas como esta. Seguir leyendo La Habana cumple 500 años: Biografía de la Rampa