Archivo de la etiqueta: Ley Helms-Burton

Constituyen Grupo de Amistad con Cuba en actual legislatura del Parlamento Europeo

Grupo de Amistad
Los eurodiputados consideraron que frente a la política de Estados Unidos, la UE debe seguir promoviendo el diálogo, la cooperación y el entendimiento mutuo con La Habana. Foto: PL.

LA HABANA.— Presidido por el eurodiputado Javier Moreno, del Partido Socialista Español, quedó constituido este miércoles en Bruselas el Grupo de Amistad y Solidaridad con Cuba de la IX Legislatura del Parlamento Europeo, en cuya constitución los participantes reafirmaron el interés en el acercamiento a la Isla, en medio de la escalada en la hostilidad y el bloqueo del Gobierno de Estados Unidos.

Los eurodiputados demandaron el fin del cerco impuesto por Washington a Cuba desde hace casi 60 años y rechazaron su componente extraterritorial, recrudecido por la actual Administración en la Casa Blanca, que el año pasado activó los títulos III y IV de la Ley Helms-Burton, dirigidos a evitar el acceso del país caribeño a inversiones extranjeras.

Asimismo, precisaron que frente a esta política, la Unión Europea (UE) debe seguir promoviendo el diálogo, la cooperación y el entendimiento mutuo con La Habana.

Con más de dos décadas de existencia en la Eurocámara, el Grupo de Amistad y Solidaridad representa un espacio constructivo para conocer de cerca la realidad de Cuba y estrechar los vínculos entre los pueblos cubano y europeos.

En la presidencia acompañarán a Moreno, integrante de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, Manuel Pineda, Norbert Neuser y Elena Kountoura, en el papel de vicepresidentes.

Cuba y la UE firmaron en 2016 un Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación, iniciativa que el grupo recién constituido puede ayudar a potenciar. (Con información de Prensa Latina).

Caricom rechaza recrudecimiento del bloqueo contra Cuba

Caricom
Cuba Caricom. Foto: Tomada de Twitter.

LA HABANA.— Los jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom), que concluyeron este miércoles su 31 Reunión Intersesional, reiteraron su preocupación por la intensificación de las sanciones del Gobierno de Estados Unidos en virtud del Título III de la Ley Helms-Burton, que recrudecen el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, y denunciaron «como injustificable la aplicación de leyes y medidas de carácter extraterritorial que son contrarias al Derecho Internacional».

Los 15 jefes de Gobierno miembros de Caricom, además de rechazar el recrudecimiento del bloqueo, condenaron la campaña contra la cooperación médica que Cuba brinda, y reconocieron los beneficios de esa asistencia a lo largo de los años, que ha ayudado a construir sus sectores de salud en beneficio y bienestar de sus pueblos. El texto rechaza también la declaración de que esa ayuda médica brindada por los cubanos era una forma de trata de personas.

Tras conocer esa posición, el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, compartió en su cuenta de Twitter el agradecimiento, en nombre del pueblo de Cuba, por el gesto de los dignatarios caribeños.

La Comunidad del Caribe (Caricom) definió este miércoles en Barbados la agenda de integración regional y las medidas para fortalecer la unión, en medio de los constantes desafíos globales, en el cierre de la 31 Reunión entre sesiones de Jefes de Gobierno, señala Prensa Latina. Los gobernantes caribeños intercambiaron con el sector privado y la sociedad civil la agenda de salud pública del Caribe, el enfoque regional sobre el tratamiento al virus Covid-19 y las relaciones con el bloque comunitario abordadas por el canciller de Canadá, Francois-Philippe Champagne.

A criterio del secretario general de Caricom, Irwin LaRocque, los debates se presentan en un contexto de incertidumbre, tras las crecientes amenazas al multilateralismo, la propagación de tensiones y la volatilidad derivadas de conflictos no resueltos. En ese sentido, pidió a los presentes actuar colectivamente para vencer los obstáculos, así como asegurar y promover los intereses como comunidad. (Tomado de Cubadebate).

Empresas europeas sienten los efectos de la Ley Helms-Burton

melia-habana

En mayo de 2019, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promulgó el Título III de la Ley Helms-Burton. Desde entonces, un número de grandes compañías europeas con negocios en Cuba han sido demandadas por daños y perjuicios en tribunales de EE.UU.. Así, el embajador de la UE en Cuba desde mayo de 2017, Albero Navarro, tiene mucho trabajo por delante.

“Es sabido que consideramos que la aplicación extraterritorial de las sanciones es ilegal y creemos que violan el derecho internacional”, explica a DW desde la Habana Navarro, quien anteriormente fue embajador de la UE en República Dominicana y embajador de España en Portugal y Marruecos.

Confusión por ley

Navarro no ve con buenos ojos el Título III de la Ley Helms-Burton, que permite demandas contra empresas europeas. “Esta ley está diseñada para crear confusión, para que los empresarios e inversionistas se rindan y digan: no voy a invertir en Cuba, mejor me voy a Jamaica o a República Dominicana. Estados Unidos está tratando de estrangular financieramente la economía cubana”, asegura.

La UE lo ha denunciado reiteradamente. La Ley Helms-Burton es un endurecimiento del bloqueo a Cuba promulgado por el Congreso de EE.UU. en 1996. El título III permite acciones por daños y perjuicios en los tribunales de EE.UU. contra las empresas que utilicen propiedades incautadas y nacionalizadas después de la revolución de 1959.

Trump fue el primer presidente que activó esta sección de la ley en 2019. Desde entonces, ciudadanos y empresas estadounidenses han presentado un total de 20 demandas contra varias empresas cubanas y europeas, incluyendo la cadena de hoteles española Meliá.

Demanda colectiva

Una demanda que concierne al histórico Hotel San Carlos, de Cienfuegos, que fue expropiado en 1962 y pertenecía a la familia Mata. Los antiguos propietarios invocaron la Ley Helms-Burton para demandar a las empresas que ahora utilizan el hotel de cualquier manera, incluyendo a Meliá, que opera dicho hotel y otros 37 en Cuba, así como a los portales de reservas estadounidenses Expedia y Booking, a la filial alemana de Expedia Trivago y a algunas empresas estatales cubanas.

En enero de este año, un tribunal federal de EE.UU. ordenó que Meliá y las demás empresas no estadounidenses se eximieran de la demanda colectiva. Fue una decisión voluntaria concentrar la demanda en las empresas estadounidenses y así acelerar el proceso, explicó el abogado de la familia Mata en ese momento.

Queda por ver cómo continuarán las cosas. Podría haber más demandas contra empresas europeas, según las sospechas de los observadores. “Hasta ahora, sin embargo, no ha habido un juicio contra una empresa europea”, subrayó Navarro.

Prohibición de entrada

A principios de febrero de este año se supo que Washington había comenzado a aplicar el Título IV de la Ley Helms-Burton. Según esta sección, se puede negar la entrada a EE.UU. a las personas que se benefician de la expropiación de ciudadanos estadounidenses en Cuba. Según EE.UU., esto puede incluir a representantes de alto rango de la compañía y sus familiares.

Después de que la cadena hotelera española Meliá fuera excluida de la demanda colectiva presentada por la familia Mata, actualmente no hay juicio ni demanda pendiente contra la empresa basada en la Ley Helms-Burton. No obstante, Gabriel Escarrer Jaume, Vicepresidente y Director General de Meliá, se ve afectado por las restricciones de la Sección IV.

Las autoridades estadounidenses le dieron 45 días para renunciar a su puesto ejecutivo, vender sus acciones o llegar a un acuerdo de indemnización con los demandantes, es decir, la familia Mata. De lo contrario, advirtieron, se le prohibiría la entrada a EE.UU. una vez vencido el plazo. “La carta ya fue enviada en octubre del año pasado y entró en vigor en noviembre”, asegura el embajador Navarro.

Dos meses después, en enero de 2020, Meliá fue excluido de la demanda colectiva Helms-Burton. “Por lo tanto, es incomprensible que esta carta siga teniendo vigencia”, dice Navarro.

¿Contramedidas?

Naturalmente, EE.UU. es un estado soberano y puede decidir quién entra y quién no a su territorio. Pero había que apelar al sentido común del gobierno estadounidense, “que la decisión contra una empresa que no fue condenada y, además, retirada del caso, sea revocada”, dice el embajador de la UE. La UE lo hará a través de los canales apropiados, según Navarro y precisó que todavía no se conocían otros casos.

La situación ha hecho que las empresas europeas que operan en Cuba estén muy inseguras, afirma Navarro. Además, hay “atrasos en los pagos por parte de Cuba y un estrangulamiento financiero cada vez más duro por parte de Estados Unidos”. Sin embargo, las empresas europeas están tratando de superar las numerosas dificultades. “Son verdaderos héroes para mí”, señala Navarro.

Asimismo señaló que ya en 1996, en respuesta a Helms-Burton, los europeos adoptaron un estatuto de bloqueo, que ahora es una ley en todos los Estados miembros de la UE. Está diseñado para mitigar los efectos de las sanciones de Estados Unidos sobre las empresas de la UE que hacen negocios legalmente con terceros países. “El estatuto de bloqueo permite a las empresas europeas contrademandar a la parte estadounidense por daños y perjuicios ante los tribunales europeos”, dice Navarro. Y añade: “Pero aún no hemos llegado tan lejos”.

Ley Helms-Burton: instrumento para la reconquista neocolonial de Cuba

helms-burton

Elier Ramírez Cañedo/internet@granma.cu

«En 1953 la familia cubana tenía un ingreso de seis pesos a la semana. Del 15 al 20 % de la fuerza de trabajo estaba crónicamente desempleada. (…)

«De una manera que antagonizaba al pueblo de Cuba usamos la influencia con el Gobierno para beneficiar los intereses y aumentar las utilidades de las compañías privadas norteamericanas que dominaban la economía de la Isla. Al principio de 1959 las empresas norteamericanas poseían cerca del 40 % de las tierras azucareras, casi todas las fincas de ganado, el 90 % de las minas y concesiones minerales, el 80 % de los servicios y prácticamente toda la industria del petróleo y suministraba dos tercios de las importaciones de Cuba.

«…Quizás el más desastroso de nuestros errores fue la decisión de encumbrar y darle respaldo a una de las dictaduras más sangrientas y represivas de la larga historia de la represión latinoamericana. Fulgencio Batista asesinó a 20 000 cubanos en siete años, una proporción de la población de Cuba mayor que la de los norteamericanos que murieron en las dos grandes guerras mundiales. Voceros de la Administración elogiaban a Batista, lo exaltaban como un aliado confiable y un buen amigo, en momentos en que Batista asesinaba a miles de ciudadanos, destruía los últimos vestigios de libertad y robaba cientos de millones de dólares al pueblo cubano».

Estas palabras fueron pronunciadas por el joven senador demócrata J. F. Kennedy durante la campaña presidencial de 1960. El mismo Kennedy que poco después, ya bajo la lógica sistémica y como presidente de EE. UU., tendría a su cargo la invasión mercenaria por Playa Girón, la aprobación de la Operación Mangosta, la firma de la orden ejecutiva que oficializó el bloqueo contra Cuba, pero quien exploraba un acercamiento secreto a Cuba, en los momentos en que se produce su asesinato. Ya fuera parte de la demagogia electoral o realmente sinceras, las palabras de Kennedy sobre la Cuba de los años 50 reflejan una realidad irrefutable. Es precisamente esa Cuba, la que siempre han pretendido restaurar –ajustada a un nuevo contexto– los enemigos de la nación cubana que participaron en la elaboración o hicieron lobby a favor de la aprobación de la Ley Helms- Burton en 1996. Son los mismos sectores reaccionarios de acendrada cultura plattista que ahora se encuentran envalentonados con el respaldo incondicional de la administración de Donald Trump para su ofensiva de hostilidad contra la Revolución Cubana. Situación que ha puesto las relaciones bilaterales en su punto más bajo desde los tiempos de W. Bush, todavía con posibilidades de seguir empeorando.

Mucho se ha discutido sobre el extravío jurídico, en abierta violación del Derecho Internacional, que implica la Ley Helms-Burton, pero en primera instancia todo ello parte de una aberración política de grupos de poder en EE. UU. que representan un pensamiento retrógrado que se resiste a desaparecer y aceptar una realidad mucho más promisoria para las relaciones con Cuba.

A su vez, mucha más atención mediática han recibido, por su impacto internacional, los títulos iii y iv de la Ley, sin embargo, sin restarle importancia a estos últimos, la esencia de la ley descansa en los títulos i y ii, de hecho, en buena medida los títulos iii y iv responden al interés de lograr los objetivos planteados en los dos primeros.

En su letra y espíritu toda ella tiene un carácter extraterritorial y constituye una afrenta a la soberanía de Cuba, al no reconocer el derecho de la nación cubana a su independencia y autodeterminación.

Como se conoce, en el título i es donde se codifica el bloqueo, es decir, todas las regulaciones, medidas, órdenes ejecutivas y disposiciones que hasta ese momento formaban parte del andamiaje de guerra económica contra Cuba pasan a convertirse en Ley. De ahí que se produzca una transferencia de prerrogativas del ejecutivo al legislativo en cuanto a la posibilidad de levantar totalmente el bloqueo a la Isla. También en él se fortalecen todas las sanciones internacionales contra terceros países que establezcan algún tipo de relación económico-comercial con Cuba o le presten algún tipo de asistencia, así como se oficializa el financiamiento y apoyo general a los grupúsculos contrarrevolucionarios en la Isla que actúan como quinta columna.

Sin embargo, el título II rebasa los límites de lo que podemos considerar irracional como parte de las ínfulas imperiales, que han caracterizado la política de ee. uu. hacia Cuba. Al leer este título resulta imposible para cualquier cubano no establecer paralelismos con la Enmienda Platt, impuesta a la fuerza por el gobierno de Estados Unidos como apéndice de la Constitución cubana de 1901. La Enmienda Platt constituye en el imaginario cubano uno de los recuerdos más tristes y odiados de lo que fue la injerencia y la dominación estadounidense en la Isla durante 60 años de República Neocolonial Burguesa. La aplicación de esta enmienda provocó varias intervenciones militares –directas y preventivas– de EE. UU. en Cuba, incluyendo una segunda ocupación, de 1906 a 1909. De ahí que el sello plattista, presente en la Ley Helms-Burton, siga provocando el más enérgico rechazo del pueblo cubano, aunque también el hecho de pretender internacionalizar el bloqueo y establecer amenazas a terceros involucrados o deseosos de comerciar e invertir en Cuba ha levantado no pocas voces de condena en la comunidad internacional, incluyendo al interior de EE. UU. No en balde, varios analistas han visto también en la Ley Helms-Burton una especie de corolario de la Enmienda Platt y la Doctrina Monroe.

En la ley Helms-Burton, y en especial en su título II, se ratifica al bloqueo económico, comercial y financiero como la piedra angular de la política agresiva de Estados Unidos contra Cuba, con el objetivo de doblegar la voluntad soberana de toda una nación y condicionar el levantamiento de las sanciones económicas al regreso de Cuba a la zona de influencia y dominio de Estados Unidos.

La Enmienda Platt daba el derecho a EE. UU. a intervenir en Cuba cada vez que lo estimara, pero la Ley Helms-Burton va más allá, al establecer lo que el presidente y congreso de Estados Unidos entenderán como un gobierno de transición y electo democráticamente en Cuba, para levantar en un futuro el bloqueo y prestar asistencia económica.

Mas situándonos hipotéticamente en que los sueños de reconquista neocolonial capitalista en Cuba fueran cumplidos, la desmesura es tal, que deja claro que después de instaurado un gobierno contrarrevolucionario en el poder en Cuba, con democracia representativa burguesa y multipartidismo, economía de mercado, Radio Martí y tv Martí transmitiendo sin interferencia, entre otros requisitos establecidos en este título, aún seguiría existiendo el bloqueo. Antes de su definitivo levantamiento, según el apartado, en su sección 205, ese gobierno proyanqui tendría que devolver o indemnizar las propiedades confiscadas por el gobierno revolucionario cubano a los ciudadanos estadounidenses el 1ro. de enero o después.

Y para dejar constancia de que este elemento es el más relevante de ese título declara: «Es el sentir del Congreso que la liquidación satisfactoria de las reclamaciones de propiedades por parte de un Gobierno cubano reconocido por los Estados Unidos sigue siendo una condición indispensable para el pleno restablecimiento de las relaciones económicas y diplomáticas entre EE. UU. y Cuba».

La fecha del 1ro. de enero de 1959 está incluida con toda intención, pues ahí no solo se está hablando de las «5 911 reclamaciones certificadas» hasta la aprobación de la Ley Helms-Burton, sino que se están incorporando a los que no eran ciudadanos estadounidenses cuando se produce el proceso de nacionalización y la obtuvieron después, pero también a los batistianos y toda la mafia que salió huyendo de Cuba en los primeros días de enero de 1959, al producirse el triunfo revolucionario, y a quienes no se les nacionalizó nada, sino que se les confiscaron las propiedades que dejaron abandonadas ante la urgencia de saberse en peligro de enjuiciamiento por malversación, robo, asesinato y tortura. Cuba volvería a ser un país atado de pies y manos al poder extranjero. De esta manera, se devela sin afeites el propósito real de la Ley Helms-Burton, que explica también la razón de Estado de la política de EE. UU. contra Cuba y la esencia del conflicto entre ambos países durante más de dos siglos, en especial durante las últimas seis décadas.

A la mayor parte de los sectores que han conducido la política de Estados Unidos hacia Cuba, entre ellos los defensores a ultranza de la Ley Helms-Burton y los halcones que hoy predominan en el diseño de la política hacia la Isla, poco les importan realmente la democracia liberal y los derechos humanos, si esto no les asegura por encima de todo la conversión de la Isla en un enclave de dominación yanqui. Lo último es lo verdaderamente importante para sus intereses, lo primero puede ser funcional, pero no condición sine qua non, aunque se disfrace en el discurso público. La Ley Helms-Burton y el título ii al que nos hemos referido también están plagados de lenguaje engañoso y cínico. De hecho, toda la ley está sustentada en la idea de que Cuba es una amenaza no solo a la seguridad nacional de ee. uu., sino incluso para la seguridad internacional. Cuando ee. uu. habla de «seguridad nacional» e incluso «seguridad internacional», a lo que realmente está haciendo alusión es a la seguridad imperial de la clase dominante de ese país, hoy más desenfrenada y violenta que nunca ante el evidente declive de su hegemonía global.

La Ley Helms-Burton no solo es ilegal e ilegítima, sino también políticamente inviable, en tanto está anclada a un pasado ignominioso que los cubanos tuvieron que superar a fuerza de coraje, sacrificios, sudor, lágrimas y sangre de varias generaciones, y al que solo se podría volver eliminando físicamente a todo un pueblo y barriendo desde sus cimientos la historia, tradición y cultura de la nación cubana.

Como advirtiera Fidel en 1994: «La normalización de las relaciones entre ambos países es la única alternativa; un bloqueo naval no resolvería nada, una bomba atómica, para hablar en lenguaje figurado, tampoco. Hacer estallar a nuestro país, como se ha pretendido y todavía se pretende, no beneficiaría en nada los intereses de Estados Unidos. Lo haría ingobernable por cien años y la lucha no terminaría nunca. Solo la Revolución puede hacer viable la marcha y el futuro de este país».

Los programas subversivos de la USAID y la NED contra Cuba

cubanos

Manuel Hevia Frasquieri

Nuestro pueblo recuerda los años más difíciles del periodo especial y la brutal escalada yanqui para destruir la Revolución cubana en los años 90. En momentos en que estallaban los artefactos explosivos en 1997 en los hoteles y nuestras autoridades frustraban nuevos complots de asesinato contra la vida de Fidel Castro durante sus visitas oficiales a países extranjeros, un nuevo programa de desestabilización contra Cuba saldría a la luz con el espaldarazo de la recién promulgada Ley Helms Burton de 1996. Seguir leyendo Los programas subversivos de la USAID y la NED contra Cuba

Rompe EE.U.U su propio record de frecuencia de sanciones a Cuba

Record

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

LA HABANA.— A finales del pasado año el gobierno de los EE.UU. sancionó a los cubanos de una u otra forma con una frecuencia de una sanción casi por semana. Seguir leyendo Rompe EE.U.U su propio record de frecuencia de sanciones a Cuba

Trump continúa arreciando el bloqueo a Cuba

Bloqueo USA

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR

 

LA HABANA.— Para el magnate presidente de los EE.UU. dar una vuelta de tuerca cada pocos día al bloqueo contra Cuba sigue siendo una obsesión. Seguir leyendo Trump continúa arreciando el bloqueo a Cuba

CIMEX y CUPET se defenderán ante corte federal de EU por demanda de ExxonMobil

Cupet
CUPET. Foto: Archivo.

Dianet Doimeadios Guerrero

 

Las empresas cubanas Corporación CIMEX S.A. y la Unión Cuba Petróleo (CUPET) han dado los pasos formales, por medio de sus abogados, para defenderse en una corte federal del distrito de Columbia, en Estados Unidos, ante la demanda presentada por la multinacional ExxonMobil, al amparo del Título III de la Ley Helms-Burton. Seguir leyendo CIMEX y CUPET se defenderán ante corte federal de EU por demanda de ExxonMobil

En busca de soluciones para los viejos y nuevos problemas

comite-central

N. Mario Rizzo M.

(Especial para URQR)

 

Concluido el Primer Semestre del 2019, durante el cual la Administración de los EE.UU. ha dado una nueva vuelta a la tuerca que pretende asfixiar la economía cubana aplicando el Título III de la Ley Helms-Burton, y luego de aprobada una nueva Constitución que para su total aplicación requiere invalidar, modificar, sustituir, o crear, numerosas normas legales, se reúne la Asamblea Nacional del Poder Popular para más que legislar informarse sobre la actual situación del país. Seguir leyendo En busca de soluciones para los viejos y nuevos problemas

La Helms-Burton y el castigo colectivo

cubanos

Carlos Fazio

(jornada.com.mx)

 

Estados Unidos y Cuba guardan una situación única en las relaciones internacionales. No existe un caso similar de asedio político-ideológico, económico y militar tan sostenido de una potencia mundial contra un país pequeño. Después de que en octubre de 1960 el presidente Dwight Eisenhower impuso un bloqueo parcial a la isla en respuesta a las nacionalizaciones y expropiaciones de propiedades de ciudadanos y compañías estadunidenses por el nuevo gobierno revolucionario –seguido de la ruptura de relaciones diplomáticas el 3 de enero de 1961−, y tras la derrota militar de la invasión mercenaria de la Brigada 2506 en Playa Girón en abril siguiente, el 7 de febrero de 1962 John F. Kennedy emitió una orden ejecutiva que amplió las restricciones comerciales y profundizó el cerco. Seguir leyendo La Helms-Burton y el castigo colectivo

México actuará legalmente contra el Título III de la Ley Helms-Burton

marcelo-ebrard.jpg

CIUDAD DE MÉXICO.— El gobierno federal, asumirá medidas legales en protección a empresas mexicanas que pudieran resultar afectadas por la entrada en vigor del capítulo III de la Ley Helms-Burton, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores. Seguir leyendo México actuará legalmente contra el Título III de la Ley Helms-Burton

Cuba, a un paso de un nuevo “periodo especial”

cuba-1.jpg

Luis Castillo

Al comienzo de la década de los años 90 del siglo pasado, Cuba se vio a punto del colapso económico al desaparecer la Unión Soviética, lo que trajo el cierre del comercio directo con el mundo socialista y  el consecuente desplome de hasta el 35% de su economía. Seguir leyendo Cuba, a un paso de un nuevo “periodo especial”

Trump. ¿Calígula atómico o líder del nacionaltrumpismo?

Donald Trump

N. Mario Rizzo M., (especial para UNQR)

 

En su ensayo “Notas sobre América, en vísperas de los sesenta años de la Revolución Cubana”, próximo a publicarse en la revista Casa de las Américas, órgano de la institución homónima la cual preside, el destacado intelectual cubano Roberto Fernández Retamar, quien entre sus muchos méritos intelectuales incluye haber sido profesor en la Universidad de Yale, sostiene que “Al país más poderoso que nunca haya existido, los Estados Unidos, lo desgobierna, junto con un equipo de similar calaña (formado en gran parte por generales guerreristas y por multimillonarios como el propio presidente), un ser racista, xenófobo, sexista, mendaz, profascista, a quien he llamado «Calígula atómico», mientras el politólogo mexicano John Saxe Fernández ha hablado del «nacional trumpismo»”. Seguir leyendo Trump. ¿Calígula atómico o líder del nacionaltrumpismo?

Mientras el gobierno de EU pretende cerrar, Cuba se abre cada vez más

Ministro
El canciller cubano ofrece conferencia de prensa en La Habana. Foto: Sergio Alejandro Gómez/Cubadebate.

Sergio Alejandro Gómez

Cubadebate

 

El ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, aseguró este jueves en La Habana que Estados Unidos pretende cerrar a Cuba con el reforzamiento de su política bloqueo, pero la mayor de las Antillas se abre cada vez más a “una relación sana, culta y respetuosa” con distintos sectores norteamericanos. Seguir leyendo Mientras el gobierno de EU pretende cerrar, Cuba se abre cada vez más

Nuevas medidas de EU para asfixiar económica y financieramente a Cuba

Estados Unidos 1

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

 

LA HABANA.— El pasado martes 16 de abril CUBADEBATE en La Habana, comenzaba una nota informativa expresando: “El aumento de la agresividad estadounidense contra La Habana responde a la agenda anticubana de personajes como el senador Marco Rubio, el asesor de Seguridad Nacional John Bolton, y Mauricio Claver-Carone, quienes han secuestrado la política de la administración  Trump hacia Cuba y América Latina.” Seguir leyendo Nuevas medidas de EU para asfixiar económica y financieramente a Cuba

Resumen de noticias desde Cuba

Estados Unidos permite demandas contra ciertas compañías cubanas bajo el Título III de la Helms-Burton

Clinton

Sergio Alejandro Gómez

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, suspendió por otros 30 días la activación del Título III de la Ley Helms-Burton, pero abrió por primera vez desde 1996 la posibilidad de que se establezcan demandas contra determinadas empresas cubanas bajo este acápite. Seguir leyendo Resumen de noticias desde Cuba

Resumen de noticias desde Cuba

La Helms-Burton: Ley de la Esclavitud

Helms Burton

Lázaro Barredo

La Helms-Burton, aprobada el 12 de marzo de 1996, ha sido denominada Ley de la Esclavitud porque pretende convertir a Cuba en un protectorado yanqui, retrotrayendo al país a las condiciones existentes antes del triunfo de la Revolución en 1959, imponiéndonos una ignominia mucho mayor que la planteada a principios de siglo XX con la Enmienda Platt. Seguir leyendo Resumen de noticias desde Cuba

Trump vuelve a amenazar a las inversiones hoteleras en Cuba

donald-trump

LA HABANA.— El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a amenazar a las inversiones hoteleras en Cuba, donde las cadenas españolas y una canadiense copan la presencia internacional, por lo que el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó este 18 de enero que la Ley Helms-Burton recrudece la política de bloqueo contra la isla, tras la decisión de EEUU de suspender por sólo 45 días la aplicación del título III de la Ley Helms-Burton. Seguir leyendo Trump vuelve a amenazar a las inversiones hoteleras en Cuba