Archivo de la etiqueta: Polvo del Sahara

Podría llegar a México segunda oleada de polvo del Sahara

polvo-del-sahara-1

CIUDAD DE MÉXICO.— Las nubes de polvo, como la del desierto del Sahara que llegó hasta México, son fenómenos recurrentes que se han presentado a lo largo de la historia y que ahora son más visibles por el uso de las imágenes satelitales que disponen las naciones, aseguró Ángel Refugio Terán Cuevas, científico del Instituto Politécnico Nacional (IPN), quien agregó que hay una alta probabilidad de que en los próximo dos meses se genere otra extensa nube de polvo proveniente de este desierto, ya que estamos en el periodo donde suelen presentarse este tipo de fenómenos atmosféricos y la intensificación de los vientos alisios puede provocar su llegada.

El director General del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, afirmó que “el Politécnico como institución del Estado mexicano, ha sido capaz de adaptarse a los cambios del entorno, para aportar soluciones a los diversos problemas que enfrenta nuestro país”.

Por su parte, Terán Cuevas explicó estos fenómenos de nubes de polvo se han registrado desde siempre, simplemente la circulación de vientos es la que se intensifica y conlleva a que se transporten estas partículas hacia otras partes del mundo. En el caso de polvo proveniente del desierto del Sahara atravesó todo el Océano Atlántico y, por su intensidad, impactó en islas del Caribe, una parte del Centro y Sudamérica, además del sur de los Estados Unidos.

El profesor e investigador del Centro Interdisciplinario de Investigaciones y Estudios sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CIIEMAD) subrayó que estas nubes de polvo se han registrado por los vientos “alisios” que vienen del este y se intensifican en los meses de junio a agosto. Soplan, dijo, entre los trópicos y parten de zonas subtropicales de alta presión con rumbo a regiones ecuatoriales de baja presión.

Comentó que las nubes de polvo no siempre llegan a territorio firme, sino que en algunos años solo alcanzan a llegar al océano y en esta ocasión la nube de polvo del Sahara viajó desde África a México y recorrió aproximadamente 10 mil kilómetros.

Afortunadamente la resolución de los satélites que hay en la actualidad se mejoró bastante con el satélite meteorológico GOES-16, cuya repetición de imágenes es cada cinco minutos, nos permitió monitorear la trayectoria de esta nube de polvo desde su origen hasta su desplazamiento en el Océano Atlántico. Hay que recordar que del 20 por ciento de flujo de arena que se provoca en el Sahara, solamente un 4 por ciento es el que se deposita en el Atlántico o llega a transportarse hasta el continente americano, abundó.

Aseguró que el polvo tiene un aporte importante de hierro, lo cual tiene un efecto positivo para la agricultura, pero también tiene un efecto negativo, toda vez que puede nutrir al alga denominada sargazo que se encuentra en el océano. “La tecnología satelital junto con los modelos de pronóstico (como el europeo) permiten predecir el movimiento de las nubes de polvo, que al lograr una altura importante podrían alcanzar vastas extensiones de territorio y llegar a las grandes ciudades”, indicó.

Terán Cuevas expresó que en ocasiones por el flujo de arena que llega a las ciudades algunas personas llegan a presentar irritación en los ojos y fosas nasales. Insistió que en el caso de la Ciudad de México, además de los polvos que trae el viento, se puede encontrar la ceniza volcánica emanada del Popocatépetl. “Es necesario estar atentos a la información que emita el Sistema Meteorológico Nacional (SMN) y a las instituciones encargadas de medir la calidad del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México, para que la población esté prevenida ante cualquier eventualidad”, acotó.

Dentro del polvo que llega a las zonas urbanas, reiteró, hay que estar atentos a las partículas PM 2.5, que son muy pequeñas y pueden provocar afecciones a la salud de personas de edad avanzada que padecen enfermedades crónicas en vías respiratorias o pulmonares.

Por su parte, la científica y coordinadora de posgrado en estudios ambientales y de la sustentabilidad del CIIEMAD, María Eugenia Gutiérrez Castillo, señaló que el polvo del Sahara contiene aluminio, silicio y una importante cantidad de hierro, además de otros compuestos.

“Por el simple hecho de viajar por el mar se adicionan aerosoles marinos que están hechos de cloro de sodio. Por eso se considera que al caer en el mar o llegar al suelo se convierte en un excelente fertilizante”, concluyó.

Salió el sol y el cielo volvió a ser azul en Cancún

 

Víctor Galván

CANCÚN.— Después de tres días de cielo gris, de un nublado eterno que impedía ver el sol iluminar la ciudad, Cancún volvió a ser la ciudad de siempre. El horizonte lució de nuevo el azul intenso de verano, los rayos de sol brillaron con todo su esplendor y proyectaron otra vez las sombras de las personas y los objetos.

El polvo del Sahara se fue y este fenómeno que se da año con año en esta época, pero que esta vez se presentó con mayor intensidad, pasará a formar parte de las anécdotas de los cancunenses, que le contarán a las siguientes generaciones que el 2020 fue un año atípico.

Se dirá que el país vivió una pandemia por un nuevo coronavirus que obligó a las autoridades federales a decretar un confinamiento que inició el 20 de marzo (y que continúa después de tres meses); que en junio una caprichosa tormenta tropical llamada “Cristóbal” azotó el sureste del país y ocasionó inundaciones en las zonas centro y sur de Quintana Roo que afectó a comunidades rurales; que ese mismo mes un sismo de 7.5 grados Richter estremeció a la zona centro y sur del país; y que en esos mismos días, entre el 23 y 25 de junio, Cancún y la Península de Yucatán se vieron envueltas por una densa capa de polvo proveniente del Sahara que impedía ver el sol con claridad, como si el cielo hubiera estado cubierto de nubes permanentemente.

polvo-del-sahara

El polvo del Sahara viajó miles de kilómetros a través del océano Atlántico. De acuerdo a especialistas, la masa de aire del Sahara es una capa de la atmósfera de 3.2 a 4 kilómetros de espesor. El Centro Nacional de Prevención de Desastres calcula que estos polvos del Sahara se extienden verticalmente entre 1,500 y 6,000 metros de altura.

Según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la masa de aire seca que coadyuvan a la formación de los polvos saharianos llega a tener una extensión horizontal de 4,000 a 5,000 kilómetros, tamaño superior a la superficie continental de Estados Unidos.

De acuerdo con la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), las entidades afectadas por el cúmulo de partículas provenientes del Sahara serán Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Tamaulipas.

La Conagua informó que “la noche del viernes 26 de junio, el fenómeno se desplazará hacia la parte sur de Estados Unidos de América y dejará de afectar de manera directa al territorio mexicano”.

Polvo del Sahara no representa riesgo para la población

 

CANCÚN.— “El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) señala que la llegada de la nube de polvo del Sahara no representa un riesgo para la población, aunque dicho fenómeno natural tiene un efecto en la cantidad de nubosidad y lluvias existentes”, informó el director de Protección Civil del Municipio de Benito Juárez, Antonio Riveroll Ribbon.

Destacó que esta nube de polvo se encuentra actualmente en el Caribe, por lo que se formaron condiciones extremadamente nebulosas y visibilidad limitada desde Antigua hasta Trinidad y Tobago, por lo que se recomienda a la población estar pendiente de las recomendaciones que hagan la Comisión Nacional del Agua y Protección Civil.

Señaló que este fenómeno lo tenemos todos los años. Las principales características o indicios del polvo africano, que no luce distinto al polvo doméstico, es que el día se torna grisáceo, los atardeceres rojizos y hay escasa nubosidad.

Por su parte, el director general de Salud en el municipio, Joaquín Barajas Pérez, señaló que con la llegada del polvo del Sahara se le recomienda a los benitojuarenses cuidar y proteger su salud, para ello, las personas con enfermedades respiratorias crónicas (EPOC o asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños deben de usar protectores respiratorios tales como mascarillas o pañuelos de tela húmeda para cubrir nariz y boca.

Asimismo, informó que este polvo trae consecuencia en la salud como problemas respiratorios y enfermedades de los ojos, para ello, se recomienda no realizar ejercicio al aire libre, usar anteojos de sol o de protección; si hay una sensación de cuerpos extraños en los ojos, lavarse con abundante agua de preferencia utilizar agua potable, hervida o clorada. Lavarse las manos antes de iniciar el procedimiento.

Cubrir las fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques de almacenamiento de agua para evitar contaminación; Utilizar equipo de protección personal como gafas, cubreboca o pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca; Humedezca el piso de su casa antes de barrer para evitar la resuspensión del polvo que pudiera acumular en el suelo.

Redes sociales:

  • Twitter: @MaraLezama ll @AytoCancun
  • Facebook: Mara Lezama ll Ayuntamiento de Benito Juárez

Polvo del Sahara alcanzaría máxima concentración jueves o viernes

arena

CHETUMAL.— Adrián Martínez Ortega, director general de la Coordinación Estatal de Protección Civil (COEPROC), dijo que el Servicio Meteorológico Nacional informó que la nube de polvo del Sahara alcanzará la máxima concentración sobre Campeche, Quintana Roo y Yucatán los días jueves y viernes.

Martínez Ortega dijo que “En días pasados, una nube de polvo se desprendió desde la región del Sahel, en el desierto de Sahara, fenómeno que es común durante la primavera y el verano, cuando la escasez de lluvia se combina con vientos intensos en dicha región, generando desprendimientos de aire cálido, seco y saturado de aerosoles y polvo”.

A través de modelos numéricos se puede predecir su trayectoria, y para este evento se pronostica que la nube de polvo continúe su recorrido, la cual llegó a la Península de Yucatán el pasado martes, y durante el jueves y el viernes alcanzará la máxima concentración de aerosoles sobre los estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán. Posteriormente, se desplazará sobre aguas del Golfo de México, pasando sobre las zonas costeras de Veracruz y Tamaulipas.

En la Península de Yucatán, los principales efectos esperados son: reducción en la lluvia, incremento en las temperaturas, cielo brumoso y escasa nubosidad. Además, los atardeceres y amaneceres pueden tornarse en tonos rojizos debido a la interacción de los rayos solares con las partículas de polvo.

Estos eventos son posibles de rastrear a través de imágenes de satélite. Este, en particular, se ha monitoreado en su recorrido por el océano Atlántico y el mar

Caribe, donde ha ocasionado una reducción notable en la visibilidad, afectando la navegación marítima y aérea, y ha provocado un cielo brumoso.

Cuando estas nubes de polvo se desplazan por el Atlántico tropical limitan el desarrollo o intensificación de los ciclones tropicales, ya que son grandes extensiones de aire seco.

Polvo del Sahara ya está en México

polvo-del-sahara-2

CIUDAD DE MÉXICO.— La nube de polvo del Sahara, la más grande de los últimos 50 años, ya está en México, y prueba de ello es que entre el martes y miércoles, los niveles de partículas suspendidas PM10 y PM2.5 incrementaron 800 por ciento en la ciudad de Mérida, Yucatán, informó Luis Antonio Ladino Moreno, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM.

“El día de ayer teníamos niveles de material particulado del orden de 160 microgramos por metro cúbico y al día de hoy subió a 190, entonces vemos que ha habido un aumento progresivo de la cantidad de material particulado, lo que es una señal de que sí está llegando la pluma”, explicó.

En conferencia de prensa virtual, el doctor en Ciencias Ambientales dio a conocer que según el pronóstico, este fenómeno natural que se repite año con año desde tiempos inmemoriales, impactará Yucatán, Quintana Roo y Campeche hasta el viernes, ya que para el sábado 27 de junio estará ingresando a Estados Unidos.

Dijo que la principal recomendación a la población vulnerable de la Península de Yucatán, como la que sufre Covid-19 o alguna enfermedad respiratoria, es que no salga a la intemperie y use cubrebocas.

“El cubrebocas funciona como filtro y evita que estas partículas que están en el aire, que llegan de África, las respiremos, porque una vez que las inhalemos, las más grandes se van a quedar atrapadas en la parte nasal y la tráquea, pudiendo causar algunas irritaciones, pero si hay partículas muy pequeñitas pueden seguir avanzando en el sistema respiratorio, llegando a los pulmones y en el peor de los casos pasando a los alvéolos o al torrente sanguíneo, y esto puede ser muy peligroso en altas concentraciones”, advirtió.

Luis Antonio Ladino Moreno señaló que otros factores negativos del polvo del Sahara es que disminuye la visibilidad en los aeropuertos y transporta patógenos, que son estudiados desde 2017.

“Nosotros logramos identificar ciertas bacterias, no sabemos aún si son patógenos oportunistas o no, la idea ahora es tratar de ver si tienen resistencia a antibióticos y tratar de ver qué tipos de enfermedades pudieran desencadenar”, comentó.

El experto del Centro de Ciencias de la Atmósfera indicó que en contraste, los efectos positivos del polvo del Sahara son que aportan nutrientes, sobre todo minerales, a los ecosistemas marinos y terrestres, inhiben los ciclones tropicales y enfrían la superficie terrestre, lo que es muy importante por el tema del calentamiento global.

Por su parte, Alejandro Aguilar Sierra, académico del Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra reveló que de acuerdo con estudios desarrollados el año pasado, el polvo del Sahara puede llegar al centro del país, incluído el Valle de México, pero ya muy disperso y debilitado.

Agregó que la trayectoria de esta pluma proveniente de África se puede seguir a través de la página http://www.lanot.unam.mx, que utiliza imágenes del satélite estacionario GOES16 de la NASA y la NOAA, que hace una captura de la Tierra cada 10 minutos.

Atardecer grisáceo en Cancún

Redacción

CANCÚN.— La tarde en Cancún se tornó grisácea, opaca, como si una densa capa de “smog” impidiera ver con claridad las nubes. El tono del cielo no fue el mismo que en otros días, no se percibió el azul claro ni las nubes blancas características de esta región del Caribe mexicano. El polvo del Sahara comenzó a entrar al país desde la Península de Yucatán y, según los expertos, el fenómeno será más visible a partir del miércoles.

Se trata de pequeñas partículas en suspensión expulsadas desde el desierto del Sahara, en el continente africano, que viajan y atraviesan el Océano Atlántico gracias a los fuertes vientos.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) explicó que el fenómeno tiene un efecto directo en la cantidad de nubosidad y lluvias que se presentan desde ayer en el país y particularmente en la Ciudad de México generará una pésima calidad del aire.

La turbonada de arena en polvo comenzó a ingresar por el oriente y sureste del país desde este martes, pero la barrera natural que forma la Sierra Madre Oriental impedirá que atraviese al centro del territorio, aunque pequeñas concentraciones lograrán llegar a la capital del país.

Una de las principales características del polvo africano es que el día se torna grisáceo, los atardeceres rojizos y hay escasa nubosidad.

Como la nube de polvo llega en momentos en los que afecta la pandemia de Covid-19, que es una enfermedad respiratoria, el Cenapred recomienda a la población mantenerse en casa, principalmente las personas con mayor riesgo, menores de edad, de la tercera edad y quienes tengan padecimientos respiratorios.

Si se debe estar a la intemperie, se debe utilizar lentes y cubrebocas o pañuelos. A las personas con enfermedades respiratorias crónicas, adultos mayores, mujeres embarazadas y niños se les sugiere usar protectores respiratorios tales como mascarillas o un pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.

Polvo del Sahara: Las densas nubes que avanzan sobre el Caribe

polvo-del-sahara

Se recomienda el empleo de lentes protectores, nasobucos, lavarse las manos, evitar tocarse los ojos y tapar los alimentos y el agua para impedir su contaminación

Orfilio Peláez

Granma Digital

LA HABANA.— En el transcurso de la actual semana una extensa nube de polvo del Sahara cubrirá el archipiélago cubano, el mar Caribe occidental y el sudeste de Estados Unidos y México, aseveró a Granma el Doctor en Ciencias Físicas Eugenio Mojena López, reconocido especialista en esa temática del Instituto de Meteorología.

Según resaltó el también Profesor Titular e investigador de dicha entidad, perteneciente a la Agencia de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), los modelos sugieren que los valores de las concentraciones de polvo estarán muy por encima de los niveles normales, factor que ocasiona un deterioro apreciable de la calidad del aire.

Cargadas de material particulado pm 10 y pm 2,5, altamente nocivos para la salud humana, minerales como hierro, calcio, fósforo, silíceo y mercurio, además de virus, bacterias, hongos, ácaros patógenos, estafilococos y contaminantes orgánicos persistentes, las referidas nubes son generadas por las tormentas de arena y polvo del desierto del Sahara y el Sahel, en África.

Pueden alcanzar alturas de tres a siete kilómetros, y una vez alejadas del continente africano, buena parte de ellas avanzan en dirección oeste, bajo el flujo de los vientos alisios, propagándose hasta Cuba, el sudeste de Estados Unidos, México y Centroamérica.

El doctor Mojena López precisó que, si bien de forma general las nubes de polvo comienzan a llegar a nuestro país entre marzo y abril, los máximos de días bajo tal condición atmosférica ocurren en  junio y julio.  El principal rasgo que distingue su acentuada presencia es el predominio de una densa bruma, capaz de limitar la visibilidad a larga distancia, mientras el cielo se muestra con una tonalidad lechosa.

Investigaciones desarrolladas en el otrora Departamento de Satélite del Instituto de Meteorología, demostraron el efecto inhibidor del Polvo del Sahara sobre la ciclogénesis en la cuenca del Atlántico tropical, en particular, en la zona comprendida entre los diez y 20 grados de latitud norte y los 20 y 60 grados de longitud oeste.

Como explicó el profesor Mojena, las nubes de polvo originan una masa de aire muy caliente y seco, con valores bajos de humedad, lo cual entorpece de forma significativa el surgimiento y desarrollo de los ciclones tropicales (ct), pues les crea un ambiente hostil.

Igualmente, incrementan la cizalladura vertical del viento en la altura, impidiendo que el sistema pueda concentrar la energía para su formación y fortalecimiento.

De ahí que hoy se les empiece a reconocer, cada vez más, como un fuerte factor modulador de la actividad ciclónica en nuestra área geográfica, además de disminuir la probabilidad de precipitaciones en las áreas bajo su influencia.

Más allá de condicionar en buena medida el comportamiento del estado del tiempo, las nubes de Polvo del Sahara provocan impactos negativos en la salud del hombre y en la de diferentes ecosistemas marinos y terrestres.

De acuerdo con lo expresado por el doctor Mojena López, su presencia ha convertido al Caribe en un verdadero corredor del asma y otras enfermedades respiratorias, sobre todo, en las personas mayores de 65 años y niños con edades hasta cuatro años, además de favorecer la aparición de alergias y problemas de la piel.

También repercuten en el declive de las poblaciones de arrecifes coralinos, al propiciar que puedan ser atacados por un hongo endémico de África, transportado por ellas, y contribuyen a la proliferación de los denominados eventos de marea roja, asociados a grandes floraciones de algas, muchas de ellas tóxicas, y en la aparición de plagas en el arroz, frijoles, frutales, caña de azúcar y otros cultivos.

Llega mañana polvo del Sahara; ingresará por la Península de Yucatán

sahara

CIUDAD DE MÉXICO.— La nube de polvo del Desierto del Sahara que se encuentra sobre el Océano Atlántico, y que se prevé llegue este martes 23 de junio a México por la Península de Yucatán “normalmente no representa un peligro para la población”, debido a que regularmente arriba en bajas concentraciones, informó el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED).

El órgano dependiente de la Coordinación Nacional de Protección Civil explicó que el colosal y espectacular fenómeno que se repite año con año, tiene un efecto directo en la cantidad de nubosidad y lluvias que se presentan, y que por ejemplo, en la Ciudad de México podrían generar mala calidad del aire.

“Comúnmente ingresa de forma directa por el oriente y sureste del país, siendo la Sierra Madre Oriental una barrera natural para que atraviese al centro del territorio, por lo que sólo pequeñas concentraciones logran llegar”, detalló.

Abundó que una de las principales características o indicios del polvo africano, que no luce distinto al polvo doméstico, es que el día se torna grisáceo, los atardeceres rojizos y hay escasa nubosidad.

Algunas de las recomendaciones para minimizar los efectos a la salud de la población por altas concentraciones de polvo son las siguientes:

-Estar atentos a los avisos del Servicio Meteorológico Nacional y la Coordinación Nacional de Protección Civil.

-Ante la pandemia de Covid-19, mantenerse en casa, principalmente las personas con mayor riesgo.

-En caso de que las concentraciones sean importantes:

Evitar exponerse a las altas concentraciones de polvo.

Cerrar todas las entradas de aire a los cuartos durante las tormentas.

Si es necesario estar a la intemperie, utilizar lentes y cubrebocas o pañuelo.

-Las personas con enfermedades respiratorias crónicas (EPOC, asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños deben usar protectores respiratorios tales como mascarillas o un pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.

-Si se tiene sensación de cuerpos extraños en los ojos, lávese con abundante agua. Es preferible utilizar agua potable, hervida o clorada. Lavarse las manos antes de iniciar el procedimiento.

-Cubrir las fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques de almacenamiento de agua para evitar contaminación.

-Humedezca los sectores de su casa antes de barrer para evitar la re suspensión del polvo que pudiera acumularse.

La cantidad del polvo del Sahara que ingresará a nuestro país depende de la intensidad del viento y su concentración sobre África; además, se ha observado que se incrementa por el fenómeno de “El Niño”, que actualmente tiene una fase neutra.

De acuerdo con los pronósticos de Copernicus, que es el Programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea y del modelo de pronóstico meteorológico europeo, se esperaría que sea a partir de este martes cuando este polvo ingrese al país en concentraciones que no afectarán a la población.

Según expertos, el fenómeno ha sido observado con cautela desde hace más de una década. “Aunque se conoce su existencia y se ha estudiado de forma constante, no todos sus efectos terminan por entenderse. Se sabe que el polvo que viaja desde el Sahara mineraliza la tierra en que cae, pero al mismo tiempo inhibe huracanes y fertilizan el océano”.

Comienzan efectos del polvo del Sahara en la Península de Yucatán

polvo

MÉRIDA.— El meteorólogo yucateco, Juan Antonio Palma Solís, informó que desde la tarde del domingo se empezaron a observar los efectos del arribo de una nube de polvo proveniente del Sahara, en las cercanías de la Península de Yucatán. Seguir leyendo Comienzan efectos del polvo del Sahara en la Península de Yucatán