Archivo de la etiqueta: Sociedad

“Esperanza en la adversidad”, mural en Chetumal en recuerdo del huracán Janet

Eduardo Lara Peniche

Esperanza en la Adversidad, Mural del Colectivo Cuervos, alusivo al 65 aniversario del paso del Huracán Janet es la visión popular de un hecho histórico que marcó a Quintana Roo el 27 de septiembre de 1955, ya que arrasó con la ciudad de Chetumal.

La obra elaborada por tres artistas locales, fue concluida el pasado 19 de octubre, consta de dos partes, una con la imagen de una mujer que danza sobre el mapa de Quintana Roo, en el punto geográfico que corresponde a Chetumal, la mujer representa a la madre naturaleza, la cual, al igual que nos obsequia sus cautivadoras maravillas de vida, también nos regaña con su devastadora fuerza. La otra parte del mural refleja la esperanza mediante la imagen de una niña caminando hacía el escudo del estado y al tener contacto con el suelta una paloma blanca, símbolo de fe y esperanza, la cual llega al escudo del municipio de Othón P. Blanco, lo que identifica el resurgimiento ante la adversidad.

Alerta Secretaría de Salud sobre posibles rebrotes de Covid-19

CIUDAD DE MÉXICO.— La Secretaría de Salud Federal alertó de la posibilidad de un rebrote de la epidemia de Covid-19 en ocho entidades del país, por lo que para impedir que los contagios continúen incrementándose se recomendó evitar aglomeraciones en las festividades religiosas de Día de Muertos y la virgen de Guadalupe.

De manera específica, las autoridades sanitarias federales consideraron que el cierre de panteones los días 1 y 2 de noviembre, así como no hacer peregrinaciones tradicionales a la Basílica de Guadalupe son medidas que ayudarán a frenar la intensidad en los contagios por Covid-19 en el país.

Cubanos alrededor de una olla de ajiaco (caldo mixto de tubérculos y carnes)

“Hemos dicho que la cubanidad en lo humano es sobre todo una condición de cultura. La cubanidad es la pertenencia a la cultura de Cuba. Pero ¿cuál es la cultura característica de Cuba? Cuba es un ajiaco. ¿Qué es el ajiaco? La imagen del ajiaco criollo nos simboliza bien la formación del pueblo cubano.” Fernando Ortiz

En este tema, “Los factores humanos de la cubanidad”, hay dos elementos focales y uno de referencia, la cubanidad, lo humano y su relación. Tal parece, pues, en buena lógica, que primero habría que definir la cubanidad y lo humano, para después poder trazar la relación de correspondencia entre ambos términos. Acaso esto no sea una tarea fácil. Sería ocioso entretenemos en definir lo humano, pero parece indispensable tener una idea previa de lo que se ha de entender por “cubanidad”.

¿Qué es la “cubanidad”? Parece sencilla la respuesta. “Cubanidad” es la “calidad de lo cubano”, o sea su manera de ser, su carácter, su índole, su condición distintiva, su individuación dentro de lo universal. Muy bien. Esto es en lo abstracto del lenguaje. Pero vamos a lo concreto. Si la cubanidad es la peculiaridad adjetiva de un sustantivo humano, ¿qué es lo cubano?

El secreto de Rafael Fundora o cómo llegaron limones cubanos hasta España

Oscar Figueredo Reinaldo

Lázaro Rafael Fundora Hernán-dez es un hombre que no cree en la suerte. Hacer su primera exportación de limones hacia España y encaminar la venta de aguacates hacia el exterior, ha sido el resultado de muchos años de perseverancia.  “Lo que logramos fue un empeño familiar, nos los propusimos y lo conseguimos”, afirma sin detener el movimiento de la picadora sobre las tierras que lo vieron nacer.

Tras dos años de gestiones para colocar sus productos fuera de fronteras, las nuevas regulaciones jurídicas que posibilitan a los negocios no estatales acceder al mercado internacional, le abrieron las puertas a un viejo anhelo.

Capitalismo-Socialismo: ¿Vientos de fronda?

Ricardo Ronquillo

Soplan vientos de fronda, podría afirmarse, al trazar un paralelo entre las famosas revueltas contra la monarquía en la Francia regentada por Ana de Austria, tras la muerte del célebre cardenal Richeliu, con la rebelión de las teorías de cambio que se esparcen en este mundo pandémico.

Las hipótesis transformistas van de unos extremos a otros. De un lado las que anuncian un planeta apocalíptico, sometido a una cruenta crisis total, mientras por el otro prefiguran un capitalismo rehabilitado de sus mañas y marañas.

Para algunos teóricos el coronavirus tendrá para ese sistema el mismo efecto alterador que la peste negra para el feudalismo. Esa es la apuesta del periodista e intelectual británico Paul Mason, quien sostuvo para BBC Mundo que el final de un modo de producción de un sistema económico es, con frecuencia, una mezcla de sus debilidades internas, combinado con lo que a menudo se llama shocks extremos o exógenos.

Este analista cree que la COVID-19, como la peste medieval, provocó dos interrupciones al capitalismo como modelo, una económica y otra ideológica. Al combinarse, ofrecen la sensación masiva de que el sistema no está protegiendo y, en consecuencia, requiere ser removido.

Aunque por otras razones y bajo otros argumentos, lo mismo piensa el renombrado sociólogo norteamericano Jeremy Rifkin, asesor mundial de corporaciones y Gobiernos y entusiasta radical del cambio del sistema basado en el petróleo y en otros combustibles fósiles.

Rifkin alerta sobre dos factores que condujeron al drama humanitario actual: el movimiento de personas y especies alentado por el cambio climático y el acercamiento de la vida animal y la humana resultado de la emergencia climática, con lo cual los virus de ambas especies se mueven juntos.

Esa es la razón por la que afirma que ya nada volverá a ser normal después de esta pandemia, que ve como una campanada de alarma planetaria, que enmudecerá solo si se reconstruyen las infraestructuras para vivir de modo diferente.

La lista de reparadores capitalistas es más larga. A esta se integra especialmente Mariana Mazzucato, profesora de Economía de la Innovación y el Valor Público de la University College London. La académica, una de las más influyentes y valoradas economistas actuales, está empeñada en enderezar los desafueros de la economía global. Tanto lo predica que merece la fama de querer “salvar al capitalismo de sí mismo”.

La también directora fundadora del Instituto para la Innovación y Propósito Público opina que la crisis pandémica es una oportunidad para “hacer un capitalismo diferente”. Asume que el sistema puede renfocarse hacia un futuro innovador y sostenible que funcione para todos.

Para lograrlo propone dos curas cardinales: desmontar el mito del Estado burocrático, que simplemente inyecta lentitud, para que estos favorezcan las inversiones y los procesos innovativos, así como demostrar que en la economía el valor no es solo el precio.

Hasta figuras como el papa Francisco se ven atraídas por sus estimaciones, al punto de que opina que ayudan a pensar el futuro. Mazzucato apunta que no podemos volver a la normalidad, porque lo normal es lo que nos metió no solo en este caos, sino también en las crisis financiera y climática.

En teoría, habría que admitir que los exámenes anteriores son, además de valiosos, valerosos —si apreciamos los virus sistémicos mortales en su contra—, el problema mayúsculo es que no pasan de ser profundas e ilustradas conclusiones, para las cuales no existe proyecto nacional o internacional alguno que los aterrice a una realidad tan comprometida.

En el tozudo mundo real los líderes principales del capitalismo parecen menos alarmados por la suerte humana que por la de sus ambiciones. Lo que se verifica y reproduce —con la misma virulencia de las cifras de contagiados y fallecidos—, es la esencia egoísta, maltusiana, depredadora del sistema.

La urgencia de cambio impuesta al capitalismo tras la aparición de la Revolución de Octubre —shocks extremos de por medio— y que contribuyó al surgimiento del nombrado Estado de bienestar, no parece ahora la seña dominante.

En ello los socialismos sobrevivientes a la caída del llamado modelo «real» llevan una ventaja, pese a pesados y costosos fardos de ortodoxia, dogmatismo e inmovilidad: Comenzaron a reformarse mucho antes de que se expandiera la cepa coronavírica. Los más exitosos frente a esta última y a su crisis total acompañante son precisamente los que más avanzaron en esa renovación.

Contrario a lo ocurrido con el esclavismo, el feudalismo y el capitalismo, los socialismos realmente existentes —adelantados a su tiempo a juzgar por la teoría de Marx— buscan solidificar la viabilidad de su plataforma humanista, sometidos a la maldad y el acoso continuos del capitalismo dominante, como puede verificarse en la Estrategia económico-social cubana para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la COVID-19.

Cada capítulo de esa estrategia deberá ser como la fronda, las hondas o tirachinas que, como las de los rebeldes franceses, descarguemos contra todo lo que entorpezca la voluntad revolucionaria de cambio del socialismo cubano.

Parroquia de Santa Rosa de Lima, San Andrés Tuxtla

Konaté Hernández

SAN ANDRÉS TUXTLA.— La iglesia de Santa Rosa de Lima, con un estilo parroquial neoclásico, se ubica entre las céntricas avenidas Madero, Hernández/Hernández, y Revolución número 1, pertenece a la Diócesis de San Andrés Tuxtla.

La construcción del templo inició en 1799, misma que por causas diversas la obra se suspendió para reanudarse entre 1809 a 1838. Se concluyó el día de su inauguración el 11 de abril de 1847, sin embargo, el sábado 11 de enero de 1955, a las 23:45 horas hubo un siniestro donde se perdieron imágenes muy veneradas por la feligresía, y documentos históricos. Según consta en el archivo de la catedral de San José y San Andrés una hoja suelta de registro de bautizos de indios, durante el siglo XVII en el año 1616.

Con el nuevo obispo de la Diócesis de San Andrés Tuxtla, Monseñor Fidencio López Plaza, designado por su Santidad el Papa Francisco el 2 de marzo de 2015, se realizó al año siguiente el cambio de párroco de la iglesia de Santa Rosa de Lima, al quedar presbítero Santos Abonza Hernández, en lugar del presbítero Ramiro Baxin Ixtepan. La Celebración Eucarística tuvo lugar al mediodía, en compañía de amistades, familiares, así como de las comunidades eclesiales de Villa Juanita y de San Andrés Tuxtla, en la entidad veracruzana. Según publicación de la nota informativa del 19 de agosto de 2016, de la periodista Sagrario Ramirez Diaz. 

Según el cronista de la ciudad, Sixto Carvajal, ratificó que el templo de Santa Rosa de Lima, data del siglo XVII, según consta en una hoja suelta de registro de bautizos de indios de 1616, que aún existe en el archivo de la Parroquia del Sagrario en el templo de Catedral y, en una de las tres campanas que están en la torre del templo de Santa Rosa de Lima, la cual tiene grabada la frase en latín “Santa María ora pronobis año D 1609”.  La construcción de dicha obra se inició en 1799 y, de 1809 a 1838, por diversas causas se interrumpe y se vuelve a reanudar la construcción del multicitado templo, el cual al fin se concluye, inaugurándose el 11 de abril de 1847. El sábado 11 de Enero de 1955, a las 23:45 Hrs. se incendió el templo y con él, imágenes muy veneradas por la grey católica, además de una gran parte del archivo parroquial; el estilo con el que había sido construido el templo que desapareció en el siniestro, era Neoclásico. Este año la torre de la parroquia de Santa Rosa de Lima, cumple 169 años de haber sido erigida, convirtiéndose en el monumento histórico, más antiguo que tenemos en la ciudad con existencia física, ya que el resto del edificio, desapareció en el voraz incendio. (Publicado en el Diario los Tuxtlas, el 12 junio de 2016 https://diariolostuxtlas.com/2016/06/12/cronicas-de-mi-pueblo-12/

 

santa-rosa-3

Santa Rosa de Lima

Santa Rosa nació en Lima, Perú, en 1586 (año de la aparición de la Virgen en Chinquinquirá), es la primera mujer americana canonizada por la Iglesia Católica. Sin embargo, fue bautizada con el nombre de Isabel, pero luego su mamá al ver que al paso del tiempo su rostro se volvía hermosamente sonrosado, como una rosa, la llamó el nombre de Rosa, por lo que al ser confirmada el arzobispo le puso el nombre, con el que es conocida hoy en día.

Desde pequeña Rosa tenía inclinación a la oración y meditación. Un día rezaba ante una imagen de la Virgen María, cuando le pareció que el niño Jesús le decía: “Rosa conságrame a mí todo tu amor”. Y en adelante se propuso no vivir sino para amar a Jesucristo. Por este motivo se cortó el cabello y se propuso llevar el rostro cubierto con un velo, para no ser motivo de tentaciones, dedicándose solo amar al Señor.

En cierta ocasión pedía a Dios le indicara a que asociación religiosa debería ingresar. De pronto empezó a llegar junto a ella cada día una mariposa de blanco y negro, que revoloteaba junto a sus ojos. Con lo que entendió que debía buscar una agrupación que usará hábito blanco y negro. Finalmente descubrió que eran las terciarias dominicas, mujeres que vestían túnica blanca y manto negro y llevaban vida como de religiosas, pero vivían en sus propias casas. Y pidió ser admitida y la aceptaron.

El Papa Inocencio IX dijo de esta santa un elogio admirable: “Probablemente no ha habido en América un misionero que con sus predicaciones haya logrado más conversiones que las que Rosa de Lima obtuvo con su oración y sus mortificaciones”. (https://www.aciprensa.com/recursos/biografia-3127).

Caramba, Descemer

descemer(Tomado de La Jiribilla)

“La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano”. Ciertamente, se desinfló Descemer.

He estado viendo las últimas declaraciones del músico Descemer Bueno. No soy de los que habitualmente se asoman a ciertas directas transmitidas por redes sociales, pero varios amigos la compartieron, luego vi que muchos opinaron, y entonces decidí mirar.

En resumen, dice Descemer Bueno que Fidel no ha hecho nada en Cuba: solo causar desastres como criatura del Infierno. Dice que la Revolución tampoco hizo nada por él; al contrario, lo ha discriminado por negro. Dice, por último, que el pueblo debería rebelarse y destruir las tiendas, y que él mismo vendrá pronto en un yate a dar machete en La Habana.

Mientras lo escuchaba, recordé una frase de Cervantes: “La ingratitud es hija de la soberbia”. Luego, recordé otra de San Agustín: “La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano”.

Ciertamente, se desinfló Descemer. No voy a comentar sus graves ofensas y bravuconadas, porque en mi natal Taguasco usábamos una frase para caracterizar a quien amenaza y ofende de lejos, sin que, en realidad, tenga los méritos y el valor del que busca ofender: “Eso es relincho de caballo capado”.

Pero, ¿quién era Descemer Bueno en el año 1980? Un niño de piel negra, nacido en una familia muy humilde, pero con mucho talento para la música. Desde luego, no un talento como el de Benny Moré, quien no pudo explotar al máximo sus potencialidades por haber nacido en una época muy injusta.

Benny también provenía de una familia muy humilde; igualmente era de piel negra y, como consecuencia de ello, debió dejar los estudios en cuarto grado para trabajar en el campo. Descemer, en cambio, cuando terminó su cuarto grado pudo desarrollar al máximo su talento, porque al matricular en la escuela de música Manuel Saumell —quizá la mejor de Cuba en el nivel elemental—, su familia no tuvo que pagar ni un centavo, ni entregar las cédulas electorales a un político, según era habitual en la Isla antes de 1959.

Y allá se fue a estudiar, al lujoso barrio del Vedado, antiguo sitio de clubes, hoteles y sociedades exclusivas en los años 50, donde jamás se le dio entrada al Benny por el color de su piel, a pesar de esa extraordinaria voz que le permitió abrirse camino: un registro y una afinación vocal que Descemer Bueno no tiene.

Una Revolución no se hace para que las personas vivan eternamente agradecidas de ella, sino para que haya justicia, y crear una estructura de oportunidades al alcance de todos, sin que un color claro de piel o el opulento origen constituyan privilegio. Así, y aunque serían escasos los cubanos que no recuerden aquella frase de Martí sobre las manchas del sol y los desagradecidos, no parece tan despreciable faltar al agradecimiento como morder la mano de quien te alimenta, forma y encausa.

Honrosas excepciones aparte, durante la época prerrevolucionaria la vida de los músicos de piel negra y origen humilde fue muy dura. En La Habana era frecuente la imagen del que, para reunir algunos centavos, se subía a una guagua esgrimiendo un tres, o un par de maracas, y luego pasaba el sombrero tras gritar la frase: “Por favor, coopere con el artista cubano”.

Descemer perfectamente pudo ser uno de aquellos músicos, pero tuvo la suerte al nacer en otra época, cuando ya aquella sociedad terrible era solo un mal recuerdo. Ahora le gusta mencionar mucho la palabra dinero, pero ¿de verdad la Revolución no hizo nada por él?

Una matrícula de apenas nueve meses en la Manhattan School of Music de Nueva York tiene un costo estimado de 55 mil dólares, sin contar gastos corrientes. ¿Y cuánto tuvo que pagar Descemer por su formación como concertista de guitarra clásica, durante cuatro años, en el prestigioso Conservatorio Amadeo Roldán de La Habana? Cero pesos, cero dólares.

Existen mitos, y cualquiera pensaría que en la Manhattan School of Music se obtiene una formación más completa; pero no es así: aquella es una escuela eminentemente práctica. En el Amadeo Roldán, sin embargo, aparte de la formación práctica en guitarra clásica, Descemer recibió clases de piano, teoría, armonía y solfeo, entre otras asignaturas, con lo cual no solo se graduó de concertista, sino también de profesor.

Así, poco después de graduarse, en 1990, ya lo vimos ejerciendo en la Universidad del Cabo, en Sudáfrica, y luego en la Universidad de Stanford, en Estados Unidos. ¿Acaso piensa que sus conocimientos cayeron del aire o por gracia divina?

Tras un largo tiempo viviendo por otros confines, un día Descemer regresó a la Patria. Tuvo acá la cariñosa acogida tanto del pueblo como de los medios y las instituciones de la cultura. Sin exigencias de ninguna índole se le dieron todas las facilidades: nadie le pidió declaraciones a favor de la Revolución y sus líderes; tampoco nadie le pidió censurarse o callar opiniones.

Pero cuando poco después regresó a su casa, en Miami, entonces allí sí hubo censura: le suspendieron conciertos, fue denigrado y linchado por youtubers y medios locales; presionado sin misericordia, hasta que lo obligaron a suplicar clemencia de la manera más humillante posible. Para los verdugos no fueron suficientes sus irrespetuosas declaraciones contra dirigentes de la Revolución, también tenía que emprenderla contra aquellos que antes llamó su gente. Y allá se fue Descemer a bajar la cabeza.

Ha sido Trump uno de los presidentes estadounidenses que más ha tratado de privar de recursos al pueblo cubano con el objetivo de rendirlo por hambre. No pasa una semana sin que este apriete clavijas del bloqueo; sanciones que impactan directamente en los más humildes. Y de pronto ahora vemos a Descemer como abanderado de esa política, llamando a que voten por Trump, porque en su delirante imaginación supone que, en Cuba, todos son de su misma penosa casta.

Caramba, Descemer, cómo te has equivocado de potrero. En este de acá, los caballos permanecen enteros.

La mentira detrás de la verdad

Mentira 1N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR

Caricaturas de Daydier, jokcuba@gmail.com

Dan por cierto que corresponde a un alto cargo del Tercer Reich haber comprobado que una mentira suficientemente reiterada puede llegar a ser aceptada como una verdad. Tal vez ocurrió así, aunque lo cierto es que desde mucho antes era método aplicado para alcanzar ciertos objetivos.

Hace muchos años me indigné cuando alguien en mi presencia sostuvo que el cubano más trascendente de todos los tiempos, José Martí, había sido un alcohólico que por tal se había ganado el mote de Pepe Ginebrita.

Tan pronto pude comencé a investigar al respecto, lo cual no era fácil pues desde que pudo haberse originado tal comentario habían transcurrido más de 110 años. Pero un hombre público, de tal magnitud e importancia, no pasa desapercibido ni para amigos o enemigos.

Leí lo que sobre él escribieron personas que le conocieron, que fueron colaboradores o amigos, y de a poco fueron apareciendo informaciones fidedignas.

Martí solía ofrecer a sus visitas simplemente una taza de chocolate que batía por sí mismo; invitado a cenar por alguna personalidad no probaba bebidas alcohólicas con la comida y si acaso algo aceptaba era una copita de oporto tras el postre; en la prensa había criticado los excesos con el vino y otras bebidas más fuertes y hasta llegado a recomendar emplear la cerveza, en modestas cantidades, en su sustitución porque resultaba menos dañina.

Entonces, ¿cómo se originó la tal acusación? Todo conduce al Cónsul del Reino de España en New York por aquellos tiempos, el cual tenía entre sus principales tareas impedir que Martí lograra unir en un solo movimiento a los viejos revolucionarios de 1868 y a los nuevos que para finales de la década de 1880 buscaban iguales objetivos, la independencia de Cuba.

Tal Cónsul había gastado mucha plata comprando conciencias, reclutando traidores, desprestigiando y acusando de cualquier barbaridad a los cubanos; de todo lo anterior se desprende que entre otras acciones hiciese correr tal rumor sobre Martí con tal intensidad que aún hoy día alguien puede darlo por cierto pues no existiendo por entonces las redes sociales mucho debe haber gastado.

Mentira 2En nuestros tiempos la mentira repetida para convertirla en realidad sólo requiere de unos pocos segundos para llegar a millones de escuchas. Hasta se han creado sitios donde verificar si lo leído, escuchado o visto, es una realidad o es falso, algo así como un detector de Pinochos.

Ni la Crónica Roja, siempre dramáticamente exagerada y apelando a los peores sentimientos humanos, ha podido mantenerse al margen de tal epidemia.

No hace mucho circuló en las redes un grupo de videos filmado por muchos jóvenes que se dedicaron a tal cosa mientras un asesino masacraba a una persona. Nadie intervino para impedir el crimen ni tan siquiera usó el celular para pedir ayuda.

Mentira 3Entonces ¿qué hacer? Pues en primer lugar informarse de primera mano y poner en tela de juicio cualquier cosa que circule en las redes. Después, pues después simplemente se requiere que use su inteligencia y ponga a flote sus mejores sentimientos para poder vivir en un mundo donde detrás de una supuesta verdad puede estar una gran mentira.

Despedidas ilustres… y conmovedoras

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

Morir es tan necesario y normal como vivir. Hay culturas donde se agasaja la muerte y se enfrenta la misma con naturalidad total; hay otras donde la muerte y el luto toman tal dimensión que dificultan la vida de los deudos. Sin embargo hay quienes hacen de la muerte un acto de valentía y firmeza de carácter, y hacen de su despedida un suceso conmovedor.

Hace pocos días murió el compositor italiano Ennio Morricone a los 91 años de edad, la prensa divulgó la siguiente nota:

El músico romano, creador de bellas bandas sonoras para el cine, escribió una carta de despedida para sus familiares y amigos. Un texto tierno y conmovedor.

La carta, que comienza con la frase “Yo, Ennio Morricone, estoy muerto”, fue escrita durante su convalecencia, tras las complicaciones de una rotura de fémur, producto de una caída.

Lectura de carta
El abogado del compositor leyó la carta de Morricone en la puerta de la clínica romana donde falleció. Foto: EFE.

Dicha misiva fue encontrada por sus familiares y fue leída por el amigo de la familia y abogado del compositor, Giorgio Asumma, frente a las cámaras de televisión y periodistas en la puerta de la clínica romana donde falleció. A continuación, se reproduce el texto completo:

“Yo, Ennio Morricone, estoy muerto. Lo anuncio a todos los amigos que siempre han estado cerca de mí y también a aquellos que están un poco lejos, a los que saludo con gran afecto.

Es imposible nombrarlos a todos. Pero un recuerdo especial es para Peppuccio y Roberta, amigos fraternales muy presentes en los últimos años de nuestra vida.

Solo hay una razón que me impulsa a saludar así a todos y a celebrar un funeral de forma privada: no quiero molestar. Saludo con mucho afecto a Inés, Laura, Sara, Enzo y Norbert, por haber compartido conmigo y mi familia gran parte de mi vida.

Quiero recordar con amor a mis hermanas Adriana, María, Franca y a sus seres queridos y hacerles saber cuánto los he amado. Un saludo pleno, intenso y profundo a mis hijos Marco, Alessandra, Andrea, Giovanni, mi nuera Mónica y a mis nietos Francesca, Valentina, Francesco y Luca. Espero que comprendan cuánto los he amado.

Por último, María pero no última. A ella le renuevo el extraordinario amor que nos mantuvo unidos y que lamento abandonar A ella la despedida más dolorosa”. Firmado: Ennio Morricone.

En la red podemos leer que el director de orquesta italiano conocido por haber compuesto la banda sonora de más de 500 películas y series de televisión recibió un Óscar honorífico en 2006 y ganó el Óscar a la mejor banda sonora en 2016 por la cinta The Hateful Eight.

Sus composiciones han formado parte de más de 20 películas galardonadas, como también piezas sinfónicas y corales. Destacan, entre otros, sus trabajos en películas del spaghetti western, de la mano de su amigo Sergio Leone, como Por un puñado de dólares de 1964, La muerte tenía un precio de 1965, El bueno, el malo y el feo de 1966 o Hasta que llegó su hora de 1968. No obstante, su obra se extiende a multitud de géneros de composición, convirtiéndolo así en uno de los compositores más versátiles de la historia del cine y también de los más influyentes del siglo XX. Sus composiciones para Days of Heaven de 1978, La misión de 1986 o Cinema Paradiso de 1988 son catalogadas como auténticas obras maestras.

El gran músico, además de su enorme obra, nos deja un mensaje de despedida muy especial.

Estatua Einstein
Estatua de Albert Einstein en la Academia Israelí de Ciencias y Humanidades.

Otra despedida memorable, ocurrida hace 65 años, fue la de Albert Einstein, sobre cuya obra científica no es necesario hacer referencia.

También en la red leemos que el 16 de abril de 1955, Albert Einstein experimentó una hemorragia interna causada por la ruptura de un aneurisma de la aorta abdominal, que anteriormente había sido reforzada quirúrgicamente por el doctor Rudolph Nissen en 1948. Einstein rechazó la cirugía, diciendo: «Quiero irme cuando quiero. Es de mal gusto prolongar artificialmente la vida. He hecho mi parte, es hora de irse. Yo lo haré con elegancia». Murió en el Hospital de Princeton a primera hora del 18 de abril de 1955 a la edad de setenta y seis años. En la mesilla quedaba el borrador del discurso frente a millones de israelíes por el séptimo aniversario de la independencia de Israel, que jamás llegaría a pronunciar, y que empezaba así: «Hoy les hablo no como ciudadano estadounidense, ni tampoco como judío, sino como ser humano».

Einstein no quiso tener un funeral rutilante, con la asistencia de dignatarios de todo el mundo. De acuerdo con su deseo, su cuerpo fue incinerado en la misma tarde, antes de que la mayor parte del mundo se enterara de la noticia. En el crematorio solo hubo doce personas, entre las cuales estuvo su hijo mayor. Sus cenizas fueron esparcidas en el río Delaware a fin de que el lugar de sus restos no se convirtiera en objeto de mórbida veneración.

Einstein no pudo impedir ser venerado. Muchas esculturas con su efigie existen en el mundo, su modestia no pudo impedirlo.

Si Einstein hubiese tenido una gran computadora seguro…

einsteinN. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR

Albert Einstein recibió el Premio Nobel en 1921 no por sus más importantes descubrimientos, que en su época fueron impugnados por grandes científicos. Lo recibió por su trabajo sobre el efecto fotoeléctrico y el movimiento browniano.

Sus obras más notables tienen una gran importancia y algunos de sus cálculos no han podido ser demostrados hasta fechas recientes, entre los más notables están: la relatividad especial, la relatividad general, su muy conocida teoría de la relatividad, la equivalencia entre masa y energía, la constante de Planck, sus ecuaciones del campo, estudios de mecánica cuántica, y la teoría del campo unificado.

Fue tan amplio su dominio de las Ciencias Exactas y tan disímiles sus trabajos que se llegó a pensar que su cerebro era diferente, dotado de especiales cualidades. Por ello, a su muerte, fue extraído y conservado para su estudio, concluyéndose que simplemente era muy cercano a lo normal, con ciertas variaciones en un área vinculada al cálculo matemático, pero sin dudas muy bien entrenado y utilizado.

Quizás si sólo hubiese demostrado que     le habría bastado para inscribir su nombre entre los inmortales.

Pero fue también un hombre vinculado a su momento histórico, por ello con el arribo de los nazis al poder dijo  “En estos momentos uno se da cuenta de lo absurda que es la especie animal a la que pertenece”

En su discurso pronunciado en Nueva York, en diciembre de 1945, luego de lanzadas las bombas atómicas sobre Japón, expuso:

“En la actualidad, los físicos que participaron en la construcción del arma más tremenda y peligrosa de todos los tiempos, se ven abrumados por un similar sentimiento de responsabilidad, por no hablar de culpa. (…)”

“Nosotros ayudamos a construir la nueva arma para impedir que los enemigos de la humanidad lo hicieran antes, puesto que dada la mentalidad de los nazis habrían consumado la destrucción y la esclavitud del resto del mundo. (…)”

“Hay que desear que el espíritu que impulsó a Alfred Nobel cuando creó su gran institución, el espíritu de solidaridad y confianza, de generosidad y fraternidad entre los hombres, prevalezca en la mente de quienes dependen las decisiones que determinarán nuestro destino. De otra manera, la civilización quedaría condenada”.

De él se conserva también la siguiente reflexión, prueba de su convicción de que sólo la Ciencia nos permitirá develar los secretos del Universo, y que pudiera ser la respuesta a la pregunta que muchas veces le hicieran sobre la existencia de un Dios:

“Cuanto más imbuido esté un hombre en la ordenada regularidad de los eventos, más firme será su convicción de que no hay lugar —del lado de esta ordenada regularidad— para una causa de naturaleza distinta. Para ese hombre, ni las reglas humanas ni las “reglas divinas” existirán como causas independientes de los eventos naturales. De seguro, la ciencia nunca podrá refutar la doctrina de un dios que interfiere en eventos naturales, porque esa doctrina puede siempre refugiarse en que el conocimiento científico no puede posar el pie en ese tema. Pero estoy convencido de que tal comportamiento de parte de las personas religiosas no solamente es inadecuado sino también fatal. Una doctrina que se mantiene no en la luz clara sino en la oscuridad, que ya ha causado un daño incalculable al progreso humano, necesariamente perderá su efecto en la humanidad. En su lucha por el bien ético, las personas religiosas deberían renunciar a la doctrina de la existencia de Dios, esto es, renunciar a la fuente del miedo y la esperanza, que en el pasado puso un gran poder en manos de los sacerdotes. En su labor, deben apoyarse en aquellas fuerzas que son capaces de cultivar el bien, la verdad y la belleza en la misma humanidad. Esto es de seguro, una tarea más difícil pero incomparablemente más meritoria y admirable.”

Pasados 65 años de su fallecimiento el más grande hombre de Ciencias de todos los tiempos continúa asombrando a la especie humana con sus aportes, de ahí que cabe preguntarse ¿Hasta dónde hubiesen llegado sus teorías si hubiese dispuesto de una de las modernas y potentes computadoras? Cálculos que comprometieron meses de su trabajo y pensamiento los hubiese realizado en segundos.

Si Einstein hubiese tenido una gran computadora seguro… habría hecho lo que hizo y mucho más, lo cual no fue necesario para situarse en la cima del pensamiento científico. Pero lo que logró es mucho más de lo que en su tiempo se soñara, y lo es hasta hoy en que muchos tenemos computadoras, aunque quizás no tenemos un cerebro casi normal, pero sin dudas muy bien entrenado y utilizado.

La prioridad es salvar vidas

aguirre-crespo

Víctor Galván

En el contexto de la pandemia que vive la humanidad y de la cual Quintana Roo padece sus estragos en materia de salud, social y económica, se debe entender que algunas decisiones no son populares ni cuentan con el consenso general, pero son necesarias si se quiere avanzar en la lucha por controlar y disminuir el número de contagios de Covid-19.

“La prioridad es salvar vidas”, aseguró en conferencia de prensa esta mañana el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, Alberto Capella, objetivo principal del gobernador Carlos Joaquín, quien anunció el jueves pasado que la Zona Sur pasaría a partir de este lunes al semáforo epidemiológico rojo, dado el alto número y velocidad de contagios y a la alta ocupación hospitalaria, que este día se ubica en un 73% en el municipio de Othón P. Blanco.

Carlos Joaquín ha reiterado que la gente debe tomar conciencia de que es fácil contagiarse de coronavirus y ante ello, tanto autoridades estatales como capitalinas de Othón P. Blanco han aplicado una serie de medidas para frenar la propagación del virus, como el cierre de vialidades, la instalación de filtros sanitarios en los que se toma la temperatura y se explica la importancia de usar gel antibacterial y cubrebocas; decretar el cierre de negocios a partir de las 18:00 horas y una amplia campaña de difusión de medidas preventivas a cargo de los llamados “chalecos amarillos”, brigadas de jóvenes que instan a la población a permanecer en sus casas si no hay necesidad de salir, a usar cubrebocas, guardar sana distancia, lavado frecuente de manos, a adoptar hábitos saludables como una buena alimentación y realizar ejercicio, entre otros tópicos fundamentales que coadyuvan al combate a la pandemia.

Hay quienes cuestionan estas medidas afirmando que algunas de éstas violentan los derechos humanos, como el libre tránsito. Sin embargo tanto Capella como la secretaria estatal de Salud, Alejandra Aguirre Crespo, coincidieron en una lamentable actitud generalizada que se ha observado entre la población: la gente no hace caso.

En las colonias las vecinas siguen reuniéndose en las tardes a las puertas de sus casas, despreocupadas, sin cubrebocas, para “chismear”; siguen realizándose reuniones familiares en las que no se respeta la sana distancia, y es muy común ver en la vía pública a personas caminando o comprando en pequeños locales sin portar cubrebocas

Números

Los números son fríos, pero reflejan la realidad del problema de salud que se vive en Quintana Roo, y particularmente en Chetumal. Del 1 al 13 de julio los casos positivos pasaron de 3,745 a 5,360 en todo el estado, es decir, 1,615 en menos de 15 días. De éstos, 603 casos corresponden al municipio de Benito Juárez (Cancún), donde pasó de 2,223 a 2,826 casos; pero en Othón P. Blanco, cuya cabecera es la capital Chetumal, el incremento en estos 13 días pasó de 653 a 1,267. Una escalofriante cifra de casi el doble en menos de 15 días.

Este mismo día el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en conferencia virtual desde la sede de la agencia de la ONU en Ginebra, informó que a nivel mundial ya hay 13 millones de personas contagiadas y advirtió que si los países no cumplen con las estrictas precauciones de salud, la pandemia empeorará a nivel global. “Demasiados países se dirigen en la dirección equivocada, el virus sigue siendo el enemigo público número uno”, y alertó que particularmente en los países de América Latina “va a llevar tiempo” controlar la situación epidemiológica causada por el Covid-19.

Ante este panorama son explicables las medidas sanitarias y restrictivas tomadas para tratar de frenar la velocidad de contagio, particularmente en el sur de la entidad, fenómeno que comenzó a agudizarse a raíz del inicio de la reactivación económica. Esta apertura de actividades, controlada y limitada en el aforo permitido en lugares cerrados, fue malinterpretada por mucha gente, que tomó la medida como un levantamiento de restricciones y el regreso a la antigua normalidad, cuando en realidad se trata de una “nueva normalidad” en la que se convive con el virus y por lo tanto es necesario seguir al pie de la letra las indicaciones de salud e higiene para evitar contagios.

La Macorina

Macorina 1
La Macorina. Foto: Archivo.

Ciro Bianchi Ross

(Publicado en Apuntes del Cartulario)

Estoy seguro de que si a usted le preguntaran quién fue María Calvo Nodarse, no sabría qué responder a ciencia cierta. Pero si le dijeran que se trata de la primera mujer que tuvo cartera dactilar en La Habana y que, de hecho, fue la primera mujer que condujo un automóvil en Cuba, comprenderá entonces que le hablan de La Macorina, la dama que, a bordo de un convertible rojo que llegó a hacerse célebre, gustaba de pasearse por las tardes a lo largo del Paseo del Prado y el Malecón.

Entonces, a los permisos para conducir no se les llamaba cartera dactilar ni licencia de conducción. Se les llamaba títulos. Y aquellos títulos equivalían para muchos choferes a un diploma universitario.

La Macorina escandalizó a la capital cubana en los años veinte del siglo pasado. En 1978, el pintor cubano Cundo Bermúdez la recordó en un cuadro en el que se le ve al volante de un llamativo vehículo descapotable, ese “carro colorado” al que se alude en aquella pegajosa melodía que hace muchísimos años interpretaba Abelardo Barroso con el respaldo de la orquesta Sensación.

Muchísimo tiempo antes, Alfonso Camín, poeta asturiano avecindado en La Habana, le había dedicado un poema que musicalizaría después la cantante mexicana Chavela Vargas. Poema, cantado por Chavela, de una sensualidad y un erotismo que acrecienta el estribillo. “Ponme la mano aquí, Macorina”, dice, y ese aquí puede ser la parte del cuerpo que el oyente quiera imaginar.

Es muy poco lo que se sabe con certeza sobre La Macorina. No puede precisarse siquiera que su nombre verdadero fuera María Calvo Nodarse, pues no faltan los que la identifican como María Constanza Caraza Valdés. Se dice que nació en Guanajay, en 1892, y que, a espaldas de su familia o raptada por su novio de entonces, llegó a La Habana con 15 años de edad.

De cualquier manera, no haría huesos viejos con su prometido: lo sacó de su vida en cuanto el hambre comenzó a apretarla en la habitación que compartían en un solar capitalino. Sabía ella lo que buscaba y constató bien pronto que su belleza podía proporcionarle la vida que quería.

En 1958 diría a Guillermo Villarronda, de la revista Bohemia: “Más de una docena de hombres permanecían rendidos a mis pies, anegados de dinero y suplicantes de amor”. Entre esos hombres figuró nada más y nada menos que el mayor general José Miguel Gómez, antes y después de ocupar la Presidencia de la República, y a quien ella permaneció fiel cuando el caudillo liberal pasó 11 meses preso en el Castillo del Príncipe tras los sucesos de La Chambelona.

Macorina 2
Cartera dactilar de La Macorina.

Con la ayuda de José Miguel y otros amigos, La Macorina subió como la espuma. Llegó a ser propietaria de cuatro residencias suntuosas en La Habana, dos de ellas en El Vedado, y de nueve automóviles, casi todos de fabricación europea, que eran sus preferidos. Fue dueña de varios caballos de carrera y solía lucir en sus salidas joyas que valían un dineral.

Sus gastos no se cubrían con menos de 2 000 pesos mensuales, una verdadera fortuna para la época, recuérdese que hablamos de los años veinte, y en esa cifra no se incluían las generosas mesadas con las que ayudaba a su numerosa familia, que había quedado en el natal poblado de Guanajay.

Nunca le gustó, por supuesto, que le llamaran La Macorina. El apodo con el que todavía se le conoce surgió por casualidad; pegó y se le quedó para siempre. María Calvo inflamaba los ánimos y las pasiones cuando a bordo de su descapotable rojo paseaba por La Habana.

Una tarde, al pasar frente a la Acera del Louvre, esto es, el tramo del Paseo de Prado que corre desde San Rafael a San Miguel o, lo que es lo mismo, entre el hotel Inglaterra y el hotel Telégrafo, un joven exclamó: ¡Ahí va La Macorina! En realidad, quiso decir La Fornarina, famosa cupletista española llamada en verdad Consuelo Bello, pero aquel joven había bebido más de la cuenta y confundió Fornarina por Macorina.

La decadencia de La Macorina comenzó en 1934. La crisis mundial de 1929 había golpeado duro la economía de la Isla, los precios del azúcar andaban por el suelo y no era nada próspera la situación del país.

José Miguel Gómez había muerto en 1921 y la mayoría de aquella docena de hombres anegados de dinero y suplicantes de amor, de antaño, estaban arruinados o demasiado viejos. Y también empezaba a envejecer La Macorina. Puertas y portañuelas dejaron de abrirse a su llamado y donde antes encontraba dinero, empezó a recibir solo excusas.

En circunstancias cada vez más apremiantes, comenzó a deshacerse de todo para seguir viviendo. Vendió las pieles y las joyas, los automóviles y los caballos. Las mansiones suntuosas. Y se fue a vivir a un cuarto alquilado en una casa de familia.

El 15 de junio de 1977 moría La Macorina en La Habana. La mujer que fuera el escándalo habanero de los años veinte, mimada y arropada por un presidente de la República y una docena de poderosos, fallecía en la mayor miseria.

Fallece Velio Vivas Valdés, cronista vitalicio de Cozumel

velio-vivas-valdezRedacción

El cronista vitalicio e historiador de Cozumel, Profesor Velio Vivas Valdés, falleció este día a los 77 años. Familiares del ilustre personaje compartieron esta lamentable noticia a través de su Facebook oficial.

Don Velio Vivas Valdés atesoró durante toda su vida crónicas e historias propia y de generaciones de las familias más antiguas de Cozumel, las cuales compartió a través de diversas obras publicadas y en textos vía Facebook.

En esta red social se hizo habitual leerlo con un estilo sencillo pero rico en anécdotas, a través de las cuales se palpaban los momentos más importantes hasta los más cotidianos, pero no por eso menos valiosos, de la isla de las golondrinas.

Nacido en Cozumel en 1943, fue testigo presencial del crecimiento y desarrollo del pequeño pueblo insular hasta su desarrollo como centro turístico, de la construcción de hoteles de las grandes cadenas internacionales, hasta convertirse en el principal receptor de cruceros a nivel nacional.

Su familia hizo el anuncio en la página personal de Facebook del cronista, con el siguiente mensaje: “Estimados lectores, amigos, familia, colegas cronistas y maestros, me comunico el día de hoy por este medio para informarles una triste y desgarradora noticia; nos ha dejado de este plano terrenal el queridísimo maestro Velio Vivas Valdés, cronista, maestro, esposo, padre y abuelo muy querido por su familia y la comunidad cozumeleña. Se realizará un pequeño servicio en la funeraria San José. De antemano, la familia les agradecemos el cariño que siempre le han demostrado a mi abuelo. Atentamente, su esposa, hijos y nietos”.

Vivas Valdés era miembro permanente del Consejo Consultivo de la Asociación Nacional de Cronistas de las Ciudades Mexicanas A.C. En noviembre de 2019 se convirtió en el primer cozumeleño en recibir la “Medalla Diosa Ixchel”, galardón creado para reconocer la contribución de las personas a la historia, arte y cultura de la isla. Esta distinción le fue entregada por el gobernador Carlos Joaquín en el marco de la ceremonia para celebrar los 170 años de la creación del Pueblo de Cozumel en el año 1849 y de los 40 años de Vivas Valdés como cronista.

Referente de la cultura y tradiciones de Quintana Roo, Velio Vivas Valdés deja un legado invaluable a la generación actual y a las futuras

El espejo

Espejo egipcio
Espejo de mano egipcio.

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

El espejo fue inventado por antiguas civilizaciones. Se trataba de un trozo de metal pulido donde después de incidir la luz la misma se refleja siguiendo las leyes de la reflexión.

Los que lo crearon, quizás varias personas en diferentes momentos y lugares, desconocían tales leyes pero empíricamente, como sucede muchas veces, dotaron a la humanidad de un utensilio que se convirtió en indispensable y eterno.

En la Edad Media europea apenas se utilizó, el refinamiento de los antiguos había quedado obsoleto, hasta que en el siglo XIII se inventó la fabricación de los de vidrio y de cristal de roca sobre lámina metálica o los azogados que quedaron reservados para las personas importantes según su posición social y económica.

Luego vendría su difusión popular. Algunos se convirtieron en adornos, se hicieron pequeños para ser portados, sirvieron como moneda de cambio para timar a los salvajes de las nuevas tierras, y todo un largo recorrido evolutivo hasta llegar a sofisticados telescopios, y otras modernidades científicas.

Pero su principal destino nunca ha mermado, reflejarse a sí mismo en busca de belleza o defectos, calando esto tanto en lo cotidiano que muchas veces bastaba decir “mírate al espejo” para expresar muchas cosas.

Y sí, nos vemos reflejados cada día en lo externo, pero nadie ha inventado aún el que nos permita reflejar nuestro interior, los pensamientos y emociones que algunos llaman alma, puesto que aquello dicho de que el rostro es su reflejo no ha sido muy cierto nunca.

La bruja del cuento infantil logró hacerse de uno que respondía sus preguntas, pero tal artefacto no sabía mentir y tanto molestó a la dueña como para llevarla a cometer un acto monstruoso.

Cuanto bien haría a la humanidad conseguir diseñar, producir, y distribuir, espejos que reflejaran el alma, y que tampoco supiesen mentir.

Tal vez entonces muchas malas personas buscasen ser mejores para no tener que escuchar al espejo decirle lo que nunca querrían escuchar.

Semana atípica en Quintana Roo

Nueva Normalidad

Víctor Galván

Una semana atípica se ha vivido en Quintana Roo. Entre pandemia y tormenta tropical que se degrada y vuelve a intensificarse, el panorama ha sido complicado.

El término de la llamada “Jornada Nacional de Sana Distancia”, para dar paso a la “Nueva Normalidad”, decretado por el gobierno federal, parece no haber dado los resultados esperados, más bien ha sido todo lo contrario en cuanto a expectativas.

Y es que nada más decretar la terminación de la “sana distancia” fue como activar un chip colectivo. En las calles el movimiento de personas y vehículos fue mayor. Un video grabado por un ciudadano en la zona del Crucero, donde se aprecia aglomeración de gente en los paraderos de transporte público o caminando, fue ampliamente difundido en redes sociales, y muy criticada la actitud de la población. Otros más buscaban cervezas con ansias, dispuestos a adquirir la bebida a cualquier precio.

Y luego de cinco días bajo la “Nueva Normalidad” el promedio de contagios no ha disminuido, pese a que se insiste en tres conceptos básicos: no salir de casa a menos que sea para actividades esenciales, mantener sana distancia y usar el cubrebocas, lo cual en los hechos no ha sido respetado.

Las cifras dan cuenta de esto. De 1,926 casos positivos reportados por la Secretaría de Salud de Quintana Roo (Sesa) el lunes 1 de junio, pasó a 2,116 este viernes, es decir, un incremento de 190 casos en 5 días; mientras que las defunciones pasaron de 354 a 407, es decir, 53 en este lapso.

Una semana antes, el 25 de mayo, los casos positivos en Quintana Roo eran 1,643, lo que significa que de esa fecha al 1 de junio el salto fue de 283 personas que dieron positivo al Covid-19, y en cuanto a las defunciones, pasaron en ese mismo lapso de 294 a 354 en todo el estado, lo que significa que 60 personas perdieron la vida por el virus Sars-Cov-2.

Benito Juárez

En Benito Juárez, el municipio con más habitantes y más cifras en todos los rubros, del lunes 1 de junio a hoy viernes 5 de junio los casos positivos pasaron de 1,377 a 1,448, un total de 71 más, es decir que la cifra se elevó a un promedio de 14 cada día; en cuanto a las defunciones, la variación fue de 269 el lunes a 313 reportados hoy, 44 en cinco días para un promedio diario de casi 9.

Y del 25 de mayo al 1 de junio, periodo de una semana, la variación fue de la siguiente manera: el aumento de casos positivos pasó de 1,205 a 1,377, 172 más; defunciones: de 225 a 269, es decir, 44 en 7 días.

En cuanto a recuperados, en la presente semana pasaron de 789 el 1 de junio a 851 reportados hoy viernes, 62 en 5 días. Los casos activos en Benito Juárez pasaron de 319 el 1 de junio a 284 este viernes. Este último punto muestra un avance, lo malo es que persiste el aumento de positivos y se ha mantenido el número de defunciones, lo cual no es alentador para la apertura de la actividad turística, que se espera a partir del 15 de junio, y aunque será a baja escala, lo deseable es bajar la curva de aumento de casos y de defunciones, y que aumenten los recuperados. Sólo de esa forma se podrá decir que vamos rumbo a la recuperación, o al menos a la estabilización de la pandemia en Quintana Roo.

 

 

“Cristóbal”

En unos cuantos días esta tormenta tropical mostró lo caprichosa e impredecible que puede ser la naturaleza, pues tras estacionarse en el Golfo de Campeche, ingresar nuevamente a tierra y degradarse a depresión tropical, hoy volvió a tomar fuerza y pasó nuevamente a tormenta tropical, todo en un lapso de tres días, enfilando por Yucatán hacia el Golfo de México, dejando una alarmante estela de inundaciones, daños en carreteras y en el campo tanto en Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

En nuestro estado hubo desgajamientos e inundaciones en tramos de la vía que comunica a Chetumal con Escárcega, quedando incomunicada la capital con el vecino estado de Campeche; así como severas inundaciones en comunidades de los municipios del sur. En Chetumal además se desbordaron las aguas de la bahía hacia las arterias de la zona baja de la ciudad. Aquí cabe destacar la pronta respuesta por parte de elementos del Ejército, de Protección Civil estatal y del gobierno del estado para brindar atención y auxilio a la población damnificada.

Todo esto en una sola semana y en medio de la pandemia por Covid-19, y a poco más de una semana de la fecha fijada para el reinicio de actividades turísticas en la zona norte del estado.

La necesidad en tiempos de pandemia

 

Víctor Galván

Los daños colaterales de la pandemia pueden medirse de distintas formas, pero una de las más significativas y que evidencia la situación en que se encuentran miles de familias, es la economía informal y los pequeños (muy pequeños) comercios.

A diario, desde temprano, comienza por las calles de las regiones de Cancún el desfile de vendedores de todo tipo de productos.

Chatarreros, reparadores de calzado, venta de jugos, pozol, agua, flanes, pan. A todos ellos se les han sumado últimamente camionetas que con altavoces anuncian la venta de todo tipo de productos alimenticios, fruta “hasta las puertas de su hogar”; a bordo de tricimotos se ofrece pollo fresco y hasta alitas marinadas, ya listas para freír; otro vehículo pasa vendiendo pescados y mariscos, también frescos; niños a pie ofrecen ciruelas y mangos en bolsa; más tarde, también a pie, un joven carga sobre uno de sus hombros una enorme charola de donas; un algodonero curtido por el sol va casa por casa con su producto en bolsas, multicolor y azucarado. Algunas personas salen de sus casas a comprar, pocas, pues la crisis económica ha golpeado a todos en estas colonias alejadas del centro de Cancún. Tampoco faltan las personas que tocan a la puerta pidiendo apoyo económico.

Pérdida de empleos

La Coparmex calcula que se han perdido aproximadamente 70 mil empleos formales en Quintana Roo en la industria turística. Mientras que en el sector de la construcción la pérdida ha sido de 120 mil puestos de trabajo, por la suspensión de aproximadamente 6 mil obras en todo el estado, de acuerdo a Juan José Chilón Colorado, asesor jurídico y ex dirigente del Sindicato de Trabajadores, Obreros y Empleados de la Industria de la Construcción (Sitec).

Ambos son los principales generadores económicos del estado, pues con sus familias engloban a más de 700 mil personas.

A ello se suma el cierre de infinidad de comercios que no son considerados actividades económicas esenciales.

 

 

Ni curva plana ni sana distancia

La curva aún no se aplana y la distancia, lamentablemente, muchas veces no es sana. En las colonias se ve gente recorriendo las calles, algunos sin cubrebocas; salen a realizar sus compras, hacen filas para entrar al supermercado, en los cajeros automáticos, en locales como tiendas de conveniencia o de alimentos; en estas filas portan tapabocas, pero en muchos de los casos no se respeta la sana distancia, una de las principales premisas para evitar contagios. Las aglomeraciones son cotidianas y aunque algunas personas sí toman distancia, la mayoría no lo hace.

En los supermercados no hay venta de cervezas, un producto que en su escasez ha evidenciado su importancia como regulador del comportamiento social. En vísperas de que se agotara muchos se surtieron en grandes cantidades y en ciudades del país donde se ha reanudado su venta se reportan enormes filas sin sana distancia. En Cancún la gente ha optado por licores como reemplazo y es común ver a hombres y mujeres por igual frente a los estantes, seleccionando y comparando precios de vinos, rones, whiskies; cualquier producto sustituto es bueno.

Y por si esto fuera poco, prevalecen las reuniones familiares y de amigos. Basta hacer un breve recorrido en las regiones para detectar convivios de más de 10 personas. Se siguen celebrando cumpleaños y, como es común en el mexicano, cualquier pretexto es bueno para convivir, y para variar sin cubrebocas, porque se platica, se ríe, se come y se toma.

Benito Juárez sigue concentrando el mayor número de casos positivos de Covid-19 en Quintana Roo, con 1,011 al día de hoy y 204 del total de 260 defunciones que se han registrado en todo el estado. Estas cifras muestran la importancia de seguirnos cuidando, pues si bien se prevé que la curva baje, al no usar con rigor las medidas de protección ni acatar la sana distancia, en 15 días en lugar de aplanar la curva podría registrarse un rebrote, periodo considerado para la incubación del virus.

La cuarentena hace sus efectos en la gente

cuarentena

Konaté Hernández

Con 60 días en el confinamiento, la sociedad permanece aislada por una cuarentena atípica, ocasionada por el virus Sars CoV-2 de la Covid-19, al enclaustrar a la humanidad en sus hogares humanidad.

Con tal aislamiento, todo parece indicar que el ímpetu sexual despertó en muchos el no saber distinguir entre lo bueno y lo malo, la noche y el día, el calor y el frío, la sed, el hambre, el cansancio con ejercitar cuerpo mente y espíritu, incluso el deseo de una mujer de estar con el hombre o del hombre estar con la mujer, la pandemia global casi logró atrofiar la mente, al no distinguir lo que cada quien quiere, desea o aspira.

Monótonos son los días que sin cesar pasan, el momento de retornar a las actividades se acerca, unos dan importancia a lo que determinan las autoridades, otros prefieren seguir su vida, y no tomar las medidas e indicaciones proporcionadas para tener un desarrollo con tranquilidad y seguridad.

Mientras algunas autoridades religiosas eclesiásticas y pastorales, piden a la comunidad no descuidar ni bajar la guardia, perseverar la confianza de mantener el orden y los cuidados para seguir las indicaciones de una “nueva normalidad”, cuya estrategia sin equívocos pretende la reapertura con los llamados “municipios de la esperanza”, por haber permanecido libre de contagios o alejados de regiones contaminadas.

Reapertura gradual que se generalizará a las diversas actividades en función a los niveles de contagio que se reportaron en cada zona del país, será una realidad a partir del 1º de junio, con la nueva normalidad, acuñada para describir nuevas condicionantes en la economía, las finanzas, el trabajo, con la finalidad de dar a conocer algo que antes era anómalo, hoy en día será una forma común de vida y de pensamiento.

Frase acuñada por vez primera en mayo de 2008, hoy a 12 años, el término será un intento de clasificar la discusión, más allá de la noción de que la crisis económica fuera meramente superficial, misma que caló muy hondo, con un resultado inevitable, al declarar que los periodos anteriores no fueron normales.

Esto traerá como consecuencias la disminución de clientes al 50 por ciento de la capacidad en centros comerciales; una disminución hasta del 33 por ciento en cafés, bares, restaurantes, con la finalidad de garantizar la sana distancia hasta de metro y medio, así las playas que no estarán exentas del distanciamiento social.

La capacidad en los estadios deportivos deberá de ser hasta de 1/3 de igual forma para garantizar la seguridad entre espectadores, lo mismo que al aire libre, gimnasios. Mientras que en el servicio de transporte, se eliminarán las limitaciones en el embarque de pasajeros, esto en función de los parámetros de sanidad en actividades terrestres y acuáticas.

Términos con los que la sociedad debe de aprender a vivir y convivir como “sanitización”, uso de cubrebocas N95, caretas, guantes, gel antibacterial, lavado frecuente de manos, definitivamente una nueva normalidad de la que el culto religioso tampoco escapa.

El otro Cancún sigue en pie, trabajando sin cesar

Víctor Galván

Hay dos extremos muy notorios en Cancún en la presente fase de distanciamiento social y reducción de actividades. Por una parte están la zona hotelera, donde la ocupación ha bajado a menos del 10% y es evidente el desplome de actividades turísticas. El bulevar Kukulcán luce solitario, al igual que restaurantes, plazas, centros nocturnos y todo tipo de actividades náuticas. En el centro de la ciudad la tónica es la misma, sobre todo en plazas comerciales, como Las Américas o Gran Plaza, siempre concurridas por paseantes y compradores. El panorama en ambas es desolador con locales cerrados.

La otra casa de la moneda son las colonias populares, donde si bien se nota la disminución de transeúntes y vehículos, la actividad no ha cesado. La tiendita de la esquina sigue abriendo todos los días desde muy temprano; los tianguis continúan instalándose en las regiones para comercializar sus productos; a las plazas comerciales y supermercados de estas zonas de la ciudad siguen llegando clientes; la gente sale a comprar, a surtir su despensa. El viejo coche del panadero sigue recorriendo las calles de las colonias en las tardes y noches, con su inconfundible tonadita musical, invitando a los vecinos a salir. En las mañanas los camiones repartidores venden agua purificada; también hay repartidores en triciclos; los chatarreros pasan comprando fierro viejo; la señora del pozol va de calle en calle en su triciclo, como todos los días; el joven que vende flan también es infaltable en las tardes a bordo de su triciclo.

Es el rostro del otro Cancún, de la clase obrera que en su mayoría no goza de un sueldo fijo, que vive al día y tiene que salir a buscar el sustento. Aquí el distanciamiento social no refleja las recomendaciones ampliamente difundidas en medios de comunicación. Los novios caminan tomados de la mano; en las combis el espacio reducido no permite sana distancia y los pasajeros van sentados hombro con hombro. El dinero se intercambia de mano en mano como siempre, sin gel de por medio. Las vecinas platican a las puertas de sus casas y ríen despreocupadas con la cercanía de siempre.

Algunas familias que ya resienten la falta de ingresos se han organizado para elaborar comida, antojitos, que ofrecen entre sus amistades y conocidos a través de redes sociales para ganar unos pesos que permitan paliar la situación.

Los cancunenses siguen en pie y no es que no haya temor a posibles contagios, sino que la necesidad económica los obliga a salir todos los días a buscar el sustento.

Cancún es otra ciudad en estos días

 

Texto y fotos: Víctor Galván

Las medidas de distanciamiento social y de contingencia sanitaria comienzan a hacer su efecto en Cancún. Se ve poca gente en las calles, pero hay necesidad de salir. Hay que comprar víveres, hay que trabajar porque, contrario a lo que se recomienda sobre quedarse en casa, la mayoría de la población vive prácticamente al día y debe buscar su sustento.

Los puestos de comida siguen abiertos, no importa ingerir alimentos codo a codo. Es una tradición mexicana comer productos despachados y recibidos de mano a mano.

 

La sana distancia no se observa tampoco en el transporte público, en combis y autobuses la gente se sienta hombro con hombro, aunque en estos días se puede viajar con cierta comodidad porque no hay saturación de usuarios; tampoco en las filas para adquirir productos, en los supermercados, o en los trámites que se siguen realizando en oficinas públicas. Eso sí, se observan restricciones para el ingreso. En el edificio del Gobierno del Estado las puertas están cerradas y solo se da acceso controlado para pagos en cajas y para realizar el cambio de placas vehiculares. Lo mismo ocurre en Relaciones Exteriores para el trámite de pasaportes. El ingreso desde la entrada principal a Plaza Centro está controlado, guardias de seguridad van pasando uno a uno a quienes hicieron cita previamente y aún no hay aviso para que se suspenda este trámite.

 

En la avenida Tulum se ve muy poco movimiento. Es casi mediodía y todos los locales comerciales están ya abiertos, pero los escasos restaurantes que sobreviven lucen vacíos. Los pocos vendedores de paquetes turísticos esperan sentados en sus pequeños módulos a turistas que tal vez no llegarán. Poca gente camina en la acera, que luce más amplia de lo que suele verse en días normales. En los supermercados de la zona, Chedraui y Soriana, hay pocos compradores y los pasillos pueden recorrerse con toda tranquilidad.

 

Se ve a algunos turistas, pocos, en la terminal de autobuses esperando trasladarse a la Riviera Maya. También llegan algunos al Mercado 23 a comprar artesanías. Una vendedora del área de ropa se queja de las escasas ventas. “Sólo vendí 150 pesos ayer, y hay que pagar renta”, comenta entre molesta y resignada. La clientela para productos no prioritarios es escasa, aunque tampoco en las secciones de comida, dulcerías y carnicerías hay mucha gente que digamos. Los pasillos lucen semivacíos. Solo hay fila en la cremería; aunque siempre hay demanda, pareciera que en estos días en casa a la gente le ha dado por consumir más carnes frías y quesos.

 

Un vendedor de raspados también está a la expectativa, solitario, viendo a los pocos turistas y gente local que pasan a la distancia. Sus ventas han bajado drásticamente y espera que esta situación de confinamiento no dure mucho porque hay que comer todos los días y para eso necesita ganar dinero.

 

El estacionamiento del 23 es un claro indicador de la poca afluencia de compradores. Hay espacios vacíos, lo que normalmente no ocurre pues casi siempre es difícil encontrar un cajón donde dejar el coche. La pasmosa quietud también se refleja en los puestos de antojitos en el paradero de las combis. Pocos comensales y pocos pasajeros. Los vendedores de frutas, verduras y flores se suman a la desesperante espera.

 

Algunas personas portan cubrebocas. Pocas. Pero el ánimo, a pesar de la contingencia y de la poca actividad que ya comienza a repercutir en la economía local y familiar, parece ser el mismo. Esta tranquilidad de los cancunenses contrasta con los mensajes de incertidumbre que inundan las redes sociales. En medio de la contingencia la gente sonríe y eso es un mensaje positivo, de esperanza de que, pasada la crisis, Cancún volverá a recibir turistas y a ser la ciudad dinámica que nunca descansa.

Un día sin mujeres en Cancún

Texto y fotos: Víctor Galván

Un día después del 8M, la ciudad lucía tranquila. El tráfico en las principales vialidades tenía una fluidez inusitada para lo que se vive comúnmente entre semana y en día laboral. El llamado de paro femenino denominado #undíasinnosotras tuvo efecto en Cancún, aunque quizá no en la magnitud que se deseaba, pues a excepción de oficinas públicas de los tres niveles, sector educativo y algunos otros, muchas mujeres realizaron sus actividades cotidianas como cualquier día normal.

Amas de casa salieron a hacer las compras de siempre, algunas en solitario y otras acompañadas por su pareja. La actividad comercial no se detuvo ni un instante. En el Crucero, zona de intensa actividad, todos los locales abrieron y, ¿quiénes atendías a los clientes? Mujeres. La mayoría de las fuentes laborales en el centro de Cancún abrieron sus puertas y las empleadas no tuvieron otra opción que cubrir sus horas de trabajo normal. La mayoría no tuvo de otra. El patrón no dio permiso de ausentarse sin que ello tuviera consecuencias en su remuneración. Eso sí, algunos patrones o gerentes, “muy solidariamente”, aprobaron que portaran blusas moradas o un moño de dicho color, aunque fueron la excepción porque en su mayoría la vestimenta fue el uniforme del diario.

En el Marcado 23 no se vivió el ajetreo de siempre, los pasillos lucieron semivacíos en la mañana, pero no hubo locales cerrados y las amas de casa no dejaron de ir de compras.

Y si esto fue en el mercado formal, en la informalidad no había opción para quienes viven al día. En los puestos de antojitos quienes preparaban los alimentos y despachaban eran en su mayoría mujeres. Ahí estaban las vendedoras de frutas, de flores, de hamacas, las que vienen de comunidades a ofrecer sus productos. Sobre la Tulum las vendedoras de dulces, chicles, algunas cuidando al hijo en carriola. Y es que la gran masa trabajadora depende de lo que gana a diario y no puede darse el lujo de parar sus actividades para sumarse al apoyo a su género.

En el edificio del Gobierno del Estado se brindó atención en cajas y trámite de cambio de placas, con personal masculino exclusivamente y poca gente.

Más adelante, el palacio municipal tampoco tenía el dinamismo de siempre. En las oficinas no había más que género masculino en las ventanillas y escritorios. Muy poco personal y muy pocos ciudadanos realizando trámites. El mismo panorama en el área de regidores. Parecía más un día festivo con personal cubriendo sus horas laborales, como si estuvieran de guardia, pues no había a quién atender.

 

Este fue el panorama del Cancún que vivió un día sin mujeres. Contraste total pero entendible por la responsabilidad y el peso que lleva el género femenino, en muchos casos como sostén único de toda una familia. Este ejercicio social debe movernos a la reflexión de lo que somos como sociedad y qué debemos hacer para lograr total igualdad entre géneros, respeto y fin de la violencia hacia las mujeres.

Cuba resiste

Cuba resiste
A pesar de todo, Cuba resiste. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Frei Betto

(Carlos Alberto Libânio Christo. Conocido como Frei Betto. Fraile dominico, conocido internacionalmente como teólogo de la liberación. Autor de 60 libros de diversos géneros literarios -novela, ensayo, policíaco, memorias, infantiles y juveniles, y de tema religioso. En dos ocasiones- en 1985 y en el 2005- fue premiado con el Jabuti, el premio literario más importante del país. En 1986 fue elegido Intelectual del Año por la Unión Brasileña de Escritores. Asesor de movimientos sociales, de las Comunidades Eclesiales de Base y el Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra, participa activamente en la vida política del Brasil en los últimos 50 años. Es el autor del libro “Fidel y la Religión”)

He estado tres veces en Cuba este inicio del año, al servicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El país está seriamente afectado por el bloqueo americano, agravado por la política agresiva de Trump. Faltan gas de cocina y combustible para vehículos. Los barcos mercantes están amenazados de sanciones si viajan a Cuba para descargar sus contenedores. Todos los vuelos de EE.UU. a la isla están suspendidos por orden de la Casa Blanca, excepto los que aterrizan en La Habana.

A pesar de todo, Cuba resiste. La población tiene conciencia de que el gobierno todo hace para eludir las dificultades, y que la culpa de las carencias es del bloqueo, que ya dura 59 años.

En enero participé en “Cuba Sabe”, evento internacional gastronómico que reunió a chefs y productores de alimentos, con destacado para las culinarias cubana e italiana. A principios de febrero estuve del seminario promovido por el Ministerio de Agricultura de ese país y la FAO sobre soberanía alimentaria y educación nutricional. Hoy, Cuba importa el 60% de los alimentos que consume, a un costo de $ 2 mil millones al año.

Asistí a la Feria del Libro, dedicada este año a la literatura vietnamita, que funcionó a todo vapor. Y del 12º Congreso Internacional de Educación Superior, que reunió en La Habana, representantes de 45 países para debatir la Agenda 2030 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

Hoy, para obtener divisas, Cuba depende del envío de dinero hecho por cubanos que viven fuera del país (alrededor de $ 1 mil millones / año); de los contratos obtenidos con el envío de médicos y profesores a más de 100 países; del turismo, que llegó a casi 5 millones de visitantes / año en la época de Obama, y ahora sufre reducción (lo que se refleja en la producción de bienes y servicios); y de la exportación de productos como vacunas, puros y ron.

En diciembre de 2019, Miguel Díaz-Canel, presidente del país, resumió el garrote que intenta estrangular a Cuba: “En el 61º aniversario de la Revolución, nos tiraron a matar y, sin embargo, estamos vivos”.

EE.UU. viola el derecho internacional con declarado propósito genocida, como dijo, en abril de 1960, Lester D. Mallory, del Departamento de Estado:

“La mayoría de la población apoya a Castro. El único modo previsible de sacarle apoyo interno es a través del desencanto y la insatisfacción procedentes del malestar económico y de las dificultades materiales. Hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba, para provocar hambre, desesperación y la caída del gobierno”.

Los daños causados por el bloqueo en los últimos 60 años suman $ 138,843 mil millones. De abril de 2018 a marzo de 2019, hubo pérdidas de $ 4 mil millones, un promedio de $ 12 millones / día. Solo en 2019, la Casa Blanca adoptó, contra la isla, 85 medidas agresivas.

Al dejar de recibir por sus exportaciones, Cuba perdió $ 2,340 mil millones en un año. Productos de alta calidad y reconocida eficacia, como puros y Heberprot-P (para regenerar la piel de diabéticos y evitar la amputación de la parte afectada) están prohibidos de entrar en el mercado de EE.UU. Y este país impide que los demás exporten a Cuba cualquier producto que contenga un 10% o más de componentes de origen estadounidense, como materias primas, tecnología, software etc. Esto se refleja en sectores básicos como alimentación, medicamentos y transporte.

El bloqueo financiero impide a Cuba obtener financiación externa para adquirir insumos y materias primas. Un cubano que sufre de desajuste cardíaco grave no puede disponer de equipos de apoyo ventricular, lo que le permitiría prolongar la vida hasta el trasplante.

EE.UU. también dificulta el acceso a Internet al encarecer la conexión y condicionar el acceso a plataformas y tecnologías.

En la ONU, de los 193 países miembros, 190 rechazaron el bloqueo en 2019, excepto EE.UU. Israel y ahora Brasil. Sin embargo, ¿quién habrá de castigar al Tío Sam? Pero él aprendió, al ser derrotado por los vietnamitas, que es posible derribar gobiernos, jamás un pueblo unido y decidido como los cubanos.

Urgente ayudar a Tulum para procurar un crecimiento ordenado: Marybel Villegas

 

TULUM.— Con la encomienda de conocer las necesidades de los quintanarroenses, a ras de tierra, la senadora por Quintana Roo, Marybel Villegas, recorrió Tulum este viernes en donde se reunió con la ciudadanía, empresarios y otros sectores que hacen crecer el municipio.

Después de reunirse con empresarios restauranteros, la legisladora caminó por las colonias 2 de Octubre y López Obrador, en donde gran cantidad de ciudadanos se reunieron para hablarle sobre la precaria situación en la que tienen que vivir y el abandono en el que está creciendo el municipio.

“Los puntos más importantes que tocaron los ciudadanos fueron las constancias de posesión y tenencias de tierra, así como la inseguridad y la falta de oportunidades, aún cuando Tulum es un municipio joven y con mucho potencial para ser uno de los principales destinos turísticos a nivel mundial”, aseguró la senadora.

Villegas Canché enfatizó en que Tulum debe mostrar un crecimiento ordenado, pues además de ofrecer turismo ecológico y una estancia tranquila, también cuenta con gran cantidad de áreas naturales y especies protegidas, por lo que es fundamental evitar asentamientos en las zonas restringidas, además de dar certidumbre jurídica a todos los ciudadanos que habitan el municipio.

La senadora recalcó que es de suma importancia cuidar a la creciente ciudad, pues será un nuevo mundo de oportunidades, a la vista en todo el mundo, por su posición cultural y hermosas playas.

Mi más pequeña nieta cumplió los quince años

XV Años

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

 

LA HABANA.— En nuestros lares la celebración de los quince años es importante. La fiesta, en su magnitud y posible opulencia varía según las posibilidades de cada cual, pero el hecho no pasa nunca desapercibido. Se suele colocar un libro donde los invitados escriben los buenos deseos, no falta quien haga una broma, o hasta quienes se la den de poetas. Mi esposa y yo pensamos mucho sobre qué escribir, y resultó lo siguiente: Seguir leyendo Mi más pequeña nieta cumplió los quince años

Presentan actividades por el 117 aniversario de Playa del Carmen

 

aniversario-1.jpg

PLAYA DEL CARMEN.— En el marco de la celebración por el 117 aniversario de la fundación de Playa del Carmen, este próximo 14 de noviembre, el Ayuntamiento de Solidaridad llevará a cabo el “Día del playense”. Seguir leyendo Presentan actividades por el 117 aniversario de Playa del Carmen

A propósito de los medio milenios en este 2019

la-habana1.jpg

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

 

LA HABANA.— Mucho se ha hablado en Cuba del medio milenio de la ciudad de La Habana, claro que otras ciudades del país fundadas con anticipación ya han celebrado el suyo. Seguir leyendo A propósito de los medio milenios en este 2019