Archivo de la etiqueta: Sociedad

La Macorina

Macorina 1
La Macorina. Foto: Archivo.

Ciro Bianchi Ross

(Publicado en Apuntes del Cartulario)

Estoy seguro de que si a usted le preguntaran quién fue María Calvo Nodarse, no sabría qué responder a ciencia cierta. Pero si le dijeran que se trata de la primera mujer que tuvo cartera dactilar en La Habana y que, de hecho, fue la primera mujer que condujo un automóvil en Cuba, comprenderá entonces que le hablan de La Macorina, la dama que, a bordo de un convertible rojo que llegó a hacerse célebre, gustaba de pasearse por las tardes a lo largo del Paseo del Prado y el Malecón.

Entonces, a los permisos para conducir no se les llamaba cartera dactilar ni licencia de conducción. Se les llamaba títulos. Y aquellos títulos equivalían para muchos choferes a un diploma universitario.

La Macorina escandalizó a la capital cubana en los años veinte del siglo pasado. En 1978, el pintor cubano Cundo Bermúdez la recordó en un cuadro en el que se le ve al volante de un llamativo vehículo descapotable, ese “carro colorado” al que se alude en aquella pegajosa melodía que hace muchísimos años interpretaba Abelardo Barroso con el respaldo de la orquesta Sensación.

Muchísimo tiempo antes, Alfonso Camín, poeta asturiano avecindado en La Habana, le había dedicado un poema que musicalizaría después la cantante mexicana Chavela Vargas. Poema, cantado por Chavela, de una sensualidad y un erotismo que acrecienta el estribillo. “Ponme la mano aquí, Macorina”, dice, y ese aquí puede ser la parte del cuerpo que el oyente quiera imaginar.

Es muy poco lo que se sabe con certeza sobre La Macorina. No puede precisarse siquiera que su nombre verdadero fuera María Calvo Nodarse, pues no faltan los que la identifican como María Constanza Caraza Valdés. Se dice que nació en Guanajay, en 1892, y que, a espaldas de su familia o raptada por su novio de entonces, llegó a La Habana con 15 años de edad.

De cualquier manera, no haría huesos viejos con su prometido: lo sacó de su vida en cuanto el hambre comenzó a apretarla en la habitación que compartían en un solar capitalino. Sabía ella lo que buscaba y constató bien pronto que su belleza podía proporcionarle la vida que quería.

En 1958 diría a Guillermo Villarronda, de la revista Bohemia: “Más de una docena de hombres permanecían rendidos a mis pies, anegados de dinero y suplicantes de amor”. Entre esos hombres figuró nada más y nada menos que el mayor general José Miguel Gómez, antes y después de ocupar la Presidencia de la República, y a quien ella permaneció fiel cuando el caudillo liberal pasó 11 meses preso en el Castillo del Príncipe tras los sucesos de La Chambelona.

Macorina 2
Cartera dactilar de La Macorina.

Con la ayuda de José Miguel y otros amigos, La Macorina subió como la espuma. Llegó a ser propietaria de cuatro residencias suntuosas en La Habana, dos de ellas en El Vedado, y de nueve automóviles, casi todos de fabricación europea, que eran sus preferidos. Fue dueña de varios caballos de carrera y solía lucir en sus salidas joyas que valían un dineral.

Sus gastos no se cubrían con menos de 2 000 pesos mensuales, una verdadera fortuna para la época, recuérdese que hablamos de los años veinte, y en esa cifra no se incluían las generosas mesadas con las que ayudaba a su numerosa familia, que había quedado en el natal poblado de Guanajay.

Nunca le gustó, por supuesto, que le llamaran La Macorina. El apodo con el que todavía se le conoce surgió por casualidad; pegó y se le quedó para siempre. María Calvo inflamaba los ánimos y las pasiones cuando a bordo de su descapotable rojo paseaba por La Habana.

Una tarde, al pasar frente a la Acera del Louvre, esto es, el tramo del Paseo de Prado que corre desde San Rafael a San Miguel o, lo que es lo mismo, entre el hotel Inglaterra y el hotel Telégrafo, un joven exclamó: ¡Ahí va La Macorina! En realidad, quiso decir La Fornarina, famosa cupletista española llamada en verdad Consuelo Bello, pero aquel joven había bebido más de la cuenta y confundió Fornarina por Macorina.

La decadencia de La Macorina comenzó en 1934. La crisis mundial de 1929 había golpeado duro la economía de la Isla, los precios del azúcar andaban por el suelo y no era nada próspera la situación del país.

José Miguel Gómez había muerto en 1921 y la mayoría de aquella docena de hombres anegados de dinero y suplicantes de amor, de antaño, estaban arruinados o demasiado viejos. Y también empezaba a envejecer La Macorina. Puertas y portañuelas dejaron de abrirse a su llamado y donde antes encontraba dinero, empezó a recibir solo excusas.

En circunstancias cada vez más apremiantes, comenzó a deshacerse de todo para seguir viviendo. Vendió las pieles y las joyas, los automóviles y los caballos. Las mansiones suntuosas. Y se fue a vivir a un cuarto alquilado en una casa de familia.

El 15 de junio de 1977 moría La Macorina en La Habana. La mujer que fuera el escándalo habanero de los años veinte, mimada y arropada por un presidente de la República y una docena de poderosos, fallecía en la mayor miseria.

Fallece Velio Vivas Valdés, cronista vitalicio de Cozumel

velio-vivas-valdezRedacción

El cronista vitalicio e historiador de Cozumel, Profesor Velio Vivas Valdés, falleció este día a los 77 años. Familiares del ilustre personaje compartieron esta lamentable noticia a través de su Facebook oficial.

Don Velio Vivas Valdés atesoró durante toda su vida crónicas e historias propia y de generaciones de las familias más antiguas de Cozumel, las cuales compartió a través de diversas obras publicadas y en textos vía Facebook.

En esta red social se hizo habitual leerlo con un estilo sencillo pero rico en anécdotas, a través de las cuales se palpaban los momentos más importantes hasta los más cotidianos, pero no por eso menos valiosos, de la isla de las golondrinas.

Nacido en Cozumel en 1943, fue testigo presencial del crecimiento y desarrollo del pequeño pueblo insular hasta su desarrollo como centro turístico, de la construcción de hoteles de las grandes cadenas internacionales, hasta convertirse en el principal receptor de cruceros a nivel nacional.

Su familia hizo el anuncio en la página personal de Facebook del cronista, con el siguiente mensaje: “Estimados lectores, amigos, familia, colegas cronistas y maestros, me comunico el día de hoy por este medio para informarles una triste y desgarradora noticia; nos ha dejado de este plano terrenal el queridísimo maestro Velio Vivas Valdés, cronista, maestro, esposo, padre y abuelo muy querido por su familia y la comunidad cozumeleña. Se realizará un pequeño servicio en la funeraria San José. De antemano, la familia les agradecemos el cariño que siempre le han demostrado a mi abuelo. Atentamente, su esposa, hijos y nietos”.

Vivas Valdés era miembro permanente del Consejo Consultivo de la Asociación Nacional de Cronistas de las Ciudades Mexicanas A.C. En noviembre de 2019 se convirtió en el primer cozumeleño en recibir la “Medalla Diosa Ixchel”, galardón creado para reconocer la contribución de las personas a la historia, arte y cultura de la isla. Esta distinción le fue entregada por el gobernador Carlos Joaquín en el marco de la ceremonia para celebrar los 170 años de la creación del Pueblo de Cozumel en el año 1849 y de los 40 años de Vivas Valdés como cronista.

Referente de la cultura y tradiciones de Quintana Roo, Velio Vivas Valdés deja un legado invaluable a la generación actual y a las futuras

El espejo

Espejo egipcio
Espejo de mano egipcio.

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

El espejo fue inventado por antiguas civilizaciones. Se trataba de un trozo de metal pulido donde después de incidir la luz la misma se refleja siguiendo las leyes de la reflexión.

Los que lo crearon, quizás varias personas en diferentes momentos y lugares, desconocían tales leyes pero empíricamente, como sucede muchas veces, dotaron a la humanidad de un utensilio que se convirtió en indispensable y eterno.

En la Edad Media europea apenas se utilizó, el refinamiento de los antiguos había quedado obsoleto, hasta que en el siglo XIII se inventó la fabricación de los de vidrio y de cristal de roca sobre lámina metálica o los azogados que quedaron reservados para las personas importantes según su posición social y económica.

Luego vendría su difusión popular. Algunos se convirtieron en adornos, se hicieron pequeños para ser portados, sirvieron como moneda de cambio para timar a los salvajes de las nuevas tierras, y todo un largo recorrido evolutivo hasta llegar a sofisticados telescopios, y otras modernidades científicas.

Pero su principal destino nunca ha mermado, reflejarse a sí mismo en busca de belleza o defectos, calando esto tanto en lo cotidiano que muchas veces bastaba decir “mírate al espejo” para expresar muchas cosas.

Y sí, nos vemos reflejados cada día en lo externo, pero nadie ha inventado aún el que nos permita reflejar nuestro interior, los pensamientos y emociones que algunos llaman alma, puesto que aquello dicho de que el rostro es su reflejo no ha sido muy cierto nunca.

La bruja del cuento infantil logró hacerse de uno que respondía sus preguntas, pero tal artefacto no sabía mentir y tanto molestó a la dueña como para llevarla a cometer un acto monstruoso.

Cuanto bien haría a la humanidad conseguir diseñar, producir, y distribuir, espejos que reflejaran el alma, y que tampoco supiesen mentir.

Tal vez entonces muchas malas personas buscasen ser mejores para no tener que escuchar al espejo decirle lo que nunca querrían escuchar.

Semana atípica en Quintana Roo

Nueva Normalidad

Víctor Galván

Una semana atípica se ha vivido en Quintana Roo. Entre pandemia y tormenta tropical que se degrada y vuelve a intensificarse, el panorama ha sido complicado.

El término de la llamada “Jornada Nacional de Sana Distancia”, para dar paso a la “Nueva Normalidad”, decretado por el gobierno federal, parece no haber dado los resultados esperados, más bien ha sido todo lo contrario en cuanto a expectativas.

Y es que nada más decretar la terminación de la “sana distancia” fue como activar un chip colectivo. En las calles el movimiento de personas y vehículos fue mayor. Un video grabado por un ciudadano en la zona del Crucero, donde se aprecia aglomeración de gente en los paraderos de transporte público o caminando, fue ampliamente difundido en redes sociales, y muy criticada la actitud de la población. Otros más buscaban cervezas con ansias, dispuestos a adquirir la bebida a cualquier precio.

Y luego de cinco días bajo la “Nueva Normalidad” el promedio de contagios no ha disminuido, pese a que se insiste en tres conceptos básicos: no salir de casa a menos que sea para actividades esenciales, mantener sana distancia y usar el cubrebocas, lo cual en los hechos no ha sido respetado.

Las cifras dan cuenta de esto. De 1,926 casos positivos reportados por la Secretaría de Salud de Quintana Roo (Sesa) el lunes 1 de junio, pasó a 2,116 este viernes, es decir, un incremento de 190 casos en 5 días; mientras que las defunciones pasaron de 354 a 407, es decir, 53 en este lapso.

Una semana antes, el 25 de mayo, los casos positivos en Quintana Roo eran 1,643, lo que significa que de esa fecha al 1 de junio el salto fue de 283 personas que dieron positivo al Covid-19, y en cuanto a las defunciones, pasaron en ese mismo lapso de 294 a 354 en todo el estado, lo que significa que 60 personas perdieron la vida por el virus Sars-Cov-2.

Benito Juárez

En Benito Juárez, el municipio con más habitantes y más cifras en todos los rubros, del lunes 1 de junio a hoy viernes 5 de junio los casos positivos pasaron de 1,377 a 1,448, un total de 71 más, es decir que la cifra se elevó a un promedio de 14 cada día; en cuanto a las defunciones, la variación fue de 269 el lunes a 313 reportados hoy, 44 en cinco días para un promedio diario de casi 9.

Y del 25 de mayo al 1 de junio, periodo de una semana, la variación fue de la siguiente manera: el aumento de casos positivos pasó de 1,205 a 1,377, 172 más; defunciones: de 225 a 269, es decir, 44 en 7 días.

En cuanto a recuperados, en la presente semana pasaron de 789 el 1 de junio a 851 reportados hoy viernes, 62 en 5 días. Los casos activos en Benito Juárez pasaron de 319 el 1 de junio a 284 este viernes. Este último punto muestra un avance, lo malo es que persiste el aumento de positivos y se ha mantenido el número de defunciones, lo cual no es alentador para la apertura de la actividad turística, que se espera a partir del 15 de junio, y aunque será a baja escala, lo deseable es bajar la curva de aumento de casos y de defunciones, y que aumenten los recuperados. Sólo de esa forma se podrá decir que vamos rumbo a la recuperación, o al menos a la estabilización de la pandemia en Quintana Roo.

 

 

“Cristóbal”

En unos cuantos días esta tormenta tropical mostró lo caprichosa e impredecible que puede ser la naturaleza, pues tras estacionarse en el Golfo de Campeche, ingresar nuevamente a tierra y degradarse a depresión tropical, hoy volvió a tomar fuerza y pasó nuevamente a tormenta tropical, todo en un lapso de tres días, enfilando por Yucatán hacia el Golfo de México, dejando una alarmante estela de inundaciones, daños en carreteras y en el campo tanto en Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

En nuestro estado hubo desgajamientos e inundaciones en tramos de la vía que comunica a Chetumal con Escárcega, quedando incomunicada la capital con el vecino estado de Campeche; así como severas inundaciones en comunidades de los municipios del sur. En Chetumal además se desbordaron las aguas de la bahía hacia las arterias de la zona baja de la ciudad. Aquí cabe destacar la pronta respuesta por parte de elementos del Ejército, de Protección Civil estatal y del gobierno del estado para brindar atención y auxilio a la población damnificada.

Todo esto en una sola semana y en medio de la pandemia por Covid-19, y a poco más de una semana de la fecha fijada para el reinicio de actividades turísticas en la zona norte del estado.

La necesidad en tiempos de pandemia

 

Víctor Galván

Los daños colaterales de la pandemia pueden medirse de distintas formas, pero una de las más significativas y que evidencia la situación en que se encuentran miles de familias, es la economía informal y los pequeños (muy pequeños) comercios.

A diario, desde temprano, comienza por las calles de las regiones de Cancún el desfile de vendedores de todo tipo de productos.

Chatarreros, reparadores de calzado, venta de jugos, pozol, agua, flanes, pan. A todos ellos se les han sumado últimamente camionetas que con altavoces anuncian la venta de todo tipo de productos alimenticios, fruta “hasta las puertas de su hogar”; a bordo de tricimotos se ofrece pollo fresco y hasta alitas marinadas, ya listas para freír; otro vehículo pasa vendiendo pescados y mariscos, también frescos; niños a pie ofrecen ciruelas y mangos en bolsa; más tarde, también a pie, un joven carga sobre uno de sus hombros una enorme charola de donas; un algodonero curtido por el sol va casa por casa con su producto en bolsas, multicolor y azucarado. Algunas personas salen de sus casas a comprar, pocas, pues la crisis económica ha golpeado a todos en estas colonias alejadas del centro de Cancún. Tampoco faltan las personas que tocan a la puerta pidiendo apoyo económico.

Pérdida de empleos

La Coparmex calcula que se han perdido aproximadamente 70 mil empleos formales en Quintana Roo en la industria turística. Mientras que en el sector de la construcción la pérdida ha sido de 120 mil puestos de trabajo, por la suspensión de aproximadamente 6 mil obras en todo el estado, de acuerdo a Juan José Chilón Colorado, asesor jurídico y ex dirigente del Sindicato de Trabajadores, Obreros y Empleados de la Industria de la Construcción (Sitec).

Ambos son los principales generadores económicos del estado, pues con sus familias engloban a más de 700 mil personas.

A ello se suma el cierre de infinidad de comercios que no son considerados actividades económicas esenciales.

 

 

Ni curva plana ni sana distancia

La curva aún no se aplana y la distancia, lamentablemente, muchas veces no es sana. En las colonias se ve gente recorriendo las calles, algunos sin cubrebocas; salen a realizar sus compras, hacen filas para entrar al supermercado, en los cajeros automáticos, en locales como tiendas de conveniencia o de alimentos; en estas filas portan tapabocas, pero en muchos de los casos no se respeta la sana distancia, una de las principales premisas para evitar contagios. Las aglomeraciones son cotidianas y aunque algunas personas sí toman distancia, la mayoría no lo hace.

En los supermercados no hay venta de cervezas, un producto que en su escasez ha evidenciado su importancia como regulador del comportamiento social. En vísperas de que se agotara muchos se surtieron en grandes cantidades y en ciudades del país donde se ha reanudado su venta se reportan enormes filas sin sana distancia. En Cancún la gente ha optado por licores como reemplazo y es común ver a hombres y mujeres por igual frente a los estantes, seleccionando y comparando precios de vinos, rones, whiskies; cualquier producto sustituto es bueno.

Y por si esto fuera poco, prevalecen las reuniones familiares y de amigos. Basta hacer un breve recorrido en las regiones para detectar convivios de más de 10 personas. Se siguen celebrando cumpleaños y, como es común en el mexicano, cualquier pretexto es bueno para convivir, y para variar sin cubrebocas, porque se platica, se ríe, se come y se toma.

Benito Juárez sigue concentrando el mayor número de casos positivos de Covid-19 en Quintana Roo, con 1,011 al día de hoy y 204 del total de 260 defunciones que se han registrado en todo el estado. Estas cifras muestran la importancia de seguirnos cuidando, pues si bien se prevé que la curva baje, al no usar con rigor las medidas de protección ni acatar la sana distancia, en 15 días en lugar de aplanar la curva podría registrarse un rebrote, periodo considerado para la incubación del virus.

La cuarentena hace sus efectos en la gente

cuarentena

Konaté Hernández

Con 60 días en el confinamiento, la sociedad permanece aislada por una cuarentena atípica, ocasionada por el virus Sars CoV-2 de la Covid-19, al enclaustrar a la humanidad en sus hogares humanidad.

Con tal aislamiento, todo parece indicar que el ímpetu sexual despertó en muchos el no saber distinguir entre lo bueno y lo malo, la noche y el día, el calor y el frío, la sed, el hambre, el cansancio con ejercitar cuerpo mente y espíritu, incluso el deseo de una mujer de estar con el hombre o del hombre estar con la mujer, la pandemia global casi logró atrofiar la mente, al no distinguir lo que cada quien quiere, desea o aspira.

Monótonos son los días que sin cesar pasan, el momento de retornar a las actividades se acerca, unos dan importancia a lo que determinan las autoridades, otros prefieren seguir su vida, y no tomar las medidas e indicaciones proporcionadas para tener un desarrollo con tranquilidad y seguridad.

Mientras algunas autoridades religiosas eclesiásticas y pastorales, piden a la comunidad no descuidar ni bajar la guardia, perseverar la confianza de mantener el orden y los cuidados para seguir las indicaciones de una “nueva normalidad”, cuya estrategia sin equívocos pretende la reapertura con los llamados “municipios de la esperanza”, por haber permanecido libre de contagios o alejados de regiones contaminadas.

Reapertura gradual que se generalizará a las diversas actividades en función a los niveles de contagio que se reportaron en cada zona del país, será una realidad a partir del 1º de junio, con la nueva normalidad, acuñada para describir nuevas condicionantes en la economía, las finanzas, el trabajo, con la finalidad de dar a conocer algo que antes era anómalo, hoy en día será una forma común de vida y de pensamiento.

Frase acuñada por vez primera en mayo de 2008, hoy a 12 años, el término será un intento de clasificar la discusión, más allá de la noción de que la crisis económica fuera meramente superficial, misma que caló muy hondo, con un resultado inevitable, al declarar que los periodos anteriores no fueron normales.

Esto traerá como consecuencias la disminución de clientes al 50 por ciento de la capacidad en centros comerciales; una disminución hasta del 33 por ciento en cafés, bares, restaurantes, con la finalidad de garantizar la sana distancia hasta de metro y medio, así las playas que no estarán exentas del distanciamiento social.

La capacidad en los estadios deportivos deberá de ser hasta de 1/3 de igual forma para garantizar la seguridad entre espectadores, lo mismo que al aire libre, gimnasios. Mientras que en el servicio de transporte, se eliminarán las limitaciones en el embarque de pasajeros, esto en función de los parámetros de sanidad en actividades terrestres y acuáticas.

Términos con los que la sociedad debe de aprender a vivir y convivir como “sanitización”, uso de cubrebocas N95, caretas, guantes, gel antibacterial, lavado frecuente de manos, definitivamente una nueva normalidad de la que el culto religioso tampoco escapa.

El otro Cancún sigue en pie, trabajando sin cesar

Víctor Galván

Hay dos extremos muy notorios en Cancún en la presente fase de distanciamiento social y reducción de actividades. Por una parte están la zona hotelera, donde la ocupación ha bajado a menos del 10% y es evidente el desplome de actividades turísticas. El bulevar Kukulcán luce solitario, al igual que restaurantes, plazas, centros nocturnos y todo tipo de actividades náuticas. En el centro de la ciudad la tónica es la misma, sobre todo en plazas comerciales, como Las Américas o Gran Plaza, siempre concurridas por paseantes y compradores. El panorama en ambas es desolador con locales cerrados.

La otra casa de la moneda son las colonias populares, donde si bien se nota la disminución de transeúntes y vehículos, la actividad no ha cesado. La tiendita de la esquina sigue abriendo todos los días desde muy temprano; los tianguis continúan instalándose en las regiones para comercializar sus productos; a las plazas comerciales y supermercados de estas zonas de la ciudad siguen llegando clientes; la gente sale a comprar, a surtir su despensa. El viejo coche del panadero sigue recorriendo las calles de las colonias en las tardes y noches, con su inconfundible tonadita musical, invitando a los vecinos a salir. En las mañanas los camiones repartidores venden agua purificada; también hay repartidores en triciclos; los chatarreros pasan comprando fierro viejo; la señora del pozol va de calle en calle en su triciclo, como todos los días; el joven que vende flan también es infaltable en las tardes a bordo de su triciclo.

Es el rostro del otro Cancún, de la clase obrera que en su mayoría no goza de un sueldo fijo, que vive al día y tiene que salir a buscar el sustento. Aquí el distanciamiento social no refleja las recomendaciones ampliamente difundidas en medios de comunicación. Los novios caminan tomados de la mano; en las combis el espacio reducido no permite sana distancia y los pasajeros van sentados hombro con hombro. El dinero se intercambia de mano en mano como siempre, sin gel de por medio. Las vecinas platican a las puertas de sus casas y ríen despreocupadas con la cercanía de siempre.

Algunas familias que ya resienten la falta de ingresos se han organizado para elaborar comida, antojitos, que ofrecen entre sus amistades y conocidos a través de redes sociales para ganar unos pesos que permitan paliar la situación.

Los cancunenses siguen en pie y no es que no haya temor a posibles contagios, sino que la necesidad económica los obliga a salir todos los días a buscar el sustento.

Cancún es otra ciudad en estos días

 

Texto y fotos: Víctor Galván

Las medidas de distanciamiento social y de contingencia sanitaria comienzan a hacer su efecto en Cancún. Se ve poca gente en las calles, pero hay necesidad de salir. Hay que comprar víveres, hay que trabajar porque, contrario a lo que se recomienda sobre quedarse en casa, la mayoría de la población vive prácticamente al día y debe buscar su sustento.

Los puestos de comida siguen abiertos, no importa ingerir alimentos codo a codo. Es una tradición mexicana comer productos despachados y recibidos de mano a mano.

 

La sana distancia no se observa tampoco en el transporte público, en combis y autobuses la gente se sienta hombro con hombro, aunque en estos días se puede viajar con cierta comodidad porque no hay saturación de usuarios; tampoco en las filas para adquirir productos, en los supermercados, o en los trámites que se siguen realizando en oficinas públicas. Eso sí, se observan restricciones para el ingreso. En el edificio del Gobierno del Estado las puertas están cerradas y solo se da acceso controlado para pagos en cajas y para realizar el cambio de placas vehiculares. Lo mismo ocurre en Relaciones Exteriores para el trámite de pasaportes. El ingreso desde la entrada principal a Plaza Centro está controlado, guardias de seguridad van pasando uno a uno a quienes hicieron cita previamente y aún no hay aviso para que se suspenda este trámite.

 

En la avenida Tulum se ve muy poco movimiento. Es casi mediodía y todos los locales comerciales están ya abiertos, pero los escasos restaurantes que sobreviven lucen vacíos. Los pocos vendedores de paquetes turísticos esperan sentados en sus pequeños módulos a turistas que tal vez no llegarán. Poca gente camina en la acera, que luce más amplia de lo que suele verse en días normales. En los supermercados de la zona, Chedraui y Soriana, hay pocos compradores y los pasillos pueden recorrerse con toda tranquilidad.

 

Se ve a algunos turistas, pocos, en la terminal de autobuses esperando trasladarse a la Riviera Maya. También llegan algunos al Mercado 23 a comprar artesanías. Una vendedora del área de ropa se queja de las escasas ventas. “Sólo vendí 150 pesos ayer, y hay que pagar renta”, comenta entre molesta y resignada. La clientela para productos no prioritarios es escasa, aunque tampoco en las secciones de comida, dulcerías y carnicerías hay mucha gente que digamos. Los pasillos lucen semivacíos. Solo hay fila en la cremería; aunque siempre hay demanda, pareciera que en estos días en casa a la gente le ha dado por consumir más carnes frías y quesos.

 

Un vendedor de raspados también está a la expectativa, solitario, viendo a los pocos turistas y gente local que pasan a la distancia. Sus ventas han bajado drásticamente y espera que esta situación de confinamiento no dure mucho porque hay que comer todos los días y para eso necesita ganar dinero.

 

El estacionamiento del 23 es un claro indicador de la poca afluencia de compradores. Hay espacios vacíos, lo que normalmente no ocurre pues casi siempre es difícil encontrar un cajón donde dejar el coche. La pasmosa quietud también se refleja en los puestos de antojitos en el paradero de las combis. Pocos comensales y pocos pasajeros. Los vendedores de frutas, verduras y flores se suman a la desesperante espera.

 

Algunas personas portan cubrebocas. Pocas. Pero el ánimo, a pesar de la contingencia y de la poca actividad que ya comienza a repercutir en la economía local y familiar, parece ser el mismo. Esta tranquilidad de los cancunenses contrasta con los mensajes de incertidumbre que inundan las redes sociales. En medio de la contingencia la gente sonríe y eso es un mensaje positivo, de esperanza de que, pasada la crisis, Cancún volverá a recibir turistas y a ser la ciudad dinámica que nunca descansa.

Un día sin mujeres en Cancún

Texto y fotos: Víctor Galván

Un día después del 8M, la ciudad lucía tranquila. El tráfico en las principales vialidades tenía una fluidez inusitada para lo que se vive comúnmente entre semana y en día laboral. El llamado de paro femenino denominado #undíasinnosotras tuvo efecto en Cancún, aunque quizá no en la magnitud que se deseaba, pues a excepción de oficinas públicas de los tres niveles, sector educativo y algunos otros, muchas mujeres realizaron sus actividades cotidianas como cualquier día normal.

Amas de casa salieron a hacer las compras de siempre, algunas en solitario y otras acompañadas por su pareja. La actividad comercial no se detuvo ni un instante. En el Crucero, zona de intensa actividad, todos los locales abrieron y, ¿quiénes atendías a los clientes? Mujeres. La mayoría de las fuentes laborales en el centro de Cancún abrieron sus puertas y las empleadas no tuvieron otra opción que cubrir sus horas de trabajo normal. La mayoría no tuvo de otra. El patrón no dio permiso de ausentarse sin que ello tuviera consecuencias en su remuneración. Eso sí, algunos patrones o gerentes, “muy solidariamente”, aprobaron que portaran blusas moradas o un moño de dicho color, aunque fueron la excepción porque en su mayoría la vestimenta fue el uniforme del diario.

En el Marcado 23 no se vivió el ajetreo de siempre, los pasillos lucieron semivacíos en la mañana, pero no hubo locales cerrados y las amas de casa no dejaron de ir de compras.

Y si esto fue en el mercado formal, en la informalidad no había opción para quienes viven al día. En los puestos de antojitos quienes preparaban los alimentos y despachaban eran en su mayoría mujeres. Ahí estaban las vendedoras de frutas, de flores, de hamacas, las que vienen de comunidades a ofrecer sus productos. Sobre la Tulum las vendedoras de dulces, chicles, algunas cuidando al hijo en carriola. Y es que la gran masa trabajadora depende de lo que gana a diario y no puede darse el lujo de parar sus actividades para sumarse al apoyo a su género.

En el edificio del Gobierno del Estado se brindó atención en cajas y trámite de cambio de placas, con personal masculino exclusivamente y poca gente.

Más adelante, el palacio municipal tampoco tenía el dinamismo de siempre. En las oficinas no había más que género masculino en las ventanillas y escritorios. Muy poco personal y muy pocos ciudadanos realizando trámites. El mismo panorama en el área de regidores. Parecía más un día festivo con personal cubriendo sus horas laborales, como si estuvieran de guardia, pues no había a quién atender.

 

Este fue el panorama del Cancún que vivió un día sin mujeres. Contraste total pero entendible por la responsabilidad y el peso que lleva el género femenino, en muchos casos como sostén único de toda una familia. Este ejercicio social debe movernos a la reflexión de lo que somos como sociedad y qué debemos hacer para lograr total igualdad entre géneros, respeto y fin de la violencia hacia las mujeres.

Cuba resiste

Cuba resiste
A pesar de todo, Cuba resiste. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Frei Betto

(Carlos Alberto Libânio Christo. Conocido como Frei Betto. Fraile dominico, conocido internacionalmente como teólogo de la liberación. Autor de 60 libros de diversos géneros literarios -novela, ensayo, policíaco, memorias, infantiles y juveniles, y de tema religioso. En dos ocasiones- en 1985 y en el 2005- fue premiado con el Jabuti, el premio literario más importante del país. En 1986 fue elegido Intelectual del Año por la Unión Brasileña de Escritores. Asesor de movimientos sociales, de las Comunidades Eclesiales de Base y el Movimiento de Trabajadores Rurales sin Tierra, participa activamente en la vida política del Brasil en los últimos 50 años. Es el autor del libro “Fidel y la Religión”)

He estado tres veces en Cuba este inicio del año, al servicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El país está seriamente afectado por el bloqueo americano, agravado por la política agresiva de Trump. Faltan gas de cocina y combustible para vehículos. Los barcos mercantes están amenazados de sanciones si viajan a Cuba para descargar sus contenedores. Todos los vuelos de EE.UU. a la isla están suspendidos por orden de la Casa Blanca, excepto los que aterrizan en La Habana.

A pesar de todo, Cuba resiste. La población tiene conciencia de que el gobierno todo hace para eludir las dificultades, y que la culpa de las carencias es del bloqueo, que ya dura 59 años.

En enero participé en “Cuba Sabe”, evento internacional gastronómico que reunió a chefs y productores de alimentos, con destacado para las culinarias cubana e italiana. A principios de febrero estuve del seminario promovido por el Ministerio de Agricultura de ese país y la FAO sobre soberanía alimentaria y educación nutricional. Hoy, Cuba importa el 60% de los alimentos que consume, a un costo de $ 2 mil millones al año.

Asistí a la Feria del Libro, dedicada este año a la literatura vietnamita, que funcionó a todo vapor. Y del 12º Congreso Internacional de Educación Superior, que reunió en La Habana, representantes de 45 países para debatir la Agenda 2030 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

Hoy, para obtener divisas, Cuba depende del envío de dinero hecho por cubanos que viven fuera del país (alrededor de $ 1 mil millones / año); de los contratos obtenidos con el envío de médicos y profesores a más de 100 países; del turismo, que llegó a casi 5 millones de visitantes / año en la época de Obama, y ahora sufre reducción (lo que se refleja en la producción de bienes y servicios); y de la exportación de productos como vacunas, puros y ron.

En diciembre de 2019, Miguel Díaz-Canel, presidente del país, resumió el garrote que intenta estrangular a Cuba: “En el 61º aniversario de la Revolución, nos tiraron a matar y, sin embargo, estamos vivos”.

EE.UU. viola el derecho internacional con declarado propósito genocida, como dijo, en abril de 1960, Lester D. Mallory, del Departamento de Estado:

“La mayoría de la población apoya a Castro. El único modo previsible de sacarle apoyo interno es a través del desencanto y la insatisfacción procedentes del malestar económico y de las dificultades materiales. Hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba, para provocar hambre, desesperación y la caída del gobierno”.

Los daños causados por el bloqueo en los últimos 60 años suman $ 138,843 mil millones. De abril de 2018 a marzo de 2019, hubo pérdidas de $ 4 mil millones, un promedio de $ 12 millones / día. Solo en 2019, la Casa Blanca adoptó, contra la isla, 85 medidas agresivas.

Al dejar de recibir por sus exportaciones, Cuba perdió $ 2,340 mil millones en un año. Productos de alta calidad y reconocida eficacia, como puros y Heberprot-P (para regenerar la piel de diabéticos y evitar la amputación de la parte afectada) están prohibidos de entrar en el mercado de EE.UU. Y este país impide que los demás exporten a Cuba cualquier producto que contenga un 10% o más de componentes de origen estadounidense, como materias primas, tecnología, software etc. Esto se refleja en sectores básicos como alimentación, medicamentos y transporte.

El bloqueo financiero impide a Cuba obtener financiación externa para adquirir insumos y materias primas. Un cubano que sufre de desajuste cardíaco grave no puede disponer de equipos de apoyo ventricular, lo que le permitiría prolongar la vida hasta el trasplante.

EE.UU. también dificulta el acceso a Internet al encarecer la conexión y condicionar el acceso a plataformas y tecnologías.

En la ONU, de los 193 países miembros, 190 rechazaron el bloqueo en 2019, excepto EE.UU. Israel y ahora Brasil. Sin embargo, ¿quién habrá de castigar al Tío Sam? Pero él aprendió, al ser derrotado por los vietnamitas, que es posible derribar gobiernos, jamás un pueblo unido y decidido como los cubanos.

Urgente ayudar a Tulum para procurar un crecimiento ordenado: Marybel Villegas

 

TULUM.— Con la encomienda de conocer las necesidades de los quintanarroenses, a ras de tierra, la senadora por Quintana Roo, Marybel Villegas, recorrió Tulum este viernes en donde se reunió con la ciudadanía, empresarios y otros sectores que hacen crecer el municipio.

Después de reunirse con empresarios restauranteros, la legisladora caminó por las colonias 2 de Octubre y López Obrador, en donde gran cantidad de ciudadanos se reunieron para hablarle sobre la precaria situación en la que tienen que vivir y el abandono en el que está creciendo el municipio.

“Los puntos más importantes que tocaron los ciudadanos fueron las constancias de posesión y tenencias de tierra, así como la inseguridad y la falta de oportunidades, aún cuando Tulum es un municipio joven y con mucho potencial para ser uno de los principales destinos turísticos a nivel mundial”, aseguró la senadora.

Villegas Canché enfatizó en que Tulum debe mostrar un crecimiento ordenado, pues además de ofrecer turismo ecológico y una estancia tranquila, también cuenta con gran cantidad de áreas naturales y especies protegidas, por lo que es fundamental evitar asentamientos en las zonas restringidas, además de dar certidumbre jurídica a todos los ciudadanos que habitan el municipio.

La senadora recalcó que es de suma importancia cuidar a la creciente ciudad, pues será un nuevo mundo de oportunidades, a la vista en todo el mundo, por su posición cultural y hermosas playas.

Mi más pequeña nieta cumplió los quince años

XV Años

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

 

LA HABANA.— En nuestros lares la celebración de los quince años es importante. La fiesta, en su magnitud y posible opulencia varía según las posibilidades de cada cual, pero el hecho no pasa nunca desapercibido. Se suele colocar un libro donde los invitados escriben los buenos deseos, no falta quien haga una broma, o hasta quienes se la den de poetas. Mi esposa y yo pensamos mucho sobre qué escribir, y resultó lo siguiente: Seguir leyendo Mi más pequeña nieta cumplió los quince años

Presentan actividades por el 117 aniversario de Playa del Carmen

 

aniversario-1.jpg

PLAYA DEL CARMEN.— En el marco de la celebración por el 117 aniversario de la fundación de Playa del Carmen, este próximo 14 de noviembre, el Ayuntamiento de Solidaridad llevará a cabo el “Día del playense”. Seguir leyendo Presentan actividades por el 117 aniversario de Playa del Carmen

A propósito de los medio milenios en este 2019

la-habana1.jpg

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

 

LA HABANA.— Mucho se ha hablado en Cuba del medio milenio de la ciudad de La Habana, claro que otras ciudades del país fundadas con anticipación ya han celebrado el suyo. Seguir leyendo A propósito de los medio milenios en este 2019

La Habana cumple 500 años y no siempre el pasado fue mejor: zonas de tolerancia

 

cuba

Ciro Bianchi Ross

(Publicado en: Apuntes del cartulario)

 

Las “pupilas” aguardaban y se exhibían en el salón como la mercancía en las vidrieras del mercado, y no se hacía necesario hablar mucho. El cliente, con tiempo para calibrar y escoger, abordaba a la que era de su agrado con una pregunta simple: “¿Te quieres ocupar?” y la muchacha, que podía decir que no, respondía generalmente que sí -no estaba allí para otra cosa- e invitaba al hombre a que la acompañara a su habitación. Ya en ella, cobraba por adelantado y salía, por un momento, para entregar el dinero a la matrona. Seguir leyendo La Habana cumple 500 años y no siempre el pasado fue mejor: zonas de tolerancia

Concluye la campaña nacional “40 Días por la Vida”

salvar-vidas

Konaté Hernández

 

CANCÚN.— Este fin de semana concluyó la campaña a nivel nacional “40 Días por la Vida”, misma que inició el 25 de septiembre con módulos en varias ciudades del país y 12 horas continuas de 7 de la mañana a 7 de la noche, para recabar firmas a favor de la vida. Seguir leyendo Concluye la campaña nacional “40 Días por la Vida”

La Habana. Cuatro plazas, 500 años

templete
El Templete es el más pequeño de los edificios que rodean la Plaza de Armas. Sin embargo, es la primera obra civil de carácter notoriamente neoclásico con que contó La Habana. Foto: Lili Chang.

Lili Chang/Melissa King/Mónica Mestre

 

LA HABANA.- El sol aprieta en los adoquines, quizás lloran cansados por el calor y el peso de los años. Hay señores con camisa y sombrero de guano haciendo música con maracas y un par de guitarras. La plaza suena a Idilio. Seguir leyendo La Habana. Cuatro plazas, 500 años

La Habana cumple 500 años y se transforma para seguir siendo ciudad maravilla

caricatura.jpg

N. Mario Rizzo M.

(Especial para UNQR)

 

LA HABANA.— El 16 de noviembre de 2019 La Habana cumplirá 500 años en su actual emplazamiento. Visitada por millones de personas que buscan conocer una bella urbe que con pasión conserva sus añejas construcciones, donde circulan millares de viejos autos norteamericanos que lucen como nuevos, un lugar donde caminar libremente por las calles sin correr riesgos, y habitada por gente amable  que trata al visitante cálidamente, ha sido proclamada como Ciudad Maravilla y recomendada por cualquier agencia de viajes que proponga buenos destinos al turista. Seguir leyendo La Habana cumple 500 años y se transforma para seguir siendo ciudad maravilla

La Habana cumple 500 años: Biografía de la Rampa

La Rampa 1

Ciro Bianchi Ross

(Publicado en Apuntes del cartulario)

 

LA HABANA.— Toda ciudad –todo país-  tiene su historia y su pequeña historia. Con la primera se confeccionan los anales y se conforman las efemérides;  se redactan libros de texto y se llenan discursos académicos y oficiales; se incorpora al turbión colectivo y sirve de acicate y ejemplo. Con la otra,  condenada al olvido,  obligada a transmitirse a lo sumo de boca en boca, se escriben novelas y se enhebran páginas como esta. Seguir leyendo La Habana cumple 500 años: Biografía de la Rampa

Macondo

macondo.jpg

Graziella Pogolotti

digital@juventudrebelde.cu

 

Desde su aparición, Cien años de soledad obtuvo un éxito sensacional y alcanzó una notable diversidad de públicos. Nacido de las vivencias de la primera infancia de Gabriel García Márquez, Macondo devino un no lugar mítico, en la representación metafórica del subdesarrollo, de un vivir en el estancamiento progresivo, en la desmemoria y en el desamparo por falta de conciencia de un destino propio, de un sentido de la vida. Progresivamente, los Buendía se iban hundiendo en el pantano. El subdesarrollo es la resultante concreta del colonialismo y del neocolonialismo. Seguir leyendo Macondo

Buscan prevenir la violencia entre los jóvenes

violencia-en-jovenes.jpg

CIUDAD DE MÉXICO.— Diversos aspectos de la violencia social no han sido abordados lo suficiente, tal es el caso de cómo varía la percepción de inseguridad en función del tipo de delito que experimenta cada persona, a qué se debe el incremento de la desconfianza hacia algunas instituciones, así como cuáles son las posibilidades reales para reducir delitos que van en aumento, como los feminicidios y los homicidios, señaló el doctor José Alfredo Zavaleta Betancourt del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales de la Universidad Veracruzana. Seguir leyendo Buscan prevenir la violencia entre los jóvenes

La memoria y el testimonio para entender los movimientos sociales

movimientos-sociales

CIUDAD DE MÉXICO.— Los movimientos sociales que surgen de situaciones de violencia, por lo general, están enmarcados en un sistema de exclusión económica, social y de género. Seguir leyendo La memoria y el testimonio para entender los movimientos sociales

Inaugura el gobernador el Centro de Convivencia Familiar Supervisada de Chetumal

 

cecofam

CHETUMAL.— Para proteger, cuidar y restablecer el tejido social a través de la integración de las familias, y fortalecer la convivencia de los hijos y las hijas con los padres en espacios adecuados, el gobernador Carlos Joaquín inauguró el Centro de Convivencia Familiar Supervisada (Cecofam) de Chetumal, el cual tuvo una inversión de cuatro millones de pesos. Seguir leyendo Inaugura el gobernador el Centro de Convivencia Familiar Supervisada de Chetumal

Las dos caras de la moneda

industrias

Graziella Pogolotti

 

EL incendio de la Amazonía y el inicio de la desaparición de los glaciares debían constituir señales de alerta que estremecieran al mundo. El planeta en que vivimos, en el que habrán de crecer nuestros hijos y nuestros nietos, está amenazado de muerte. Sin embargo, la tónica dominante de la información noticiosa acentúa las contradicciones entre los presidentes de Brasil y de Francia y distrae, con su bombardeo anecdótico, de un análisis profundo de las realidades del planeta, de la posibilidad de concertar una movilización popular contra los rejuegos engañosos de la política. Seguir leyendo Las dos caras de la moneda

Nuestro hombre en La Habana

 

Dibujo
Graham Greene y su hombre en La Habana. Autor: LAZ

Ciro Bianchi

 

El sábado pasado, en el que el fin del verano se convirtió en una gran fiesta del libro, coincidí, en esa calle de encuentros que es Obispo, con la escritora y editora británica Claire Boobbyer. La persona que la acompañaba me identificó y tras las presentaciones de rigor, me contó sobre el tema que la trajo a la Isla: la presencia en La Habana de su compatriota, el gran novelista Graham Greene. Como parte de su investigación, Claire recorría los lugares que el autor de El cónsul honorario conoció durante sus estancias habaneras y en su afán de seguirle los pasos no solo bebió su trago en el Sloppy Joe’s y en el Floridita, bares que gozaron de la preferencia de Greene, sino que quiso hospedarse en la habitación 511 del hotel Sevilla, la misma donde el autor hiciera alojar al protagonista de Nuestro hombre en La Habana, lo que Claire no consiguió por no encontrarse disponible. Seguir leyendo Nuestro hombre en La Habana